La guerra civil española o la memoria de la mentira y la cobardía

Azaña y Negrín camino de Francia

Después de la sustitución de dos ministros, uno militante del Partido Nacionalista Vasco y el otro de Esquerra Republicana de Catalunya, en agosto de 1938 quedó constituido el último Gobierno del llamado Frente Popular que estaba formado por su presidente Manuel Azaña Díaz de Izquierda Republicana, su jefe Juan Negrín López del Partido Socialista Obrero Español, más tres ministros militantes de Izquierda Republicana, tres del PSOE (uno en representación de la Unión General de Trabajadores), uno del Partido Comunista de España, otro del Partit Socialista Unificat de Catalunya, uno de Unión Republicana, otro militante de la Confederación Nacional del Trabajo, y por último uno de Acción Nacionalista Vasca: Gaceta de la República. Diario Oficial. Barcelona, miércoles 17 agosto 1938. Núm. 229.

Pues bien, según el Gobierno del Frente Popular la Guerra Civil española comenzó oficialmente con la “declaración del estado de guerra” el lunes 23 de enero de 1939:

Clic para ampliar

Y oficiosamente la Guerra Civil española terminó sobre las 15 horas del  6 de marzo de 1939 con la segunda y definitiva huida del jefe del Gobierno desde el aeródromo de Monóvar (Alicante) rumbo a Francia.

Cuando todo el Gobierno del llamado Frente Popular llevaba tres días en seguro territorio francés y en Madrid se mataban entre ellos los últimos partidarios del Frente Popular prosoviéticos y antisoviéticos, el 9 de marzo el periódico Mundo Obrero órgano oficial comunista anunciaba en su portada: “El Gobierno de la República que preside el doctor Negrín, está hoy en su puesto, como lo estuvo en los días críticos de Cataluña. Falta a la verdad quien diga lo contrario”.


2 respuestas a «La guerra civil española o la memoria de la mentira y la cobardía»

  1. Gracias Ángel Manuel por sus aportaciones a la verdadera Memoria Histórica de nuestra Cruzada contra todos los miserables socialistas, comunistas, anarquistas y masones que machacamos mediante el sacrificio de los españoles de bien y la ayuda total del Sagrado Corazón de Jesús y el Sagrado Corazón de María.
    76.000 requetés de la Comunión Tradicionalista aportaron su sangre por Dios y por España.
    Íñigo Caballero
    Donostiarra y carlista desde que nací

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad