La diócesis de la Rioja escupe sobre la tumba de sus mártires

Mons. Montoya Torres

Aunque el título de este artículo pueda sonar demasiado fuerte, no hemos encontrado otro mejor. Efectivamente, según se ha sabido, la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, cuyo titular es Mons. Santos Montoya Torres, todo un impresentable, no tiene otra cosa a qué dedicarse –y además desde hace varios meses ya– que a elaborar una relación de todo aquello que «incumpla con la Ley de Memoria Democrática»; o sea, de todo aquello que haga referencia a los que dieron su vida en primer lugar por Dios y, a renglón seguido, por España, en aquella que fue la mayor ocasión que vieron ni volverán a ver los siglos.

Así pues, este patético personaje, este obispo de pacotilla, junto con sus curas, en vez de dedicarse a evangelizar, a despertar las tan dormidas conciencias de los pocos católicos que van quedando, a combatir el mal, la injusticia y la miseria de los que son herramienta del Demonio, de los que odian a Dios, a la Iglesia y a España, este obispo mindundi opta por someterse a ellos y va a quitar cuantas inscripciones hay en las fachadas de las iglesias de su diócesis, así como cualquier manto a la Virgen donado en aquellos días en agradecimiento o cruces o imágenes en loor de Nuestro Señor que aquellos ofrecieron por aquel milagro prodigioso que fue derrotar a los hijos de la oscuridad que lo tenían todo excepto, como dijo el Caudillo, la razón; y añadimos nosotros: a Dios de su parte.

A destruir
A destruir

Nos encontramos de nuevo con otra actuación vergonzosa y vergonzante de un obispo y sus curas, que no se niegan a su dictado infame, uniéndose a la persecución de los miserables contra los que no sólo ganaron en la guerra, sino casi más aún en la paz, gracia a los cuales, gracias a su inmarcesible sacrificio, este obispo lo es, porque si llegan a ganar los otros, los frentepopulistas, el tal Santos Montoya Torres ni hubiera sido bautizado, ni profesaría la fe católica, ni se hubiera ordenado sacerdote, ni llegado a obispo, sino que seguramente sería jefe de una cheka en la que sería torturado hasta la muerte algún pobre cura que ejercería su ministerio en la clandestinidad en alguna oscura catacumba de Logroño.

El asco y la nausea no tienen ya fin. Es repugnante hasta las saciedad. Estos obispos y la mayoría de sus curas y religiosos se merecen lo que les va a tocar, porque si creen que sometiéndose y alimentando al enemigo lo van a calmar, están muy, pero que muy equivocados. Eso sí, esta vez, se lo podemos asegurar, cuando les llegue ese momento, al menos nosotros no moveremos un dedo por ellos.


9 respuestas a «La diócesis de la Rioja escupe sobre la tumba de sus mártires»

  1. Desde hace mucho tiempo, pero especialmente desde Pablo VI y su nuncio Dadaglio (hasta 55 obispos auxiliares fundamentalmente «modernistas» nombrados al margen del Concordato), las jerarquías eclesiásticas se han dedicado a servir al Mundo y a la suma de todas la herejías (el modernismo). Véase el magnífico artículo sobre la Asamblea Conjunta de Obispos y Sacerdotes que nos ha regalado esta web.
    De siempre he dicho que España cuenta ahora con los peores obispos del Mundo, no solo por posibles pecados sexuales, que también los hay, sino porque han cercenado la fé del, no hace tanto tiempo, última nación católica.
    Y en ello siguen con ahínco (eso sí, sin mentar el aborto, la corrupción de costumbres y un largo etc)

  2. Los que reniegan de los cruzados de CRISTO, reniegan de CRISTO y serán borrados del Libro de la Vida. ¿Qué se va a esperar de los que también reniegan de CRISTO al no evangelizar la Palabra de DIOS liándose con el enemigo y sus correcciones políticas acerca del aborto, concepto del matrimonio, perversión de menores, ideología de género,…?

  3. Y se olvida el autor de este excelente artículo, el «dialogo» de Francisco con los musulmanes… con ese Islam, la «religión de la paz», que mata a cristianos por el mundo entero, a sacerdotes dignísimos (NUNCA asesinan Obispos como este impresentable).
    Y ninguna de nuestras «autoridades» ni religiosas ni políticas se ha leído el «libro» de la secta musulmana, el Corán, que dedica un capítulo entero al «Botín»… ni los evangelios mencionan nada parecido.
    Y seguimos con el Corán que incita a la Yihad, a la «guerra santa» contra nosotros los infieles, que discrimina a las mujeres dándoles la mitad de la herencia que a los hombres (donde está la Ministra del «ramo»), que anima a empuñar el cuchillo más grande para cortarle el cuello al infiel más próximo…. les suena algo?
    Obispos como este para regalarlo a los musulmanes que, es hasta posible que lo conserven como muestra de lo que NO es un INFIEL.
    España por Cristo

  4. Además de la vergonzosa actuación de este obispo, lo que también da asco es que no haya ningún católico en La Rioja que defienda las Cruces y con ellas el homenaje a la Grandeza de Nuestros Mártires que entregaron sus vidas por Dios y por España

  5. Leo hoy en Heraldo de Aragón que lo mismo ha hecho la diócesis martir de Barbastro, donde fueron aseinados más del 80% de los sacerdotes, castrado en vivo en Obispo, y asesinato posteriormente, etc.
    ¡Y el 20% de los sacerdotes restantes habían huído, o escataban escondidos!

  6. La actitud sacralizante es la causa del extravío del sujeto religioso de creerse que sus actos son reales y solo obedece el protocolo de su amo que lo fagocita a servirle en deshonor. El tipo sacralizante, por su lado, VE CRECER la tensión en forma de obligación moral y se impone, a veces fanáticamente, de UN DEBER (HACER) que tratará luego, luego de la contemplación sacralizante, de hacer valer; no digo QUE CUMPLIRÁ sino que tratará de hacer valer, y cumplir, a los demás. De ese modo los del tipo sacralizante imponen también, en muchos casos con extrema violencia, de su punto de vista teológico al tipo lúdico inferior: desde las utopías políticas y jurídicas hasta las reglas religiosas y teológicas de creencias triunfantes, se acaban imponiendo como norma de conducta social a despecho de los del tipo lúdico y aún de luchas y conflictos entre las distintas funciones en que se divide el tipo sacralizante. La pretensión más corriente del tipo sacralizante es la exigencia de que toda la sociedad debe ajustar su conducta ética EN CONFORMIDAD CON UN MODELO MORAL TEOLÓGICO, es decir, uno que promete la mejor finalidad en cuanto a bien y justicia. Pero no se trata, entonces, de una mera reglamentación, de que el hombre deba decidir su conducta frente a la pregunta ¿qué debo hacer? Valiéndose SOLO de normas morales; la pretensión va más allá al exigir que CADA individuo adopte su carácter particular en conformidad con el modelo propuesto. Los teólogos son en este sentido intransigentes e intentan, así, forzar la imitación de sus modelos paradigmáticos, por ejemplo los marxistas a Marx, Lenin, Fidel Castro, El Che Guevara, etc.; los budistas a Buda; los musulmanes a Mahoma; los judeocristianos a Jesús-Cristo; etc. Y hasta los directores capitalistas de grandes corporaciones, a través de sus fundaciones, el control político, publicitario, la prensa, etc.,tratan de medir o condicionar al ciudadano común para que se mantenga dentro de los límites del modelo liberal: practique el consumo, la democracia, la competencia de mercado, etc. En resumen: la pretensión teológica UTILITARISTA NORMATIVA apunta a INFLUIR SOBRE LOS RASGOS Y DISPOSICIONES DEL CARÁCTER INDIVIDUAL, ADAPTANDO A CADA UNO SEGÚN EL MODELO EJEMPLIFICADO, PARA CONSEGUIR AL FINAL UN BIEN COMÚN, UNA JUSTICIA MÁS PERFECTA, ETC. Y esta pretensión de modelar al hombre se sobreentiende generalmente en la doctrinas teológicas, pues todo cuanto logran legislar, e insertar en la estructura organizada de la sociedad, apunta a tal finalidad: las reglas morales, que luego se transforman en normas obligatorias, proceden de la cultura, una cultura amansada por la Sinarquía con el barro de las doctrinas teológicas.

    Saludos cordiales

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad