La elección del 23 de julio como fecha para celebrar las elecciones generales: la icónica malicia y fullería de la izquierda frente a la ingenua cándida estupidez de la “derecha”

A las pocas horas del escrutinio de las elecciones autonómicas y municipales celebradas el pasado 28 de mayo, el presidente del Gobierno Perro Sánchez, -más perro que nunca-, anunciaba marrulleramente que las elecciones generales, que tenían que celebrarse en el mes de diciembre,  se adelantaban al domingo 23 de julio. Queda para los anales de la televisión el espaviento de la comisaria política del PSOE/cadena SER  María de los Ángeles Barceló Suárez, (alias Angels Barceló) al oir en directo la noticia, desde su puesto en la radio.

Nada más  anunciar el adelanto de las elecciones generales, la llamada “derecha”,  ingenuamente,  -estúpidamente para ser más exactos-, no alcanzó a ver la jugada y se felicitó por la noticia, como la gran ocasión de echar a Sanchez,  en lugar de advertir lo que era una obviedad, -que la fecha elegida no podía ser otra cosa viniendo de quien venía que un fraude y una trampa en sí misma, y que detrás de tal elección de fecha no podía esconderse otra cosa que la artimaña de falsear en lo posible la llamada “voluntad popular” y el resultado electoral-. Que se consiguiera este resultado o no, nada quitaba a la pérfida maldad del intento.

No sé qué me parece peor si la malicia y el talento para el crimen de la izquierda, o la boba ingenuidad y buena fe de la llamada “derecha”. Esto me volvía a recordar cuando las escuelas católicas invitaron a su XV Congreso  a la ministra de “Educación” del PSOE Isabel Celaá, que no perdió ocasión para “devolverles” el favor y soltarles aquello de que “los niños no pertenecen a los padres”. Sólo desde la memez de desconocer quién es la ministra y sus intenciones para destruir la Educación se puede invitar a semejante ministra.

itular publicado por el diario rojo “El Mercantil de Valencia”, el 1 de octubre de 1936, dando la falsa noticia de la muerte de Franco en los primeros meses de la guerra. Adviértase la mano de los “profesionales” de la inteligencia de Stalin en la preparación del titular: no sólo dicen falsamente que Franco haya muerto, sino que empiezan diciendo “Se ha confirmado”, mediante este ardid se trataba de confundir y hacer picar a los ingenuos, (que en la “derecha” son mayoría), otorgándole a una noticia falsa una mayor apariencia de verdad, con un claro efecto desmoralizador. Los rojos eran y son maestros de la mentira, la manipulación, y de la propaganda hipócrita y mentirosa.

Observo con cierta desesperanza cómo, una y otra vez, los que nos oponemos a los enemigos de España, hacemos “la guerra”  desde la inocencia más propia de un niño de 5 años vestido de Primera Comunión,  frente a un enemigo sin escrúpulos ningunos, que ha hecho del crimen y la mentira, el fingimiento, la jeta de hormigón armado, y la hipocresía ladina más descarada y falsa elevada a p , su seña de identidad, siguiendo el viejo lema de Lenin: “Contra los cuerpos, la violencia; contra las almas, la mentira”.  Ser un caballero entre caballeros está muy bien, pero en el trato con rufianes, hay que despabilar un poco si uno no quiere que le birlen la cartera. Ser consciente de ello es la asignatura pendiente de la mal llamada “derecha”.

Titulares de periódicos rojos dando la falsa noticia de que los defensores del Alcázar de Toledo se han rendido. Las gentes de bien no escarmientan y todavía no han tomado conciencia, ni parece que lo hagan nunca, de la hipocresía y de la capacidad de fingir y de mentir que tiene el enemigo.

No sé qué más tiene que pasar en España, a cuánta gente más tienen que matar los rojos, que actos de latrocinio y destrucción de España tienen que cometer más,  para que la gente de bien despabile de una vez,  asuma de una vez por todas y tome conciencia de la maldad y perversidad intrínsecas del enemigo que tiene en frente, y cuando vaya a ver por la mirilla de la puerta, aunque vea al ladrón vestido de empleado del gas, caiga en la cuenta de que el uniforme y la caja de herramientas son en realidad un disfraz, que no es ningún empleado sino un delincuente, y no le abra la puerta.

La Iglesia de hoy, -tanto la española como la vaticana-, entregada a los que en 1936 bombardearon a la Virgen del Pilar en Zaragoza.

Dejando a un lado el temor o el peligro siempre al acecho de que en el recuento de votos se pueda haber introducido algún software,
“made in Israel”,  para alterar el resultado real de las elecciones, y centrándonos en el voto por correo, desde los últimos años se ha venido alertando del peligro del voto por correo. En este sentido y desde la ingenuidad, el temor se circunscribía a la posibilidad de que una vez emitido el voto en la oficina postal, cuando todas las cartas se transportaran a los almacenes de Correos, que éstos carecieran de custodia policial que permitiera que,  bien gente desde fuera o bien gente desde dentro, en la impunidad de la noche de un almacén sin testigos, pudieran sustituir los sobres conteniendo los votos verdaderamente emitidos , por otros para falsear el voto. Sin embargo, dejando a un lado esta posibilidad, (aunque sin descartarla para no caer yo mismo en la candidez de un niño de 5 años ataviado con su traje de Primera Comunión),  la izquierda que es mucho más “larga”, simplemente sin despeinarse ha elegido con claro abuso de derecho, desviación de poder y fraude de ley,  de los 52 domingos que tiene el año, precisamente uno de los de mayor calor; y ha establecido para unas elecciones a celebrar el día 23, que se pueda solicitar el voto hasta el día 13 y que se pueda ir a Correos a depositar el voto hasta el día 20.

¿Cuál es el resultado de esta treta cuya “legalidad” no soporta el más mínimo análisis?

Pues que la persona que el domingo 23 de julio no va a estar para votar presencialmente y ha solicitado el voto por Correo, porque va a estar de vacaciones,  no se va a ir de vacaciones el día 22 sino que se ha ido de vacaciones el día 1 de julio o como muy tarde el 15 de julio, obviedad ésta en la que parece no haber reparado nadie para denunciar la jugada del PSOE nada más conocerse la convocatoria anticipada de elecciones, con lo cual si Correos no se ha puesto a repartir los sobres con la documentación para votar nada más recibir las solicitudes, -como hubiera sido lo procedente-, sino que ha retrasado el envío de los sobres de la documentación y se ha esperado al 13 de julio que se cerraba el plazo para solicitar el voto, cuando se ha puesto a repartir mayoritariamente esta documentación, el viernes 14, el lunes 17, el martes 18, el miércoles 19 y el jueves 20 de julio,  la gente que tenía que recibir esa documentación para ir luego a votar ya se había marchado de su domicilio para vacaciones, porque resulta una obviedad que si el 23 iban a estar de vacaciones no era porque se fueran el 22 sino porque como muy tarde se habían marchado el día 15.

El resultado es que 450.000 españoles no van a poder votar, porque no van a estar en sus domicilios para recoger la documentación o para ir a la oficina de Correos a retirarla. A la “derecha”, que en su ingenuidad se congratulaba de que por fin hubiera elecciones y se pudiera echar a Sánchez,  le ha pasado la jugada del PSOE como a los cazadores novatos les pasan las piezas de caza, que pasan a su lado y ni las ven ni las oyen.

Que piense el lector si “la derecha” hubiera dejado sin votar no ya a 450.000 electores, (que incendiarían las calles, saquearían las tiendas y sería la guerra civil) sino a unos pocos cientos, la que formaría la izquierda y sus medios de manipulación. La izquierda en cambio ha dejado sin votar a varios cientos de miles de españoles y no pasa absolutamente nada. España y sus instituciones de salvaguardia de la democracia, están muertas, de lo contrario esto no se habría consentido.

El art. 70, 2º de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa define la desviación de poder como:

“Se entiende por desviación de poder el ejercicio de potestades administrativas para fines distintos de los fijados por el ordenamiento jurídico.”

El art. 7 del Código civil (que en esta parte es teoría general del Derecho) establece respecto al abuso de derecho que:

  1. Los derechos deberán ejercitarse conforme a las exigencias de la buena fe.
  2. La ley no ampara el abuso del derecho o el ejercicio antisocial del mismo. Todo acto u omisión que por la intención de su autor, por su objeto o por las circunstancias en que se realice sobrepase manifiestamente los límites normales del ejercicio de un derecho, con daño para tercero, dará lugar a la correspondiente indemnización y a la adopción de las medidas judiciales o administrativas que impidan la persistencia en el abuso.”

El art. 6, 4º del Código civil, se refiere al fraude de Ley y establece que:

“Los actos realizados al amparo del texto de una norma que persigan un resultado prohibido por el ordenamiento jurídico, o contrario a él, se considerarán ejecutados en fraude de ley y no impedirán la debida aplicación de la norma que se hubiere tratado de eludir.”

El presidente del Gobierno puede decidir adelantar las elecciones, y también puede decidir una fecha concreta, pero si esa fecha se elige con la finalidad de provocar un mayor índice de abstención, tanto por el calor que se prevé de modo cierto para esa fecha, como por el tapón que se va a provocar en el voto por correo, estamos en presencia de una clarísima desviación de poder, abuso de derecho, y fraude de ley, porque las potestades del Presidente del Gobierno se están utilizando en fraude de ley y con claro abuso de derecho para obtener un resultado  contrario al fijado por el ordenamiento jurídico para otorgar esta potestad.  Estos preceptos habría que relacionarlos no solo con el principio constitucional de interdicción de la arbitrariedad (art, 9, 3º CE), sino con el propio art. 34, 2º  Ley 39/2015 de Régimen Jurídico de las AAPP que establece que :

“El contenido de los actos se ajustará a lo dispuesto por el ordenamiento jurídico y será determinado y adecuado a los fines de aquéllos.”

y no es determinado y adecuado a los fines de una consulta electoral de primer orden como son unas elecciones generales el boicotar e influir en  su resultado con la artimaña de elegir una jornada de calor extremo, en pleno periodo vacacional, para provocar con ello una mayor abstención y un voto por correo donde no se procede a la entrega de los sobres con la documentación para votar, hasta que los que iban a estar de vacaciones hace días o semanas que no pueden recoger esos sobres para votar, o se obliga a hacer colas de 4 ó 5 horas de pié y al sol de la playa para poder acceder a las oficinas de Correos.

España se dice, sin el menor rigor, que es un Estado de Derecho, pero la realidad es tozuda y demuestra todo lo contrario, demuestra además de que la “derecha” o la oposición a la antiEspaña no se entera de la película de la maldad con la que actúa el enemigo,  demuestra además y sobre todo que al Estado de Derecho ni está ni se le espera, no sola la Fiscalía, “que depende, de quién depende, del Gobierno, pues eso”, sino tampoco la Junta Electoral, el Defensor del Pueblo, el CGPJ o en su defecto las asociaciones de jueces y fiscales,  ni otras instituciones del Estado que en salvaguardia de la limpieza del proceso electoral y del estado de Derecho  en lugar de guardar corrupto silencio tendrían que haber salido al paso de esta treta que perjudica a cientos de miles de españoles y a los destinos de España en la próxima década. Se obtenga o no el resultado  pretendido con este falseamiento, lo cierto es que la desviación de poder resulta totalmente intolerable, porque se ha elegido este domingo sin motivar por qué esta fecha (la motivación es un requisito sustancial de los actos administrativos, máxime cuando se ejercitan potestades discrecionales), cuando a todas luces resulta un disparate o más exactamente un abuso de derecho y un fraude de ley.

Ayer fue 18 de julio, la propaganda roja y masónica, valga la redundancia,  lleva 70 años engañando a la gente con la farsa de que lo de Franco fue un golpe de Estado. El golpe de Estado lo dieron ellos falseando el resultado electoral de las elecciones de febrero de 1936 y haciendo de la República una República del crimen en lugar de una República del bien común, donde los miembros del gobierno mandaban sacar al jefe de la oposición parlamentaria a las 3 de la madrugada de su casa para pegarle dos tiros en la nuca.  Que no se diga el día de mañana de la España de hoy y de estas elecciones, como se dice de la República para tapar su verdadero rostro de crimen, que era “la legalidad republicana”,  “el régimen legítimamente constituido”. Hay muchas formas de hurtar la voluntad democrática de un pueblo, y de dar un golpe de Estado encubierto, el intento de falseamiento del proceso electoral,  -ya veremos con qué alcance o con qué resultado-, también es una forma de golpe de Estado, aunque como lo comete la izquierda se tape en los medios de comunicación, y las instituciones que tienen por obligación la defensa de la legalidad miren para otro lado. Ni el Rey ni el Defensor del pueblo, ex candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, han abierto la boca, ante la deserción de todos los demás, incluidas las asociaciones de jueces y fiscales,   la Universidad y la Iglesia que con Franco se metía hasta en los charcos y ahora callan como putas. Que no hablen luego de “legalidad republicana” ni de “legitimidad constitucional”, porque la legalidad en España brilla por su ausencia, lo que tenemos es la antítesis del Estado de Derecho y de una verdadera democracia. Dejo constancia de ello y de la corrupción de todas y cada una de sus instituciones (y sus componentes) con estas pobres líneas.


5 respuestas a «La elección del 23 de julio como fecha para celebrar las elecciones generales: la icónica malicia y fullería de la izquierda frente a la ingenua cándida estupidez de la “derecha”»

  1. El artículo pone el dedo en la llaga de la auténtica realidad y del mal endémico y fundamental que sufrimos en España y que la mayoría de la sociedad se niega a ver por ignorancia, buenismo/cretinismo (que es lo mismo, valga la rima), borreguismo/sectarismo (lo mismo, al cuadrado) y/o por indolencia/pasotismo (ídem). La izquierda española es una anomalía absoluta desde su nacimiento. No son únicamente ladrones, como podría predicarse de la mayoría de los políticos de cualquier signo, son una organización mafiosa en toda regla, una panda de criminales despiadados de la peor especie, una chusma de psicópatas delincuentes, asesinos, degenerados y antiespañoles que no dudaría un segundo en matar a sangre fría a todo aquél que no se pliegue a sus imposiciones totalitarias si también disfrutaran de impunidad para ello como la gozan para casi todos los demás crímenes que no han parado de cometer durante su funesta existencia. Si la gente no se mete esto en la cabeza en masa, y ya va siendo hora, y destruimos literalmente a esta escoria, o serán ellos los que nos destruyan a nosotros como sociedad y como Nación a no mucho tardar, como ya lo están finalmente logrando después de décadas.

    1. Muy buen artículo. Tristemente así es.
      ¿Cuándo surgirá en España un partido político nuevo, formado por personas honestas, libres de compromisos, amantes de Dios y de la Patria, que busquen el bien de la Nación?
      Parece que en situaciones de normalidad, los españoles tendemos a la pasividad y somos reacios a pasar a la acción, y que sólo ante situaciones límite aparecen líderes capaces de aglutinar a la población. Quizás también contribuye a ello la persistencia en nuestro inconsciente de los amargos recuerdos de la pasada contienda civil. Este «dejar hacer» estaría siendo aprovechado por los habituales enemigos para imponer sus malévolos planes.

  2. Magnífico.
    Siempre. Reiteradamente.
    Tenemos que felicitarle una vez más y agradecerle sus elaborados y certeros comentarios.

    Yo, además, me voy a permitir unos que reiteradamente todos (muchos) quieren ignorar o minusvalora.
    Desde luego, «todo suma», todo «hace masa» que dicen los albañiles:
    La constitución (y su desarrollo ilegal y perverso)con sus autonomías. La ley electoral alambicadamente torticera. Los Media, la Iglesia, la Justicia, las FOP etc, todos mirando para otro lado cuando no lavando a conciencia las idem.
    Pero el puchero también:
    —Censo: moritos y demás inmigrantes («migrantes»), muertos, sefardíes, hispanos del exilio republicano, ucranianos, etc…..
    —Correo: falta de custodia (rotura de la cadena), manipulación, etc…
    —Recuentos parciales…. en mesas, en la transmisión (teléfono o tabletas) a lndra, Indra, ….
    —Recuentos generales manuales: no se hacen, a pesar de ser obligados por ley y ser jueces la mayoría de los miembros de las juntas

    — Dar por matemáticamente reales no ya los inexistentes sondeos a pie de urna, sino los datos cocinados por Indra a las 11 de la noche.

    Joder, más claro agua: todo suma y los pucherazos (que so lo digan a Trump), más.

    Pero, lo jorobado (modero el lenguaje) es que hasta los cornudos perdedores están de acuerdo con llevar la cornamenta y no dicen nada, es más, alaban el sistema.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad