Influencia de la homosexualidad en la crisis del sacerdocio

Este artículo realiza una breve mirada a la relación entre la homosexualidad y el sacerdocio en la Iglesia Católica. El análisis revela que el fenómeno de la homosexualidad divide cada vez más al mundo cristiano. La pregunta crucial para los católicos, que es más bien ontológica que moral, afecta a la esencia del sacerdote dado que actúa «en la persona de Cristo» (in persona Christi). La comprensión de los elementos esenciales de la conformidad del sacerdote católico con Cristo, parece determinante para interpretar correctamente la relación entre la homosexualidad y el sacerdocio.

Compartir

No cabe duda de que parte del humo de Satanás que ya dijo Pablo VI que se había introducido en la Iglesia, es la de la sodomía de muchos de sus sacerdotes y religiosos. Los escándalos protagonizados por sacerdotes y religiosos sodomitas han provocado huracanes de indignación entre los católicos, así como división y alejamiento de fieles hasta niveles nunca antes vistos. Tratar asunto tan importante, por su gravedad, es necesario y urgente. Cualquier aportación seria debe siempre ser bienvenida. Cerrar los ojos, como se ha hecho de forma mayoritaria, no sólo por los fieles, sino peor aún por la jerarquía, es lo peor que se puede hacer. Ocultar la enfermedad también.

Ofrecemos a nuestros lectores en primicia en español un importante, documentadísimo y clarificador trabajo publicado en 2017 por Andrzej Kobyliński, profesor de Filosofía en la Universidad de Filosofía Cardenal Stefan Wyszyński de Varsovia, del cual no sólo él, que lo hace, sino cada uno de nosotros debemos extraer las debidas conclusiones.

Por nuestra parte, y entre otras muchas, nos quedamos con la siguiente como principal: mal andan las cosas cuando la jerarquía eclesiástica católica mundial actual duda, debate y se entretiene en decidir si los sodomitas de cualquier tipo y consideración pueden o no acceder a los seminarios y, por ello, a las órdenes sagradas, cuando deberían tener más que claro, como lo tuvieron siempre sus predecsores durante dos mil años, que tal cosa no puede consentirse bajo ningún concepto ni justificación, sea filosófica, moral, ideológica, ontológica o teológica; la mera duda demuestra la falta de fe y de doctrina que corroe a buena parte de la jerarquía y de los sacerdotes y religiosos católicos en la actualidad, siendo ello lo peor de todo.

Para descargar el informe pinchar AQUÍ

 

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*