La “choqueira” mayor del reino

La alcaldesa vestida de “choqueira” en 2023

Estos días la alcaldesa de La Coruña estará disfrutando de lo lindo, recorriendo los distintos parajes de la ciudad vestida al más rancio estilo choqueiro y viviendo, intensamente, ese que ella misma, en una ensoñación, califica como “el mejor Carnaval”.

Todavía nos vienen a la memoria aquellos inolvidables carnavales de la época de Francisco Vázquez como Alcalde, unas fechas en que La Coruña entera se echaba a las calles a disfrutar de estos días previos al siempre temido inicio de la Cuaresma.

Grandes cabalgatas, concursos de disfraces por todo lo alto, el tan coruñés “aproposito” y un largo etcétera propio de una ciudad con estilo, con señas singulares de identidad, todo un referente en Galicia y en España.

Eso ha quedado muy atrás. Desde aquel triste 2015 en que la perniciosa marea llegó al Ayuntamiento, todo cambió para mal, muy mal, en La Coruña y en esa misma tónica sigue inmerso el actual gobierno municipal con la alcaldesa y su troupe, apoyado por el bloque como antes lo había estado por los indeseables de la marea.

Esta señora, en su ensoñación permanente, oculta bajo soportales y calles mal iluminadas para que los coruñeses podamos ver las estrellas, camina hacia ninguna parte, sin rumbo, guiada, tan solo, por su ferviente sectarismo cavernario que la obliga, permanentemente, a restar y jamás a sumar -por supuesto, no hablo del partido ese de la “picotuda” ferrolana comunistoide, vestida con ropa de domingo.

Está obsesionada en reivindicar aquella vieja canción popular coruñesa que decía: “vivir na Coruña que bonito e, andar de parranda e dormir de pe”. Una vieja canción que hacía referencia a una ciudad que sabía divertirse, una ciudad que abarrotaba cada día sus bares y tascas, una ciudad alegre, divertida y desenfadada, abierta a todo el mundo, donde todos tenían cabida y donde nadie era forastero. Sin embargo, eso no tiene nada que ver con La Coruña actual.

De domingo a jueves la ciudad está muerte y su aspecto, al poco de caer la tarde, es auténticamente desolador. Sus calles, incluso las más señeras, están vacías y nadie o muy pocos transitan por ellas. Ha desaparecido aquella alegría de tiempo atrás donde no era difícil encontrar, en cualquier tasca, a un grupo de amigos cantando o sumidos en aquellas interminables tertulias a las que todos hemos acudido alguna vez. Aquello, era otra cosa, La Coruña en estado puro.

Vienes, 9 de febrero, en el centro de La Coruña

Da pena cruzar María Pita un día de semana por la tarde. Las terrazas vacías, un silencio sobrecogedor, su triste iluminación incluso privada de aquella espectacular que iluminaba, otrora, la hermosa fachada del Ayuntamiento y eso mismo sucede en los Cantones, Real, Riego de Agua, incluso en las calles de los vinos que, por la semana, están prácticamente desoladas.

Ha empezado el Carnaval y el ambiente en la ciudad nada tiene que ver con el vivido años atrás ya que ni esta mujer ni sus asesores saben gestionar unas fiestas, como también ignoran como gestionar una ciudad de prestigio y solera como la nuestra.

Suponemos que, en la tarde del próximo martes, la alcaldesita acudirá, puntual, a ejercer en la calle de La Torre su cargo de “choqueira” mayor del reino y lo hará en loor de la multitud que le ríe las gracias y eso le servirá a ella como acicate para seguir sin mover un dedo por la ciudad, sin apostar por su futuro aparcando ese sectarismo que la informa en todo su devenir político.

Hemos paseado la ciudad y el aspecto es lamentable, sobrecogedor. Las calles sucias y mal iluminadas; la basura amontonada en los contenedores; las losetas de muchas de sus vías levantadas y, entretanto, la gran preocupación de esta señora es vestirse de “choqueira” pues con ello cree que se hace más popular y más querida.

Nunca ha sido capaz de ganar unas elecciones y siempre ha tenido que recurrir a pactos contra natura con bloqueros o populistas que son, a la postre, los que le marcan las pautas de conducta de su gobierno. Así le va a La Coruña.

Esta señora lo tuvo muy fácil, simplemente buscar la referencia de Francisco Vázquez, seguir su estela, y eso sería suficiente para que se perpetuase en el cargo y no dejarse tutelar por aquellos que solo ambicionan la destrucción de La Coruña, la eliminación de sus costumbres y tradiciones y, sobre todo, de ese estilo propio de vida del que siempre hemos hecho gala los coruñeses.

Viernes, 9 de febrero, en el centro de La Coruña

No señora, no, por mucho que se vista de “choqueira”, por mucho que vaya el martes de carnaval a La Torre, usted no es el paradigma de nada y mucho menos la imagen de esa ciudad alegre, divertida en la que todos teníamos cabida, con la que acabaron usted, su troupe y todos esos que la están apoyando.

Por cierto, arregle usted el tema de la recogida de basuras que para eso le pagamos todos los coruñeses y déjese de milongas.

Blog del autor: http://cnpjefb.blogspot.com/


4 respuestas a «La “choqueira” mayor del reino»

    1. Como coruñés, por supuesto no socialista, he de decirle que La Coruña no he tenido un Alcalde como él y eso está sobradamente demostrado en las infraestructuras de la ciudad, muchas de hoy en estado lamentable de abandono.
      En aquellos años de esplendor, ser «vazquista» era muy común en nuestra ciudad, todos alardeaban de su amistad con el Alcalde, hoy, pasados los años, muchos de aquellos que lo aplaudían le han dado miserablemente la espalda lo que no deja de ser fiel reflejo de la catadura moral y humana de todos ellos.
      No me gusta la gente que se oculta tras el anonimato, sobre todo para responder a quien da la cara con sus nombre y apellidos.
      La Coruña, debería estar muy agradecida a la gestión de Francisco Vázquez y a sus años de gobierno en que la ciudad se colocó donde, por historia y méritos propios, le corresponde y no en esa suerte de cloaca donde está hoy gracias a la miserable podemia, en este caso la marea, y los socialistas que actualmente desgobiernan La Coruña.

  1. Como coruñés, por supuesto no socialista, he de decirle que La Coruña no he tenido un Alcalde como él y eso está sobradamente demostrado en las infraestructuras de la ciudad, muchas a día de hoy en estado lamentable de abandono.
    En aquellos años de esplendor, ser «vazquista» era muy común en nuestra ciudad, todos alardeaban de su amistad con el Alcalde, hoy, pasados los años, muchos de aquellos que lo aplaudían le han dado miserablemente la espalda lo que no deja de ser fiel reflejo de la catadura moral y humana de todos ellos.
    No me gusta la gente que se oculta tras el anonimato, sobre todo para responder a quien da la cara con sus nombre y apellidos.
    La Coruña, debería estar muy agradecida a la gestión de Francisco Vázquez y a sus años de gobierno en que la ciudad se colocó donde, por historia y méritos propios, le corresponde y no en esa suerte de cloaca donde está hoy gracias a la miserable podemia, en este caso la marea, y los socialistas que actualmente desgobiernan La Coruña.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad