La justicia española es un «cachondeo» y necesita ser despiojada con urgencia

Nunca como ahora fue tan certera aquella sentencia que se hizo famosa en España, pronunciada por Pedro Pacheco, exalcalde de Jerez, cuando dijo que «la justicia española es un cachondeo»

Más que despolitizarla, la justicia española está tan podrida que necesita ser despiojada y lavada con ácido. Llena de comisarios políticos puestos por el gobierno y los partidos y de muchos jueces y magistrados adscritos a organizaciones que son un calco de los grandes partidos de derecha e izquierda (AQUÍ), la justicia española está lastrada, tarada e infectada y necesita ser refundada para que sea independiente, democrática, eficaz y decente.

Los partidos políticos españoles han infectado también la justicia y han reproducido en su interior gran parte de las miserias y bajezas que adornan a esas agrupaciones, nacidas en teoría para potenciar la democracia, pero convertidas hoy en mafias organizadas, muchas veces inclinadas al delito, para gestionar el poder, el dinero y los privilegios.

Actualmente son seis las asociaciones judiciales existentes en España: Asociación Profesional de la Magistratura; Jueces para la Democracia; Asociación Judicial Francisco de Vitoria; Foro Judicial Independiente; Ágora Judicial; y Asociación Nacional de Jueces. Las tres primeras son las importantes y las que congregan a la inmensa mayoría.

Brutal politización

Casi la mitad de los jueces están afiliados a la Asociación Profesional de la Magistratura, la Francisco de Vitoria y el Foro Judicial Independiente, mientras que la progresista Juezas y Jueces para la Democracia acoge sólo al 8% de la carrera (AQUÍ). A pesar de su escasa representación, los progresistas gestionan una parte del poder judicial más grande de lo que le corresponde gracias, sobre todo, a la brutal politización del sistema y al apoyo de los partidos de izquierda, sobre todo del PSOE, que es el más intervencionista e interesado en controlar férreamente el poder judicial español.

La contaminación introducida por los partidos en el sistema judicial español es indecente y antidemocrática (AQUÍ). Las leyes dictadas por los partidos han convertido a la justicia en una especie de ejército infiltrado de comisarios políticos que necesita ser despiojada con urgencia.

Los partidos suelen utilizar la justicia con indecencia y bajeza. Entre otras fechorías, presentan sus recursos y denuncias cuando hay jueces amigos de guardia o cuando tienen mayoría en los tribunales que tienen que decidir. Además, controlan la carrera judicial de muchos profesionales y, como hacen en las Fuerzas Armadas, procuran que no progreses ni asciendan los jueces y magistrados independientes y decentes (AQUÍ).

Casi la mitad de los jueces y magistrados del país no están afiliados a ninguna entidad. Entre los que sí lo están, una aplastante mayoría se inscribe en asociaciones que cubren el espacio ideológico de la derecha o el centro-derecha. La Asociación Profesional de la Magistratura, la Asociación Judicial Francisco de Vitoria y Foro Judicial Independiente agrupan al 47% de los jueces, mientras que el 8% está afiliado a Jueces y Juezas para la Democracia.

La mayoría de los jueces se consideran independientes (AQUÍ) y rechazan el actual sistema politizado, donde los partidos políticos nombran a los miembros del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional.

Durante la etapa sanchista, esa influencia de los partidos, que ya era obscena en el pasado reciente, se ha agudizado y traspasado todas las líneas rojas (AQUÍ), con nombramientos impresentables de miembros del gobierno en los altos tribunales y al frente de la Fiscalía.

El PP acaba de registrar en el Congreso su propuesta para cambiar el sistema de elección del Poder Judicial (AQUÍ), otorgando a los jueces gran protagonismo y la capacidad de nombrar a gran parte de los jueces en el CGPJ y en los grandes tribunales.

El partido de Feijóo insiste en que los vocales de procedencia judicial sean elegidos por jueces y magistrados, pero muchos jueces independientes consideran que esa propuesta, que realmente es un avance en la ruta de la despolitización, se queda corta y que los jueces, sin interferencia alguna, deben despolitizar la justicia nombrando en exclusiva a todos los cargos.

El PSOE, lógicamente, como corresponde a las dictaduras marxistas, quiere una justicia plenamente controlada (AQUÍ) por el partido.

La Unión Europea presiona a España para que despolitice la justicia, pero lo hace con suavidad y mostrando con el intervencionismo antidemocrático del PSOE una tolerancia incomprensible (AQUÍ) y olvidando que la separación de poderes y la existencia de una justicia independiente es una condición vital para que exista democracia.

Es cierto que, en estos momentos, el PP apuesta por una justicia más despolitizada que la que quiere el PSOE, pero miles de jueces y de españoles demócratas no se fían de la derecha porque en el pasado ha apostado con fuerza por la politización y el control del Poder Judicial y también porque, cuando pudo cambiar las reglas del juego, gracias a la mayoría absoluta que los españoles entregaron a Rajoy, no hizo absolutamente nada (AQUÍ).

Para El Libre


4 respuestas a «La justicia española es un «cachondeo» y necesita ser despiojada con urgencia»

  1. La justicia en España no es mas que el resultado del sistema constitucional-autonómico socialdemócrata que rige en España.
    Nada se puede hacer en un brazo sino se arregla todo el cuerpo que tiene una terrorífica infección

  2. Pues si Pedro Pacheco (abogado), en aquel lejano momento, ya encontró motivos para decir lo que dijo: ¿qué diría de la justicia española a fecha de hoy…?

  3. Totalmente de acuerdo.
    Pero recuerde que a este señor, la «justicia» no se quedo tranquila hasta que no le metió en la cárcel…, por haber nombrado varios asesores a dedo, algo que, por otra parte, hacen todos los politicos con mando en plaza.
    En otras palabras, que el Poder Judicial tiene memoria de elefante, y siempre le busca las vueltas al que osa criticarlo, o meterse con él…
    Es triste decirlo, pero así lo veo yo, en conciencia.
    ¡Lástima que no sea tan enérgico frente a un gobierno de delincuentes, corruptos y traidores, como el actual!

    1. … gobierno de delincuentes, corruptos traidores, como el actual y como TODOS los que hemos disfrutado desde que la mal llamada «democracia» se nos vino encima en 1978.
      Gracias querido amigo Ramiro por tu excelente comentario.
      DIOS, PATRIa y REY LEGITIMO

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad