Infantilización y cobardía

La infantilización de la sociedad está vinculada, entre otras cosas, a la cobardía y al intervencionismo estatal. A pesar de que el intervencionismo, no es un fenómeno de nuestros días, sí es un fenómeno aceptado por buena parte de políticos y ciudadanos de las sociedades democráticas

Una idea defendida por mucha gente, es que el mercado, fuente de desigualdad, tiene que ser controlado/intervenido por el Estado. ¿Para qué? Para evitar que las desigualdades inherentes al capitalismo, a la economía de mercado, vayan demasiado lejos. ¿Quién decide que las desigualdades han ido demasiado lejos? La izquierda, que por algo es moralmente superior. Pero también, como diría F. Hayek, los socialistas de todos los partidos. O sea, que todos quieren ser socialdemócratas. Que se lo pregunten a Núñez Feijoó, o a su amigo Mariano, dos socialdemócratas.

Una fuente importante de la infantilización de nuestras sociedades, es la de tratar de conseguir la igualdad a través del Estado. No la igualdad entendida como ‘igualdad de oportunidades’, sino la igualdad entendida como igualitarismo. Igualdad en los resultados finales. Esto implica una permanente y sistemática intervención estatal para conseguir ‘la justicia’. La ‘justicia’ entendida al modo izquierdista. O sea, una inalcanzable igualdad real. Que sería un infierno si se consiguiera, pero esa es otra.

Pongamos un ejemplo. Dos futbolistas de un equipo de 2ªB, dijeron: “Los futbolistas son mercancía; si vales vales y si no fuera’’. Es decir, lo fetén es que los dirigentes de los equipos de fútbol fichen a jugadores, aunque sean unas patatas. De este modo se evita la desigualdad y la competitividad. Lo bueno es que se mantenga en el equipo a jugadores que ‘no valen’. Así se mostraría que no son ‘mercancías’.

Esta idiotez nos muestra la inviabilidad práctica del igualitarismo. Si lo aplicamos al ámbito educativo, nos encontramos con otro absurdo. Igualdad en los resultados. ¿Qué quiere decir esto? Que lo importante no es lo que hayas estudiado y lo que sabes de las materias que tienes que examinarte. Lo realmente importante es que, al final, todos seamos iguales. O casi. Con independencia de los méritos de cada uno.

Claro que los izquierdistas hilan muy fino. Resulta que los hijos de las familias ricas tienen ventajas inmerecidas sobre los hijos de las familias pobres. Solución. Se hace la revolución, para eliminar (falsamente) las desigualdades, con los resultados catastróficos conocidos, o bien, sin hacer la revolución, igualamos las notas de ricos y pobres.

Por tanto, para compensar la injusticia (desigualdad) creada por la sociedad capitalista, igualemos los resultados. Siempre a la baja. Ya saben cómo nos califican los informes PISA. En el pelotón de cola de Europa en calidad educativa.

En este contexto, en el que no se permite ‘sufrir’ a nadie, porque el sufrimiento es de derechas, hay que intervenir para que todos seamos felices. Ni notas bajas, ni fracaso, ni nada. ¡Que nadie destaque!  ¡Podrían humillarles!

¿Existen remedios mágicos para evitar esta desgraciada situación de infantilización? No los hay, pero las políticas que fomenten la libertad, la responsabilidad, el esfuerzo y el mérito, irán por el buen camino. Es decir, el camino contrario a la infantilización. Aunque no debemos olvidar que, en la metafórica carrera de la vida, hay gente que se
queda rezagada por circunstancias ajenas a su voluntad, y hay que ayudarles. No dándoles una paguita sino ayudándoles a que sigan su camino. Una sociedad que no protege a los débiles, es una sociedad indecente.

Rojas, en ‘Reinventar el Estado del bienestar’, nos dice que Suecia tuvo que pasar del ‘Estado benefactor’ (por quiebra) al ‘Estado posibilitador’. Lo que supone la participación del sector privado en la satisfacción de las llamadas ‘necesidades básicas’ de las personas.

¿Por qué hay tanto infantiloide en nuestras sociedades?  Porque la libertad (aunque maravillosa) es una pesada carga, como decía E. Fromm, en ‘El miedo a la libertad’.

Dos palabras finales para la cobardía. En el libro ‘La religión woke’, tomo una cita- 1978- de A. Solzhenitsyn, Premio Nobel de Literatura, (en una conferencia en Harvard): ‘la merma de coraje es quizá la característica más sobresaliente que un observador imparcial nota en Occidente’.

Y termino con una frase de Kant: ‘La pereza y la cobardía son las causas de que una gran parte de los hombres permanezca, gustosamente, en minoría de edad a lo largo de la vida.’

Resumiendo, el agobiante intervencionismo estatal (creador de apesebrados de paguita) y la cobardía, representan un serio peligro para una sociedad democrática, porque fomentan la infantilización. Con la colaboración de las criadas mediáticas subvencionadas. Infantilización, es- por ejemplo- resignarse (perezosamente) a la traición/corrupción del autócrata socialista Sánchez y su banda de maleantes. Esto sería un ejemplo de cobardía, estupidez e inmadurez ciudadana, que conduciría al suicidio de la democracia y de España. Alberto, ser centro/centrado, cuando la casa democrática está en llamas, sería de tontos, cobardes, o cómplices.

Ahora (14/3/2024) más infamia.  El Congreso (devenido un establo pestilente) aprueba la amnistía para delitos de terrorismo y alta traición (AQUÍ enlace) a los socios golpistas de Sánchez. ‘Somos la izquierda sin principios’. ¡Votadnos, borregos progresistas!

Recuerde: la criminal Agenda 2030, diviniza al Estado todopoderoso, igual que este socialismo envilecido.


4 respuestas a «Infantilización y cobardía»

  1. el Establo está paras socorrer a sus pobladores en momentos de zozobra ,impidiendo que el humano explote a sus semejantes despiadadamente para mejorar su Status en momentos actuales en los que los principios morales ,éticos y humanos han desaparecido ….por eso Schz y sus socios izquierdosos están de nuevo en el poder pese a las fechorías ,canalladas y trapalladas de sus socios gubernamentales anteriores ………

    aunque le hicieron cumplir aquello de que » nadie se quede atrás «,enfrentándose a la UE con la poderosa Alemania al frente en el coste de la electricidad ….bajando IVAS ,SUBVENCIONANDO carburantes cuando superaron cotas o impidiendo desahucios ,ahora mismo poniendo tope allí donde pueden a los alquileres ,impidiendo la codicia y avaricia de propietarios

    qué cometió cagadas ?¿? pues si …quién no ?¿’ cuando estuvo el del bixtec en la boca ,favoreció a los de siempre ,echó a la gente a la calle de sus casas a patadas y arrastras ,entregándoles las viviendas a los especulatas y usureros ,para después meterlas todas en la Sareb más conocida como el banco malo, es el acrónimo de Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria. Este organismo, creado en 2012, tiene como función comprar los inmuebles propiedad de los bancos a un precio menor para darles activo y sanear sus cuentas.

    para eso si tenía dinero el estado …verdad ?¿ para pagarles el pufo

    en cambio Schz le rastrilló un buen dinero de sus beneficios ,algo bien visto que nos sacan de la piel con su mala atención que va acompañada de reducción de servicios ,y comisiones usureras más altas ……..

    o sea que pese a los ataques ,no vaya ser que impida otra legislatura que venga el ajustador gallego hacernos un traje a medida ,de paso para favorecer a los de siempre ,NO LE ENTERREIS AÚN JAJAJA

    dicho lo cual ,en todo lo subvencionado por el estado tendría que ponérsele una lupa encima sea quién sea el que reparte el dinero público

  2. La ingeniería social se basa en buena parte en las series y filmes, donde los espectadores son captados sentimentalmente, antes que racionalmente, creando vínculos con los protagonistas en lo que se sienten representados. Estos protagonistas siguen guiones perfectamente estudiados para conseguir el efecto deseado en la mayoría. Estos modelos difundidos al por mayor, coinciden con las nuevas pautas progres de turno. El resto de medios apoyan las mismas conductas, todos a una. E igualmente los gobiernos y oposiciones( con posibilidades de gobernar ).
    Estamos viendo hasta donde se puede inducir a la población; inimaginable.

  3. Todo es manipulación, absolutamente TODO y todo el tiempo, en la televisión en series, películas (ayer, sin ir más lejos, emitieron dos apocalípticas en hora punta, «Greenland» y «2012»), telediarios, «realities», documentales, reportajes, anuncios, dibujos animados,..; en los discursos y declaraciones de la escoria política; en la prensa; en la publicidad callejera de toda índole y lugar (letreros, marquesinas, carteles gigantes, paredes). Y si al poco seso y la cobardía de la masa mayoritaria se unen el conformismo, el hedonismo, el narcisismo y demás «ismos», la conclusión es fácil de adivinar.., para frustración, desesperación, indignación, hastío y enojo de la minoría despierta, decente, sensata y valiente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad