12 respuestas a «LA LUPA: El infarto»

  1. Amigo Paco, siento mucho lo sucedido, pero siempre hay que dar gracias a Dios por seguir velando por nuestras vidas.
    La triste situación de la Patria creo que ha ayudado, y mucho, a tu infarto, pues todo español bien nacido, como tú lo eres, sufre por la situación, cada día peor.
    Mucho ánimo, y adelante.
    Rezo por ti, y por tu familia, y pienso que muchos son necesarios, pero tú eres IMPRESCINDIBLE.
    Un abrazo muy fuerte, en la distancia, pero en la cercanía espiritual y patriótica.

  2. Gracias don Paco, querido director, por dar testimonio.
    Los católicos tenemos Fe, y donde hay Fe, hay esperanza.
    En una situación así, nos abandonamos en los brazos de Dios, y que sea lo que Él quiera…
    En su caso, resulta obvio que el Señor le quiere aquí, luchando por todos nosotros.
    Pero sin alterarse demasiado, que no es bueno para el corazón, y a Dios rogando, pero con la pluma dando.
    Solo decir y explicar la Verdad nos hará Libres.

  3. Estimado Sr. Bendala:

    En primer lugar desearle una pronta recuperación, así como agradecerle su valiente y consecuente testimonio.

    Les temenos a su familia y a Vd. en nuestras oraciones.

    Mucho ánimo y adelante!

    Un cordial saludo

    Benigno

  4. Me uno a los anteriores comentaristas en desearle una pronta recuperación. Todos los artículos que publica son muy interesantes pero que sin duda le exigen bastante trabajo.
    Agradecerle todos sus esfuerzos en comunicar la verdad como cristiano y español.
    ¡Ánimo!

  5. Gran testimonio del Teniente Coronel Bendala, por su admirable fortaleza y grandeza de ánimo en tan difícil trance. Mi agradecimiento por su emocionante vídeo. Gracias.

  6. Sr. Bendala : Le deseo que se recupere lo más pronto posible y que nos siga ofreciendo sus interesantes artículos y reportajes. En mis oraciones pido a Dios por su curación. Un cordial saludo.

  7. Un testimonio edificante de fe.
    Y valiente, como corresponde a la «verdad sin complejos»
    Gracias a Dios todo se ha solucionado satisfactoriamente.
    Y elevo mis oraciones para que tras esta «incidencia del combate» el restablecimiento se rápido y completo.
    ¡¡¡Tu presencia en la trinchera es indispensable para seguir defendiendo el reducto!!!
    Un fuerte abrazo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad