«La obsesión con Franco. Cómo defenderse de las leyes de memoria», de José Manuel Bou Blanc

José Manuel Bou Blanc

SND Editores lo ha vuelto a hacer y… no para. Nuevo acierto y nuevo éxito. Ahora rabiosamente actual… como de costumbre.

Nos referimos a «La obsesión con Franco. Cómo defenderse de las leyes de memoria», de José Manuel Bou Blanc. Pues si cómo ven el título lo dice todo, imagínense lo que encontramos en sus texto.

Para empezar, el autor, José Manuel Bou Blanc es ya un consumado experto. Licenciado en Derecho, une a sus conocimientos jurídico su pasión por la investigación, la historia y el ensayo. Nacido en Valencia, ha publicado artículos en numerosos medios, al tiempo que publicado varios libros entre los que destacamos «El sueño de España» o «La memoria democrática, nueva Leyenda Negra» ganador del V Premio Pascual Tamburri de ensayo corto. Ahora, con este que hoy les presentamos, riza el rizo y alcanza una madurez que nos permite esperar próximos y aún mayores logros.

¿Por qué los políticos, especialmente de izquierdas, con la vergonzosa complicidad de los de derechas, han resucitado a Franco, y más aún cuando se  encuentran en problemas que es… todos los días por su ineptitud y corrupción? Este libro va dirigido a todos los españoles de buena voluntad que no quieren ninguna ley nos imponga como recordarlo. Es un manual para defenderse de las leyes de desmemoria, un arma dispara justo al corazón de la manipulación y la mentira que nos sepulta, y una guía para entender las razones últimas que motivan la falsificación de la historia y su imposición por ley. Es la respuesta a la pregunta de por qué el antifranquismo es más fuerte tras la muerte de Franco que en su vida. Cuál es el origen último de la obsesión con Franco. Por qué el antifranquismo es el pecado original del Régimen del 78. Por qué es la nueva leyenda negra tan falsa y peligrosa a la vez como la primera.

Cómo botón de muestra reproducimos una de las dos introducciones que tiene el libro. Adivinen a quiénes va dedicada ésta.

«Pero ¿quedan franquistas en España? ¿Quiénes pueden ser esos nostálgicos recalcitrantes que defiendan a un dictador en pleno siglo 21? A un dictador fascista, según repite la tele a cada minuto, por más señas. A un, dicen, asesino siniestro y liberticida. ¿Serán, como quienes le apoyaron en un principio, militares, caciques y curas? ¿Algunos ancianos de mentalidad arcaica? ¿Neonazis violentos, empresarios explotadores, paterfamilias autoritarios, tal vez algún fanático religioso obsesionado con la virginidad y la virtud que añora la censura? No, hay franquistas de todas clases, jóvenes y ancianos, hombres y mujeres, trabajadores y empresarios. ¿Cómo es posible, con toda la propaganda antifranquista de instituciones educativas y medios de comunicación, que queden españoles que insistan en defender al régimen anterior? ¿Algún extraño síndrome de Estocolmo? ¿Miedo a la libertad? ¿Rebeldía contra lo que dicen los políticos de todo signo y los medios de comunicación que, como todos sabemos, nunca se equivocan?

¿Cómo añorar una época sin paro, sin delincuencia, pero también, dicen, sin libertad? ¿Cómo defender un régimen en el que se creó la seguridad social, el sistema de pensiones, el sistema de salud pública, pero en el que no existían los sindicatos? Es incomprensible que, por 40 años de paz y prosperidad, en los que se experimentó un crecimiento del bienestar sin precedentes, hasta el punto de hablarse del “milagro español”, se pueda llegar a olvidar que no había partidos políticos ni elecciones periódicas. ¿Prefieren estos desagradecidos españoles frivolidades como un techo sobre sus cabezas o un salario justo por su trabajo a disfrutar de libertades políticas?

Sin embargo, ahí están, no son muchos, ni muy ruidosos, pero se niegan a desaparecer. Año tras año, recordando a su Caudillo, desempolvando viejas banderas que recuerdan sus épocas de gloria. La Segunda República no era idílica, argumentan. Franco no se rebeló contra una democracia ideal, sino contra un régimen contra el que las izquierdas ya habían atentado dos años antes (revolución de Asturias, declaración de independencia del estado catalán). Un pistolero del PSOE había asesinado al líder de la oposición después de que la Pasionaria lo amenazara de muerte en el Congreso. Desde el inicio de la república se habían producido ataques a la Iglesia, como la quema de conventos. Los crímenes de guerra frentepopulistas, continúan arguyendo estos franquistas irredentos, fueron tan terribles o más que los franquistas. En la matanza de Paracuellos, con el doctor honoris causa Carrillo de responsable, fueron asesinadas más de 5.000 personas.

A finales de los años 40, sostienen estos extravagantes abogados del dictador, la esperanza de vida en España ya era de 70 años, por 55 de la República, había el doble de profesores que entonces y casi el doble de líneas telefónicas. Y eso en la posguerra, antes del “milagro económico español”. En la dictadura de Franco, llamada por muchos “dictablanda”, había mucha más libertad que en, por ejemplo, los regímenes soviéticos que los antifranquistas idolatraban. Había fronteras abiertas, libertad de circulación, estado de derecho y, si bien no había elecciones democráticas ni partidos políticos, la mayoría de la población vivía con normalidad, sin echar de menos tales cosas en su vida cotidiana.

La carga de la presión fiscal caía sobre las clases altas y no sobre las clases medias, y era muy inferior a la actual, no existían las ETTs ni los contratos basura ni los ERES y casi todos los contratos eran fijos. El Instituto Nacional de la Vivienda había llenado de edificios nuestras ciudades para garantizar que los españoles tuvieran un techo sobre sus cabezas, sin desalojos ni necesidad de escraches y la indemnización por despido, recientemente reducida a 20 días, era de 60.

En resumen, tengamos cuidado con los franquistas, están entre nosotros, pueden ser nuestros compañeros de trabajo, los padres de los amigos de nuestros hijos en el colegio, incluso la persona con la que ligamos en un bar. Y, bien mirado, tienen argumentos convincentes.»

SND Editores, aplica a todos los que nos visitan una oferta especial al comprar su libros: «un descuento del 5 por ciento y los gastos de envío gratis». Para ello, sólo tienen que ir a su web AQUÍ, seleccionar el libro que desean comprar, iniciar el proceso de compra, ir a la pestaña APLICAR CUPÓN DE DESCUENTO, entrar en ella y teclear El Español Digital y automáticamente el descuento citado se les aplicará cuando terminen de formalizar la compra del libro.


4 respuestas a ««La obsesión con Franco. Cómo defenderse de las leyes de memoria», de José Manuel Bou Blanc»

  1. Buenas tardes.
    No veo en Expaña más nostálgicos de Franco que los «profesionales del Antifranquismo»: izquierdistas, separatistas, racistas… y los del centro-derecha-izquierda-adelante-y-atrás, el ayuso-losantismo. Ah, me olvidaba de sus eminencias con faja morada y los cipayos coleccionistas de chapas pensionadas.

    1. Tal cual. El problema es que el papel lo aguanta todo, y la sociedad lo traga todo encantada sin molestarse en indagar ni en contrastar nada. Así nos va.
      ¡Arriba España!

  2. El antifranquismo, entre distintas razones, es otra modalidad de vivir a costa del dinero público (que es el «huerfanito» con más peticiones de adopción en España).

  3. estados hundidos la puta de israel. vertedero de criminales pobreza y reemplazo etnico. el 33% son europeos el otro 33 hispanos y el otro 33 son negros. las estadisticas etnicas son una farsa y una mentira. hay muchisimos mas negros e hispanos que lo que dicen las estadisticas oficiales. los ‘blancos’ ya han sido sustituidos por negros. drumpf es un borracho puta de israel. en estados hundidos todo esta controlado por israel. educacion mariconaza y adoctrinan lgbt mariconadas y culto a los negros y a sus amos la mafia judiada y antieuropeismo. lobby pedofilo y reemplazo racial a toda vela. estados hundidos la puta de israel no tiene ni soberania y es un basurero acabado. tasas de crimen y pobreza increibles. un puto basurero de mierda totalmente controlado por israel. tan cobardes y vendidos como en china comunista. drumpf el borracho lameculos de la mafia y amos israelies. y biden el viejo pedofilo lider del lobby maricon pedofilo. estados hundidos la puta de israel es peor que un chiste muy malo. muchos paises americanos no llegan al nivel de crimen, violencia y podredumbre que tiene estados hundidos de israel, Jewsa. un vertedero totalmente acabado desde hace decadas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad