La democracia en España vista desde EEUU

El informe anual sobre los derechos humanos en el mundo, presentado por el secretario Antony Blinken, ha supuesto un duro varapalo para el gobierno español en su gestión política. Dicho análisis se centra en el riesgo que corre en España la libertad de expresión por las manifestaciones o acciones desarrolladas por miembros relevantes de los partidos populistas, Podemos y Vox, junto a los partidos independentistas catalanes que han convertido a esta comunidad en “territorio peligroso” para el ejercicio del periodismo. Si bien al personalizar además de a Echenique e Iglesias, señalan también a Sánchez.

Se hace eco también de la corrupción política en España y pone como ejemplo la de Podemos, aunque los tribunales siguen funcionando a pesar de las presiones.

Lo que para los norteamericanos es hoy una evidencia, lo sufrían los españoles como categoría mucho antes de iniciarse el virus.

El documento es de una gran importancia pues se incorpora como información básica para el futuro desarrollo de las relaciones exteriores de los EEUU. Al hacerse público es un escaparate de nuestra imagen exterior para todo el mundo y en especial para nuestros aliados. Desde el comienzo de nuestra monarquía parlamentaria no habíamos experimentado un problema similar: el ataque desde el gobierno a la libertad de prensa, pilar fundamental en cualquier democracia digna de tal nombre.

La exculpación por parte del gobierno en base a los diferentes rankings es realmente patética y prueba de su carencia democrática y de su absoluta ausencia de autocrítica. A ver si quieren convencernos de lo contrario a lo que vemos casi a diario. El informe está sustentado en los análisis que regularmente se elaboran en la Embajada de la calle de Serrano y es evidente que los diplomáticos norteamericanos no están ni ciegos ni sordos.

La corrupción institucional es una práctica cotidiana de este gobierno: nombra Fiscal General a la que ya fue ministra con Sánchez y tiene además unas relaciones personales problemáticas; el ministro del Interior intenta vulnerar el secreto del sumario y cesa al coronel que se lo impide; se decreta un estado de alarma de seis meses en contra de lo que establece la Constitución; se depura a la cúpula de la GC por defender la ley por delante de la “obediencia debida”; se premia a los guardias civiles que “monitorizan” las informaciones desfavorables para el poder; se intenta desde los partidos en coalición el nombramiento de los jueces del CGPJ; el insulto y desplantes al jefe del Estado es práctica complaciente desde el gobierno y practicada por alguno de ellos como el hasta hace poco vicepresidente 2º; nombra secretario de Estado de la agenda 2030 a un individuo cuya aspiración, en caso de triunfar la revolución en la que milita, es asesinar al rey y sus hijas; se empieza a practicar la patada en la puerta sin orden judicial amparándose en la pandemia. La lista es evidentemente mucho más larga.

Los diplomáticos de EEUU son muy benevolentes con Sánchez y sus ministros. Estos no solo ponen en riesgo la libertad de expresión de España, sino que están trabajando para su demolición y para ser la cabeza de puente en la expansión del viejo comunismo hacia Europa. Por eso la secretaria de Estado Cristina Gallach ha ido a Venezuela para hacerse perdonar su viaje previo a Colombia, cuarenta maletas llenas pesan mucho. En esas maletas puede estar la clave del rescate por 53 millones de euros de la línea aérea Plus Ultra o del dinero que va a facilitarse a Abengoa. A muchos españoles les gustaría que detrás de esos desembolsos hubiera una razón presentable, en este asunto el presidente es tan opaco como lo fue para explicar la génesis de su tesis doctoral.

De la pandemia mejor no hablar está en la mente de los españoles, primeros en mala gestión y en negocios fraudulentos, tampoco puede decirse que el “doctor” en económicas haya sabido orientar los recursos en la dirección adecuada, en lugar de utilizar la liquidez para ayudar a los autónomos y crear empleo se ha orientado en fortalecer sus clientelas, incrementar el número ya excesivo de asesores o renovar el parque de automóviles oficiales (3.500) de una tacada.

El informe con el que iniciaba este artículo es solo el aperitivo de lo que puede venir más pronto que tarde, la implicación de este gobierno con los objetivos del foro de Sao Paulo y con personas vinculadas con el narco y el blanqueo de dinero en paraísos fiscales o en naciones aparentemente respetables como la nuestra, por obra y gracia de esta gente que gobierna.

Hay que oponerse contra este intento de cambiar nuestra forma de vida sin contar con los ciudadanos. Es una necesidad tener cuanto antes un gobierno de excepción, la situación lo es. Se necesita gente que sepa lo que tiene entre manos, responsable de sus decisiones y no dependiente de su partido sino del interés nacional. A ver si por una vez la élite de este país está a la altura de las circunstancias.


7 respuestas a «La democracia en España vista desde EEUU»

  1. A pesar de que todo cuanto se expone en ese informe -relacionado con España- es manifiestamente cierto, a «mister» Antony Blinken bien podría espetársele aquello que dice el viejo refrán: Consejos vendo y para mí no tengo. Su país también va por el mismo mal camino de España, solo que un poco más ordenada y lentamente que aquí.

    1. El general Michael Flynn avisò en una entrevista.Todo sucede muy ràpido en esta inercia de locura para intentar mermar la capacidad de reacciòn de los Españoles y acogotarlos màs aùn.Un pais sitiado por una secta golpista.
      Todo va muy ràpido hacia el abismo…si los Españoles no reaccionan y recuerdan quienes son.

  2. Una información muy importante.Una crítica muy bien desarrollada. Y totalmente de acuerdo con la propuesta de la necesidad de un Gobierno de Excepción.Muchas Gracias.

  3. Todo esto es verdad, pero qué dice el informe sobre su participación (la de lo EEUU) en que gobierne el PSOE en España, en anular todas las fuerzas nacionales. Y hablando de participación dice algo el informe sobre la supuesta participación de los EEUU en el atentado contra Carrero Blanco?
    Y del 11 M , dice algo el informe?
    Y del pucherazo en las elecciones presidenciales norteamericanas, de ese acto de «democracia» que es robar unas elecciones, ¿dice algo el informe?
    España es una dictadura comunista, no hay Estado de Derecho, las leyes no vale nada salvo que puedan usarse en fraude de ley como pretexto para aparentar una legalidad que en España no existe. Todo está podrido, y no es culpa de unos cuantos, sino que si no hubiera cientos de miles metidos en el cotarro, la corrupción y el cáncer de las destrucción de España como Estado de Derecho no tendría la metástasis que tiene. Pero la pregunta es ¿cuánta culpa de lo que pasa en España no tienen los EEUU , su dinero y su poder TIRÁNICO?
    Aquí habrías que decir lo que les dijo Blas Piñar en su famoso artículo «Hipócritas»: ¡HIPÓCRITAS!.

  4. Es evidente que la culpa la tenemos nosotros. ¿ Quien nos mandó votarles ? Antes de unas eleccciones se debería declarar, por cada grupo político, con quien pactaría un posible gobierno; de esa manera sabrías lo que podría ocurrir y decidirías lo que creyeras oportuno. De la manera actual te engañan. ¿ Os dais cuenta de lo bien que duerme Pedro pese a lo que decía ? Yo creo que el arreglo está en nuestras manos. Y lis EE.UU. harían bien en limpiar su casa antes de obligar sl resto a que barra la suya. Pero ¡ Ahhhhh ! el dinero es poderoso caballero.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad