Irene Barajas: la solución para abortos CERO

Irene Barajas

Irene Barajas. 22 años. Estudiante de Farmacia y Biotecnología, lleva dos años y medio haciendo rescates ante clínicas abortistas con la Escuela de Rescatadores Juan Pablo II Más Futuro de Madrid. En esta entrevista reflexiona sobre su experiencia, explicando la necesidad de cubrir todos los turnos para reducir el aborto a la mínima expresión.

¿Por qué decidió involucrarse en el tema de los rescates?

Porque no quería vivir en la indiferencia e ignorancia. El aborto hay que combatirlo actuando, no sirve de nada quejarse sin implicarse. “Así también la fe, si no tiene obras, está realmente muerta.” (Santiago 2:17)

Si todos los provida nos movilizásemos el aborto se terminaría, el problema es que el gobierno a través del miedo está consiguiendo controlar a la población. Debido a la reforma del código penal mucha gente ha dejado de ir a rescates y, por tanto, hay muchas mujeres que tienen cita para abortar y no consiguen hablar con ningún voluntario. Si tuviéramos voluntarios suficientes para cubrir toda la jornada laboral de los abortorios el número de bebés matados descendería de más de 88.000 al año a prácticamente 0. La frase que más se repite en rescates es: “¿Por qué no os vi antes de entrar a abortar? No lo hubiese hecho.”

Es hora de actuar y defender la vida de estos bebés, no hay que tener miedo. “Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque el reino de los cielos les pertenece.” (Mateo 5:10)

¿Cuáles es el balance que haría de estos dos años y medio?

El balance es muy negativo, cada día matan a muchos bebés, muchos más de los que la gente se piensa. Mueren sin poder defenderse y sufriendo mucho físicamente, voy a decir las cosas claras y como son, o les trituran, o les succionan o les queman vivos con inyecciones hidrosalinas. Nadie habla del dolor fetal, porque aportaría al feto la condición de ser humano, algo que va en contra de los intereses promotores del aborto. El Doctor David Prentince en numerosos artículos científicos explica que “los mecanismos de supresión del dolor no se desarrollan hasta la semana 32”. Como consecuencia, el niño abortado a las 20 o 30 semanas no solo siente dolor, sino que lo siente de manera más amplia, intensa e incesante que un adulto.

¿Cómo puede haber un porcentaje tan alto de la población que frente a esta realidad se mantenga indiferente?

¿Qué experimenta cuando se logra salvar una vida?

Una felicidad absoluta. Desde que nació el primer bebé que salvé (gracias a Dios) no he podido dejar de ir a rescates. Es muy gratificante el ver que, por dos minutos de tu tiempo, simplemente por decir “te ayudamos” se puede prevenir que un bebé muera descuartizado.

También se sufre mucho cuando finalmente las madres acaban abortando…

Se sufre mucho cuando ves a las mujeres salir destrozadas de abortar y te dicen “que rabia no haberos visto antes”. Pero el número de voluntarios que tenemos es limitado, no podemos cubrir todas las horas.

Igualmente hay momentos duros en los que os insultan y os amenazan…

Nos insultan y nos amenazan porque saben que pierden dinero por nuestra culpa, que es lo único que les interesa. Su objetivo es impedir que hablemos con las mujeres porque son conscientes de que en el 99% de los casos las mujeres no quieren abortar y que lo único que necesitan es saber que no están solas y que hay ayudas.

Pero en general es una labor muy gratificante…

No hay ninguna madre que se arrepienta de haber tenido a su hijo. Siempre nos dan las gracias.

¿De dónde sacas la fuerza para ir a los rescates sin miedo?

De Dios. Mucha gente me dice, “no hables del aborto públicamente que seguro que te repercute en tu vida profesional.” Y desgraciadamente, tienen razón, pero no voy a entrar en la dinámica de la ingeniería social del miedo. Prefiero vivir defendiendo la verdad y no en silencio por miedo. Hay que tener miedo del mal, no del bien y en rescates lo único que se hace es ayudar.

Yo animo a todo el mundo a que se una a rescates, si somos cristianos la única opinión que nos tiene que importar es la de Dios, no nos puede frenar el miedo y el que dirán.

¿Por qué además de la oración es importante, que la misma oración os de fuerzas para pasar a la acción?

La oración es súper importante porque quien hace los rescates es Dios y no nosotros. Pero con rezar no basta, hay que actuar también (siempre que las circunstancias personales lo permitan).

No quiero que esto se malinterprete, hay personas que, aunque quieran, no pueden venir a rescates y gracias a su oración conseguimos salvar a muchos bebés. Y estoy segura de que detrás de cada bebé rescatado hay muchas oraciones de monjas de clausura que dedican su vida a rezar por los demás, algo que considero super necesario.

No estoy diciendo que el rezar sea algo secundario, a lo que me refiero es que, los que podamos, deberíamos de implicarnos más, porque las injusticias no se combaten desde el silencio, se combaten saliendo a la calle. Yo siempre pienso esta frase que escuché en una homilía: “cuando nos muramos Dios nos va a pedir que rindamos cuentas del bien que pudimos haber hecho y no hicimos.” Los bebés no tienen ni voz ni fuerza para defenderse, y creo que, como cristianos tenemos el deber de protegerles y defenderles.

¿Qué diría a otros jóvenes para que se animen a hacer rescates?

No paro de repetir lo del miedo, pero creo que es el principal impedimento, más que la pereza. Que no tengan miedo de los hombres, y sí de no actuar conforme Dios manda.

La gente se piensa que es imposible terminar con el aborto porque es una industria que mueve muchos millones y están muy equivocados. Claro que es posible terminar con el aborto, pero para eso hay que rezar, actuar y no callarse. Es decir, no tener miedo a exponer tus ideas y defender tus principios, aunque por el camino tengas que renunciar a muchas cosas. “Porque ¿busco yo ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O es que intento agradar a los hombres? Si todavía tratara de agradar a los hombres, ya no sería siervo de Cristo.” (Galatas 1:10).

¿Cuál es el caso que más te ha impactado en todo este tiempo?

El caso que más me impactó fue el de una chica que habían violado y que tenía cita para abortar. Me acerqué a hablar con ella y le dije “en el abortorio te habrán dicho que la solución es abortar, pero no lo es. El aborto lo único que va a hacer es sumar más dolor a tu situación. Nosotras estamos aquí para ayudarte, no estás sola.” Gracias a Dios decidió seguir adelante con su embarazo y desde que nació su hija es otra persona. Pasó de estar con depresión y sin ganas de vivir a dar gracias cada día por su vida y la de su hija.

Es incoherente que ante un acto tan violento como el de una violación la solución que te ofrezca la sociedad sea responder con más violencia aún. El aborto nunca soluciona un problema, solo destruye y por duplicado, destruye físicamente al bebé y mentalmente a su madre, no hay ninguna mujer a la que un aborto le deje indiferente.

Muchas personas tienen una postura contraria al aborto, salvo en casos de violación y esto es una incongruencia. La vida se defiende sin excepciones, no te puede parecer justificable el que maten a bebés en determinadas situaciones. Esto lo resume muy bien Santa Teresa de Calcuta, a quien tenemos que tener como ejemplo, “la amenaza más grande que sufre la paz hoy en día es el aborto, porque el aborto es hacer la guerra al niño, al niño inocente que muere a manos de su propia madre”.


5 respuestas a «Irene Barajas: la solución para abortos CERO»

  1. OJOS CERRADOS POR EL ADOCTRINAMIENTO EN LOS CUATRO ENTES DE LA ECONOMÍA, POLÍTICA, CIENCIA y RELIGIÓN:

    Nada es lo que aparenta ser o nos han hecho creer y has aceptado sin cuestionar. La batalla final es inminente e imposible de imaginar o discernir, evidentemente para los ojos cerrados de espíritu. El apocalipsis no significa destrucción, nos han adoctrinado desde nuestro nacimiento en los cuatro entes citados, matriz arquetípica cultural. Apocalipsis, significa revelación de la matriz que mantiene dormidos los ojos del espíritu, por eso han creado sus agendas de terror, crimen e ingeniería social multicultural y transhumanista hacia ese orden o mantra que recitan y siempre fracasa en cada civilización.

    La historia se repite // TREMENDO MINI INFORME
    https://nptmedia.tv/video/historia-se-repite/

    Saludos cordiales

  2. El aborto es un crimen.
    El crimen más odioso, porque la madre y los asesinos, saben que la víctima es un inocente.
    Que a nadie ha hecho daño.
    Pero además es un crimen de lesa Patria, cuando el descenso imparable de la demografía la pone en peligro.
    El Estado debería tomar la iniciativa contra el crimen de una forma tan sencilla como crear una institución -dentro del ministerio correspondiente- que se hiciera cargo de esas pobres criaturas evitando su muerte y posibilitando su adopción.
    Yo estoy convencido de que esto se hizo con frecuencia en el Régimen anterior por instituciones religiosas.
    Si bien, al no estar legalmente reglamentado y por ello no controlado, pudo en muy contados casos dar lugar a un negocio.
    Desde luego en un número mucho menor de casos que el que tiene lugar el infame negocio de los abortorios.

  3. Por suerte hay mucha gente así. Algún día el aborto será considerado un crimen del pasado, pero no por por sí solo, sino por todos los que lo combaten y no se quedan en el «ahora es lo que hay».

  4. No solo por lo que hace sino también por lo que dice, cargándose de razón. Me hace recuperar la fe en la humanidad, tan maltrecha últimamente. Mientras queden personas así defendiendo el Reino este mundo seguirá un día más. Se enfrenta a todo el poder de este Mundo (nunca ha estado tan concentrado en tan pocas manos y tan manchadas de sangre) que va justo en sentido contrario; pero sabe que no está sola porque Dios está con ella; tiene convicción, fe verdadera. Está en el lado bueno; pero aún así se precisa una gran valentía, como la de todos los mártires. Nos hacen pequeños a todos.
    Que mundo tan distinto si todos fuéramos como ella. Hubo un tiempo en que esta fe caló entre tantos, que derribó un imperio sustentado en el sacrificio. «Misericordia quiero, y no sacrificio»; justo ahí se cargaron el Odre Viejo y se están terminando de cargar el Nuevo. (Daniel; vino el Cristo y convirtió a muchos…)

    Irene. Que gran persona, mujer y madre (si lo es). Ejemplo para todos. La madre, es lo mejor que nos ha pasado a casi todos.

    La Doctrina de los Doce Apóstoles (Didaché, siglo I): «No harás abortar a la criatura engendrada en la orgía, y después de nacida, no la harás morir».
    Tertuliano, Padre de la Iglesia, siglo II: No es lícito matar hombres o niños, ni desatar aquellas sangres que en el embrión se condensan. La Ley nos prohíbe el homicidio, nos manda no descomponer en el vientre de la madre las primeras líneas que con la sangre dibuja la organización del ser humano, por lo que impedir el nacimiento es homicidio anticipado. No existe diferencia entre matar al que ya nació y desbaratar al que se apareja para nacer, que también es humano el que comienza a ser».

    Cuando el espermatozoide fecunda el ovulo, se forma el cigoto, que ya es una célula viva, con toda la información genética que hace a ese Ser Humano irrepetible; (es indudablemente un ser, porque es… existe; y es humano, porque es de esa especie, y no de ninguna otra). Información genética que lo largo de su vida (en su caso) nunca cambiará de forma natural. Esa célula primera, tan inmediata a la cópula procreativa (creced y multiplicaos), simplemente se irá dividiendo; primero en dos, cada una de las dos en otras dos y son cuatro, esas cuatro en ocho, y así sucesivamente… nunca dejarán de multiplicarse hasta el último aliento; un ser humano adulto tiene unas 10 elevado a 13 células (uno seguido de 13 ceros). Cada una tiene programada su función de acuerdo a esa información genética primera. Y todas partieron de esa primera, el Cigoto; un Ser Humano Irrepetible y Vivo (valga la redundancia). Todos hemos sido unicelulares una vez en la vida.

    Los que están contra los nacimientos (eugenesia) son los mismo que están con la eutanasia, que es quitar gente de en medio. Cosa que se ha desatado desde el 2020 a escala global. Lo llevan diciendo siglos, se lee en el libro V de la Republica de Platón, y para todos los masones como Galton y su primo Darwin, como Nietzsche, como Rockefeller o Rothschild, como para todo masón de izdas o dchas, como para toda la escoria Disraeli que siembran (roja o arco iris), es una obsesión patológica y hasta genética imponer la ley del más fuerte/apto/mejor, lo que les da permiso y hasta les obliga «para mejorar la especie» a eliminar al débil que diría el clásico grecorromano. Y si, efectivamente, es justo lo contrario del cristianismo, de ahí la eterna persecución al cristiano (de verdad) de todas sus excrecencias. Y de ahí lo de la misericordia para con el ser humano desfavorecido en lugar del sacrificio del mismo, considerándolo como al resto de las especies, como a las bestias.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad