«La fuerza del relato» (Almuzara-Sekotia), de Luis María Ferrándis

Luis María Ferrándis

Un ensayo contra la “netflixización” de la sociedad y la expansión del pensamiento único, victimista e identitario

El guionista, productor, director y miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, Luis María Ferrándis, publica un ensayo con Sekotia sobre la «netflixización» de la sociedad.

En La fuerza del relato, Luis María denuncia que la expansión masiva de las plataformas de contenido ha provocado la internalización de una narrativa ficticia que está distorsionando nuestra percepción, creando una especie de falsa realidad.

Esto provoca situaciones como: “Profesores despedidos por enseñar libros que ofenden. Artistas, periodistas y profesionales cancelados por ir contra el discurso único. Mutilaciones y censura de obras artística tachadas de inapropiadas. Imposiciones de agendas y discursos de las minorías identitarias. Destrucción de los estados de derecho a través de relatos victimistas para construir imperios económicos en manos de élites fanatizadas. Pérdida de libertades, de poder adquisitivo y de acceso a información de calidad. Políticos contando historias de ficción y guionistas censurados por no contar una supuesta nueva realidad”, escribe el autor.

Esta narrativa de la ficción emocional somete al individuo a una nueva moralidad y forma de pensamiento que se convierte en único. Un contexto construido con la fuerza del lenguaje gracias a una terminología embaucadora que deforma la realidad y se impone de manera asfixiante.

La fuerza del relato es un manual que ayuda a resistir y liberarse de esa esclavitud mental, moral y política impuesta por las narrativas propias de la ficción escenográfica y emocional que se imponen sin más argumento que el discurso victimista e identitario. Y Luis María va un paso más allá: “Contar una buena historia, es algo extraordinario. Pero contar la verdad, es algo imprescindible”.

Luis María (Madrid, 1977), es doctor en ciencias de la información por la Universidad Complutense de Madrid y licenciado en Comunicación Audiovisual por la misma universidad. Miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, desarrolla su carrera cinematográfica como guionista, productor y director, realizando películas y series, además de desarrollar contenidos de ficción para plataformas y televisiones.

Es uno de los script doctor más reconocidos del país, habiendo asesorado más de medio centenar de proyectos audiovisuales. CEO fundador de FikticiaKorner e ideólogo y coordinador de las Nuevas conversaciones cinematográficas de cine español, ha escrito y dirigido “249, la noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla” y “La pantalla herida”, además de trabajar en los equipos de dirección de varias películas compaginando su carrera de guionista, articulista y escritor.

A lo largo de sus veinte años de carrera ha impartido clases en algunas de las más prestigiosas instituciones y universidades nacionales e internacionales como la escuela de artes y espectáculos, UFV, Pontificia de Salamanca UPSA, UDIMA o la Rome University of Fine Arts) en diferentes materias relacionadas con los nuevos modelos de comunicación, el cine y la narrativa audiovisual.

Anexamos una interesantísima entrevista realizada al autor por el reconocido comunicador Javier García Isac (ETDATV-Informa Radio)


Una respuesta a ««La fuerza del relato» (Almuzara-Sekotia), de Luis María Ferrándis»

  1. La fuerza del relato está impulsada por la cábala numeral y acústica en su semántica de programación neurolinguistica con sus símbolos y signos arcanos. Son arquetipos psicoideos impulsados por egrégoros de captura del inconsciente colectivo. Nada nuevo bajo el sol, se viene haciendo desde el nacimiento de la civilización y anteriores a esta que vivimos. Hay una gran diferencia entre el hecho real y hecho cultural, este se va modificando, manipulando, oscureciendo, en la historia oficial reescrita por los vencedores en las guerras, degradando el hecho real. Lo que hoy conocemos como la edad hierro, la más oscura al ser la última etapa antes de su final. Es la memoria histérica de lo políticamente correcto que conocemos hoy día, valores invertidos de significado, insoportables para el cuerdo orientado al espíritu y de gozo sadomasoquista para el instinto animal humano, se está utilizando para un objetivo de reinicio en su totalidad humana.

    Solve et coagula nos habla del proceso al que recurre la práctica alquímica para obtener la verdadera fuerza de las cosas. El método de disolver y reunir busca la sacralización de la materia y en este tiempo de vida en el que estamos, se utiliza para el Novus Ordo Seclorum. Algunos, a lo más, puede sonarle haber escuchado el lema masónico inscrito en el dólar, “Novus Ordo Seclorum”, es decir- “nuevo orden de los siglos”. La traducción literal de “Novus Ordo” es “Nuevo Orden”. Su nombre completo es “Novus Ordo Missae”. Este término fue usado para describir la Nueva Misa introducida por el Papa Pablo VI en 1969. La mayoría de católicos no saben que hay otra Misa diferente a la Misa dominical a la que asisten en inglés, español o en el lenguaje al que van a Misa. Solo unos pocos católicos de más edad recuerdan aún que, antes del Concilio Vaticano II y la Nueva Misa de 1969, había algo que recuerdan como la Misa en Latín.

    Por lo tanto, lo que surja de todos los acontecimientos que se están acelerando en su disolución, dependerá del valor espiritual contra esta disolución, destrucción de la civilización o renacimiento en un nuevo orden espiritual, evidentemente contrario a lo que promueve la masonería y sus tecnócratas capitalistas. Solo dios sabe como va a terminar todo y como comenzará de nuevo, lo que sí se sabe, es que el PARÁCLITO está de parte de los que tienen valor de espíritu.

    Saludos cordiales

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad