La conversión de José Plasencia

José Plasencia

José Plascencia nació en Tijuana, México, esposo y padre de familia de dos hijas (Caridad y Gracia). Es converso del protestantismo, donde perteneció a la denominación bautista por 20 años, y en la cual se desempeñó como asistente de pastor, maestro y misionero hasta el año 2016 cuando junto con su familia entro a la Iglesia Católica mientras cursaba su maestría en la ciudad de Lousiville, Kentucky (EE.UU.).

Vive en Phoenix, Arizona donde se ha desempeñado en el departamento de Catequesis de la Catedral de Phoenix, Arizona. Es administrador junto con su esposa Sharon de un apostolado de Apologética y enseñanza en YouTube (La Fe de la Iglesia y El Oratorio).

Cursó una Licenciatura en Psicología por la universidad UNEA de México, cuenta con estudios teológicos de posgrado en el Southern Baptist Theological Seminary. Actualmente está cursando un diplomado en el Saint Paul Center, Emmaus Academy (Scott Hahn) y está llevando a cabo una maestría en Teología en el Augustine Institute en Denver Colorado.

¿Por que abandonó la fe católica de su infancia?

Mis padres trataron de inculcarme siempre la fe católica, aun recuerdo el gran impacto que tuvo en mí la catequesis para mi primera comuniónn, me había quedado claro que se trataba de algo sagrado y de hecho, tengo recuerdos muy entrañables del día que comulgué por vez primera y de mi Confirmación. Sin embargo, mis padres, debido a problemas personales dejaron de practicar la fe católica durante mi adolescencia y eventualmente pase a ser una especie de “católico nominal” viviendo una vida mundana.

¿Cómo entró en contacto con el protestantismo?

Durante mis años de adolescencia mis padres se habían separado y esto me afecto profundamente y entré en una etapa de rebeldía en la cual perdí todo interés los estudios y por la vida realmente. Con un estilo de vida de “fiestas y aventuras” por dentro me sentía vacío y miserable, creía en Dios pero quería “vivir la vida” y ser “libre”.

Uno de mis vecinos en la ciudad de Tijuana, México, que hacía unos años que se había hecho protestante al verme viviendo de manera licenciosa a menudo tomaba el tiempo para hablarme de Jesucristo y de mi necesidad de arrepentirme y entregarle mi vida. Comencé a acompañarle a las reuniones de su congregación por unos meses, pero decidí continuar en mi camino de rebelión juvenil.

Pero llegó un momento en el que sintió tanto vacío que quiso cambiar de vida…

Al paso de unos 3 años cuando contaba con 19 años de edad me encontraba exhausto de vivir sin Dios y sin un propósito para vivir, cuando hallándome en la soledad de mi hogar experimenté una gran contrición por mis pecados y una gran necesidad de implorar por el perdón de Dios. No sabía como hacerlo y lo único que se me ocurrió fue buscar a mi vecino protestante y ese día, sin proselitismos de su parte ni nada, él solo me escuchó y me dijo que Dios me escucharía si yo lo buscaba de todo corazón, lo cual hice inclinando mi cabeza y haciendo una oración suplicando a Dios me perdonara. No vi ángeles ni rayos caer del Cielo pero mi corazón parecía derretirse dentro de mí, de tal forma que a la mañana siguiente me sentía como una persona nueva, sentía una gran hambre por leer la Biblia y estar en oración. Todo esto sucede en mi hogar y sin asistir aún a ninguna parroquia ni templo protestante.

Al mes después de esta conversión mi amigo protestante me invitó a ir con él a su congregación bautista, en la cual me trataron muy bien y me dieron apoyo para no volver a las cosas mundanas. Sin hacer mucha investigación decidí quedarme allí a pesar de que no sabía como procesar la disyuntiva entre el catolicismo y el protestantismo.

¿Qué le hizo pensar de nuevo en el catolicismo e investigarlo en profundidad?

Después de haber estado viviendo un protestantismo muy activo por unos 15 años, por “accidente” en me encontré en YouTube con el testimonio de Eduardo Verastegui el cual me dejó confundido, ya que me habían inculcado que en el catolicismo “no hay conversiones”. No podía negar que su conversión había sido genuina, pero no podía aceptar que el catolicismo fuese verdad. Armado de un celo anticatólico decidí estudiar el catolicismo con la intención de volverme “experto” para así poder refutarlo con argumentos fundados.

Rápido comencé a descubrir que las cosas no eran como yo las imaginaba y por medio de los Padres de la Iglesia comienzo a descubrir la Sagrada Eucaristía de tal forma que ya no podía negarla sin ir contra mi conciencia, aunque aun tenía miles de objeciones sobre otros dogmas católicos. Fue un proceso bastante largo y doloroso, horas de estudio, de reflexión, de ver testimonios y debates. Yo no quería ser católico en absoluto, Incluso decidí atravesar el país para matricularme en un programa de Maestría en Divinidades con la esperanza de que mis profesores me iban a “rescatar” de la conversión al catolicismo.

Fue precisamente que siendo estudiante en ese seminario protestante en donde terminé de darme cuenta que no había escapatoria, ya que en todas mis clases de teología se comparaba todo con lo que los “romanos” (católicos) creían en contraste con los protestantes. Llego el día en el que ya no pude seguir siendo protestante en una buena conciencia yfue prácticamente en contra de mi voluntad cuando tomé la decisión de abrazar la fe católica en el año 2016.

¿Cómo le recibieron en la Iglesia Católica?

La primera parroquia que visitamos nos recordó a nuestra antigua congregación bautista, se percibía un ambiente muy “protestantizado” y la verdad no nos gustó, ya que durante nuestro proceso de conversión habíamos aprendido sobre la Tradición Católica y eso era lo que queríamos. Una vez que mi familia y yo encontramos una parroquia más tradicional nos integramos y la gente nos trató muy bien. De hecho, descubrimos que no éramos los únicos que veníamos del protestantismo, ya que conocimos un grupo de familias ex protestantes, lo cual ayudó mucho, ya que podían entender nuestra situación. Mi esposa y yo estuvimos en una catequesis durante nueve meses y después recibimos los sacramentos de iniciación, y el sacramento del matrimonio.

¿Cuando empezó a contar su experiencia?

Al cabo de unos 2 años sentí la necesidad de compartir con otros mi experiencia de conversión y las cosas que había aprendido sobre la apologética de la fe católica y para ello comencé a grabar vídeos y a subirlos a YouTube. Al mismo tiempo me matricule en un programa de una Maestría en Teología en una universidad católica. El énfasis del canal ha sido muy apologético. Comencé enfocándome en los errores del protestantismo y más recientemente me he concentrado más en los errores del modernismo en el interior de la Iglesia. El nombre de mi canal de YouTube es La Fe de la Iglesia y el nombre del canal de mi esposa es El Oratorio, el cual esta más enfocado en las vidas de los santos y en la mística.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad