IX Congreso de Catalanidad Hispánica: “La Cataluña olvidada: su españolidad en los siglos XIX y XX”

Barraycoa

Este viernes 30 de junio y el sábado 1 de julio, tendrá lugar el IX Congreso de Catalanidad Hispánica, bajo el título “La Cataluña olvidada: su españolidad en los siglos XIX y XX”. Entrevistamos a Javier Barraycoa, presidente de Somatemps, entidad organizadora de este ya tradicional encuentro de patriotismo español en Cataluña.

Son nueve congresos ya, ¿cómo lo valora?

Para los tiempos que corren una heroicidad. Los medios son mínimos y la constancia de nueve años y otro de Covid por medio, ha demostrado que Somatemps es una entidad fuerte que tiene mucho que aportar en la comprensión de los errores del nacionalismo, su mitificación y, lo más importante, aportar una idea fuerte de la Cataluña hispana, ante la que los independentistas deben callar.

¿Por qué este año lo dedican a los siglos XIX y XX?

Como se puede comprobar en el programa examinaremos dos de lo siglos en los que más floreció el sentimiento patriótico español en Cataluña. Esta evidencia el nacionalismo tiene que ocultarla, pues sino su relato dejaría de funcionar. Estos siglos, especialmente el XIX han sido llamados los de la “españolísima Cataluña”.

¿Desde que enfoque se tocará este tema troncal?

Vamos a contar con excelentes investigadores que nos hablarán de la cuba española defendida por catalanes, todos los movimientos de un patriotismo tradicional que salpicaron el siglo XIX, se demostrará cómo Companys arruinó Cataluña llevándola a uno de los períodos más terroríficos (en sentido literal) de su historia. También se recordarán a todos aquellos catalanes que antes, durante y tras la guerra civil estuvieron luchando por una España nacional, que no nacionalista.

O sea, que siguen en su línea de desmitificar el nacionalismo.

Pues sí, una de las últimas ponencias estará dedicada a deshacer la falacia del relato de la Renaixença. Llevamos un siglo tragando esquemas mentales absolutamente falsos.

Me han dicho que este año habrá algo especial.

Sí, ciertamente, vamos a homenajear a una veintena de héroes anónimos que en 2017 lucharon en primera línea contra el separatismo. Fueron unos valientes que deben ser reconocidos. Tras el “procés” muchos han querido sumarse a caballo ganador. Pero los que estuvimos ahí, sabemos quiénes estábamos. Evidentemente nos dejaremos muchos nombres por el camino, pero ha de ser un homenaje para todos ellos.

Parece que España va a cambiar de ciclo político, ¿tiene esperanza?

No soy muy de partidos, después de unos ciclos vienen otros y parece que no se avanza hacia ningún lado. Todo giro electoral no sirve para nada sino se cultiva constantemente el asociacionismo, la discusión de ideas, las plataformas de apoyo. Sin sociedad civil detrás y asociaciones reales y autónomas, los giros políticos de nada valdrán. Durarán una temporada y nos abocarán nuevamente al desastre. Es urgente, además, conocer la historia para juzgar correctamente nuestros tiempos críticos.

¿Cómo puede uno enterarse del programa del Congreso?

En este enlace encontrará los datos. Muchísimas gracias.


9 respuestas a «IX Congreso de Catalanidad Hispánica: “La Cataluña olvidada: su españolidad en los siglos XIX y XX”»

  1. Un comentario -que espero y deseo sea bien interpretado- al respecto de este Congreso al que le deseo un feliz éxito. Actividades rigurosas y honestas como ésta son necesarias a fin de lograr un justo entendimiento y evitar posturas radicales de uno y otro signo en el problemático tema de la integración en la unidad de España de los diferentes pueblos que la componen.

    Mi opinión personal al respecto de este Congreso a celebrar en Barcelona es que la organización (Somatemps) debería cuidar más el cartel de su presentación, pues contiene faltas ortográficas (“Catalanitat Hispánica”, lo correcto sería “Catalanidad Hispánica”, a no ser que se pretenda enfatizar el uso común de términos españoles y catalanes en frases breves y títulos).

    Por otro lado, tratándose de un Congreso en Barcelona y siendo organizado por una entidad que se supone quiere posicionarse en un lugar de concordia y que respeta por igual ambas lenguas, español y catalán, encuentro que el cartel del Congreso debería contener el texto en ambas lenguas, o bien, editar dos carteles (a no ser que el Congreso se dirija exclusivamente a un público castellano parlante). Aunque la práctica de redactar en bilingüe siempre implica mayor complicación, creo que queda justificada por la sensibilidad existente al respecto.

    Finalmente, no veo que el programa del Congreso anuncie ninguna ponencia/conferencia en catalán. Es de suponer que todas ellas serán en español. De ser así, quizás hubiera sido preferible incluir alguna en catalán.

    En fin, son reflexiones personales al respecto. Desde luego, cada entidad privada es libre de hacer lo que mejor crea.

  2. Fuera de tema: esta mañana se había repuesto un artículo de hace un tiempo sobre la conquista del mundo con una película animada y tal, pero ya no lo encuentro ¿Ha desaparecido por error técnico o similar?

  3. Como todas las iniciativas del SOMATEMPS, una gran idea que hay que apoyarla.
    Ni que decir tiene la propuesta de mi querido amigo MIQUEL de escribir y hablar en CATALAN, nada complicada ya que todos sois catalanes y lo hablais.
    Un abrazo muy fuerte desde Bélgica
    DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

  4. No estoy de acuerdo en absoluto con el tema del idioma; eso limitaría totalmente a las personas que pudiesen asistir a dichas conferencias, p. e. yo no podría aunque me desplazase con tal motivo hasta allí, lo que convierte a tales reuniones en círculos exclusivos y cerrados; hay que estar muy obcecado para no verlo. Solo esta razón invalida todas las disquisiciones al respecto.

    Es una de las pocas cosas en que no estoy de acuerdo con José Antonio, que consideraba “la unidad de destino en lo universal” (la frase está bien y “pega”) dejando sin importancia o muy relativa a raza, idioma, etc. como constituyentes fuertes de una nación. Para mí que estaba influido al conocer Cataluña y su padre haber estado allí destinado.

    Pues yo creo que no, que la más importante es el idioma y por tanto la cultura; solo como pincelada: ¿Consideraría usted el mismo país a un lugar donde tuviese que aprender idiomas cada dos pasos? ¿Consideraría que pertenece al mismo país con gente que realmente se niega a entenderse con usted? ¿Consideraría mismo país aquel que le niega trabajo, oportunidades, puestos de importancia y desarrollo personal por no hablar un idioma distinto al de teórico origen común y por tanto le negase su validez?

    Déjense de zarandajas y si de vedad creen en el “timo constitucional” de los idiomas (algunos no llegan ni a dialectos) y las naciones y si todos estamos tan concienciados al respecto, pues adelante, ¡váyanse y déjennos tranquilos! porque con estos “amigos” no necesitamos enemigos.

    Esto para empezar. Espero la llegada de algún “listilllo” y censurador, que también les hay por estos lares.

    1. Se trata de un tema complejo y que fácilmente se presta a desencuentros y sobre el que algunos pocos, de uno y otro signo, les gusta provocar confrontaciones artificiales. Y, desde luego, algo consiguen al crear un cierto clima de animadversión entre los diferentes pueblos que componen España y cuya variedad de caracteres enriquece nuestra nación. Y esta diversidad lingüística y cultural no debería ser ningún obstáculo para la unidad de España, pero quizás hay quienes están interesados en que esto no sea así. Por eso mismo se hace necesaria una pedagogía sobre este tema, y a esto han de contribuir iniciativas como la de este Congreso organizado por Somatemps.

      Por lo que respecta al Congreso, lo único que decimos es que sería una deferencia y estaría más acorde con la sensibilidad de toda la población de Cataluña el publicar un Cartel anunciador en los dos idiomas, e incluir en el programa una conferencia en catalán, a la cual, lógicamente, estarían invitados todos los asistentes sin excepción, acudiendo a la misma quienes quisieran. Incluso le diré que yo he presenciado casos en los que conferencias y cursos anunciados con días de antelación en catalán, llegado el momento, el ponente antes de comenzar ha preguntado al público asistente si entendía el catalán, y ante alguna negativa y por consideración, ha expuesto en español. En fin, con buena voluntad se evitan conflictos y todo es más fácil.

      1. En primer lugar contésteme a las preguntas que hago en el anterior comentario y déjese de rodeos y buenismo, que en su caso puede ser bienintencionado, pero que es el timo usado por el sistema cuando algo se le enfrenta.

        Además le hago otras preguntas: ¿Puedo estudiar en Cataluña lo que desee y en el lugar que desee en otro idioma que no sea él “catalán”? ¿Puedo acceder a determinados puestos sin tal “idioma”? Bueno, quizá a limpia escupideras, te dejan, para reírse. ¿No es eliminado por tanto mi desarrollo personal y no se me roba futuro y vida? Podemos seguir hasta el infinito, pero por ahora ahí queda. Por tanto y si quiere puntualizar conteste en primer lugar a todo este rosario de cuestiones.

        Los arboles no nos dejan ver el bosque; claro que hay intereses en el enfrentamiento, pero esos no proceden de “Castilla” sino de Cataluña y su terrorismo social, además del otro si se precisa pero para eso ya tenían a los “vascos”, que son muy inteligentes y valientes, para hacerles la labor.

        El separatismo, el terrorismo y la delincuencia en general tienen muy claro, en todo el mundo, la importancia del idioma, por eso lo utilizan como ariete. Parece que los “buenos” no lo entienden, pobrecillos no lo saben ¿o quizá no son tan buenos?

        Por supuesto es una de las estrategias utilizadas por la masonería (mira por donde ¡ya salieron!) en su finalidad de la destrucción completa de España, iniciada hace siglos y que parece estar ya aquí, suponiendo que no esté destruida en el momento actual.

        Total, que terroristas y masones abogan por esta estrategia rodeándola de bondades sin fin ¿y las personas “normales” también? Por tanto, ¿no serán terroristas y masones tales personas?

        Es vergonzoso que se haya hecho aprender a la fuerza a la mayoría de las personas tal “idioma”, como si de un campo de concentración se tratará, personas que ni siquiera proceden de esa tierra, y se nos venga ahora con que allí se habla “catalán”. ¡Y chino si obligas por la fuerza a ello!

        Esta “diversidad lingüística y cultural” como usted dice SÍ es un obstáculo para la unidad de España y mucho más si es impuesta por la fuerza tal “cultura”. Le repito una vez más: conteste a las preguntas que hago en estos artículos y entonces verá que no es posible la unidad de España en estas circunstancias, como bien saben los terroristas y los masones, por eso lo fomentan.

        Con “buena voluntad” como usted dice no se pueden evitar conflictos en los que una de las partes será privada de sus derechos, pisoteada, insultada y además robada. ¿No le parece mucha buena voluntad?

        Pero ya digo, ¡váyanse que menudo peso nos quitan de encima! Desde luego el éxito del terrorismo y la masonería ha sido completo, con la aquiescencia, el aplauso y el voto de los “buenos” y esto no tiene vuelta de hoja.

        Venga, a disfrutar de su libertad en la República catalana, pero sin utilizarme a mí de esclavo, que es su finalidad real.

        1. No es mi intención entrar aquí y ahora en un debate sobre la cuestión España vs Cataluña. Mi primer comentario se centraba exclusivamente en el citado Congreso y, en concreto, sobre su cartel anunciador y sobre el programa del mismo. Adicionalmente, en una segunda intervención, he hecho alguna alusión genérica con motivo de su comentario. Sólo remarcar que -al igual que muchísimas personas más- no comparto y rechazo toda acción, ya sea por parte de instituciones, de grupos colectivos o de personas individuales, que atente contra cualquier persona por razón de la lengua en la que se expresa. Esto puede parecer un discurso propio de un político, pero es para evitar una interminable (y seguramente inútil) serie de respuestas, réplicas, etc.
          Saludos.

  5. Efectivamente, su «respuesta» es la de un político demagógico.

    Responda a lo que se plantea y pregunta, no yéndose por las ramas y con el discursito manoseado de siempre.

    En caso contrario y si no tiene respuesta o ésta le es imposible expresar al evidenciar todas sus falacias y traiciones, no conteste, tenga un poco de sentido común y no conteste.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad