La conversión de Nuria Ester

Nuria Ester

Nuria Ester, nacida en Barcelona, es la menor de 3 hermanas. Creció en un ambiente en dicotomía, pues fue educada en un colegio religioso, pero en casa el ambiente era totalmente contrario. Estudió un grado superior y también se graduó como Diseñadora de Moda, que fue su profesión durante más de 22 años. Dejó sui vida profesional para poder ocuparse de su hijo y de su padre enfermo, lo cual le ha dado mucho tiempo libre para formarse y profesar su fe. En la actualidad tiene 3 canales de Youtube donde lee obras de místicos y santos de la Iglesia, estos son:

DIVINA LECTURA, donde lee actualmente la obra HISTORIA DE UN ALMA de Santa Teresa del Niño Jesús y espera poder leer muchas más obras para ayudar a las personas que no tienen tiempo o les cuesta leer por diferentes motivos. También tiene un segundo canal llamado MARÍA VALTORTA ALMA VÍCTIMA, donde lee la obra de María Valtorta y en el cual son ya más de 40 mil suscriptores y tienen una bonita comunidad y los frutos que da son muy bellos. Este canal surgió por inspiración del Padre Fortea, el cual lo recomienda en una de sus conferencias. Y por último VIVIR EL FIAT, donde lee la obra de Luisa Piccarreta, con la intención de reconducir la interpretación de la obra dentro de la doctrina de la fe, ya que existen muchas divergencias y confusión en torno a dicha lectura.

¿Cómo le marcó la experiencia con la ouija en la juventud?

Me marcó muchísimo, ya que todo lo que preguntamos fue sobre el futuro, así que como mezclaban verdades con mentiras, yo creí que todo era cierto y que el “cuadro” que dibujó sobre mi futuro era cierto. Tanto me sugestionó que tuve una relación en la que considerábamos el matrimonio y la rompí pensando que mi futuro marido aún estaba por llegar.

¿Cuántos años estuvo en este ambiente de oscuridad y qué sentía?

Estuve aproximadamente 3 décadas en este ambiente. Sentía un pequeño vínculo con Dios, al cual, a pesar de mi estilo de vida alejada de la Iglesia, seguía orando casi cada noche. Recuerdo que cuando tenía serios problemas, le oraba, lamentándome y le explicaba mis asuntos personales en la noche, pero también recuerdo que jamás le culpé de nada de lo que me sucedía. Diré que lo que no sentía era “paz”, esa paz llegó en cuanto dije “sí” y volví a la Iglesia, recurrí a los Sacramentos y cambié radicalmente de estilo de vida. Un día un párroco me preguntó cómo me sentía después de mi regreso y mi respuesta fue “siento una paz que jamás he sentido antes”, sonrió y dijo… es el Espíritu Santo.

¿Hasta qué punto era consciente de que estaba obrando mal?

A mi entender, por más que nos alejemos de Dios, existe una voz interior, que nos indica lo que está bien y lo que está mal. Durante aquellos años estaba engañada pensando que uno puede hacer las cosas a su manera, y que mientras no haga daño a nadie, todo está bien, pero nos olvidamos de que también debemos, y en primer lugar, no hacer daño a Dios, no herirle. Diría que no era demasiado consciente hasta que llegó el punto de inflexión donde lo ví todo con otra mirada, con Dios como protagonista de mi historia.

¿Puede atestiguar por su propia experiencia que el demonio existe?

Rotundamente sí, y diré que es infinitamente más inteligente que cualquier ser humano, que juega con ventaja, pues nosotros el mundo espiritual no lo vemos. Lo podemos sentir o presentir, pero no vemos. Diré que lo único que quiere es nuestra destrucción física y espiritual y que su éxito más rotundo es hacernos creer que no existe, de manera que se vive la vida de forma individualista, buscando placeres, diversiones y demás, lo que nos hace olvidarnos del prójimo y por supuesto de Dios. El demonio triunfa cuando se niega su existencia, el demonio no molesta cuando la persona ya está en un camino alejado de Dios y va solo por los caminos que le llevan a la perdición, a la muerte del alma. Cuando regresas a Dios sientes más aún su presencia y su enemistad, su furia cuando ve que te ha perdido le lleva a delatarse aún más y a procurarte todo tipo de molestias y miedos, pero Dios es más grande y todo es para su gloria. “Cuando Dios ordena, hasta el diablo obedece”, al final los demonios obedecen los mandatos de Dios y hacen hasta donde Dios permite.

¿Cuándo empezó a plantearse que tenía que cambiar de vida?

El mismo día que sentí justamente que el cielo existe, pero que también el infierno existe, que Dios existe y me observa, me mira, me ama y se entristece y no está feliz de ver mi estilo de vida y de mis decisiones, las cuales yo aprobaba. Fue el mismo día que sentí vivamente la Presencia de Dios y una llamada profunda a volver a la Iglesia con Él y a no arrodillarme jamás delante de nadie más que no fuera Dios (pues yo me arrodillaba delante de figuras de barro de otra religión que practicaba, la Umbanda).

Sentí cómo ofendía a Dios de tantas maneras, y que los juicios que yo hacía sobre mí, no son para nada parecidos a los juicios que Dios hace. Comprendí que mi vida debía de cambiar radicalmente y poner la mirada en cómo Él me mira, vivir pensando que Él todo lo ve y sufre si le hiero.

A la vez, comprendí que el mundo demoníaco había estado por el contrario muy satisfecho con mi vida anterior y que romper con aquello iba a ser solo con la ayuda de Dios. Todo eso lo entendí porque Dios me ayudaba a comprenderlo.

¿Cuándo fue el momento en el que tomó la decisión?

El día de la Virgen de Guadalupe del año 2020. Fue tan rápido que estuve días como aturdida, sin comprender bien qué me había pasado. La sensación que tuve, desde que sentí vivamente la Presencia de Dios frente a mí y de cómo mi vida le disgustaba, fue de un amor inmenso, una alegría exultante, un “volver a los brazos de mi Padre” el cual, de todos modos aún me amaba. Expresar lo que sentí es complicado, pero recuerdo que la primera sensación que tuve fue la de un verdadero arrepentimiento de mi vida anterior, lo cual fue una gracia de Dios y eso vino seguido de una felicidad inmensa y una paz no sentida antes.

Toda la oscuridad de mi vida anterior desapareció en el instante que recibí la absolución de mis pecados y recibí después de tantos años el Cuerpo de Cristo. Ese día la Iglesia tenía un concierto de música Sacra en plena Misa, sentí que era el día de mi boda, que el cielo entero se alegraba de mi regreso, y no dejé de llorar sola en mitad de la Iglesia, en silencio por pura felicidad. Era demasiado bonito, no sé explicarlo. Fue un volver a casa con una gratitud inmensa y una certeza de que no solo yo era feliz de aquello, que mi regreso estaba alegrando a todo un Dios, nuestro Señor. ¿No es acaso impresionante que Dios mismo se alegre de la vuelta de un hijo?

¿Cómo fue su proceso de acercarse a los sacramentos y de crecimiento en la fe?

Los Sacramentos los quise recibir inmediatamente, pues había recibido una buena formación católica en un colegio del Opus Dei, el cual había dejado de lado cuando salí de la vida de la fe.

De manera casi instintiva, sentí que debía dirigirme a la Virgen María, pues yo como madre comprendo que una madre quiere que todos amen a nuestros hijos, por lo tanto, sentí que como Madre nuestra, Ella me conduciría. Así que un día fui a la casa del sacerdote que me confesó y le pedí que me explicara cómo rezar el rosario, el me dio un folleto y un rosario de la ciudad de Bethlem, de cuando estuvo allí. Así que empecé a rezarlo, poco después decidí consagrarme a María por la Advocación de Fátima, pero si te digo la verdad, todo llegaba de manera natural, creía que debía hacerlo y lo hacía, era un sentimiento de “confianza” total. Sentía que yo era una niña pequeña tomada de la mano de su Madre de un rosario, y que de Su Mano, iba segura. Eso se lo conté al Sacerdote y sonrió.

Hice lo más acertado, a partir de ahí, mi vida de fe fue rápida en crecimiento y Dios me bendijo con unas nuevas amistades católicas, las cuales me acompañaron desde el inicio. También quise recobrar el contacto con la Obra (Opus Dei) haciendo una bonita amistad con una mujer que a parte de amiga, me ayuda muchísimo en asuntos de formación. La dirección espiritual de un santo fraile franciscano fue otra bendición, ya que con el me sincero y me ayuda a discernir sobre asuntos complicados,. He de decir que he hecho muchas amistades de personas consagradas.

En definitiva, Dios puso los adoquines de mi camino y yo camino segura de la mano de María, porque Ella me lleva a Su Hijo.

¿En qué medida es más feliz ahora y su vida es más plena?

Tremenda pregunta. De 0 a 100 diría que mi vida antes estaba en un grado de felicidad del 25 y ahora está por encima del 100. Me explico:

Mi vida no ha cambiado en el sentido de que mis problemas se hayan solucionado, aunque he de decir que muchos de ellos han sido resueltos de manera rápida aportándome muchísima tranquilidad. La vida sigue siendo lo que es, un camino pedregoso con luces y sombras. La diferencia es que ahora, ya no voy sola en el caminar, ahora siento verdaderamente la Presencia de Dios que me acompaña. La soledad desapareció, el vacío se esfumó, ahora me siento más llena que nunca, me siento completa, pues lo que me faltaba lo pone Dios. Para explicarme diré que antes era una vasija vacía llena de objetos inútiles, ahora sigo siendo una vasija vacía pero estoy llena de amor a Dios, un amor que Dios recibe y que sé que le agrada. Ese amor da vida a mi espíritu y lo eleva. Ya no soy solo un cuerpo viviendo una vida, ahora soy un espíritu viviendo una vida de fe en un cuerpo y con la mirada puesta en Dios, quien me mira y me ama.

¿Cuál es el principal consuelo de vivir en gracia de Dios?

Vivir en gracia de Dios es vivir en amistad con Dios. El mayor consuelo es poder sentir, y poder decir, Dios me sostiene, siento su Mano sobre mí, me cuida, me ama y me perdona. El mayor consuelo es sentir en tu corazón el amor de Dios, sentir que dentro de ti, llevas a Dios mismo cuando estás en estado de gracia y has recibido Su Cuerpo. La plenitud se siente cuando haces también adoración y observándole, te llegan ráfagas de alegría, de paz, de amor, y sientes que el Señor te observa y viene a ti, para darte un beso. Vivir en gracia de Dios para mí es sentir lo que significa el amor verdadero, un amor para nada comparado al amor humano que podemos sentir por el prójimo. El amor de Dios es distinto, la gracia de Dios es vivir una historia de amor con el Amor.

¿Qué diría a las personas que están en una situación similar y no tienen fuerza para cambiar de vida?

Es bueno reconocer que uno solo no puede, el primer paso es reconocerlo y ponerse en manos de Dios, explicándole, como a un buen amigo, que es lo que es, nuestros problemas e incapacidades y designarlo a Él como “hacedor” del cambio.

Después hay que poner esa pizca de “fe” que obrará el milagro y esperar, pues los tiempos de Dios no son los nuestros. Cada persona tiene una historia y necesita un hecho particular para comprender las cosas, así que siendo Dios quien prepara la situación para el cambio, todo lo demás no importa, es mejor ponerse en confianza y dejarle a Él la dirección de los acontecimientos. Además Dios es muy divertido y creativo y siempre le gusta sorprendernos y hasta sacarnos una carcajada para que reconozcamos que su nivel de creatividad es incomprensible e impresionante. Al final no te tocará otra que decir “gracias a Dios” porque en verdad comprendes que Él lo hizo todo.


2 respuestas a «La conversión de Nuria Ester»

  1. Por falta de tiempo, solo me centraré en Valtorta. Eso de mezclar Santas (como Santa Teresa del Niño JESÚS) con herejes NO es para nada ejemplarizante.

    Según Maria Valtorta, es CRISTO quién nos asegura que sus escritos están inspirados en el Espíritu Santo y que exhorta a los lectores a escuchar a la que a menudo llama su «pequeño Juan» o «María Juan» como una forma de vincularlos. Este desprecio abierto de la enseñanza de la Iglesia de que la Revelación divina terminó con el último Apóstol es descarado y contradictoria, especialmente cuando la «vidente» afirma que es Cristo mismo quien está contradiciendo la doctrina de la Iglesia.
    Según esto, ¡la Santa Iglesia ha esperado durante siglos que aparezca María Valtorta para que la Iglesia continúe y reformar el Evangelio! Y como este es el caso, todos los que no acepten sus explicaciones «reveladas divinamente» estarían pecando.

    En el Volumen 1 del Hombre-Dios , María Valtorta afirma que la Virgen María es, después de Cristo, «la segunda engendrada del Padre». Esto es una herejía supina, ya que Nuestro Señor Jesucristo es el Hijo unigénito del Padre, consustancial con Él, como se enseña en el Credo : «Creo en Jesucristo Su único Hijo». El «primer engendrado de todas las criaturas» es también Cristo, la Palabra que asumió la naturaleza humana.

    Maria Valtorta dice que Jesús mismo le reveló que:
    “La pareja de Jesús y María es la antítesis de la pareja de Adán y Eva. El primero está destinado a anular todo lo que hicieron Adán y Eva, y devolver a la raza humana al punto en que fue creada, rica en gracia y en todos los dones otorgados por el Creador. La raza humana ha encontrado una regeneración total a través del trabajo de la pareja de Jesús-María, que son sus nuevos fundadores. El tiempo pasado ha sido borrado. El tiempo y la historia humana realmente comienzan desde el momento en que la nueva Eva, por un cambio en la Creación, extrajo de su vientre al nuevo Adán «.
    La doctrina de la Santa Iglesia es, como sabemos, “Cristo nuestro Redentor se sustituye a nosotros por expiación. … Pero el hombre, para tener el efecto de la salvación forjada por Cristo, debe adherirse a Él libremente por Fe y Caridad «. Por lo tanto, aunque sabemos que Cristo murió por todos, no todos los hombres son salvos, como explica el Concilio de Trento al definir la doctrina de la Eucaristía, sino solo aquellos a quienes Trento llama los «muchos».

    «La redención es consumada por María». Maria Valtorta afirma que Cristo le reveló que la redención no fue consumada por él, sino por su madre. Aquí hay otra herejía porque, aunque la Iglesia ve a María como la «corredentora», nunca ha enseñado que ella «logró» la Redención. Esto fue hecho por Nuestro Señor en la Cruz. Pero Valtorta dice que Jesús le dijo: “Todos piensan que la Redención terminó con Mi último aliento. No, no lo hizo. La Madre terminó, agregando su triple tortura para redimir la triple concupiscencia «.
    En cuanto a la «triple concupiscencia» que, según Valtorta, Cristo dice que María sufrió y conquistó para consumar la Redención, notamos que a lo largo de su trabajo Valtorta afirma que tanto Nuestro Señor como Su Madre sufrieron «terribles tentaciones carnales» durante sus vidas. , que tuvieron que luchar duro para superar.
    Ni que decir que poner en boca de Nuestro Señor JESUCRISTO y de La Bienaventurada Virgen María, la lucha contra la concupiscencia, de las cuales carecieron, es herética e insultante.

    Siguiendo con el tema “sexo”, El error de afirmar que el pecado original fue el acto sexual. Valtorta afirma que el pecado original fue el acto sexual realizado por nuestros primeros padres. Estas son «revelaciones» largas que Valtorta supuestamente recibió sobre el tema, pero aquí presentaremos solo los elementos básicos de esta herejía.
    Ella afirma que al principio Adán y Eva no sabían cómo engendrar hijos por medio de la unión sexual. En cambio, la procreación se llevaría a cabo por la intervención especial de Dios, sin unión sexual. El conocimiento de esta unión estaba prohibido para Adán y Eva, y este era, según valtorta, el cebo utilizado por la Serpiente para tentar a Eva.
    La doctrina de la Iglesia sobre el pecado original no enseña que involucró el acto sexual. Según la enseñanza católica, Adán y Eva no ignoraban el uso del matrimonio, ya que, antes de su caída, le dijo Dios a Adán : “el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne «(Génesis 2: 24). Cuestión aparte es la concupiscencia desordenada que se tiene por nacer en pecado original, es decir, una vez expulsados del Paraíso.
    Según el Concilio de Orange, fue la desobediencia lo que causó que nuestros primeros padres, creados en plena integridad, perdieran la gracia santificante y otros dones. Entre estas consecuencias, de esta desobediencia vino el desorden en la concupiscencia; es decir, antes de la caída no sufrían un deseo desordenado de placeres sensibles, incluido el sexual. El pecado original fue un acto de desobediencia que no tenía un vínculo directo con la sexualidad.
    Tal vez Valtorta insiste una y otra vez en su nueva versión del pecado original con tantos detalles que sugieren que tenía una inclinación mórbida a tratar asuntos sexuales influenciados fuertemente por el Maligno.

    Otra notable pista es que la “Iglesia post-conciliar” promueve Poema del hombre-dios de Valtorta como un ejemplo vivo de la evolución del dogma y como una ayuda para difundir las herejías posteriores al Vaticano II.
    Un detalle no menos clarificador es que el Poema del Hombre Dios fue colocado en el Índice de Libros Prohibidos por la Congregación Suprema del Santo Oficio en 1959 (afortunadamente Roncalli no tuvo tiempo de tocar todos los “puestos” al mismo tiempo). Aunque Montini cerró el Índice en 1966, las acusaciones contra el libro nunca fueron rescindidas ni actualizadas. Por lo tanto, la censura contra los errores en el trabajo de Valtorta sigue siendo efectiva.
    Puesto que la obra de María Valtorta está puesta en el índice de libros prohibidos, los que defiende dichas obras prohibidas están en la siguiente situación: «• Los editores de libros de apóstatas, herejes y cismáticos incurren en excomunión reservada de modo especial a la Sede Apostólica. En la misma pena incurren todos aquellos que defiendan los dichos libros, o las obras que estén prohibidas con letras apostólicas, o quienes, en alguna forma, los lean o retengan, conscientemente y sin la debida licencia (c. 2318, § 1).

    Sr. Javier Navascués como siempre “iluminándonos”.
    ¿Por qué no escribe un artículo sobre Montini –contemporánea de Valtorta-? Podría hablar de su homosexualidad insaciable o de su mano derecha Alighiero Tondi “pillado in fragantí” pasando listados (de obispos y sacerdotes enviados detrás del telón de Acero) a los hombres de Stalin. ¿Se lo impide la CEE?
    De Bergoglio ya se conoce bastante como bufón y fanfarrón fantoche PEDO CRIMINAL.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad