La Armada ex-Española hispanófoba y Defensa también a pesar de todo

La primera imagen en el comic de Felipe II lo decía todo

Esta cada día más benemérita web con la cual me honro colaborar, fue la primera en dar la voz de alarma el pasado día 7 de este mes sobre la barbaridad y aberración (AQUÍ) cometida por el Ministerio de Defensa y con ella la muy sumisa cúpula militar al publicar un comic de un infecto dibujante en el cual, con la excusa de la batalla de Lepanto, lo que se hacía era escupir sobre nuestra mejor historia y servir de altavoz a la hispanofobia que sufrimos desde fuera y, por desgracia, desde dentro.

Dada la voz de alarma, surgieron enseguida personas mucho más doctas y acreditadas que nosotros que por otros caminos gritaron hasta reventar ante tamaña afrenta. En concreto fueron numerosos e importantes historiadores, publicitas, editores y demás los que se pusieron manos a la obra y firmaron una carta (AQUÍ) a Margarita Robles (a) «La mofletes» y «La mangui«, requiriendo la retirada inmediata de la circulación del también infecto comic, sobre todo lo cual sólo algunos medios, muy pocos, han publicado que, por ahora, ha sido retirado de inmediato. Pues bien, sí y no, «o ni sí, ni no, sino todo lo contrario», porque la jugada real de Defensa ha sido como la contestación que hemos plasmado típica del Rastro madrileño cuando se pregunta o pide algo.

Almirante Antonio Martorell (a) «Nosferatu«

Primero aclaremos que el nefasto comic tuvo la aprobación expresa de la ex-Española Armada –como saben ya no es Española por ordeno y mando de su AJEMA–, cuyo máximo exponente es el Almirante Antonio Martorell Lacave (a) «Nosferatu» al que la gloria de la batalla además naval de Lepanto le debe producir granos por envidia cochina de semejante hazaña ya que él no pasa de grumete por mucho que se vista de otra cosa. ¿Cómo es posible que se diera el visto bueno a semejante guarrería? Pues muy fácil: porque la Armada ha dejado de verdad y no sólo en el nombre de ser Española y porque a su frente tiene a patéticos personajillos como este y otros que sólo saben bajarse los pantalones y mirar al gran hermano que habita en Defensa aterrorizados porque de hacer algo puedan cesarles y perder las prebendas y… la puerta giratoria posterior. La calidad de estos Almirantes y Generales va pareja con la de nuestra decadente por degenerada sociedad en la que sobre todo faltan eggs y personalidad y valor para ser lo que dicen que son y de lo que se visten cada día.

El JEMAD, Almirante «Memo» López, otro que tal baila

Pero aparte de la penosa actuación de tal personaje, del cual no otra cosa se podía esperar, ahora viene tal vez lo mejor del caso, o mejor decir casi aún peor, porque lo que ha hecho Defensa es de traca o… bueno, también lo que se podía esperar. Y es que Defensa ha retirado el comic pero… sólo de su catálogo de publicaciones, porque la tirada sigue ahí disponible en vez de haberla quemado hasta con las planchas, o sea los archivos, en una gran fiesta española. Pero aún peor, porque la mano negra y sucia ha llegado hasta el punto de intentar echar cuanto antes tierra sobre el asunto, sin duda conscientes de su gravedad, y para ello nada mejor que presionar a algunos medios para que ni siquiera dieran la noticia ni de la publicación del aberrante comic ni de su posterior «retirada». Por ejemplo, y entre otros, preguntamos a los señores de El Debate, que tanto van de transparentes, si es verdad o no que teniendo tres artículos preparados sobre el caso los han metido en la picadora por… ¿llamadas desde Defensa? La noticia completa sí la han dado El Espía Digital, Libertaddigital y Geoestrategia y… nosotros antes, los primeros, y ahora siguiendo la estela.

Todo el asunto es bochornoso, penoso e incalificable.  El AJEMA «Nosferatu» ha vuelto a demostrar lo que de verdad es. El órgano concreto de la ex-Española Armada que aprobó la publicación lo mismo. Defensa para qué decir, máxime cuando todas las cabezas siguen en su sitio. Eso sí, a un Capitán se le ocurre bendecir el guión de su Compañía y es «fusilado» ipso facto por «La mangui» con la aquiescencia de la cúpula militar, «Nosferatu» incluido, mientras por otro lado no tenían inconveniente alguno en aprobar un comic que pone a lo mejor de nuestros antepasados a caer de un burro, que escupe sobre nuestra gran historia y que da alas oficiales e institucionales a nuestros enemigos seculares de dentro y de fuera. Así estamos y peor que vamos a estar. ¡Qué asco!


8 respuestas a «La Armada ex-Española hispanófoba y Defensa también a pesar de todo»

  1. Gracias por el artículo. La Armada Ex-española llena de mandos cobardes como el resto del Ejército en estos momentos poco se puede esperar. Mucho asco.

    1. Isabel . no solo cobardes sino miserables, repugnantes funcionarios ex-militares vendidos al poder comunista.
      Marinos de guerra de HONOR como Carrero Blanco o mi abuelo José M., un vasco de Vergara que organizo la SUBLEVACION del 19 de julio de 1936 junto a otros militares de HONOR que dieron su palabra antes y la cumplieron, muchos perdieron sus vidas.
      ARMADA ESPANOLA con MAYUSCULAS…. hoy deshonrada por estos miserables traidores cobardes.
      Gracias a Bernal DIAZ y a ti, por supuesto ISABEL, por tu valor.
      Y este mes de junio, mes del Sagrado Corazon de Jesus le pedimos que venga a socorrernos de estos corruptos que venden su HONOR por dinero.
      I. Caballero
      Donostiarra y carlista

  2. Do you mind if I quote a few of your posts as long as I provide credit and sources back to your weblog? My website is in the exact same area of interest as yours and my visitors would definitely benefit from a lot of the information you provide here. Please let me know if this okay with you. Appreciate it!

    http://www.graliontorile.com/

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad