La Ley de Memoria Democrática en la picota

Javier Navascués

Nuestro querido y admirado colaborador Javier Navascués ha realizado un enorme y meritorio esfuerzo y una labor encomiable para poner donde se debe, o sea en la picota, a la Ley de Memoria Democrática ya en ciernes. Y lo ha hecho preguntando su parecer sobre ella a destacadas personalidades de todos los ámbitos mediante un cuestionario exhaustivo sobre varios de los más importantes puntos que afectan a semejante herramienta de destrucción masiva de lo poco que va quedando de España. Las respuestas, todas ellas, que se han sido publicando en El Correo de España, por su enorme interés son dignas de leerse y tenerse en cuenta. Por nuestra parte, les ofrecemos algunos retazos de las mismas, animándoles a visitar el espacio de Navascués en dicha web (AQUÍ) o bien directamente las respuestas de quien más les pueda interesar en el enlace que de cada uno de ellos insertamos junto a su nombre.

González Cuevas.- (AQUÍ)

Y ello con la aquiescencia del conjunto de la prensa conservadora, que, junto con la elite económica, a lo que aspira es a la reconstrucción del bipartidismo y a las digestiones sosegadas y los buenos negocios. Centrismo puro. Razón cínica a tope. En realidad, hace años que todo ello está tenebrosamente claro; desde que el caricaturesco Aznar se declaró admirador de Azaña, un gesto totalmente significativo. Si me apuran, con ello Aznar, y no Zapatero, se convirtió en el padre de las leyes de memoria histórica.

Pues hay que sacar las consecuencias. González fue el iniciador, en realidad, de las leyes de la memoria histórica, en sus líneas generales. Aznar, con su mitificación y mixtificación de Azaña, fue, en el fondo, por la misma ruta. Zapatero sacó las consecuencias y las codificó en leyes. Rajoy no hizo nada, es decir, las consolidó. Y Sánchez llega a la cumbre. Más claro el agua.

Bielsa Arbiol.- (AQUÍ)

La monstruosa traición que los socialistas vienen realizando contra España no tiene nombre, de puro sangrante se manifiesta en cada una de sus embestidas. Pero la responsabilidad no es sólo de la casta política socialista y de su dinámica de “puertas giratorias”, sino de sus votantes, carcomidos por sectarismos mal digeridos que perpetúan y acrecientan el carcinoma imperante… Por lo demás, el socialismo siempre ha sido aliado fidelísimo del comunismo, aunque pretenda aparentar lo contrario: ambos ismos combinan idéntico ADN mientras caminan hacia el despeñadero de la Historia. Y si en su descenso a los infiernos necesitan recurrir a separatistas y bilduetarras, no titubearán en hacerlo (¡tal cual nos han demostrado con inaudita desfachatez!). Al fin y al cabo, el combustible de la izquierda en España no parece ser otro que el del odio, que es tan visceral en su irracionalismo como oneroso deviene su mantenimiento y financiación.

Gral. Blas Piñar.- (AQUÍ)

Aunque se niegue, los hechos demuestran el triunfo del terrorismo de ETA. Cientos de asesinatos siguen sin esclarecer, se aplican medidas de gracia para los terroristas que reciben homenajes y ocupan cargos una vez liberados, el Tribunal Constitucional legaliza a Bildu, se enseña en los colegios la lucha heroica de los abertzales, se olvida a las víctimas, se condena a las Fuerzas de Orden Público… naturalmente no podían faltar la guinda en la “memoria democrática” en nombre de la “normalización” y la “reconciliación”.

Gral. Chicharro.- (AQUÍ)

La LMD es ante todo una Ley que nace bañada en sangre porque saldrá adelante gracias al pacto del PSOE con EH BILDU herederos de ETA. Atenta contra la ética y la moral y por lo tanto aún siendo legal será una Ley ilegítima.

Es además una Ley sectaria pues no contempla más victimas que las de un bando. Es una Ley totalitaria que impone la verdad histórica a través del BOE con gran perjuicio para los historiadores. Es una Ley inconstitucional pues afecta directamente contra derechos fundamentales de las personas atentando contra los artículos 14, 16 y 20 de la CE de forma directa.

Con esta Ley el PSOE y sus socios comunistas, con el único objetivo de perpetuarse en el poder, pretenden revivir el sangriento episodio de nuestra desgraciada guerra civil para dividir y enfrentar a los españoles rompiendo de lleno la reconciliación ya alcanzada en España hace mucho tiempo.

Es en definitiva una Ley liberticida y una Ley de la venganza y del odio.

Alfonso Merlos.- (AQUÍ)

Más allá de la repulsión de que la ley salga adelante con quienes representan el universo de la violencia, y han validado en el pasado el ejercicio del terror, quiero decirle algo: la memoria no puede travestirse, ni inventarse, ni corromperse ni constituirse. Nadie puede hacerlo. La memoria pertenece a cada cual. Es la Historia y la Verdad lo que aquí está en juego. Y revisarla, analizarla, interpretarla, profundizarla… es trabajo de historiadores y de académicos, no de batasunos.

Fernando Paz.- (AQUÍ)

En el enunciado mismo de la pregunta está la respuesta. Es una interrogación retórica. Todas estas leyes comienzan con el proceso de victimización. La víctima siempre tiene razón y hay que legislar para compensarla por todos sus sufrimientos. No importa que haya otras víctimas porque no todo el mundo puede victimizarse, solo aquellos que pertenezcan a colectivos victimados. Los recortes en la libertad de expresión están totalmente justificados cuando se trata de los que no tienen la hegemonía cultural en la sociedad. Cuando se trata de aquellos que si la tienen, toda libertad de expresión es poca.

Ahora bien si la libertad significa algo, como decía Orwell, es el derecho a decirles a los demás lo que no quieren oír. La liberta de expresión es un bien fundamental que va mucho más allá de su codificación política o jurídica y que tiene su asiento en el derecho natural. Yo tengo derecho a decir o a expresar aquello que pienso. Otra cosa es que existan los límites que pueden venir marcados por los insultos, la crueldad etc…Hay una serie de limites a la libertad de expresión, pero nunca puede haber limites a la libertad de expresión de ideas, que es para lo que se pensó y se creó tal y como la conocemos en su codificación jurídica.

Si consideremos que cualquier pensamiento que no sea laudatorio para las víctimas puede ser interpretado como un insulto, entonces la libertad de expresión ha muerto. Es inaceptable porque supone la instauración de un sistema de cosas tiránico. Es por tanto una de esas leyes contra las que, cabe no solamente los recursos jurídicos, sino que una de esas leyes contra las que hay que alzarse. Es una de esas leyes a las que hay que desobedecer desde el primer momento. Yo llamo a la desobediencia de esta ley de memoria democrática por ser una ley tiránica.

Col. Vara de Rey.- (AQUÍ)

Para los españoles de bien, Bildu no es peor que los políticos que blanquean la hoja de ruta del terrorismo. Actualmente, unos y otros están alineados con el mismo plan. Imponer por razones ideológicas, un único relato de la historia, modificando arbitrariamente los hechos acontecidos y la responsabilidad de sus protagonistas, dinamita nuestra cultura, el sentimiento que nos une como nación y la memoria de nuestros antepasados. Esta ley rompe frontalmente la reconciliación entre españoles con el agravante de que 80 años después, tras dos generaciones tratando de superar los estragos y el sufrimiento padecido durante la contienda civil, cuyas heridas prácticamente habían cicatrizado, despertar sentimientos de odio y venganza supone una inmensa irresponsabilidad.

La bastarda intencionalidad de reescribir la historia con ideas sectarias ideologizadas y revanchistas, constituyen un delito moralmente execrable y reprobable por la directa repercusión que pueda tener fomentando la fractura social. La historia nos enseña que siempre que se reabren heridas, invocando la venganza, éstas solo se cierran con derramamiento de más sangre y un alto precio en vida de inocentes.

Alberto Barcena.- (AQUÍ)

Es por tanto una condena absoluta del franquismo, declarado ilegal, así como todo lo que venga del franquismo. Por ejemplo la misma Constitución Española. Esto forma parte de la llamada segunda transición que inició Rodríguez Zapatero y que sigue teniendo un gran peso en la política española, aunque de una forma oculta. No suele dar la cara.

Esta segunda transición necesita deslegitimar el franquismo hasta convertirlo en delictivo y de esa manera barrer la constitución española del 78 y terminar con la monarquía que viene del franquismo. También toda la legislación del franquismo sería eliminable. ¿Y yo me pregunto que harían con la ley de la Seguridad Social que está en vigor? Porque esa ley es de Franco, aunque Sánchez llegó a decir que la Seguridad Social la trajo Felipe González. La realidad es que es de 1963 y se perfecciona en 1972, concediendo todavía más derechos al trabajador.

De las cuestiones sociales del franquismo nunca se habla porque saben que ahí tropiezan con un escollo que es insalvable. Yo siempre he dicho que la verdadera revolución social de España la realizó el franquismo, que es la que creo las clases medias, que hicieron que esto se pueda soportar hasta ahora. Ya veremos lo que pasa en un futuro, pero puede que a Pedro Sánchez le interese acabar con la ley de la Seguridad Social también. No podemos descartarlo.

Rafael Nieto.- (AQUÍ)

Ya la ley de Zapatero era bastante rígida y totalitaria, porque partía del error de concepto de que los políticos pueden decidir cuál es la verdad histórica (algo que es falso). Después llegó la primera reforma de Sánchez e Iglesias, que abundaba en el mismo error pero ya asumiendo unas dosis de manipulación y cinismo político asombrosos. Esta tercera ley me atrevo a calificarla como totalitaria, y tendrá por tanto las consecuencias de todas las leyes totalitarias de raíz marxista: persecución de la disidencia, juicio y encarcelamiento de los «rebeldes» (aquí estamos unos cuantos), y ya veremos si se atreven a ir más allá incluso. Sus referentes ideológicos son Largo Caballero, Santiago Carrillo y Fidel Castro…No digo más.

García Isac.- (AQUÍ)

Supone que los de las siglas del odio, que provocaron la Guerra Civil española, van a decidir como fue la guerra, quién la provocó, quién debía morir, a quién hay que resarcir….Supone la ilegalización de partidos, de asociaciones…

No contentos con las atrocidades que cometieron en los años 30 van a blanquear su pasado y lo van normalizar. Bildu no es un aliado inesperado sino un aliado lógico. La historia de ETA que tanto dolor y tanto daño ha causado va a ser reescrita. Los verdugos pasan a ser las víctimas y las verdaderas víctimas van a ser doblemente asesinadas, en su momento y ahora en su memoria y dignidad.

España se reconcilió en el año 40 gracias a la victoria del general Franco y cada vez hay que reivindicar más el legítimo alzamiento del 36 y esa legítima victoria que fue la que trajo la reconciliación. Precisamente esa reconciliación del año 40 hizo que no se nos explicaran las atrocidades que los que ahora van a reescribir la historia cometieron y eso fue un error.

Pío Moa.- (AQUÍ)

Se trata de una ley contra la Constitución, la democracia y los derechos de los españoles. Por lo tanto es una ley tiránica que no debe aceptarse ni obedecerse, sino rebelarse contra ella.

Aparte de eso, es una ley falsaria. VOX debía centrarse, en el Parlamento en denunciar ese ataque a la libertad de todos. Y fuera de él, en todos los foros, a restablecer la verdad histórica, que intentan monopolizar y hacer tragar a los españoles los amigos de los chekistas, ETA y PSOE. No debe olvidarse que ambos partidos comparten toda la ideología, con diferencias solo de matiz.

Manuel Andrino.- (AQUÍ)

En realidad toda esta «tropa» que va a votar para pedir nuestra ilegalización y el que se manipule la historia a su antojo, es la misma que desde el mismo 14 de abril de 1931 se dedicó a quemar iglesias y conventos, a dar golpes de estado como el octubre del 34, y luego buscó y provocó la guerra civil para eliminar, físicamente, al menos a la mitad de la población de España, para convertirla en un satélite más de la antigua Unión Soviética.

Los mismos que a través de las checas de los partidos socialista, comunista y separatistas, y de los sindicatos anarquistas e izquierdistas, acabaron con decenas de miles de españoles por el simple hecho de no ser «afectos» al Frente Popular. Los mismos que luego a través de esos grupos de asesinos llamados «maquis» intentaron continuar la guerra alentados desde el extranjero. Los mismos que formaron y conformaron las bandas terroristas de izquierda o separatistas que sembraron el terror y el caos durante cincuenta años en España, a través de eta, el grapo, el frap, etc.

Custodio Ballester.- (AQUÍ)

Pues así es, ésa es la victoria que dice el PSOE (“victoria” iniciada por Zapatero, seguida por Rajoy y ahora rematada por Pedro Sánchez) que consiste en poner el poder de la nación española en manos de la ETA con su camuflaje democrático. Toda la nación española sometida a burla y escarnio por gobernantes que lamentablemente responden a la voluntad de los peores enemigos de España, que también votan. Obviamente, cosas de este género no ocurren en Alemania o Francia.

Tomás García Madrid.- (AQUÍ)

En mi opinión, esta ley sería igual de inmoral, ilegítima y aberrante aunque saliera adelante sin el apoyo de ETA/Bildu, por ejemplo con el apoyo del PP (lo que no sería descabellado, si recordamos que en 2002 el PP, entonces con Aznar al frente, votó a favor de condenar lo que ellos llaman dictadura). El hecho de que se apruebe con el voto favorable de ETA/Bildu es un insulto más, pero en mi opinión no es lo más grave.

Lo más grave es que se va a aprobar una ley absolutamente liberticida, la peor en este sentido desde la tristemente recordada Ley de Defensa de la República de 1931 (promulgada, por cierto, por los abuelos ideológicos de los que hoy sufrimos), una ley que choca frontalmente con varios artículos de la Constitución, como han puesto de manifiesto multitud de juristas más doctos en esta materia que yo, y que espero que por esa razón sea derogada, si es que todavía queda algo de independencia en el Tribunal Constitucional.

Y lo más grave, también, es que en toda la exposición de motivos y en todas las actuaciones que se derivarán de esta ley (al igual que las que se han derivado de la vigente Ley de Memoria Histórica) se está alimentando una enorme mentira, una gran patraña: que la infausta 2ª República, el peor periodo de anarquía revolucionaria criminal de nuestra historia, fue la arcadia feliz, un “período democrático inclusivo, tolerante, de igualdad, justicia social y solidaridad, y sus avanzadas reformas políticas y sociales”, como dice el propio texto de la ley, en contraposición a un régimen (el Estado Nacional surgido del 18 de Julio) al que atribuyen, falsamente, todas las atrocidades habidas y por haber, como es sabido. Según esta ley, el Estado Nacional fue el mismísimo infierno: el conjunto de todos los males sin mezcla de bien alguno.

César Alcalá.- (AQUÍ)

No es de extrañar. Al final, como en muchas cosas relacionadas con todo esto, no es el nombre, sino el daño que hará. Ya la historia está bastante perjudicada en este país, como para que ahora incorporemos esta ley. Entre los libros de educación, donde la empezarán a contar a partir de 1812, hasta esta revancha -porque es una revancha contra el sistema que se construyó en la Transición y por el hecho de haber acabado democráticamente con ellos- vamos muy mal. Dentro de una o dos generaciones nadie sabrá de donde venimos. Ese es el drama.

Polonia Castellanos.- (AQUÍ)

Es un atentado, nunca mejor dicho pues la ley está apoyada por el terrorismo, porque vulnera todos los derechos fundamentales, ya nos dimos cuenta durante la pandemia que a este gobierno no le importan las personas (a las que dejó morir peor que a animales), ni la ley (aprobando leyes inconstitucionales), ahora es más de lo mismo pero en el máximo grado, ilegalización y persecución del que no se someta al pensamiento único, (vulnerando los derechos fundamentales de expresión, de reunión y de asociación), persecución al disidente y posiblemente hasta prisión, y en definitiva una mezcla del 1984 de Orwell y de la España del terror rojo de 1936, donde en definitiva, lo que se persigue es la verdad.

Ladrón de Guevara.- (AQUÍ)

Sánchez y sus acólitos comunistas son lo mismo que los herederos de ETA y forman un contubernio para transformar nuestro país en una Albania socialista donde las libertades y los derechos individuales de los ciudadanos queden sojuzgados. Esta Ley que en su denominación contiene un oxímoron pues la memoria es individual y cada persona tiene su interpretación libre de los hechos históricos es contradictoria con el concepto de democracia. El término democracia no tiene encaje en ese sintagma pues la memoria de cada cual depende del marco cognitivo de cada persona. Es un cinismo sin precedentes llamar democrático a lo que pretenden hacer manipulando la realidad histórica; al servicio de sus intereses políticos sectarios y totalitarios. La verdad no se impone, se demuestra en términos de constatación objetiva y científica en los foros que tienen capacidad para ello que en este caso son los de los historiadores independientes de las consignas de los partidos políticos.

TCol. Fco. Bendala.- (AQUÍ)

Claro. No podía ser de otra forma. Y sin olvidar el silencio cómplice del PP o ese de siempre «nosotros derogaremos si tenemos apoyos» o «no vamos a dar ni un euro para eso», o sea, el verdadero problema de España desde hace 50 años, el Partido Popular. El PSOE y toda clase de separatistas siempre han ido de la mano porque en realidad son las cabezas del mismo monstruo: la anti-España, ese cáncer que sólo tiene España. La izquierda en España, que no española, es desde su nacimiento rabiosamente antiespañola igual que los separatismos. Se quieren y necesitan, y se coordinan. La destrucción de España les une siempre. Tras el vilipendio contra Franco, vendrá el de la Tra(ns)ición, luego el de la Monarquía –en realidad ambas se lo merecen, al contrario que el Caudillo y su obra– y luego el enaltecimiento del Frente Popular, de ETA y demás, hasta implantar una república federal, en realidad confederada, tiránica, donde la sangre y la miseria serán sus señas de identidad. Tiempo al tiempo para los incrédulos.

Gravísimas. Es la guinda de un pastel putrefacto y dictatorial que se viene cociendo desde hace más de medio siglo, que ya es decir. Operación en la que lo peor y los que más han ayudado han sido los ingenuos, ignorantes, buenistas, cobardes y traidores de todos los colectivos de la sociedad incluidos militares y clérigos; e incluso estos dos han tenido más culpa porque eran los que deberían haberse opuesto más radicalmente y con más eficacia para lo cual lo tenían todo menos… el patriotismo y la Fe. Es un paso, como he dicho antes, importantísimo hacia la destrucción de lo poco que queda de España y hacia la implantación de una tiranía marxista-leninista de manual.


Una respuesta a «La Ley de Memoria Democrática en la picota»

  1. En primer lugar felicidades a Javier Navascués por reunir tan valiosas opiniones de patriotas de gran mérito y en un tema de rabiosa actualidad (rabiosa en demasiados sentidos, están dejando España como un solar en un momento en que el mundo tal como lo conocíamos se desploma, y aquí a por uvas demonizando a los que salvaron España de su destrucción).

    Esta «pseudo» ley es un acto de guerra. ¡Pues claro que es tiránica! ¿ó es que os pensábais que la izquierda radical se cree lo de la democracia?… ellos están a conquistar el poder y no irse nunca, mientras organizan de manera zafia y brutal el infierno en la tierra. En ellos todo es mentira, la mentira es su pistola. Llegarán a donde haga falta, porque no creen en nada, sólo en su vaciedad espiritual.

    Mientras tanto los bobos nos indignamos, lo que a estos desgraciados les causa placer y risa. Ellos están a otra cosa, no a «debatir» lo que es bueno ó razonable. El libro de Pío Moa «Mitos de la guerra civil» les puso de los nervios de tal manera que zapatero sacó una ley para censurar la verdad, ahora ya revelada y con datos negro sobre blanco. En cuanto a lo de la nueva ley, buscan que no se hable de los verdaderos problemas y del verdadero desastre, y llevar el debate al campo «político», ó más bien politiquero, donde se vota con las tripas mientras se pasa hambre y frío, a la vez que refuerzan su mentira ideológica, el mito de la transición (Franco era muy malo, la 2ª república era muy buena y la transición trajo la democracia gracias al PSOE, al PCE y a la Eta, que luchaban por la libertad y la democracia).

    Lo de las elecciones creo que no les va a salir, salvo que haya un pucherazo de tamaño galáctico… pero el verdadero problema es el acomplejado-infiltrado PP, que no cambia nada y que es igual ó más de izquierda progresista que sus socios del PSOE. Al menos el PP actual. Ya lo dijo Balmes… los progresistas hacen la revolución y los conservadores la conservan. Más claro que el agua. VOX es distinto, pero su camino «dentro del sistema» es muy difícil y es una solución a medias, para ir tirando… Soy tradicionalista, y la solución para mí está clara, pero será con la ayuda de Dios, porque Él es lo único importante.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad