La indignidad y el deshonor como señas de identidad

La dignidad y el honor son señas de identidad que, una vez que se pierden, ya no se vuelven a recuperar por más que se trate de enmendar los errores cometidos.

Sin embargo, hay personas que jamás estuvieron adornadas con semejantes cualidades, tal es el caso del sátrapa que pretende, al precio que sea, perpetuarse en el poder y de todos aquellos, fieles lacayos, que, vendidos por treinta miserables monedas, le hacen la ola y le aplauden emocionados cualquier desafuero que cometa con el fin de mantenerse en la poltrona.

Cadáver del Inspector Javier Moreno Castro

Hoy, sentí asco cuando vi la fotografía del candidato socialista posando junto a los herederos de los asesinos etarras, tratando de captar su voto al precio que sea, incluso el agravio a los que, un día, dieron su vida por España, defendiendo los ideales que ahora, este individuo miserable, pone en cuestión.

Recordé a mi inolvidable compañero de pupitre en la Escuela General de Policía, Javier Moreno Castro, un joven Inspector lleno de vida y de ilusiones de futuro, que un mal día una bala asesina, disparada de forma hartera y cobarde, como siempre, por uno de los asesinos etarras que representa esa tipa que hoy se fotografió con el sátrapa, entre sonrisas y gestos de compadreo, segó para siempre. Es el colmo de la indignidad y de la traición no solo a España, sino también a los que entregaron su vida por ella.

Espero y deseo que algún día, alguna noche, en la soledad de su cama todos aquellos que vilmente mataron los que ahora, por su egolatría y su desmedido afán de poder, pretende este sátrapa blanquear, se le aparezcan, como una interminable legión de fantasmas, para recordarle la felonía que está cometiendo y que los muertos no se la van a perdonar.

Sin embargo, todavía mucha gente, muchos españoles, algunos de buena fe, siguen creyendo que, en otro tiempo, hubo un PSOE bueno en contraposición con el malo actual. Que equivocados están en su apreciación.

El PSOE siempre fue igual desde su fundación, puede que, en ocasiones, se colocase sobre su piel de lobo una de cordero, sien embargo, eso no debería, en ningún caso, llevarnos al engaño.

Lamentablemente, hoy no se prodiga el interés por el estudio de nuestra historia, siquiera la reciente, y mucho menos en esa juventud tan “bien formada”, convertida en una masa fácilmente manejable debido a la falta de formación manifiesta, a los indecentes planes de estudios tejidos por la izquierda y la ultraizquierda y a su falta de interés ya que, como dicen, “para que voy a estudiar esas cosas si las encuentro en internet”. Una juventud sin criterio ni personalidad, sin conocimientos, más allá de manejar a las mil maravillas los móviles; estar el día entero conectados a las redes sociales para hablar de estupideces; no cejar en el empeño de saber de qué sexo son, más allá del que Dios les dio al nacer o volverse locos por asistir a un concierto, para idolatrar a su ídolo de pies de barro como si de un dios se tratase. Así nos va.

Intento frustadro de asesinato de Antonio Maura

Tal vez, si se parasen a estudiar un poco la historia de la nación en la que viven, su perspectiva y su valoración sobre los socialistas cambiaría radicalmente y se darían cuenta de que siempre han sido iguales a como son hoy, salvo muy honrosas excepciones.

Es posible que no sepan que un 7 de julio de 1910, Pablo Iglesias Posse, fundador del PSOE, exclamó públicamente, en referencia al líder del Partido conservador, Antonio Maura, “hemos llegado al extremo de considerar que, antes de que S.S. suba al poder, debemos llegar hasta el atentado personal”. Toda una declaración de intenciones, convertida en una clara amenaza de muerte.

Cadáver de Canalejas ante la librería San Martín en la Puerta del Sol madrileña

Posiblemente, tampoco sepan que la tarde del 11 de noviembre de 1912, al mismo Pablo Iglesias se le vio paseando, por las calles de Madrid, en unión del asesino anarquista Manuel Pardiñas que, en la mañana del día siguiente, asesinaría al Presidente del Consejo de Ministros, José Canalejas.

En igual medida, también ignoran que, tras el asesinato del Presidente del Consejo de Ministros, Eduardo Dato, cometido por anarquistas, el 8 de marzo de 1921, en Madrid, cuando en el Congreso de los Diputados la cámara entera se puso en pie como homenaje póstumo al Presidente, vilmente asesinado, tan solo la izquierda, entre ellos los socialistas, permanecieron sentados en un indigno gesto que los retrató.

Quizás tampoco muchos sepan cuando, en 1934, los socialistas alentaron un golpe de Estado contra la II República, esa que tanto pretenden enaltecer, que causó muerte y dolor por toda España.

De igual modo, también muchos ignoran el vil pucherazo cometido por estos mismos socialistas, para lograr el triunfo en las elecciones de febrero de 1936 que dieron paso al advenimiento del frente popular y con ello a la guerra civil.

Cadáver de Calvo Sotelo abandonado a la entrada del cementerio del Este de Madrid

Por supuesto, porque a muchos ni siquiera les suena, en julio de 1936, la escolta personal de Indalecio Prieto, un reconocido líder socialista, fue a buscar a su casa al jefe de la oposición, José Calvo Sotelo, al que dieron muerte de un tiro en la nuca, abandonando su cuerpo en las puertas del cementerio de Madrid.

Eso y muchas cosas más que nos vamos a callar para no hacer demasiado largo este relato que pone de manifiesto que los socialistas, ayer, hoy y mañana son y serán de la misma calaña, el partido que más dolor y daño ha causado a España y su enemigo más visceral.

Por tanto, que a nadie le extrañe la actitud del sátrapa, sus mentiras, su deshonor y su falta de dignidad ya que, todo eso, va impreso en su ADN y en el de su partido.

Y que nadie lo dude, si no lo impedimos -los socialistas no lo van a impedir- habrá amnistía y referéndum en Cataluña que provocará su independencia y la destrucción de España, paso previó a eliminar la monarquía y convertir a nuestra Patria, como andan ya pregonando por ahí sus enemigos de siempre, en una República roja y atea, contando con el concurso imprescindible del Partido Socialista Obrero Español.

Blog del autor: http://cnpjefb.blogspot.com/


6 respuestas a «La indignidad y el deshonor como señas de identidad»

  1. Suscribo en su totalidad lo escrito por Eugenio.
    Y sobre todo, el PSOE siempre un partido criminal desde el principio.
    Y sigue, NO hay ni ha habido un PSOE bueno…. ingenuos si créis que Felipe era diferente… lo mismo; Instintos criminales y genocidas, masones en estado puro.
    Solo el Requeté
    DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

  2. HONOR Y GLORIA a todos los militares, guardias civiles, policias nacionales, y civiles asesinados por los terroristas de ETA.
    ¡Que su sangre caíga sobre las cabezas de los que les están traicionando!

  3. Le sumo al artículo la raíz del mal que nos aqueja a todos. El ser humano dormido, que solo come por los ojos, impulsado por la actitud lúdica, creando dualidad por los cinco sentidos, solo concibe el materialismo. Este se convierte en una máquina depredadora intentando saciar lo insaciable, lo mismo que un yonqui necesita su dosis. Por lo tanto, polarizar solo al PSOE, es una observación en corto de miras en el tiempo, tanto la izquierda como la derecha es un invento del siglo XVII, dualidad que divide la actitud lúdica, para un objetivo subversivo de control de masas desde el extranjero para colonizar el país.

    Para que un país nazca, necesita sangre y suelo, raza que construye su país desde el espíritu sobre la naturaleza, lo que denominamos soberanía nacional y esta conquista, necesita estar siempre en alerta en el tiempo trascendente, para que así sea, que es honrar la herencia que recibimos. Cuando se baja la guardia, la naturaleza depredadora irrumpe dentro del país y este comienza a degenerarse hasta la desconexión espiritual que lo lleva a la destrucción. Por eso es muy importante la educación e instrucción, para evitar que se manifiesta la actitud lúdica que divide y corrompe todo lo que toca, si se deja entrar por la frontera. ¿Os suena de algo lo que tenemos hoy día? ¿Seremos capaces de limpiar nuestro territorio para que se manifieste el espíritu reconquistando la soberanía nacional? Son dos preguntas sencillas, de un servidor sencillo, no tengo las cualidades de dominar las palabras para explicarme mejor, pero sí veo con los ojos del espíritu para darme cuenta de nuestro estado de existencia como país.

    Saludos

    1. Como analizas perfectamente, la clave es recuperar o reconquistar la soberanía nacional…. espiritual y la independencia economica de todas estrucutras extranjeras y masonas.
      Solo el Requeté
      DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

      1. El dominio de las fuerzas del mal ha alcanzado tal dimensión -no solo a nivel nacional, sino también mundial- que la situación parece irreversible y fuera del alcance de las posibilidades humanas. Veremos hasta qué punto lo permite Dios y qué nuevo papel le reserva a España.

  4. Los distintos tipos de izquierdas son los distintos tipos de estrategias a emplear según interese un cambio paulatino o un punto de inflexión más o menos rápido. Son escoria vil, la mayor parte, ajena a los intereses a los que en realidad sirven, que son justo los contrarios a lo que predican. Por aquello de cabalgar tantas contradicciones cuando les pillan en alguna y no saben por donde salir, que les da lo mismo, como el ministerio. La izquierda más ligera es la derecha del sistema, que aparenta lo que no es. Detrás de la pantomima entre la chusma progre y los liberales progres de las tertulias, se ocultan los lacayos masones que mueven los hilos, en secreto y en silencio, sirviendo solo a los intereses 20/30 de los amos anglo sionistas nazis. Todo el terrorismo, y todas las revoluciones y guerras, son cosa suya.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad