Juana de Arco Rivas, Retrato de una femihistérica

Juana Rivas, lágrimas de cocodrilo

Los hechos son tan conocidos, del dominio público, que creo no es necesario volver sobre ellos.

De cualquier forma, quienes desean más información, pueden leer, o releer, mi artículo, realmente premonitorio, “La Justicia de Juana”, publicado en varios diarios digitales.

Juana (de Arco) Rivas, la heroína del feminista más radical e intransigente, una pobre desgraciada en mi modesta opinión, fue utilizada por la “directora”, y supongo que única empleada del centro de protección a la mujer, o como se llame, de un pueblo andaluz, de escasamente diez mil habitantes.

Una individua, supongo que enchufada, en ese chiringuito, montado por el partido correspondiente, para dar acomodo a los suyos…

Esta fulana, que por cierto miraba a Juana con ojos de deseo, aunque es posible que solo sea una suposición mía, hacía unas declaraciones “jurídicas” –bueno, en realidad populistas y demagógicas, carentes de cualquier rigor, e incluso de unos meros conocimientos legales-, diciendo que los Tribunales españoles se estaban equivocando con su “protegida”.

Creo que hasta le oí descalificar al Tribunal Constitucional, ¡diciendo que no tenían ni idea de temas constitucionales!

(Luego resultó que no era ni abogada, y era una simple licenciada en Derecho).

Pues bien, a lo que íbamos: la Audiencia Provincial condena a Juana Rivas a cinco años de prisión, por dos secuestros, en la persona de sus hijos.

Recurrida la sentencia ante el Tribunal Supremo, éste rebaja la pena a la mitad, diciendo que solo se había producido un único delito, como si los dos niños fueran trozos de queso, que se pueden integrar en una solo…

Los delitos contra las personas siempre se penan caso por caso, y no en conjunto, pues ello supondría un desvalor del delito, y una pérdida de la especial protección que el Derecho brinda a los seres vivos, pero por lo visto la Sala Segunda también se ha vuelto feminista.

Esta nueva pena, de dos años y medio de prisión, supondría el ingreso de Juana de Arco Rivas, paladín del feminismo y claro, eso Unidas Podemos no lo podía permitir, y mucho menos esa mema con balcones a la calle llamada Irene Montero, la ex cajera de supermercado.

¿Pero no habíamos quedado que los indultos son incompatibles con un auténtico Estado de Derecho…?

Francesco Arcurri, el padre

Se presiona al presidente por desgracia Pedro Sánchez (Zapatero era el presidente por accidente), y el consejo de ministros, más chulos que un ocho, deciden indultar parcialmente a Juana de Arco, la femihistérica, en unas rebajas rebajadas, dejando su pena en algo simbólico, de un año y tres meses de prisión, que excuso decirles, nunca cumplirá, pues no hay juez en España que tenga los cojones para exigir su cumplimiento, pues iba a ser atacado inmisericordemente por todas las femihistéricas, y podía dar su carrera por acabada…

Vista esta nueva patada del gobierno al estado de derecho, solo me resta preguntarles en voz alta: ¿en qué país vivimos…?

Paren el tren, que yo me apeo.

https://www.graueditores.com


7 respuestas a «Juana de Arco Rivas, Retrato de una femihistérica»

  1. Efectivamente, una femihistérica…
    Ahoa hay otra madre que ha secuestrado a sus 3 hijos. Obviamente, piensa que todo el monte es orégano, visto lo bien que le ha salido a Juana Rivas.
    ¿Pero es que nadie piensa en los sacrosantos derechos de los hijos, menores de edad, para más inri…?

  2. Este mamoneo judicial y legal es lo que hipócrita ente los rojos y sus becarios denominan «la legalidad republicana», y si viniera Franco a poner fin a este estado de cosas (porque este asunto es sólo un botón de la muestra en un país donde sales al cine y cuando regresas se han metido en tu casa y te quedas sin ella, y tu verás dónde duermes esa noche y a partir de entonces, y si les cortas la luz para no pagarles encima el despilfarro, el juez te mete a tí en la cárcel por acoso) que son la antítesis del verdadero Estado de Derecho, entonces dentro de 70 años se enseñaría en los colegios que Franco se levantó contra el orden legalmente instituido, como ahora se dice la patraña de la legalidad republicana
    Dónde está el orden ni la legalidad ni la Ley?, si eso no existía en 1936 y tampoco existe ahora

    1. Así es.
      Yo que soy jurista, de profsión, sigo que no estados en un estado de derecho, sino en un estado de deshecho, que no es lo mismo…
      Todos los años voy unos días al pueblo de mis ancestros, donde están mis raíces. (Siempre he pensado que una perona sin raíces, no es nada).
      Pues bien, cada año tengo más miedo a salir de casa, ante el temor de que, a la vuelta, ya esté OCUPADA, y tenga que seguir pagando el agua, la luz, los impuestos, los gastos de comunidad, etc., ante el temor de que los okupas me denuncien «por coacciones», y hay condenas al respecto.
      ¿Ustedes creen, de verdad, que vivimos en un auténtico estado de derecho, cuando el gobierno enmienda la plana a los tribunales, indultando a quién ellos, desoués de un juicio con todas las garantías procesales, condenan…?

  3. Alucinante, pifias del sistema jurídico que impidieron a esta mujer defenderse, 13 peritajes (de 13 peritos diferentes9 diciendo que actualmente los niños sufren maltrato del padre y que cada vez están peor (sí, del padre), un ‘padre’ que arremete con querellas contra todo aquel que osa no bailar a su son (como haría alguien de corte violento), un «padre» que recordemos que en 2012 cometió exactamente el mismo delito por el que a ella la encarcelaron, sólo que él 47 días y ella 26, ese mismo padre condenado en firme por violencia doméstica en 2009, y aún hay maltratadores bajo el nombre de «periodistas» insultando a la víctima. Qué falta de estómago tienes, Ramiro Grau.

    1. Usted no solo parece tonto: LO ES.
      Desconoce las Sentencias de la Audiencia Provincial y de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, y aún así, se permite «pontificar».
      Desde luego, si en España los tontos volaran, no veríamos una el sol…

    2. Los peritos judiciales ded parte solo dicen lo que la parte que les paga quieren que digan.
      ¡Por eso los jueces y fiscales hacen tan poco caso a esos peritajes de pago!
      Únicamente los médicos forentes, psicólogs y trabajadores sociales al servicio de la Administración de Justicia, y por lo tanto funcionarios públicos, de carrera o interinos, HACEN SU LABOR CON OBJETIVIDAD E IMPARCIALIDAD.
      (Siempre me ha gustado enseñar al que no sabe; por eso soy Profesor de Derecho en la Universidad).

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad