La Legión carcomida por las ratas

Lo que mal empieza mal acaba. Y el que nace lechón muere cochino. Eso es lo que está pasando con el centenario de La Legión… y lo que va a pasar. A estas alturas resulta ya no sólo indignante y patético, sino vergonzoso hasta lo indecible.

De los eventos y publicaciones con que Defensa, en este caso concreto el Ejército de Tierra, intenta festejar aniversario que debía ser casi fiesta nacional, y grande, como es el centenario de la creación de la Legión, se sigue pasando de puntillas sobre la inmensa y aún desconocida figura de su fundador, Millán Astray, y se borra prácticamente del mapa a Franco, a pesar de que sin él no se puede entender a La Legión. Y es que los actuales mandos superiores del Ejército, así como los de la Legión –que nos da que ya poco, muy poco tiene que ver con la verdadera–, reniegan cobardemente y traicionan vergonzosamente la memoria de ambos, así como lo mejor de la historia de la propia Legión, que no es, ni por asomo, la de las décadas de pelar guardias en los Balcanes, Afganistán, Líbano y algún que otro destino cuanto más exótico y lejos de la Patria que se derrumba, mejor.

A este asunto ya le hemos dedicado los siguientes artículos: «El Gral. Llago Navarro, un legionario de pacotilla» (AQUÍ); «El Gral. Llago de mal en peor, y la Legión en su centenario también» (AQUÍ); «El centenario de  La Legión, que fue y ya no es» (AQUÍ) y «Al desleal Gral. Llago Navarro para que aprenda a ser verdadero jefe legionario» (AQUÍ) y «El leal Coronel Mateo deja en evidencia al desleal Gral. Llago Navarro» (AQUÍ).

Pues bien, ahora le toca el turno a dos que además pasaron por La Legión, parece mentira, pero que da la impresión de que lo hicieron sólo para lucir uniforme. Nos referimos a los Gral,s Fco. Javier Varela Salas (a) «Mapache«, actual JEME, y a José Rodríguez García, actual Jefe de la Fuerza Terrestre (FUTER).

Gral. Varela Salas (JEME)

Gral. Rodríguez (FUTER)

Gral. Llago (Jefe Legión)

El caso es que ambos prologan el libro que ha publicado Defensa titulado «La Legión. 100 años, 100 imágenes. 1920/2020» y que además lleva como subtítulo «Cien años de valor, el valor de cien años»; esto último parece que ellos dos no lo conocen ni por asomo.

Sus prólogos son tan «políticamente correctos», o sea, tan tibios y cobardes, que resultan hasta ofensivos. A fuerza de no querer mojarse, son insulsos, demagógicos, rastreros y penosos. Se les ve el plumero, y puede que a alguno hasta la pluma, de principio a fin. Se han puesto de acuerdo y de perfil, para conseguir su objetivo de mantenerse en el carguito y seguir disfrutando prebendas gracias a lograr, mediante equilibrios dialécticos increíbles, pasar la censura de Robles y Esperanza Casteleiro –reconocidas y desorejadas marxistas-leninista–, del Comisariado Político instaurado en las FAS recientemente por el Congreso, y, esto es lo peor, de sus propias conciencias que de tanto hacerlas callar están muertas.

El hecho es que no sólo no mentan ninguno de ellos ni a Millán ni a Franco, sino que prologan una publicación en la que no figura ni una sola, léanlo bien, ni una sola fotografía de Franco. ¡Hay que ser ratas! Y eso que el título es «100 años, 100 imágenes». Incluso la que se inserta de la primera jura de bandera de la Legión, de todas las que hay, se ha elegido una en la que, por el enfoque, no se distingue a Franco. ¡Hay que ser ratas!

Millán Astray y Franco presidiendo la primera jura de bandera de La legión

Enfoque elegido por Defensa

Más. Se dice que en 1934 «una huelga general derivó… en una revolución», cuando se trató de una revolución a secas y en toda regla desde el primer instante, omitiéndose también que fue auspiciada por socialistas y comunistas; los anarquistas se abstuvieron. ¡Hay que ser ratas!

Más. Cuando se aborda nuestra contienda 1936-39, el texto llega al paroxismo plagado de verborrea frentepopulista y, como tal, falsa. Es imposible, por falta de espacio, rebatir aquí todas y cada una de las falacias, que no simples inexactitudes, que contiene el librito; todas al más puro estilo «memoria histórica», claro está. Buena parte del texto es un alarde de desmemoria histérica, de vulgar intento de revancha guerracivilista. Por ejemplo, se califica al Ejército Nacional de «Ejército rebelde» y se afirma que con el éxito de la campaña de Cataluña «se sellará definitivamente el destino de la República». ¡Hay que ser ratas!

La Legión en el desfile de la Victoria de 1939

Más. Cuando se habla del mal llamado maquis, se trata de «guerrilleros» a los que fueron vulgares y brutales bandoleros, asesinos, secuestradores y ladrones; hoy se les calificaría de lo que fueron: terroristas. Pero como no podía ser de otra forma, como la verdad se abre camino incluso entre las peores falacias, tras afirmar al principio que iniciaron «un movimiento de resistencia contra el régimen franquista», al final les traiciona el subconsciente y se dice que «Finalizado el apogeo guerrillero en 1947, al dejar de recibir apoyo de Stalin». Es decir, que no eran guerrilleros en el honorable significado de tal término, sino vulgares agentes del tirano soviético, y por lo tanto no luchaban contra Franco, sino contra España, con el objetivo de ponerla al servicio de Moscú… lo mismo que el Frente Popular, que no los «republicanos», entre 1936 y 1939. ¡Hay que ser ratas!

Más. A Franco se le nombra siempre como General, nunca por sus cargos oficiales, legales y legítimos como fueron el de Jefe del Estado, Generalísimo o Caudillo. ¡Hay que ser ratas!

Más. Se dice de forma harto falsa que a la muerte de Franco «se reinstauró la monarquía». Pues no, se INSTAURÓ, algo muy distinto; y lo hizo Franco, el Caudillo, el Generalísimo personalmente, porque si no, nada de Juan Carlos I. ¡Hay que ser ratas!

Más. Se dice que «iniciada la Transición, La Legión comenzó a sufrir un cuestionamiento sobre su vigencia y utilidad», pero se omite que fue sólo y exclusivamente por el PSOE y el PCE, junto con los secesionistas. Asimismo, cuando se aborda la década 1990- 1999, se dice que se inició «como finó la anterior, con una Legión cuestionada tanto en su aspecto organizativo como de uniformidad, creencias y como no, de su propia existencia», omitiéndose de nuevo que lo seguía siendo sólo, y aún a esas alturas, por los de siempre: el PSOE, IU y los separatistas. Porque, que quede bien claro, que los españoles de verdad nunca han cuestionado a La Legión, sólo lo ha hecho, y sigue haciéndolo, únicamente la antiEspaña, o sea, los socialistas, comunistas-podemitas y secesionistas. ¡Hay que ser ratas!

En fin. No hay espacio para más. El panfleto, que no otra cosa es, publicado por Defensa, da para horas rebatiendo buena parte de lo que dice y reescribiendo la otra. Lo triste, lo penoso, es que haya contado con el visto bueno explícito de los Gral,s Fco. Javier Varela Salas (a) «Mapache» (JEME) y José Rodríguez García (FUTER), y del actual jefe de La legión, el ínclito Gral. Llago Navarro. ¡Hay que ser ratas!


19 respuestas a «La Legión carcomida por las ratas»

  1. ¡Qué grandes Millán y Franco!, y qué vergüenza su silenciamiento en el aniversario de la gloriosa unidad que ellos mismos crearon. Es todo ridículo y absurdo, estomagante. Realmente creo que en este caso, y para un verdadero legionario, merece la pena dimitir antes que pasar «tal sobarbada». Pero que cada cual actúe según su conciencia. Mandan los que mandan… (Podemos está en la vicepresidencia, y ETA en la coalición del gobierno).

    Frutos de un tal zapatero y de un tal rajoy (y de mucho antes)… llevamos en manos de nuestros enemigos demasiados años, y la propia existencia de la legión (cuyo decreto de desaparición estaba ya firmado por narcís serra) es en sí mismo un auténtico milagro… quiera Dios iluminar a muchos para estar a la altura en estos tiempos, no es fácil.

  2. Era para que ocurriera un Milagro en España, -porque sólo un milagro puede salvar a una España plagada de desertores de la causa de España copando los poderes del Estado a todos los niveles, y con la masa social corrompida e idiotizada (si Napoleón hubiera conseguido este último no habría tenido que pegar ni un tiro, pero entonces no existía Antena-3 ni Tele5)-, y que esto diera la vuelta, y viniera a Gobernar en la Jefatura del Estado un Jefe de Estado de verdad, que se preocupe de España y que se levante todas las mañanas para trabajar al servicio del bien común como hacía Franco cuando Gobernaba, y que obrando el milagro todo esto cambiara de la noche a la mañana. Los jueces, en lugar de dedicarse a inadmitir recursos, o a prevaricar por acción o por omisión, se dedicaran a la santa misión de buscar la verdad y darle la razón a quien la tiene, las Cortes, en lugar de dedicarse, como los señoritos holgazanes de tiempos de Romanones a no hacer nada y a las discusiones estúpidas, de espaldas siempre al bien común de los españoles, que se dedicaran a elaborar leyes de verdad al servicio del interés general de los españoles. El Gobierno, en lugar de estar para figurar, y para desarrollar lo que los grandes financieros mundialistas como Soros les soplan al oido nada más ocupar la Moncloa, que se dedicaran en cuerpo y alma a la sacrosanta tarea del servicio a España, sin gastar energías en la esterilidad de la vida parlamentaria liberal, que no porque resulte evidente que el Comunismo sea malo, podemos olvidar que la palabrería liberal decimonónica que hace estéril las Cortes españolas, es sola la otra cara de la misma moneda de inutilidad e injusticia.
    Y obrando el milagro, puesto en marcha de nuevo el pulso vital de la nación, como una planta que vuelve a brotar y a echar hojas y flores, como una máquina que engrasada y ajustada corre que vuela en sus mecanismos, y en este nuevo contexto que nosotros anhelamos, donde a los niños en las escuelas se les enseñe a rezar y a ser mejores y no a ser prostitutos, estos militares que tiene España ahora, sobre todo lo que han ostentado cargos, que milagro sería que como después de la guerra del 36, tuvieran que hacer tres años de mili como soldados rasos.
    El General Llago de «pistolo», y de soldado raso, en el Muriano, o en Tarragona, y que la gente cuando se cruzara con él a la salida del comedor o de la clase de teórica, comentara «ese dicen que era General, pero lo degradaron y está aquí haciendo la mili», y los soldados que oyeran tal cosa no dieran crédito al rumor porque desconocieran los detalles y les resultara inverosímil tal cosa. Y el «Mapache» lo mismo, formado de soldado raso en el pasillo de la compañía después de cenar, para oir los servicios, y oyera al Cabo 1º de semana decir. «Fco. Javier Varela, 3ª imaginaria», , y como no respondía dándose por enterado del servicio asignado, (ensimismado en sus recuerdos cuando asistía a esas cenas en el complejo militar de la calle Vitrubio nº 1 con todos los generales y las señoras de postín y sus postres y sus porcelanas mientras España se desangraba sin que a nadie le importara lo más mínimo), el soldado que tenía detrás le daba un empellón con la mano abierta en la espalda para que saliera de su ensimismamiento y respondiera, y el Mapache respondía que se daba por enterado, y ya sabía que aquella noche de dormir, lo justo. Y como estos todos los demás. Ibas dando una vuelta por las inmediaciones de un acuartelamiento y desde la calle veías al Cabo haciendo los relevos de la guardia de prevención, y comentabas con el acompañante, «oye, ese que va segundo a ocupar la garita del relevo, ¿no es López Calderón, el que fue Almirante?» , y el acompañante responde: «sííí, si es que está haciendo aquí la mili».
    Y respondes: «muy mayor ya para hacer la mili, ¿no?»,
    y el acompañante contesta: «ya, pero como hizo méritos, pues aquí está, lleva dos años y ya solo le falta uno más para completar».
    Y todos esos que dan conferencias en el CESEDEN o que asisten a ellas como el que asiste a un gran estreno de una gran película o de una representación de Kirsten Flagstad, de soldados rasos corriendo por el campo de maniobras, y en la cola del comedor para contarlos antes de entrar.

    Y luego mucha memoria histórica, porque en España si algo hace falta es memoria histórica pero de verdad y hasta hartarse. Que quitan la estatua del Comandante Franco de Melilla, pues se repone la que han quitado y además se pone otra el triple de mejor (porque la que había, para el gesto de heroísmo que hizo Franco no le hacía honor ni en tamaño ni en perfección artística) que la sufragan de su bolsillos todos estos que que han intervenido en el complot, y una placa conmemorativo que recuerde cómo siendo jefe de Estado fulano, y mandos militares fulano, mengano y sutano, se cometió el acto de iniquidad de retirar alevosamente la estatua, y así dando cuenta de todos y cada uno, quede constancia para el que la vea su proceder. Y los turistas extranjeros, traduciendo el texto para enterarse de lo que dice la plaza de mármol conmemorativa de los tiempos en los que servir a España estaba perseguido, y si eras militar y te pillaban, ya te podías despedir de ser General, si eras Coronel, o ya te podías despedir de ser Coronel, si eras comandante.
    Y como esto todo lo demás, en Mallorca, otra placa que recuerde las niñas que bajo tutela de los poderes públicos eran prostituidas en los centros de acogimiento por los propios responsables, y se haga constar en la placa quién gobernaba en España, y quienes eran los mandos políticos, judiciales-Fiscales y policiales de Mallorca y de España mientras todo esto ocurría. Y con esto todo lo demás. Se acabó echar tierra sobre las cosas, al contrario, placas conmemorativas que recuerden a las generaciones venideras de España que hubo una vez que se les abría un expediente disciplinario a los militares por defender la memoria de los héroes.

    1. Totalmente de acuerdo con su excelente comentario, y muy especialmente con la referencia a las niñas -y niños- prostituidos y explotados sexual y económicamente ¡por sus propios tutores, funcionarios o empleados públicos, a más INRI!
      ¿Cabe mayor grado de iniquitad y depravación moral…?
      * Pues sí, cabe, Y ES UNA MINISTRA DE IGUALMEDA TODO, FEMINISTA, TAPÁNDOLO TODO, Y UN GOBIERNO SOCIALISTA BALEAR, IDEM QUE IDEM, de forma que hasta la UNIÓN EUROPEA, tan pasota en temas morales, nos haya tenido que llamar la atención sobre el particular.

  3. No tengo palabras, me siento muerto ya en pese a en formar hace años ,cuando empezaron a desaparecer las Banderas fuiLegionario y moriré Legionario , ya no hay jefes Legionarios como dice ratas oportunistas socialistas y podemistas femenistas ,ya cualquiera puede ser ministro y estar en el gobierno ,los estudios , sé delincuente y saber robar al pueblo y arruinar una nación, viva la Legión Millán estray y Francisco Franco Bahamonte

  4. No sé quién, escondido cual rata, tras un pseudónimo y sin dar la cara, tiene las narices de criticar. Ya no a los mandos a los que se ha regerido, sino a cualquier persona.
    No voy a discutir con usted sus vómitos, pero estoy convencido de que usted es un cobarde sin el valor suficiente para escribir con su nombre y apellidos. Estoy convencido de que si escribiera dando la cara, tendria muchas cosas de las que avergonzarse.
    Si usted fue legionario, se ve que poco aprendió de nuestro Credo. Lo de tener un espíritu de ciega y feroz acometividad descarta la cobardía, incluso la cobardía de escribir a escondidas. Si usted es incapaz de escribir dando la cara ¿habría sido alguna vez capaz de escribir dando la cara a la muerte? No lo dudo, estoy seguro de que no.
    Recuerde (o aprenda, que igual no sabe ni de qué le hablo) que lo más horrible es vivir siendo un cobarde.
    Ya puede seguir escribiendo como un cobarde mientras sigue viviendo siendo un cobarde.

    1. Estimado seguidor: Su comentario, que queda insertado gracias a nuestra valiente y laxa política de libertad de expresión, le descalifica por completo, porque sólo es una sarta de rebuznos (el insulto es el rebuzno del ser humano) y, pero aún, un burdo y penoso intento de matar al mensajero, que fue siempre práctica cobarde de tiranos y dictadores. No hay en él ni un sólo argumento contra lo que denuncia el articulista. Y no los hay porque es imposible. Porque el panfleto que critica está publicado. En cuanto a su paso por la Legión y sus andanzas por esos mundos en los que no se defiende a España, demuestra que se han convertido en meros mercenarios, dispuestos, bajo la tapadera de la Legión, a implicarse en cualquier conflicto en los que a España, máxime en la situación en la que nos encontramos cada día peor, ni le va ni le viene, al servicio de intereses extranjeros, o sea mercenarios. Por tanto nada de orgullo por que le pegaran algún chinazo pues no fueron sirviendo a España, sino a otros. Más: hace juicios de valor del articulista y de otro comentarista, como tales desde su ignorancia de sus vidas, venturas y desventuras, lo que de nuevo le pone en evidencia. Mal deja usted a la Legión con su comentario y lo que rezuma de él. Y mal queda usted si de verdad es o fue comandante de la Legión, porque así se explica como estamos. Saludos cordiales

  5. Señor Terry
    Saco dos cosas en claro de su comentario:
    – que no tiene abuela, que eso va con el cargo
    – y que está usted metido en su mundo y no se entera de la película. Como militar debería tener una formación en desinformación y guerra psicológica, pero veo que no, que es usted víctima de la lluvia ácida de la propaganda anti-Española.
    Si algo queda claro cada vez que un militar, que pertenece a una unidad que viste el uniforme de la Legión, hace un comentario en esta página, es que tienen todos ustedes muchos guevos, pero cuando digo muchos es muchos muchísimos, mucha testosterona, y se llenan ustedes la boca de valor, de sacar pecho, de citar el credo legionario cuando les conviene, etc. etc.
    Todo eso está muy bien, pero el valor no se demuestra poniéndose chulito en esta página, ni tomando leche de pantera en la cantina de oficiales creyéndose que uno es Terminator, ni cantando el Novio de la muerte en el patio de armas del cuartel mientras las Canarias son invadidas un día y otro o a España la apuñalan sus enemigos de mil maneras y ustedes, en su “valor” y en sus “guevos” ni lo huelen porque carecen de lo principal.
    Sino que el valor lo hubiera usted demostrado callándose.
    Ya que se callan en todo lo demás, incluido en la retirada de la estatua del Comandante Franco de Melilla, y antes de esta retirada, de la retirada de la estatua del Fundador Millán Astray de la plaza de María Pita de la Coruña, o la película calumniosa de «Mientras dure la guerra», debería tener menor bravuconería y más sentido del verdadero honor y callarse.

    Estamos en Semana Santa, y este artículo lo que recuerda es que en 2000 años desde que prendieron a Cristo, no hemos avanzado nada. Si Poncio Pilatos se lavó las manos y entregó a Cristo a sabiendas de que era inocente, pero lo hizo porque a pesar de su formación militar sucumbió a los agitadores sociales de la época, que habían manipulado a la muchedumbre (la misma muchedumbre que aclamaba a Cristo cuando entraba en Jerusalén en la borriquita días atrás, era la que gritaba a favor de Barrabás y pedía que se le crucificara a Jesucristo y le escupian y burlaban de él, la misma plebe), y por no enfrentarse a ellos y a su maldad, prefirió entregar a un inocente. Y esto es lo que critica este artículo (si en lugar de dárselas de tan valiente tuviera usted un poco más de cerebro habría caído en la cuenta y lo comprendería), que estos mandos militares para no enfrentarse a los agitadores sociales que están en el Gobierno por culpa de la complicidad de muchos, han hecho con Franco en su actitud en el libro lo que Pilatos hizo con Cristo 2000 años antes. Y por eso no se han atrevido ni a nombrarlo y han buscado la foto para que ni se vea. Y esta es la cuestión de fondo del artículo, que a usted se le ha pasado por alto. ¿Qué sentido tiene el llevar a Cristo a hombros haciendo molinillos si al final ustedes representan no a Cristo sino a Pilatos? Se lo dejo como reflexión para las tardes de lluvia.

    Usted se pone muchas medallas al valor, pero yo serví a España durante la Transición, no con el paraguas y el sostén de un ejército guberamental como usted, sino a pecho descubierto de verdad y jugándome la vida sin red, para tratar de evitar llegar a la situación que hoy tenemos, y yo no los ví a ninguno de ustedes cuando a cada jornada o a cada noche nos jugábamos la vida con los rojos, que gozaban del apoyo de la ya entonces Policia roja, que nos cacheaba para asegurarse que fuéramos desarmados para hacernos más vulnerables, mientras no hacía lo propio con los contrarios, y que si las bandas de comunistas te apuñalaban en una pegada de carteles o en una misa o en una mesa de propaganda, no pasaba nada o incluso te metían en la cárcel (como les ocurrió a unos militantes de FN en cuando fueron a meter una bandera de España en una manifestación del día de Andalucía, y los apuñalaron y después de estar entre la vida y la muerte en el hospital los procesaron y los metieron en la cárcel encima, y ni que decir tiene que los que los apuñalaron siguieron viviendo tranquilamente que no creo que ni se molestaran en buscarlos) pero si les salía mal la jugada, entonces el sistema te buscaba como agresor cuando los agresores eran ellos, y toda la misericordia de más que el sistema al que usted sirve y usted pertenece tenía para los terroristas, la tenía de menos para los llamados «fascistas». Han tenido que pasar 40 años, para que la gente pueda ver con sus propios ojos la gran mentira y cómo a los actos de VOX van los rojos a provocar, SISTEMÁTICAMENTE, mientras que a los actos de los rojos no va nadie a molestar, pero la propaganda tergiversaba la verdad y presentaba a los agresores como víctimas y a la víctimas como agresores, y han tenido que pasar 40 años para que ya no se pueda sostener la mentira en este tema por más tiempo.

    El valor que se precisa en una guerra regular, encuadrado en un ejército regular, con su uniforme, su sueldo, sus «machacas» para cubrirle las espaldas, su equipo y armamento que se puede llevar sin temer que te metan en la cárcel por ello, con el apoyo aéreo, las ambulancias o helicópteros de evacuación de heridos en caso de caer herido, hospital de campaña, médicos de Sanidad Militar, morfina para el dolor y todo lo demás, es la décima parte del que se necesita para asistir como civil a un acto en el Frontón de Anoeta en San Sebastían en 1978, donde te tienes que guardar y no dejarte matar por los etarras pero también de la policía roja ávida por ganar puntos a tu costa ante los Gobiernos rojos que ha tenido España ininterrumpidamente desde que asesinaron al Presidente D. Luis Carrero Blanco. Llenarse la boca de lo valientes que son (o de lo valiente que es usted Sr. Terry) cuando en Cataluña es personal civil el que se juega la vida quitando lazos amarillos mientras ustedes lucen su brillante uniforme, me parece que debería invitarle a que fuera usted un poco más humilde, aunque solo sea por respeto al valor de estos que arriesgan gratis mientras las FFAA como en 1808 está con Napoleón, no como disciplina sino por convicción porque lo suyo es convicción.
    No serán ustedes tan valientes cuando ven a un político de mierda o a una política que antes de serlo no tenía ni oficio ni beneficio, y es que tiemblan ustedes. No hay nada más cobarde en España que el pavor y la sumisión que ustedes los oficiales militares le tienen a los políticos incluidos los de más bajo nivel, porque ustedes no es que se agachen ante un Ministro, ustedes es que se agachan ante un concejal o un Director provincial de Consejería autonómica. Dan ustedes penan cómo tiemblan y cómo se rebajan y cómo de serviles se muestran, el enemigo les ha vencido sin necesidad de hacer un solo disparo. Dónde quedó el Credo Legionario cuando incurren en semejante vasallaje, porque una cosa es la disciplina y otra que pinten ustedes menos que yo que sé. ¿Dónde queda el Credo Legionario en tales circunstancias?. No me responda, ya se lo digo yo, porque no es lo mismo figurar que mantener una actitud de Servicio a España de verdad. En el pecado llevan la penitencia porque dan la cara por unos políticos que están situando a España desde hace décadas en la inferioridad militar respecto de sus enemigos, y flaco servicio le hace usted al Ejército Español venir a defender aquí esa política, cuando esa politica puede significar que como en el Desastre de Anual lo que queda del Ejército Español sea masacrado, sin que aprenda usted nada de lo que ha pasado en la reciente guerra entre Azerbayán y Armenia.

    Aunque ustedes se crean muy valientes con el chapiri dando bandazos por según qué zonas de Afganistán o de Iraq, en realidad el valor quien lo tienen son esos caribués barbudos, que van con una motocicleta y les colocan una emboscada en las que sus fuerzas (si no las suyas otras análogas) haciendo el ridículo han caído tantas veces. Hay soldados que han perdido las piernas o la vida porque no teníamos vehículos blindados adecuados a esas operaciones, y no los teníamos porque el dinero se gasta en subvenciones a Marruecos, en poner ricos a los políticos, y en mil cosas más (vea los 23 ministros viviendo del cuento, más su lista de enchufados y comprenderá porque para las FFAA nunca hay dinero), y como los militares no pintan nada en España, que son ustedes por decisión propia un 0 a la izquierda, (sobre todo a la izquierda), y no se atreven ni a rechistar de ninguna manera, ni la más respetuosa, porque los políticos a quienes ustedes prestan vasallaje se llenan la boca de “democracia” y de “tolerancia” pero militar que habla militar que crucifican y hay tortas luego de mil más que no le hacen ascos a ocupar el puesto que ocupaba “su compañero” que en esto de subir del escalafón no hay compañero que valga sino “marica el último”.

    A usted le pegan un tiro en Afganistán o en Malí, y recibe asistencia sanitaria de forma inmediata, empezando por el vendaje israelí que lleva encima, y dispone en retaguardia de hospitales con todos los adelantos que otorga el mundo occidental a sus «seguratas», (que es lo que ustedes son del Poder Mundial, porque los intereses de España no están tan en Malí ni en Afganistán). El «caribú» que les acosa con un fusil «Mosin nagant» de principios del siglo pasado, o que les coloca un explosivo en la cuneta y ni lo huelen con toda su chulería y su leche de pantera, no tiene nada, por no tener no tiene ni zapatos, si recibe un tiro, un bombardeo de saturación de área, o un ataque de drones a lo más que puede esperar si sobrevive, es a que le saquen la metralla a dolor con la punta de una navaja tirado en el suelo como un perro, y el vendaje se saca de un trozo de tela de su propia indumentaria. Como no tiene usted mucha idea de nada, le aclaro que con esto no estoy defendiendo a estos milicianos musulmanes, que si de mí dependiera me los cargaba a todos, pero a lo que voy es a que no se eche tantas flores de valor porque haya estado aqui y allá, de Comandante, es decir, en plan marqués, con un despliegue que ni para qué, o cantando el novio de la muerte en le patio de armas mientras Canarias es invadida todos los días y ustedes ni se dan cuenta porque lo que tienen de arrogantes lo tienen de ignorantes en cuestiones básicas de infiltración y guerra psicológica.
    ¿Dónde estaba el Credo legionario cuando Zapatero hablaba de subvencionar a los descendientes de los moros de Ab-del-krim que le rebanaron la garganta a los 3000 soldados españoles, restos que se replegaron en Monte Arruit tras el Desastre de Annual ?,
    ¿Dónde estaba el Credo legionario, de no abandonar a sus jefes, cuando han retirado las estatuas de Franco, no del Caudillo Franco sino incluso del Comandante Franco, y de Millán Astray?
    ¿O el Credo legionario es solo para dar el pego y cuando da réditos de los políticamente correcto, para que sus mandos y el CNI se quede con la copla de su comentario y sepa que usted es de lo políticamente correcto.

    Usted fanfarronea dando su nombre y llenándose la boca de “valor”, pero usted juega con ventaja, porque usted forma parte del sistema que hay en España, que es un sistema donde no hay Justicia ni garantías legales de ninguna. En tales circunstancias usted tiene el valor de los guardias rusos que mataban a los prisioneros alemanes y españoles de la División azul prisioneros en Rusia tras la segunda guerra mundial. Así es muy fácil hacerse el valiente con los soldados españoles y alemanes, con todo el sistema policiado de Laurenti Beria detrás. Habría que ver si esos guardias que disparaban a la menor ocasión, que dispararon sobre un soldado italiano solo porque se agachó en la fila a coger una flor que asomaba por entre la nieve, y que abusaban sobre los prisioneros de mil maneras, habrían sido tan valientes en otras circunstancias, en un interrogatorio de la Gestapo, cuando para “predisponerlos” y “ablandarlos” en el posterior interrogatorio, los hubieran sentado en el sillón de dentista para sacarle 5 ó 6 piezas dentales antes de empezar a preguntar. No es lo mismo ser comisario político en el Gulag con el ppsh41 o la bayoneta calada, y matar con toda impunidad, que enfrentarte al fuego de los panzerfaust en una Strasse del Berlín cercado, o a los carros de Guderían cuando las tornas todavía no habían dado la vuelta, y para qué le cuento lo del sillón del dentista del sótano de interrogatorios. Ahora le toca a usted ganar y es muy valiente, pero ya veríamos si Franco entrara por la puerta si seguía siendo tan valiente o se le aflojaban un poco la piernas, porque en la cresta de la ola no tiene mérito ser valiente, el valor donde se demuestra es en la adversidad, no sé si en la Academia ha dado tiempo a enseñarle eso o con el inglés, el Management y el lavado de cerebro angloamericano, eso ha quedado sin estudiarse.
    ¡Ah!, y el nombre con el que firmo es mi nombre verdadero, menuda heroicidad la suya dar su nombre en un comentario amarillo y progubernamental, valga la redundancia, y atrincherado detrás de todo el sistema.

    1. Anoeta, desinformación y guerra psicológica, Poncio Pilato, Azerbayán y Armenia, Gestapo, Gulag, testosterona, el ridículo de nuestras fuerzas en Afganistán…
      Incoherencia total para rebatir mi comentario que lo único que criticaba era el anonimato del autor de este escrito.
      Con argumentos tan absurdos, flaco favor le hace a la memoria de Franco. Así va a convencer muy poco.
      Ah, y para su información, le diré que no he estado aquí y allá de comandante en plan marqués. Antes de oficial fui tropa y suboficial y, además, sé lo que es que me saquen metralla de mis carnes, no hace falta que me lo explique alguien que sólo ha oído tiros en las películas. No sé dónde estaba usted cuando a mí me pegaban tiros o caía herido en Bosnia, pero supongo que estaría sentado cómodamente leyendo libros sobre acciones psicológicas, sobre el Gulag o sobre todas esas chorradas de las que me ha hablado.
      Hasta nunca.

      1. Comandante Terry,

        Entonces la asistencia que recibe de sus compañeros un carubú herido de Afganistán, en medio de la nada, una cura a lo vivo, sin anestesia y sin ni tan siquiera una venda limpia, usted la compara con la que usted recibe en el Centro Médico Avanzado de Dracevo. Con un par.
        Esto sin entrar en que si fuera el caso de que usted fue herido en el ataque de morteros al acuartelamiento de Jablanica donde resultó muerto el centinela José Luis León (que en paz descanse) y herido el Capitán Pita, y usted es uno de los 17 heridos, el ataque les pilló durmiendo en el dormitorio, no es que lo hirieran mientras asaltaba una posición enemiga, porque ustedes fueron allí para ser usados como carne de cañón por el Gobierno. Era yo el que estaba en la cama y ahora va a resultar que era usted
        ¿Por cierto, dónde dejó usted entonces el Credo Legionario que defendía tan vehementemente ayer?, porque allí en Bosnia lo que es el Credo legionario no se cumplió ni un solo día.

        Entonces yo he estado durmiendo plácidamente en mi cama, ¿no sería al revés que cuando yo estaba de noche en peligro, usted estaba en la cama calentito durmiendo?

        Y que yo los únicos tiros que he oído en mi vida los he oído en las películas, eso lo sabe usted seguro, porque me conoce de sobra y lo puede decir. Con un par.
        Yo no he venido aquí a darme el pegote como usted, y además no lo iba a contar aquí, pero me parece a mí que he estado yo en más situaciones de peligro cierto que usted, pero con la diferencia que a mi no me pagaban un sueldo, el sueldo lo cobraban ustedes que estaban en sus casinos militares y en sus cosas, (como pasa ahora con los lazos amarillos de Cataluña, que quitan los paisanos civiles jugándose la vida por su cuenta mientras el sueldo por defender a España lo cobran ustedes que se creen muy héroes porque desfilan con sus guantes blancos en el patio de armas mientras las Canarias son asaltadas y ustedes a su bola), no llevaba un chaleco antibalas ni un casco de kevlar, ni llevaba detrás toda la parafernalia y apoyo logístico que ustedes llevan incluidos los helicópteros franceses para evacuarlos y los aviones para traerlos de vuelta a España.
        Se habrá quedado descansando con la fanfarronada, menudo Comandante de la Legión está usted hecho.
        Es usted la prueba evidente de por qué en la Defensa del Parque de Artillería de Monteleón, el 2 de mayo de 1808, el empleo más alto era el de Capitán, porque por encima de este empleo no había nadie que no estuviera al servicio de los franceses. Menudo lavado de cerebro le han pegado.
        Aproveche esta página para leer los artículos del Coronel Lorenzo Fernández Navarro y aprender el espíritu que le debieron haber enseñado en la Academia, si la Academia no hubiera dejado de ser lo que un día fue.

        ¡Ah!, y en 1992 estaba tratando de reconstruir mi vida pagando las consecuencias de haber servido a España cuando lo que convenía y lo que daba réditos era hacer y haber hecho todo lo contrario. Consecuencias que a día de hoy todavía en parte permanecen.

      2. Muy bien ahí, mi comandante, con dos cojones tapando la boca a los piantes de turno, estos malcriados inconformistas que solo quieren animar a ir al matadero desde sus cómodas vidas de sillón.
        A éstos mi comandante, un par de días con la peseta y el mortero a cuestas, se les iban a quitar todas las chorradas que llevan en su fachada de boba apariencia, y en estas mierdas de noticias que como usted bien dice, lo hacen además ocultos desde el anonimato, escribiendo tal cual viven, como cobardes.
        ¡¡Viva España, viva el Rey, viva La Legión!!! y muera esos que aparentan inteligencia y esconden bilis traidora.

        1. Pobre Legión en la que todo se centra y valora por llevar un mortero a cuestas… traicionando a España y sirviendo de mercenarios a… ni ellos mismos lo saben, porque les da igual con tal de… llevar el mortero a cuestas. Pobre Legión cuando sus componentes, como el comandante citado, no tienen nada en la cabeza excepto… bravuconadas y rebuznos. Pobre Legión en manos de mandos cuyo orgullo es… llevar un mortero a cuestas. Pobre Legión que se creen que son algo por lo del morterito a cuestas, pero no tienen lo que hay que tener para pasearse de uniforme por las Ramblas o San Sebastián, para quitar lazos amarillos, o defender la memoria de sus fundadores a los que delante de sus «bravas» narices patean y arrastran. Pobre Legión llena de «legionarios» reducidos a imágenes de cara a la galería. Pobre Legión que ya no puede abrirse la camisa porque… se le ven los pechos. Pobre Legión, que no es ni la sombra de lo que fue. Pobre Legión cuyos miembros creen que dan la cara por España pelando guardias y cobrando dietas cuanto más lejos de la Patria, mejor. Pobre Legión, creída de sí misma, ensimismada… hipócrita, cínica, patana, llena, al parecer, de comandantes Terry y legionarios lame culos, incapaces de enfrentarse a la realidad. Pobre Legión…

        2. Estimado seguidor: pues flaco favor hace usted a la Legión, aplaudiendo los rebuznos del comandante Terry, los cuales ya dejaron en tan mala posición a él y a su visión de la Legión. Traición la de la Legión que ha abandonado a sus fundadores por cobardía, por guardar la ropa, la dietas y la falsa imagen que dan, reducida a marketing turístico. De nuevo tiran contra el mensajero, acción siempre propia de cobardes de verdad. Pero es que el «panfleto» está escrito y publicado y lo que denuncia el articulista se puede comprobar fehacientemente. En cuanto a lo de «ocultos», lo dicen quien firma «España, español» que seguro que no figura en su DNI. Por último y sobre lo que prejuzga («escribiendo tal cual viven, como cobardes») se le puede aplicar aquello de que cree el ladrón que todos son de su condición. Saludos cordiales

  6. Don José Jarque
    Me quito el sombrero ante su comentario. Es fácil criticar al autor del artículo, saben que no habrá represalias… si tanto pundonor tienen, que se pongan chulos con los políticos frente al silenciamiento deshonroso de su gran fundador Millán Astray y del excelente comandante Franco, co-fundador de la legión y su oficial más ilustre. Y si les cesan, serán cesados con honor… porque, en efecto, lo más horrible es vivir siendo un cobarde. Si no arriesgan por ese lado, que tampoco lo hagan por éste. El silencio debe ser coherente en todas partes. Si no pueden arriesgar su carrera profesional y el bienestar de sus familias, les comprendemos con un sentimiento de tristeza… pero entonces que se cayen también aquí, y que aguanten el afeamiento de su silencio con hombría.

  7. Quiero expresar mi respeto y agradecimiento por los militares españoles, que se juegan la vida por España. Ellos no tienen la culpa de estar en manos de políticos despreciables. Los altos mandos tienen poco margen para hacer algo en este sentido (les nombran los políticos), pero sí creo legítima la queja de que estos mandos podrían haber hecho algo más y haber mostrado algún tipo de repulsa ó rechazo al inaceptable ninguneo y desprecio de los fundadores de la legión en su aniversario. Incluso haberse plantado para obtener un mínimo respeto institucional por los fundadores de la legión. El ninguneo ha sido una indignidad. De silencio en silencio se llega a situaciones inadmisibles, aunque también es verdad que es un tema de muchos años y que al que habla le cesan inmediatamente, de manera implacable, y más aún con el gobierno actual. No es fácil.

    Aunque la crítica es legítima, también es pedirles que arriesguen seriamente su carrera profesional. En España mandan los que mandan, no nos engañemos (y lo digo por toda la partitocracia del consenso), mandan tiránicamente sobre todo contra los militares, y esos mismos que mandan deciden quienes son los altos mandos y cuándo les cesan. Si hablas desapareces. En todo caso creo que en este tema merecía la pena arriesgar y plantarse a pesar de en qué manos estamos. Es mi opinión, aunque no estoy en su pellejo y es fácil hablar desde la barrera. Otros sí arriesgan, aunque eso les cueste en gran medida su carrera profesional, su seguridad, el bienestar de sus familias… ¡Bravo por ellos! ¡Chapó!, que Dios se lo tenga en cuenta, porque eso es lo que vale. Son unos valientes.

    Pongamos entonces nuestro granito de arena para que algún día tengamos una España católica, patriota, unida y con un sistema político y un liderazgo institucional a la altura de nuestra gran nación. Y que Dios nos ilumine a todos.

  8. También está el tema de la ley de memoria histórica. Con la ley en la mano este gobierno puede hacer las mayores barrabasadas, según ellos legalmente. Es un abuso de la ley, ya que Millán y Franco como legionarios no tienen nada que ver con la guerra civil, pero a estos políticos les importa un bledo. Es la ley vigente!!!!!!!!!!!!!!!!!. No olvidemos que fue Rajoy el que dejó esta ley intacta durante 7 años de gobierno, los cuatro primeros con mayoría absoluta de 186 escaños. Ahí es donde está la traición, más que en unos altos mandos que están entre la espada y la pared. La solución de «plantarse» ante este gobierno del frente popular sería efectiva si se hiciera en pleno por parte de todo el ejército (sus mandos y altos mandos)… pero eso es muy difícil. Menos mal que en el horizonte que se vislumbra podría no tardar mucho el desprestigio del frente popular y su fracaso electoral. Si el pueblo español todavía tiene algo de intuición y patriotismo debería ser así, si no es así, el pueblo que les vote (si no hay pucherazo) pagará tamaño error con la ruina económica, la miseria y la esclavitud «democrática» (democracia sólo en el nombre).

    1. D. Fernando, que no lo engañen con la Ley de «Desmemoria, Falsificación y Manipulación Históricas», porque esto es solo un pretexto para confundir a la gente de buena fe que no ha tomado conciencia de la extrema maldad de toda esta gente, que es intrínseca en su actuación mediante la perfidia y el engaño.
      No le dé a esa «Ley» el valor que en realidad no posee.
      ¿Acaso si el Gobierno sacara una ley que dijera que es legal violar niñas de 10 años, usted las violaría, solo porque la Ley lo dijera o autorizara a ello, o si la ley dijera que es lícito entrar a un convento o una casa religiosa y llevarse de ella lo que le apeteciera, usted lo haría aunque la ley se lo permitiera? está claro que no, Las leyes pueden decir lo que digan pero las cosas son lo que son y los atropellos y las iniquidades no dejan de serlo por el mero hecho de que una Ley, hecha por malhechores, como es este caso, permite hacerlo para dar apariencia de legalidad a lo que pura y simplemente es un crimen y una canallada. Escudarse en una ley de esta naturaleza no justifica la maldad de la acción en sí misma, porque sólo los malvados harían estas cosas por autorizados que estuvieran por una ley a hacerlas.
      Recuerde que los rojos suelen dar nombres falsos a todo lo que hacen. Así el trozo de Alemania con el que ellos se quedaron, que era una enorme prisión en sí misma y una tiranía, que tuvieron que construir un muro de hormigón de 4 metros, regado con campos de minas y alambre de espinos para que la gente no pudiera escapar de él, y a ese enorme campo de concentración le llamaron hipócritamente «República DEMOCRÁTICA Alemana», ja, ja, ja qué cara más dura. Los mismos hipócritas son los que han hecho la Ley de Desmemoria, Falsificación y Manipulación Históricas, y llaman «Memoria» histórica lo mismo que llamaban al inmenso Gulag de Alemania «República Democrática alemana», que de «democrática» sólo tenía el nombre a modo de disfraz, un disfraz que sólo engañaba a los tontos, porque resultaba evidente lo que eso era en realidad, con la gente escapando hasta en globo . ¿A ver dónde está la «memoria», si lo que hacen es quitar todo vestigio de memoria, quitan las cruces, quitan las placas conmemorativas que guardan la memoria de los héroes.
      Todos esos que con el pretexto de esta Ley quitan estatuas, quitan cruces y quitan todo vestigio para que no quede ni rastro de la memoria histórica (que es la verdadera finalidad de esa ley borrar toda memoria de la verdad de lo que ocurrió en España) tienen la misma legitimidad para actuar así como si violaran a niñas de 10 años porque una ley les autorizara a ello. Lo que hay que tener claro es que cuando en España vuelva a haber Justicia habrá que depurar estos crímenes, y el que para sostenerse en un cargo quita una Cruz o una estatua, se tendrá que enfrentar que en la Nueva España que está por venir, a los miserables se les despoja de todo cargo público, y si en la España de Zapatero o de Pablo Iglesias es mérito haber sido traidor y uno puede ser elevado a General o a tal o cual cargo. En la España Verdadera gente así no puede llevar uniforme ni de botones de hotel.
      Por tanto no justifiquemos a los que , con el pretexto de una ley masónica e inicua, forman ellos mismos parte de la iniquidad y de la destrucción de la Patria, porque por lo que ahora reciben prebendas, en el mañana les será exigida la devolución de las mismas hasta el último céntimo, y serán despreciados por las generaciones futuras de españoles. Y esto incluye desde el Rey Pilatos que se lava la manos en todo como si lo que pasa en España no fuera de su competencia, a las cúpulas políticas, militares y judiciales, a los que por un sobre de dinero ponen pruebas falsas en el 11M, a los que se creen que sus actos quedarán impunes, y a todos los demás. Para todos ellos habrá Justicia.

      1. Kevlar,
        claro, si estamos completamente de acuerdo. La ley de memoria histórica es pérfida, tóxica y vengativa. Una ley «legal» pero ilegítima. Una anti-ley. Además en el caso de los fundadores de la legión se aplicaría ilegalmente puesto que la legión se fundó durante la monarquía de Alfonso XIII y no tiene que ver con la guerra civil, en realidad una cruzada de liberación contra el comunismo, como dijeron varios obispos de la época.

        El actual frente popular es lo que es, y su única obsesión es ganar una guerra que perdieron, y que ganó el bando bueno gracias a Dios, a través del excelente liderazgo del general Franco, futuro jefe del nuevo Estado Español. Eso y el éxito social, político y económico del franquismo no lo pueden perdonar, y se nota su odio insaciable contra todo ese régimen que les humilla con sus logros frente a la debacle y el colapso de la España actual, que es ante todo una debacle moral instigada por la partitocracia socialdemócrata (y desgraciadamente con la complicidad dolorosísima de muchos que deberían hacer todo lo contrario).

        Lo que pasa es que también hay que ponerse en el pellejo del militar de hoy. Mandado por sus propios enemigos y los de la patria, y entre la espada y la pared desde que salen de la academia. Mirados con sospecha y con crueldad por políticos acomplejados y sin amor a la patria ni a los que juran dar su vida por defenderla. Sin apoyo social en los temas «políticamente incorrectos», y sirviendo a un pueblo al que en gran medida le han quitado sus valores, su patriotismo y su religión, adoctrinado por unos medios de comunicación controlados por la masonería y la antiespaña durante 40 años.

        Además ahora hay una ley que esgrimir (sin legitimidad, por supuesto) para mantener el terror y el silencio entre los militares en activo. Una ley inicua, totalmente de acuerdo, además de aplicada sin base legal en cuanto a los fundadores de la legión… pero eso al ministr@ y al presidente del gobierno les da totalmente lo mismo. Todo son desprecios, humillaciones y ceses fulminantes, es lógico que el que llega a arriba se esté calladito.

        Además ahora mismo gobierna un frente popular con Sánchez, los comunistas de podemos, la ERC de rufián, la ETA, y toda la antiespaña… puede existir el dilema de hablar y ser cesado ó callarse hasta que pase este horror, al que han votado por cierto muchos españoles de a pie. No debería quedar mucho tiempo para que esta etapa termine y pueda venir algo mejor, por lo que puede existir las dudas justificadas de qué hacer. Pasado mañana puede haber un gobierno PP-Vox y muchas cosas podrían volver a su cauce, aunque por mi parte ya sólo deseo el cambio de sistema al de una Monarquía realmente católica y a una constitución patriótica, decente y realmente democrática.

        Lo dicho, este es el terrible dilema para un militar de hoy: ser cesado fulminantemente por el frente popular ó estar calladito ante un gobierno terrorífico (votado por muchos españoles) a la espera de que esta etapa termine. Por eso yo no les juzgo, pero sí me parece legítimo el que se pueda criticar su silencio (siempre sin olvidar en qué situación se encuentran frente al poder y la propaganda), porque el ninguneo a los fundadores de la legión ha sido algo muy indigno.

        En todo caso el que arriesgue su carrera en pro de la verdad, el honor, el patriotismo y la decencia, tendrá un premio enorme en su satisfacción interior y en su conciencia, de eso no me cabe la menor duda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad