La desmemoria democrática de la izquierda

Este sanchismo que nos asola y al que hoy se le va a tomar la temperatura en Galicia, nos ha impuesto unas leyes de «memoria democrática» que en realidad sólo son propaganda política para reescribir la historia. Afortunadamente esta semana hemos visto en Aragón un paso positivo del Gobierno de coalición del PP y Vox: han derogado la versión local de la ley de memoria democrática. Y esta misma semana ha llegado a mis manos uno de esos documentos que la Ley de la Memoria Democrática perseguiría.

Pedro Corral

Se ha puesto a la venta a la venta ¡Detengan Paracuellos! Héroes humanitarios en el Madrid de 1936 (La Esfera de los Libros) del que es autor mi colega y sin embargo gran amigo Pedro Corral con el que compartí muchos años en el mejor ABC. En el noveno capítulo de esta magna obra, Salvar a los presos, se trata entre muchos otros el caso de Ramiro de Maeztu, el insigne ensayista, novelista y poeta. Y hay una referencia a una larga carta, algo más de dos densos folios, que enviaron el 30 de septiembre de 1936 los encargados de negocios de las embajadas de Argentina y Gran Bretaña, Edgardo Pérez Quesada y George A.D. Olgivie-Forbes, al ministro interino de Estado y ministro de Comunicaciones, Bernardo Giner de los Ríos. Ambos diplomáticos admiten que no les corresponde estrictamente interesarse por las circunstancias de un ciudadano español que lleva detenido desde el 31 de julio, aunque recuerdan que fue embajador en Argentina entre 1928 y 1930 y está casado con una ciudadana británica. Pero justifican su interés en «establecer en este caso con el Gobierno Español el oportuno contacto de advertencia y ayuda para llegar, si la versión que recogemos tiene fundamento, a evitar la desaparición violenta de quien por su jerarquía intelectual ocupa puesto indiscutible en esa zona humana que escapa al estrecho marco de las nacionalidades y a la rigidez legal de las clasificaciones (…) Cuando se aporta al acervo de la cultura un caudal considerable de universalidad, como el de este pensador y literato, sería mezquino y pueril pararse a discernir el punto mismo donde pueden alzarse las barreras que imposibilitan el paso de nuestra iniciativa.» Los diplomáticos reconocen que es cierto que Maeztu «es simplemente un ciudadano español. Pero no lo es menos que para las letras del mundo y para la cotización en los mercados de la intelectualidad, es un valor universal (…) En ningún momento ha sido ni puede ser su emplazamiento ideológico el que nos mueva a rescatar su vida del peligro que la cerca en estos instantes.»

Y tras el alegato intelectual los diplomáticos hacen una oferta políticamente inteligente: las dos misiones «quieren, en servicio de una colaboración leal bien acreditada en el transcurso de este histórico periodo, ofrecerle una ayuda que seguramente no puede parecer inoportuna, ya que nos consta el vehemente deseo de ese Poder Ejecutivo de atenuar los rigores de la guerra, cercenar sus repercusiones, salvar el mayor número de vidas y evidenciar ante la faz del mundo un propósito de paz y de generosidad que lleguen a tener perfiles de sucesos indiscutibles.

»Se presenta en el caso del señor Maeztu una ocasión bien destacada de que el Gobierno acredite una vez más la exactitud de esos propósitos y por ello, los dos Representantes que en esta ocasión se le dirigen a poner en su alto conocimiento el temor que hasta ellos ha llegado, le ofrecen la ayuda a que nos referimos que podría plasmar prácticamente en la colocación del Sr. Maeztu bajo la salvaguardia del Pabellón Argentino. De esta manera al mismo tiempo que garantizar su vida, se daría feliz cumplimiento al deseo indudable de las autoridades legítimas españolas.»

Ramiro de Maeztu

Es una lástima que esta carta no esté recogida en su integridad en el libro, pero una copia de la misma está disponible en el Archivo Histórico de la Cancillería argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto. Y no hará falta explicar que las palabras de peloteo de ambos diplomáticos exaltando la buena voluntad del Gobierno «legítimo» de «atenuar los rigores de la guerra, cercenar sus repercusiones, salvar el mayor número de vidas» se tradujeron un mes más tarde en la confirmación de los peores temores de Pérez Quesada y Olgivie-Forbes. La noche del 29 de octubre el Comité Provincial de Investigación Pública sacó a 32 prisioneros políticos de la cárcel de Ventas por orden del ministro socialista Ángel Galarza, con el supuesto propósito de llevarlos a la cárcel de Chinchilla. En Aravaca los asesinaron. Entre ellos, Ramiro de Maeztu. El Gobierno de la República se pasó las buenas palabras de los diplomáticos argentino y británico sobre sus políticas por el arco del triunfo. Pero de eso no le hablarán en nuestra «Memoria Democrática».

Para El Debate


5 respuestas a «La desmemoria democrática de la izquierda»

  1. La Ley de Memoria democratica no es, en absoluto, una ley de «propaganda politica, es una aberracion que obliga, bajo severas penas , a tragar una historia creada exclusivamente para dar, obligatoriamente, verosimilitud a la sarta de mentiras con las que se esta cambiando la historia para hacer que los asesinos pasen por heroes y los asesinados por «barbaros fascistas» .
    Es una ley «antifascita» y por tanto marxista con la que se cambia la historia de España

  2. Este asesinato de un intelectual, pero sobre todo de un hombre inocente, es un grano de arena en el inabarcable desierto del terror rojo.
    Con las que las infames leyes, de una memoria sectaria y parcial, pretenden ocultar la responsabilidad de sus ancestros en el genocidio.
    Porque el nuevo Frente Popular, a quien se deben estas nefandas leyes, es heredero ideológico -y en muchos casos también de ADN- de los asesinos.

  3. La izquierda española es pura maldad. El psoe y los comunistas son criminales totalitarios y antiespañoles. Basta un rápido vistazo a la Historia para constatarlo. Desde su fundador Pablo Iglesias, hasta el infame psicópata narcisista mentiroso compulsivo que estamos sufriendo ahora, son un hatajo de ladrones, asesinos y traidores. Este engendro legislativo es una auténtica aberración propia de la dictadura comunista bananera que llevamos varios lustros sufriendo con la complacencia y cooperación necesaria del psoe azul.

  4. La( antítesis de la )izda española es hipocresía protocolaria pura( elevada a la máxima expresión por el evento 20/30 ).
    Simplemente nos están poniendo al día de la mentira mundial de la que nos íbamos salvando los españoles por mucho que lo intentan. De ahí la mala fama que han sembrado siempre en el mundo respecto a la única nación que no les ha lamido el culo desde hace siglos, por muchos alucinados traidores que nos han puesto y nos pondrán al mando( por despreocupados que somos ). A ver si de una vez nos integramos del todo en el rebaño y vivimos todos en la más absoluta mentira…( que si, cabe ) y sumisión. Nuestra puesta al día respecto a la mentira global, es todavía más dificultosa porque el mundo entero se enfrenta a un desenfrenado incremento de mentiras de todo tipo.
    La mayor parte de la población prefiere mirar para otro lado mientras no le afecte mucho la cosa, y creer lo que le cuentan los medios, que es lo que le dice su entorno( que los ve ).

    Aunque parecen cosas distintas, por ejemplo, Paracuellos o el genocidio frentepopulista en general.. y la Vendée; por tomar dos botones de muestra; todas estas salvajadas repetidas desde hace cinco siglos( por no ir mucho más atrás y desviarse de los actuales verdugos ), están hechas por los mismos, para los mismos y por lo mismo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad