Informe de la OMS: vacunas reguladoras de la fertilidad

La pandemia, queramos o no, nos ha hecho un gran favor: destapar la realidad que hay detrás de la OMS.

Ciertamente, antes de esta crisis sanitaria, algunos llevábamos un seguimiento sobre las acciones que, tanto esta organización como tantas otras afines a la ONU, llevan a cabo para implantar la ideología de género[1] por medio de programas de salud sexual y reproductiva. Sin embargo, quizás se nos escapaba la realidad que se esconde tras las campañas, muchas de ellas, de vacunaciones masivas.

Investigando sobre ciertas cuestiones, me topé con un documento bastante revelador de la OMS: un informe publicado en el año 1992, en Génova, llamado: «Las vacunas reguladoras de la fertilidad»[2].

Hay quienes tienen puesta la confianza ciegamente en esta organización, así como en su empeño en vacunarnos a todos a toda costa. Sin embargo, su propósito era y es esterilizarnos.

Si analizamos con detenimiento datos, hechos pasados y presentes, comenzaremos a atar cabos sueltos y podemos llegar a abrir los ojos y darnos cuenta de que no es todo tal y como pensábamos.

No es algo que deba sorprendernos, pues ya sabemos que la OMS alienta el aborto y la hipersexualización de los menores mediante la ideología de género[3] 

Anteriormente a este documento, ya en 1972, se estableció el llamado “Programa Especial de la OMS de Investigación, Desarrollo y Formación de Investigadores en Reproducción Humana”[4]. Es decir, que se debía profundizar, como un objetivo principal, el desarrollo y evaluación de métodos nuevos y mejorados de regulación de la fecundidad, puesto que los métodos tradicionales: DIU, pídoras y preservativos, se estaban quedando ya retrasados.

En el informe “Las vacunas reguladoras de la fertilidad”, se observa claramente que pretenden controlar la fertilidad de las mujeres mediante las vacunas.

La OMS dirige estrategias a nivel mundial entre las que se encuentran las llamadas de “políticas familiares”. Esta expresión al igual que la de “salud sexual y reproductiva”, no es más que aborto y métodos anticonceptivos, así como el convencer a las parejas para que tengan pocos o ningún hijo.

Este informe de la OMS expone, en un primer lugar, los antecedentes que llevaron a los científicos a investigar y hacer posible una vacuna que provocara la infertilidad de las mujeres. Punto clave para su impulso supuso la revolución sexual de los años 60.

Ya sabemos que esta revolución fue impulsada por grupos afines al marxismo y produjo un antes y un después en el tema de las relaciones sexuales. Tal podría ser como fruto la apertura a las relaciones sexuales liberticidas, los métodos anticonceptivos, el divorcio, el aborto… y ahora estamos con la ideología de género.

A lo largo del informe, se va explicando el proceso de los ensayos clínicos que pasó por diversas fases. Indicaban las dudas y preocupaciones que surgían, los efectos adversos, los éxitos obtenidos, así como lo que se esperaba lograr. Todo por el bien de la salud de las mujeres. Pues tal y como lo expresan, ellos son los “defensores de la salud de la mujer”.

Pero, además, hay un aspecto altamente relevante que está incluido en este informe: Reconocen que las investigaciones que se habían realizado anteriormente sobre el control de la fertilidad de las mujeres, tenían como fin disminuir la población.

Entre la década de 1960- 1970 hubo casos de mujeres que fueron esterilizadas sin su conocimiento y que fueron inscritas en ensayos de anticonceptivos o inyectables sin que se les facilitara el documento del consentimiento informado.

En algunos países, no se informó a las mujeres sobre los posibles efectos secundarios de métodos como el dispositivo intrauterino (DIU).

El resultado fue la sospecha acerca de programas o políticas que parecían estar impulsando la planificación familiar.

De hecho, al hacer un análisis de textos sobre políticas demográficas y de población de las décadas de 1960 y 1970 se desprende claramente que el objetivo demográfico de controlar el crecimiento de la población fue la principal motivación para la investigación y la introducción de los primeros anticonceptivos «modernos» (p. Ej., La píldora y DIU).

Thomas Malthus

Se partía de la hipótesis de que reducir la tasa de crecimiento de la población contribuiría al desarrollo económico. Ideas que, si recordamos, provienen de la teoría de Thomas Malthus en el 1798.

Pero en aquellos años, los movimientos de mujeres, tanto de los países en vías de desarrollo, así como los desarrollados, comenzaron a ver la investigación anticonceptiva y las políticas de población como parte de un intento global de controlar la población al enfocarse en los cuerpos de las mujeres.

Es por ello por lo que las disfrazaron de políticas medioambientes, con el cambio climático y se comenzó a mentalizar a la sociedad y, a las mujeres en concreto, para que cambiaran sus estilos de vida familiares a familias más pequeñas. De hecho, ese mismo año, en 1992, tuvo lugar la Cumbre de la Tierra en el Rio de Janeiro que dio lugar a la Agenda 21. Todo un programa para despoblar la población con el fin de preservar a la Tierra de la acción destructora del ser humano.

Y no por casualidad, en este informe, entre los que aparecen aportando grandes sumas de dinero para llevar a cabo la elaboración de estas vacunas, se encuentra la Fundación Rockefeller. 

Actualmente parece que ser que tan sólo una minoría de la población está teniendo en cuenta la realidad que se esconde tras la ONU.

Pero no debería de ser algo que nos sorprenda a estas alturas, pues ya ha pasado más de un año de mentiras y manipulaciones por medio de los grandes medios de comunicación comprados por las élites globalistas. Muchos son los estudios que están elaborándose que avalan el objetivo de la OMS de reducir la población mundial. Ejemplo tenemos en el informe publicado por la Asociación Libertas[5], que relacionan la posible esterilidad con las vacunas contra el Covid-19.

Esto considero que, como mínimo, nos debería de hacer reflexionar y ponernos en alerta para protegernos.

Para buscandorespuestasemet

-o-

[1] https://buscandorespuestasemet.com/relacion-ideologia-de-genero-nuevo-orden-mundial/
[2] Fertility regulating vaccines : report of a meeting between women’s health advocates and scientists to review the current status of the development of fertility regulating vaccines, Geneva, 17-18 August 1992 (who.int)
[3] La OMS y su perversa sexualidad infantil – ideología de género (buscandorespuestasemet.com)
[4] OMS | Programa Especial de Investigaciones (HRP) (who.int)
[5] Informe Vacunas-Esterilidad – LIBERTAS (asociacionlibertas.es)

2 respuestas a «Informe de la OMS: vacunas reguladoras de la fertilidad»

  1. Buen artículo. Permítaseme, sin ánimo de ser exhaustivo, el siguiente comentario. La Humanidad está siendo dominada, lo crean o no, por los siervos del maligno, la eterna pugna del mal contra el bien (por todos, «La guerra oculta», bibliografía citada). Existe abundante bibliografía al respecto; sin embargo, existe una enorme cantidad de seres humanos que se niegan a reconocer las evidencias, esa, y, no otra, es la mejor estratagema del maligno, hacer creer que no existe. Mientras, desde hace siglos, viene urdiendo el plan de instalar un gobierno mundial esclavizador, con el pretexto de mejorar la calidad de vida; un claro ejemplo, sería el memorando 200 (Informe Kissinger) [1]; existe una película sobre el tema: Acción Ejecutiva (USA 1973), dirigida por David Miller y protagonizada, entre otros, por Burt Lancaster, Robert Rayan, etc. [2]; así mismo, citar el denominado gran reinicio (bibliografía citada); también, vemos la denominada Agenda 2030, implementada por las Naciones Unidas, signada en 2015, por 193 países; curiosamente, sin consultar a sus respectivos conciudadanos. Por supuesto, todo ello con el loable pretexto de mejorar la calidad de vida de los habitantes del planeta (…) [3]. Conclusión, itero, nada de negacioncitas ni conspiratorios, estamos en manos del poderes luciferinos extrahumanos que dominan a los gobernantes y políticos del planeta; véase la película «Ellos viven» (titulo original en inglés: They live), USA 1988, y dirigida por John Carpenter [4]. Finalmente, recomendar la charla ofrecida por Javier VILLAMOR (periodista), sobre el Nuevo Orden Mundial [5]
    Bibliografía recomendada:
    – ACEVEDO WHITEHOUSE, Karina VV:AA., «El engaño más grande en la historia de la salud», La Regla de Oro, Madrid (4ª edición septiembre de 2021)
    – FORCADES i VILA, Teresa, «Los crímenes de las grandes compañías FARMACÉUTICAS», Cristianismo y Justicia, Cuadernos 141, Barcelona (julio 2006)
    – FUKUYAMA, Francisc, «El fin del hombre», Ediciones B.S.A., Barcelona (2002)
    – GOTZSCHE, Peter C., «Medicamentos que matan y crimen organizado. Como las grandes farmacéuticas han corrompido el sistema de salud», Los libros del lince, s.l., Barcelona (2ª edición noviembre 2014)
    – LANCTOT, Ghislaine, «La mafia médica» Ediciones Vesica Piscis, Granada (julio 2010)
    – MALYNSKI, Emmanuel y PONCINS (de), León, «La guerra oculta» (1936); reeditada por Omnia Veritas, ltd.,
    – Dra. MIKOVITS, Judy y HECKENLIVELY, Kent, «Plaga de corrupción científica», E. La Tempestad, Barcelona (2020)
    – SCHWAB, Klaus y MALLERET, Thierry, » COGVID-19: El gran reinicio», Foro Económico Mundial, Suiza (2020)
    Citas utilizadas (última consulta realizada el 13/10/2021)::
    [1] https://docs.planoexistencial.com/pdf/informe-kissinger-completo.pdf
    [2] https://www.youtube.com/watch?v=hWyPGclz0Z8
    [3] https://www.agenda2030.gob.es/objetivos/
    [4] https://www.youtube.com/watch?v=OQd563H5FK0
    [5] https://www.youtube.com/watch?v=JN29cPyUeOo

    1. Hola Jhonny. Excelente aportación muy bien documentada.
      Tal y como comenta, la inmensa mayoría de la población ignora que haya unas élites moviendo los hilos así como las industrias que se lucran de ésto.
      Afortunadamente la pandemia ha hecho que más gente se despierte.
      Debemos seguir destapando las mentiras.

      Gracias por su aportación.
      Un saludo

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad