La estatalización de la enseñanza

El sectarismo ideológico del actual gobierno está dejando su impronta en todas sus iniciativas gubernamentales. El ataque a la enseñanza concertada es un ejemplo más del laicismo militante de nuestro ejecutivo. Personalmente no me sorprende, ya que en el ADN político de la coalición en el gobierno éste es un rasgo definitorio más que evidente.

Los fondos previstos en el Plan de Reconstrucción Social y Económica, tras el confinamiento, destina dos mil millones de euros a educación. Pues bien, ni un solo euro está destinado a la enseñanza concertada, pese a las enmiendas y propuestas presentadas al respecto por Vox y el Partido Popular. No, ha sido la contestación  de la titular del Ministerio de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá. Una postura apoyada, de forma entusiasta, por los socios neocomunistas del gobierno de Pedro Sánchez. Sin lugar a dudas es el preámbulo del debate de la futura ley de educación, la LOMLOE (Ley Orgánica de Modificación de la LOE). La discriminación es flagrante y claramente injustificada.

El artículo 27 de la Constitución garantiza la libertad de enseñanza, pero con una estrategia retórica, se quiere incluir la eliminación en la redacción del articulado del texto de la “demanda social”, es decir, se cercena la libertad de los padres a escoger centro educativo. De esta manera, la apuesta por la educación pública se convierte en omnímoda. Jamás se había llegado tan lejos en el ataque al derecho constitucional que garantiza el artículo citado. El sectarismo y el anticlericalismo alcanzan su máximo exponente en materia de educación. Se pretende hacer creer que el pueblo español es laico, aconfesional, cuando el sentir religioso es mayoritariamente cristiano.

En España la situación es la siguiente: el 67,5 % del alumnado no universitario está escolarizado en la escuela pública; el 25,7% lo hace en la enseñanza concertada con fondos públicos, y el 6,9% en la educación privada. Por tanto, más de una cuarta parte de la red pública de educación está concertada, y cuenta con un volumen de más de dos millones de alumnos. Además, cada año, la demanda social de plaza en centros concertados crece por encima de la oferta disponible. Este indicador manifiesta el deseo de los padres de poder escoger el modelo alternativo al ofrecido por la enseñanza pública. Pues bien, este aspecto es el que incomoda a los socialistas y comunistas, de ahí que quieran eliminarlo del texto de ley. Pero añadiré algo más, algo que conocen los defensores de este totalitarismo educativo y que tanto les incomoda. Seis de cada diez centros concertados son católicos. Esto no lo pueden soportar y no lo van a permitir.

La llamada ley Celaá , será la quinta ley de educación que se apruebe en nuestra reciente democracia. Pero hay que recordar que la LOMCE (Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación) aprobada en 2013 en el las Cortes Generales, fue derogada tras la llegada al poder de José Luis Rodríguez Zapatero, poniendo en marcha la LOE (Ley Orgánica de la Educación). Jamás se aplicaría. La Ley General de Educación, con la que se inauguró la democracia, había sido aprobada en 1970 y derogada tras la aprobación de la LOECE ( Ley Orgánica por la que se regula el Estatuto de Centros Escolares) en 1980. Cinco leyes educativas democráticas y cuatro que entraron en vigor. Que no nos manipulen, que no nos engañen.

La que ahora se pretende aprobar, de todas, es la más ideologizada desde la perspectiva laicista. Las movilizaciones en contra se anuncian. El ataque contra la educación especial y la enseñanza concertada y la estatalización, propia de regímenes totalitarios, se impone de forma imperativa. El programa político filo marxista se abre paso de forma contundente cercenando libertades públicas e individuales. La enseñanza tiene una importancia decisiva en las aspiraciones de imposición cultural de un nuevo modelo de sociedad. En Cataluña, o  en Vascongadas, modelos de adoctrinamiento educativo han rendido espectaculares resultados a sus promotores. Es el triunfo de la intransigencia vestida de tolerancia.


2 respuestas a «La estatalización de la enseñanza»

  1. Todo lo que dice este artículo es la pura verdad, y yo lo comparto a piés juntillas, y me congratula que haya todavía personas que se preocupen de este tema y dediquen un artículo a exponerlo.
    Ahora bien, sentado lo anterior creo que no basta con lamentarse de lo perverso que es el enemigo, sino que habrá que mirarse el ombligo también y ver qué parte de culpa tiene la escuela concertada en todo esto, la Iglesia, y los que deberían defender la libertad de Educación y la Educación, además de libre, cristiana. No lo digo como reproche al autor, que me parece impecable en sus planteamientos, sino como reproche a la Iglesia y a los centros educativos «cristianos».
    Tengo una opinión pésima de la escuela concertada «cristiana»(¿?). A decir verdad tendría mi opinión que mejorar mucho para que alcanzara sólo el nivel de pésima, ahora mismo es todavía peor. Estamos en una guerra permanente («La paz empieza nunca», como el título de aquella película de Adolfo Marsillach basada en la novela de Emilio Romero) entre la Sinagoga de Satanás y la Ciudad de Dios, y los centros concertados católicos parece que no se han enterado todavía. Vale que no se hayan enterado todavía la masa social de los analfabetos, ignorantes y los borregos de 16 años carne de cañón, de la droga en sus distintas formas, y carne de cañón de las empresas de trabajo temporal, pero digo yo que las Escuelas católicas era para que se hubieran enterado, pero no lo parece.
    En estas páginas se publicó en el mes de noviembre pasado un artículo relativo al XV Congreso de las «Escuelas Católicas», cuyo enlace es este:
    https://www.xn--elespaoldigital-3qb.com/el-bolchevismo-de-i-celaa-ma-de-educacion-y-la-estupidez-de-las-escuelas-catolicas/
    y la ingenuidad que cometieron de invitar a la Ministra de Educación Isabel Celá para que tomara la palabra y para que soltara aquello de :
    “de ninguna manera se puede decir que el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa, o a elegir centro educativo, podrían ser parte de la libertad de enseñanza. Esos hechos, los de elegir centro formarán parte del haz de derechos que puedan tener los padres, madres en las condiciones legales que se determinen, pero no son emanación estricta de la libertad reconocida en el art. 27 de la Constitución.”

    Es lo que ocurre cuando en una guerra sólo uno de los dos bandos defiende sus ideales y acomete al contrario y el otro todavía lo sigue agasajando como si tal cosa, como si en esta lucha no nos fuera la vida o valores que están por encima de las vidas individuales de cada uno.
    Piénsese en una carrera de relevos en la que solo un equipo corriera, el resto se quedaran como pánfilos mirando sin hacer nada o incluso ayudando a los corredores del equipo contrario que sí corre.
    Piénsese lo que ocurriría si en un partido de fútbol, de baloncesto o de lo que sea sólo un equipo jugara y marcara, y el otro se quedara mirando o incluso retirara a su portero para facilitar que el contrario marcara, y marcara y siguiera marcando.
    Piénsese un combate de boxeo donde uno de los luchadores se mantuviera con los brazos caídos y pusiera la cara una y otra vez para que se la partieran.
    Esto mismo es lo que está pasando en España en un montón de temas, entre ellos en el tema de la Educación, de la escuela concertada, y de la defensa de los Valores cristianos, y lo que sorprende no es esta actitud de brazos caídos (que nos debería sorprender muchísimo si las cosas en este país fueran normales), de dejar la portería propia lo más expedita posible, retirando al portero para facilitar que el contrario pueda marcar más y con mayor finalidad, sino que lo que más sorprende es que luego las propias escuelas que hacen esto y adoptan esta actitud autodestructiva se sorprendan del resultado del marcador. Si te dejas ganar, ¿qué esperabas?
    ¿Entiende ahora el lector por qué mi opinión sobre las escuelas católicas tendría que mejorar muchísimo para que solo pudiera calificarse de pésima?
    Que la Sinagoga de Satanás da un golpe en el plexo solar, y en la cabeza, detrás de otro, está claro, lleva así asestando un golpe detrás de otro desde hace 60 años, pero esa no es la cuestión, porque los enemigos de la Religión no son tontos ni son mancos, la cuestión es qué es lo que hace la Ciudad de Dios para neutralizar esos golpes, o lo que es lo mismo, ¿qué es lo que hace la Iglesia y la Escuela concertada o la Escuela Católica para neutralizar estos golpes?
    Y lo que vemos que hace es lo que se denunciaba en ese artículo del mes de noviembre (al que me he referido antes), invitar a la Ministra Celá al XV Congreso y darle ingenuamente la palabra para que diga lo que dijo, o lo que en este otro artículo de El Español Digital publicado el 10 de junio pasado:
    https://www.xn--elespaoldigital-3qb.com/la-editorial-catolica-sm-al-descubierto-ideologia-de-genero-y-teologia-de-la-liberacion-marxista/
    denunciaba una valiente profesora de religión, Alicia Beatriz Montes Ferrer, cómo los libros de Religión de una editorial supuestamente «católica» (creada por los Marianistas) como es la Editorial SM, tenían un contendido al hilo de la ideología de la propia Ministra Celá: ideología de género , pensamiento marxista, Teología de la liberación.
    Artículo que a los pocos días se completó con otro de Toribio publicado el 19 de junio en El Español Digital cuyo enlace es este:
    https://www.xn--elespaoldigital-3qb.com/revista-vida-nueva-digital-hipocritas-sepulcros-blanqueados/
    de cómo no solo la editorial «católica» «SM» sino también el sello de libros cristianos «PPC» o la Revista Vida Nueva, tenían este contenido.
    Entonces mientras las Editoriales «católicas»(¿?) tengan libros de texto con contenidos de esta naturaleza, mientras la Educación «Católica» acoja en sus centros educativos libros de texto con estos contenidos, mientras que lo importante en los centros concertados sea hacerle la pelota al Gobierno y a la Ministra, y colocar la placa de centro Bilingue (que de bilingue tienen lo que yo de torero) y el Programa Beda, para aparentar una excelencia que es pura mediocridad, mientras el contenido marxista de los libros de texto de religión (de Historia, Filosofía o Literatura, ya ni hablamos) lo tenga que denunciar una profesora de Religión por su cuenta (mo si no hubiera Obispos, ni un Papa, ni cuerpo Directivo en esos colegios, sino que aquí la guerra la tiene que hacer un profesor por su cuenta), mientras las Escuelas Católicas como grupo no dicen nada ni hacen nada o si hacen algo es invitar a la ministra a su congreso, creo que mientras esa siga siendo la actitud de brazos caidos, no tienen derecho ni a soprenderse ni a quejarse, porque están recogiendo la cosecha que están plantando desde hace décadas. Si yo planto tomates, lo que no puedo es quejarme de que luego la mata que he plantado me dé tomates, porque cuando uno planta tomates son tomates lo que obtiene.

    Lo hemos visto en las elecciones gallegas y vascas: si dejas en manos de los separatistas y de los enemigos de España, -valga la redundancia-, la educación de las nuevas generaciones, y estas nuevas generaciones son educadas en el separatismo y en el odio a España, pues llega un momento que la población que no es separatista se va haciendo vieja y se va muriendo, y la educada en el odio y en el separatismo va creciendo y alcanza la edad de votar, y llega un momento, donde el relevo generacional ya se nota (han pasado 45 años desde la muerte de Franco) que al final las elecciones son para ellos, porque es lo que se ha sembrado, con toda la mala intención y con toda la paciencia, para crear en España unos nuevos Paises Bajos como los del siglo XVI, y de esto no solo tienen la culpa los que lo han hecho con toda la mala intención de obtener este resultado y esta cosecha, sino los políticos del PP y del PSOE y sus alrededores, (incluidas las instituciones y Poderes del Estado que deberían haber velado por España como Estado y como Nación, y aquí están incluidos todos desde la Corona, los Diputados y Senadores de todas las legislaturas, los miembros del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional, a todos los Gobiernos que ha habido en España, y los mandos de las FFAA, cada uno en su alicuota parte de culpa que no es poca) que a sabiendas que ese camino conducía a esta situación, han preferido el pan para hoy y el hambre para mañana de que les aprueben unos presupuestos o de salir del apuro momentáneo en lugar de tener una idea de España que les hubiera impedido ser tan miserables y tan traidores y tener tan poca visión de futuro.
    Con la descristianización ocurre igual que con el separatismo y el odio a España, si toda la lluvia ácida de la propaganda izquierdista y atea va empapando los corazones y mentes de los españoles, si hasta los centros educativos católicos han desertado del catolicismo verdadero y sus libros de texto son puro rojerío para así acomodarse a lo «políticamente correcto» perdiendo de vista que lo «políticamente correcto» es lo «cristianamente incorrecto», porque no se puede adorar a Dios y a Satanás a un tiempo, o se está con uno o se está con otro, con los dos a la vez no es posible, entonces no nos quejemos ahora cuando se empiezan a recoger las consecuencias de una sociedad descristianizada que vive de espaldas a Dios, y que ha pasado de creer aunque muchos no fueran a misa al momento presente que los padres ya no se molestan ni en bautizar a sus hijos, y los primeros que no creen en Dios ni observan los principios de la Iglesia son los propios Obispos que están más cerca de Herodes y de Caifás que de Jesucristo.
    Los que empezamos a tener ya unos años, recordamos lo que aprendíamos en la Enciclopedia Álvarez sobre Viriato, que fue traicionado y los que lo traicionaron pidieron cobrar su traición y los romanos respondieron: «Roma no paga a traidores». La Iglesia en general y las escuelas concertadas en particular todavía no se han enterado de algo que es tan viejo como la epopeya de Viriato, que Roma no paga a traidores. Lo estamos viendo con el Rey Emérito, que ha sido usado por los enemigos de España, y él se ha entregado a ellos para darse la gran vida, y ahora que ya han obtenido de él lo que querían, Roma no paga a traidores. Y está ocurriendo lo mismo con las escuelas católicas, ya han hecho todo lo que le convenía al comunismo y la masonería, y ahora no hay un duro para ellos. ¿Por qué, si ellos han estado con los gobiernos en todo, y hasta en noviembre invitaron ala Ministra a su XV Congreso?, pues porque «Roma no paga a traidores».
    El otro día el Presidente del Gobierno era preguntado sobre su relación con el Papa o con la Iglesia y dijo que era muy buena, que habían tenido problemas con unos benedictinos (los del Valle de los Caídos) y que el Gobierno había acudido al Papa y se había despejado el camino para el traslado del cadáver de Franco. Mientras esta sea la actitud de la Iglesia, de vasallaje, la extrema izquierda se valdrá de ella gratis a cambio de nada, porque lo que la Iglesia no acaba de enterarse es que el fin último que persigue la Sinagoga de Satanás es la destrucción de la Ciudad de Dios, LA DESTRUCCIÓN, su COMPLETA ANIQUILACIÓN, a ver si nos vamos enterando.
    Otra cosa ocurriría si la Iglesia librara el combate de las ideas. Se imagina si el comunismo tuviera la red de colegios católicos que hay en España, y los utilizara para sus fines, el partido que le sacaría, y sin embargo esta red es, con escasas excepciones, un cero a la izquierda.

    Para terminar unas últimas cosas,
    1.- la primera, en la Educación concertada, en mi modesta opinión, el nuevo Vellocino de oro son las buenas notas y las estadísticas de las pruebas de la EVAU (pruebas de acceso a la Universidad). Hasta el extremo en muchos colegios que si un alumno no es buen estudiante, se lo quitan de en medio en lugar de ayudarle como sería lo cristiano. Hay un culto social a las notas altas. Más que de Cristianismo parece que estamos ante el Malthusianismo.
    Así para estudiar Medicina es requisito tener cerca de un 10 de nota media. Hay una inercia social a este culto, especialmente intenso en este tipo de centros educativos supuestamente «elitistas». Sin embargo creo que es un error deslumbrarnos por este parámetro, para qué queremos médicos de nota media 10 en la Selectividad o en la EVAU si luego dejan morir a los ancianos, o le quitan un respirador a una persona de 70 años para dárselo a uno de 30, habrá que tener en cuenta otros parámetros y no quedarse deslumbrados únicamente por la nota o el expediente. Para qué queremos Jueces o Fiscales con un excelente expediente académico, si luego a la hora de dictar sentencia prevarican y no buscan cristianamente la Verdad para adherirse a ella, sino que dictan sentencias injustas por sectarismo o para así promocionarse profesionalmente o congraciarse con el poder para obtener los frutos de su prevaricación. Para qué quiero unos Fiscales con notas muy brillantes si luego le piden al oido el teléfono a las letradas para echar un polvo a cambio de un poco del poder que ellos como fiscales poseen, con lo que ello supone para la perversión del proceso penal y del principio de la buena fe procesal y la Justicia como ideal ético y jurídico.
    2.- Muchos de los políticos más nefastos que ha tenido y tiene España, (Arzallus, Pujol, Junqueras, Adolfo Suárez, Zapatero, Pedro Sanchez, y prácticamente todos los miembros de todos los Gobiernos de España y de la mayoría de las CCAA), Ministra de Educación Celá incluida, han estudiado en colegios religiosos. Algo se habrá hecho mal cuando tanta gente formada «moralmente» (se supone) en colegios católicos luego desarrollan y son exponentes de políticas abiertamente anticristianas (proabortistas, ateos, islamización de España, materialismo económico, explotación laboral, etc. etc). Esto habría que hacérsolo mirar.
    3.- Todos los años (menos este) vemos durante el mes de mayo las Primeras Comuniones del chavales, con sus trajes, pero todos los años vemos también que Satanás tiene paciencia y sabe esperar, y estos niños que hacen la Primera Comunión, tan blanquitos por dentro en ese momento (cada vez menos, por cierto, a cuenta del mal uso de internet) , no pasan ni cinco o seis años y están ya echados a los brazos del Mal, fumando porros, viviendo de espaldas a Dios completamente. De nada sirve la primera Comunión con 6 años si con 12 ó 13 de aquello ya no queda nada y se echa a los brazos de Satanás ya para siempre, no es un problema de los colegios cristianos sino en general de la Iglesia, pero observo cada año que ocurre lo mismo con cada promoción de chavales, saliendo de Primera Comunión y Satanás esperándolos unos años más tarde para hacerse con ellos, y no parece que nadie haya detectado este problema como para buscarle una solución, en lugar de dejar pasar siempre lo mismo con una tras otra generación de chavales.
    4.- Y por último uno de los mayores defectos para mí de los centros educativos concertados es su «amarillismo». Yo estudié en un colegio público en los últimos años del franquismo, en mi colegio se rezaba pero nunca se cantó el «Cara al Sol». Dicen que en los colegios «de curas» (que se llamaban entonces) sí se cantaba. No sé si es verdad o no, pero no me extraña. Hoy los primeros en adoptar las medidas políticas y anticristianas del Gobierno (de los sucesivos Gobiernos de España) son los colegios religiosos. Donde antes se implantó eso de «los niños y las niñas», «ellos y ellas», «los alumnos y las alumnas», y todo el lenguaje de género fue en los colegios religiosos. Nada como un Director de colegio religioso para oir hablar de esta forma estúpida. Esto no me lo han contado, esto lo he visto yo con mis ojos. El bilinguismo de fachada, lo de obedecer en todo al Gobierno, en cuestiones que son puramente morales. Estoy convencido que si España sigue por el camino que va, los colegios religiosos colaboraran con el Gobierno para delatar a los cristianos que no hayan desertado de su Religión. Algo así como las porteras de los edificios durante la Guerra civil en el Madrid rojo, que delataban a los religiosos o a lo «fascistas» que habían encontrado refugio en alguno de los pisos, las porteras enseguida lo denunciaban y venían los milicianos a por ellos.
    Un aspecto concreto de este «amarillismo» es el culto que hay en España desde hace unos años por precisar títulos, estudios para todo. Hay una sobrecarga sobre los alunos desde primaria de tareas contenidos y requisitos. Me parece una locura que nadie ha dicho basta ya, sino todo lo contrario se va a más cada vez en una espiral totalmente inhumana.
    No creo que para vender aspirinas envasadas en una farmacia sea preciso estudiar y obtener un título de formación profesional para ello. En mis tiempos, y no soy tan mayor, la gente salía del colegio sabiendo leer y escribir, y ya del bachiller por descontado. Hay chavales que vienen del colegio y les dan las 11 de la noche y no han terminado de hacer las tareas. Todo el mundo está por la labor de sobrecargar los planes de estudio, las tareas las actividades. en un país donde no está garantizado el poder hablar Español en según qué regiones de la nación, sí es preciso sin embargo aprender inglés ya desde la guardería. Los estudios son cada vez mayores, y paradójicamente nunca los universitarios salen peor preparados que ahora, por mucho máster que hagan y mucho B2 de inglés. Creo que todo el mundo está por la labor de cada vez echar más exigencias y titulitis sobre los estudiantes (para nada, porque luego su formación no es mejor sino peor, o para luego acabar repartiendo pizzas a domicilio, o trabajando de médico por 1000 € que es lo que un lider socialista deja de propina cuando se va de putas con su chófer), recuerdo Ciudadanos apoyando esta espiral de locura, y creo que alguien tendría que decir ¡basta! de tanta exigencia sólo para que las Universidades ganen dinero a costa del dinero de las familias. Lo digo porque los colegios concertados son muy dados a adoptar como propia y como buena esta espiral y a exigir a los chavales tareas y exigencias hasta la extenuación, para luego nada, para luego crear una sociedad de ignorantes que no es mejor ni está más formada que otra no tan sobrecargada de exigencias absurdas. La Educación es otra cosa.

    Nada de lo dicho es una crítica al artículo, que lo comparto plenamente, sino a la actitud a mi modo de ver errónea de las Escuelas concertadas y de la Iglesia oficial en el tema educativo.
    No pretendo sentar cátedra, es solo mi punto de vista.

  2. Buenos días:
    Muchas gracias por su magnífica contestación. Sus planteamientos, perfectamente argumentando, se atienen a una verdad incontestable. Es una verdadera tragedi8. Por ahí comienza la podredumbre de nuestra sociedad. La educación es un pilar básico para construir el futuro de una nación. Un agradecido y fortísimo abrazo. Siga así, por favor.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*