La degeneración feminista que no cesa

Estos colectivos conectados entre sí y con financiación común (feministas, LGTBi, izquierda, etc..) empiezan a ser claros, ya no se molestan ni en disfrazar su basura ideológica…
Fijémonos cómo se autodenominan «Perras libres» (VER VIDEO AQUÍ) y cómo reaccionarían si a cualquier voluntad ajena a ellas se le hubiera ocurrido denominarlas «perras».
Pero unas se autodenominan «perras» y otras trotan como caballos (VER VIDEO AQUÍ)
Eso que a los ojos de cualquier persona normal es tan profundamente aberrante y sorprendente, no es en el fondo tan anormal que suceda: Habiendo perdido la cordura adentrándose en el camino de la demencia, la necedad y la paranoia, ¿qué se puede esperar?
Personas exaltadas, dementes y paranóicas ha habido siempre.  El problema es que ahora les dan la razón, les alientan, les inyectan ánimo y les dan apoyo y recursos desde el mismo Sistema y los poderes de gobierno…
George Soros

Soros y CÍA saben muy bien que eso contribuye enromemente a desestabilizar y mermar las sociedades de Occidente como paso previo a su añorado y soñado Nuevo Orden. Si no, no se habrían molestado en inyectar en ello tanto como el 75% de su fortuna (unos 18.000 millones de euros en ello)

Hay quien dice que es realmente preocupante que no se reaccione de una manera contundente.
Pero no se reacciona precisamente por eso: porque es el Sistema el que alimenta, protege y consagra a estos grupos.
Unos lo ven y tienen miedo de reaccionar y otros prefieren no verlo y pensar que todo es normal. A todos ellos les parece ver a un gigante que les parece imposible de vencer.
Pero en el fondo no es más que un gigante con pies de barro: la mayor dificultad en vencerlo no es tanto su poder y capacidad de intimidación, sino el miedo y la falta de voluntad de la gente para reaccionar y/o unirse contra ello.
El punto débil de ese «gigante» es claro: que se basa todo en una enorme mentira. Y trata de imponer esa mentira en el trono social con el poder coercitivo del Estado (ya que de otro modo no pueden): eso que ellos llaman «normalizar» todo lo que no sea heterosexual.
Compartir

5 thoughts on “La degeneración feminista que no cesa”

  1. El feminismo supremacista, la ideología de género y las movidas de los colectivos LGTBIQ han matado el «genio» de la mujer. Si en España casi que no quedan ya mujeres jóvenes deseosas de ser buenas esposas y madres, si el aborto está tan aceptado, si la mentalidad antinatalista anida ya incluso en muchas de las pocas muchachas católicas que van quedando, todo es por culpa del feminismo, la ideología de género y las movidas LGTBIQ.

    El daño por tanto que han causado no nos lo podemos ni imaginar siquiera.

    1. Estimada seguidora. Mil gracias por su comentario acertadísimo, lleno de profundad catolicidad y de dolor, claro, por lo que vemos y sufrimos. Ánimo. Saludos cordiales

    2. Todo ese feminismo supremacista, esa ideología de género, ese materialismo y demás viene desde algo más arriba: desde la masonería y el gobierno de las naciones en la sombra. Y lo han conseguido introducir – al principio indirectamente y luego más tarde más directamente – machaconamente través de ese púlpito del Sistema liberal partitocrático que es la TV, y también el cine y otros medios de masas. También lo han logrado, por culpa de la dejadez de muchas personas en educar a sus hijos espiritualmente en el ejemplo de valores sólidos y verdaderos mientras se preocupaban excesivamente en darles sólo lo material y en abandonarse a la comodidad de un Sistema que, sin que las personas lo adviertan, siembra en ellos y en sus familias, la confusión, el enfrentamiento, la desgracia y el desastre. La Iglesia tampoco está libre de pecado, pues por su debilidad, mediocridad e ineptitud no pocos prelados han sido causa de alejamiento en la Fe de sus fieles.

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*