La apisonadora global, nuevo libro, contra la ideología de género, de Martínez Peñaranda

Fco. Martínez Peñaranda

Francisco Martínez Peñaranda es un padre de familia, casado y con siete hijos. Escritor de relatos infantiles y juveniles. Artista, en especial en arte sacro. Autor de los libros Sin Paternidad No hay libertad. La tiranía del género, y La apisonadora global, libro del que habla en esta entrevista. Es el Presidente de la asociación Libertas Sui Iuris.

¿Por qué un libro titulado la apisonadora global? ¿Quién es la apisonadora?

La apisonadora es un monstruo, es un gigante opresor. Como en todas las épocas de la historia, surge para dominar y busca el poder totalitario. Pero en esta ocasión, no está encarnado en alguien personal. No es un tirano con nombre y rostro, sino que se trata de un ente abstracto y desalmado. No tiene alma, pero si tiene siervos. Son todos aquellos que le rinden sumisión, políticos, empresas y empresarios, industrias multinacionales, entidades globales y supranacionales.

Le llamo apisonadora porque aplasta y oprime como los sátrapas de todos los tiempos, y se llama global, porque busca destruir la identidad de las naciones para que nadie escape de su control. Esta tiranía que se cierne sobre el mundo es global y pretende que no haya un lugar donde esconderse de su ambición totalitaria.

¿Cómo enlaza con su anterior trabajo y como se inserta dentro de una trilogía?

Prometí una trilogía sobre ideología de género y este es el segundo volumen de esta trilogía. En realidad la ideología de género es una herramienta de este poder supranacional, pero no es la única. Existen más instrumentos al servicio de este proyecto totalitario. No obstante, en referencia a esos otros aspectos, es posible que me anime a abordarlos en un futuro más o menos inmediato, pero en este trabajo que ahora presento, en esta trilogía, el tema central es la ideología de género como estrategia para conseguir estos objetivos de sometimiento del individuo y su control total.

Usted señala a dos grandes tiranos, por un lado el marxismo que es evidente y por otro una ideología que parece opuesta, pero hace el mismo juego, como es el liberalismo global.

En el primer volumen, “Sin paternidad no hay libertad”, he abordado los orígenes, y como surge toda esta corriente de pensamiento. La ideología de género es una visión antropológica instrumentalizada desde la política para fines políticos, de obtención de poder y de dinero, de muchísimo dinero. El marxismo la utiliza para reinventarse después de que haya quedado en evidencia su gran fracaso como proyecto social. Para el marxismo es un balón de oxigeno que le aporta nuevos argumentos de lucha revolucionaria, nuevos pretextos para continuar su farsa, su promesa de nuevo hombre y de justicia. Pero existe un segundo cómplice en este juego de tronos, y ese es el que muestro en esta segunda entrega cuyo título es “La apisonadora global”. Ese segundo tirano es el que invito a descubrir en este segundo libro de la trilogía.

Tras hablar de las etapas de implantación de la ideología, ¿Por qué se detiene en la cuarta etapa: la tiranía?

En España, las tres primeras etapas de implantación de la ideología de género ya están consolidadas y es por eso que dedico un capitulo a estas tres, etapa de “Normalización”, etapa “Emotiva” y etapa de “Institucionalización”. Pero la etapa de la Tiranía o cuarta etapa, está por llegar, y aunque el lobo ya está enseñando la patita, es importante que el lector al que me dirijo abra los ojos para comprender la gravedad de lo que se nos avecina, esa apisonadora de la que hablo y de la cual quizás no se tiene del todo conciencia.

También denuncia el movimiento Queer. ¿En qué consiste?

El movimiento Queer no es otra cosa que el “desvarío” llevado a las instituciones. Es dar carta de naturaleza al disparate. Y es en realidad la constatación de que el “Poder” está dispuesto a lo que sea para conseguir sus propósitos de dominación. Este movimiento es un lavado de cerebro colectivo, muy bien subvencionado con fines políticos y de ingeniería social.

E inmediatamente apunta al adoctrinamiento en las aulas. ¿Hasta qué punto es grave que se adoctrine a nuestros hijos en estas materias?

Decía Francois Mitterrand que “Para hacer la revolución, ya no hace falta asaltar el Palacio de Invierno basta con asaltar la escuela”. La educación es el método de adoctrinamiento más sencillo, porque no encuentra oposición entre los adoctrinados. Los niños son almas indefensas, páginas en blanco, donde se puede escribir lo que se quiera. La escuela es y ha sido siempre el bocado exquisito, el instrumento preferido de los dictadores para actuar de forma vertical e incidir en las conciencias de los futuros ciudadanos, y de este modo reproducir el modelo de sociedad que pretenden imponer. Es por eso que es muy grave, permitir el adoctrinamiento en las aulas. Espero que esta modesta aportación que es mi ensayo “La Apisonadora Global” ayude a comprender mejor la gravedad y la responsabilidad que tenemos como padres y como sociedad en su conjunto. Para evitar que se utilice a la infancia con fines políticos.

Habla de neoderechos, un término que mucha gente aún no conoce. ¿Cuáles son los nuevos derechos o los nuevos supuestos derechos?

Las personas son los sujetos de derecho, no las ideas, ni las ideologías, ni las orientaciones sexuales, ni las visiones del ser humano. Son las personas, independientemente de su condición. Pero ahora con estas nuevas corrientes de pensamiento se están sacando de la manga toda una retahíla de neo-derechos que por otra parte conculcan los derechos de verdad los que sí lo son y entran en clara confrontación con el derecho natural y positivo acuñado en nuestra cultura a lo largo de siglos. Con estos nuevos derechos se impide la libertad y se camina hacia el pensamiento único obligatorio, y esta es la tiranía que invito a descubrir en esta trilogía.

Igualmente señala a los organismos internacionales al servicio de la gobernanza global.

Para instrumentalizar todo este poder, se necesitan medios y entes que lo pongan en práctica. Para que no quede todo en algo etéreo, se necesita concretar. Y es por esto que han ido surgiendo estos organismos internacionales y ONG,s que no representan a nadie y que se arrogan en derecho y la autoridad de dirigir nuestra vidas en todos los ámbitos. Nos dictan, todo lo que tenemos que hacer y como tenemos que vivir, lo que tenemos que consumir y cuál es el estilo de vida recomendable para nosotros y que paulatinamente será impuesto de forma obligatoria. En realidad es una dictadura encubierta la que progresivamente se cierne sobre nosotros, una verdadera revolución silenciosa.

Y finaliza aludiendo a España a la cabeza de esta ideología ¿Por qué han elegido a España para implantar este despotismo?

España es el enemigo a batir por lo que es y por lo que representa. Existen cuatro o cinco países en el mundo sin los cuales no se puede entender la historia de la humanidad, y uno de ellos es España. Es además la nación-estado más antigua de Europa y por sus lazos históricos y culturales, un referente para toda América. Si se derriba España, yo diría sin miedo a exagerar que el cincuenta por ciento del proyecto globalista estará conseguido y de ahí viene, el empeño y la inversión de fuerzas y energías derrochadas en España para estos plutócratas mundiales.

¿Por qué merece la pena adquirir el libro? ¿Qué puede aportar al lector?

En este momento nos encontramos en una encrucijada histórica. Estamos escribiendo la historia más importante de todas, y es tan importante, porque es la nuestra, y esta historia, se encuentra en un decisivo dilema, entre la tragedia y el drama épico, depende de nosotros elegir un camino u otro. Espero que esta trilogía, de que la que ahora les presento el segundo libro, sirva, quizás a alguien para descubrirse como protagonista, para coger en peso esta historia que todavía está por escribir. Muchas gracias.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad