La OTAN, el mejor vendedor del mundo

Con un presupuesto anual cercano a los mil doscientos millones de dólares, que en su inmensa mayoría son ventas que consigue la OTAN para ciertas multinacionales (la OTAN no compra en la tienda de la esquina), la OTAN se convierte en el mayor vendedor del Mundo. Son ingresos que esas multinacionales por nada del mundo mundial quieren dejar de percibir.

¿Cuántos vendedores alcanzan esa cifra? Ninguno, ni de lejos. Por eso no hay vendedor como la OTAN. ¿Quién puede permitirse el lujo de prescindir de un vendedor así?. Nadie en su sano juicio lo haría.

Aquí viene el quid de la cuestión. ¿Cómo perpetuar la existencia de semejante vendedor?

No hay que ser muy listo para comprender que si la OTAN es «El Super Ejército» debe de tener enemigos a los que atacar y de los que defender a los países «democráticos» del «Mundo Libre».

Cómo hacer para que pueda seguir vendiendo los mil doscientos millones de dólares anuales, que no son moco de pavo. La única manera de poder hacerlo es tener la presencia permanente de un enemigo, el de siempre u otro del que defender a los «pueblos libres», a los «pueblos democráticos», de un enemigo que puede agredirles y poner en peligro su «democracia».

Hasta 1991 existían la URSS que era el mismísimo demonio personalizado y la OTAN, haciéndole frente.

Al caer la URSS en 1991 desapareció ese «leit motiv» que justificó su aparición. De modo que desaparecía el modus vivendi del Super Vendedor. Y como los asesores de las multinacionales son muy listos pensaron que si ese enemigo no existía, se debía inventar otro. Y así la OTAN podría justificar su existencia.

Fue lo que ocurrió en Yugoeslavia, lo que ocurrió con la Libia de Gadafi que todavía están en guerra y con «el Irak de las armas de destrucción masiva». Aquí se inventaron una armas que no existían para justificar la intervención militar. Y lo que ahora ocurre en Siria. Todo un cuento chino para vender más y más.

Para no quedarse sin un posible enemigo en un momento dado, lo prudente es ir preparando un reserva de potenciales enemigos de los que echar mano llegado el caso. Es lo que ha ocurrido con las recientes Revoluciones de Colores en las ex repúblicas soviéticas, la penúltima de las cuales fue la invasión de Kazajistán por profesionales de la guerra formados en técnicas terroristas y financiados por la OTAN.

Del mismo modo Ucrania se llenó de asesores militares de la OTAN, de grupos de extranjeros paramilitares y de material bélico enviado por la OTAN y se desarrolló toda una política de provocación a Rusia masacrando a la población de origen ruso y finalmente bombardeando sus ciudades con artillería pesada. Tras soportar durante varios días ese bombardeo y para detenerlo, intervino Rusia invadiendo Ucrania. En ese momento «los buenos» se rasgaron las vestiduras.

Para convertir a Rusia en enemigo del que defenderse se le ha provocado instalando armas nucleares en la inmediatez de sus fronteras y previamente se engañó vilmente a sus dirigentes para que accedieran a la reunificación de Alemania, garantizándole para que diera esa autorización (a Gorbachov, concretamente) que la OTAN no se extendería hacia el Este de Europa. Con ese enemigo identificado ya está justificada la presencia de la OTAN en el mundo por un porrón de años.

¿Qué ocurrió en los años  60s del pasado siglo cuando la URSS instaló misiles en Cuba? Al valiente y demócrata, John Fitzgerald Kennedy no se le ocurrió otra cosa que amenazar a la URSS con una guerra nuclear si no los retiraba de inmediato. Eso era lo correcto si se amenazaba a USA. Los rusos tienen que aceptar que se les pueda amenazar de más cerca que a USA, sin protestar.

Sorprendentemente dada la «alta calidad humana» de los miembros de los países «democráticos», esas promesas a Gorbachov fueron pisoteadas una y otra vez por los «honorables países democráticos» de forma que los Países bálticos, Polonia y Chequia entre otras, se integraron en la OTAN del mismo modo que algunos restos de la antigua Yugoeslavia.

Como no hay dos sin tres, la jugada debe de ser completada. Dice el refrán que «además de puta a poner la cama» y en nuestro caso quiere decir que las multinacionales no sólo venden armas y pertrechos de todo tipo sino que compran a políticos y periodistas de todo «el Mundo Libre» para tener alineados y a su favor tanto al poder ejecutivo como al poder de la opinión pública. De modo que el personal pueda sonreír sabiendo que con sus impuestos se pagan las ventas de las multinacionales.

¿Y qué tiene que ver la OTAN con los diferentes estados «democráticos» del «Mundo Libre»?

Los estados están gobernados por diferentes niveles de políticos y funcionarios. Entre los miembros de más alto nivel de estos grupos, las multinacionales echan las redes y les «invitan» a que influyan en las decisiones de esos Gobiernos en favor de esas multinacionales. Es lo que modernamente se denomina el Estado Profundo. Con buena parte de los políticos y de los periodistas de «el Mundo Libre» comprados por las multinacionales, éstas tienen aseguradas las ventas por varios años.

Respecto a la compra de políticos en España un librito «La Red de Soros en España» nos recuerda que gente como Pedro Sánchez o «el Coletas» forman en el séquito del multimillonario Soros. ¡Y no son los únicos!

De modo que las multinacionales teniendo las manos libres y con los Gobiernos y con los medios de difusión presos, pueden buscarse el coscurro donde mejor les apetece, para lo que todo vale. El fin justifica los medios.

Sobre la compra de periodistas, conviene recordar que la Fundación Bill and Melissa Gates ha entregado en pocos años 319 millones de dólares a los medios de comunicación de distintas partes del «Mundo Libre», y no es la única que tiene detalles «filantrópicos», hay que tener en cuenta también a Soros, Rothschild, Rockefeller, Ford, etc. etc. que bajo el paraguas de acciones filantrópicas compran a los medios de difusión para que el hombre de la calle aplauda con las orejas cualquiera de sus crímenes.

De modo que la «prensa libre» forma un inmenso coro que sigue obediente y al instante las instrucciones que les marca la batuta que maneja el Gobierno Mundial, el gobierno de las multinacionales.

Volviendo al caso de la invasión de Ucrania, durante los ocho años de genocidio contra parte de la población rusa de su región oriental por parte del Gobierno de Ucrania, y específicamente durante los bombardeos con artillería contra la población civil de origen ruso en los días previos a la invasión, que la desencadenó, nadie había levantado la voz para pedir justicia contra los ataques ucranianos, ni por supuesto el clero católico, ni mucho menos aún Francisco I, rey del Vaticano y presidente del Concilio para el Capitalismo Inclusivo, uno de cuyos objetivos es la destrucción de buena parte de la población mundial.

Tras la invasión, todos los europeos «civilizados» (muy especialmente el clero católico) movidos por la prensa comprada se rasgaron las vestiduras  y se apresuraron a apoyar a los «pobres ucranianos» en sus horas bajas, aunque nadie se había acordado de los rusos masacrados en Ucrania, porque los amos de la OTAN, las multinacionales a las que la OTAN vende sus productos (armas y pertrechos) tenían interés en que la reacción de Rusia, a la que así provocaban, apareciese sin justificación para acusarle de nación agresora y poder justificar nuevas ventas a la OTAN. De modo que se dio instrucciones a los periodistas (comprados de antemano)[1] del «mundo libre» para que no alzasen la voz ante el genocidio que cometía el Gobierno de Ucrania.

Para completar el diagnóstico descalificador de Rusia además de agresora se le califica de retrógrada porque rechaza sin ambages la ideología de género, que tanto beneficia a las multinacionales a corto y especialmente a largo plazo, por eso tiene la difusión que tiene. Esta última calificación actúa de momento en la recámara de la campaña de publicidad anti rusa, aunque contribuye en alto grado a la calificación de Rusia como enemigo.

No nos engañemos la invasión de Ucrania por parte de Rusia no corresponde a filosofías baratas de lucha entre civilizaciones, ni cosas por el estilo, corresponde simplemente a la lucha por la supervivencia, a la lucha por la solidaridad con los compatriotas de un genocidio clamoroso.

[1] Ni todos los periodistas, ni todos los políticos están vendidos, sólo lo están la mayor parte de los que interesan a las multinacionales.

3 respuestas a «La OTAN, el mejor vendedor del mundo»

  1. Propaganda Due, fue una logia egipciana fundada en 1877 para suceder y actualizar a la P1 (Propaganda Massonica) de Mazzini. Su actividad era el terrorismo carbonario, la mafia y la infiltración política. Financiada por la élite anglo sionista para promover su NOM en hermanamiento con otros movimientos masónicos. Licio Gelli fue Gran Maestre de la P2 según el Gran Oriente de Italia, por mandato de su Gran Maestre G.Gamberini, socialdemócrata agente de la CIA.

    Gelli, fue suboficial SS del III Reich en la SGM, pero era un agente doble, y trabajaba en realidad al servicio de la OSS (actual CIA); creada y dirigida en la sombra por el élite anglo sionista Nelson Rockefeller.
    En la posguerra se creo la Red Gladio con la falsa excusa de crear un contraespionaje anticomunista, donde se destinó a Gelli. La Red Gladio (OSS/CIA) localizó agentes nazis dispersos (comandos, espías y saboteadores) en territorio europeo y, en lugar de entregarlos a la justicia o dejar que fueran eliminados por la resistencia (casi siempre controlada por comunistas), los enroló en sus filas.

    La Red Gladio se incorporó a la OTAN cuando esta fue creada, con el propósito de generar terrorismo de Estado con bandera falsa: Estrategia de la Tensión… que justica el restablecimiento del orden (del sistema); que es la enésima forma de decir que «el fin justifica los medios», absolutamente anticristiana y profundamente darwiniana.
    O sea, crear el problema para facilitar una «solución». En realidad Gladio (nunca fue disuelta), y su estrategia terrorista, está al servicio de la élite anglo sionista para la imposición del NOM a los estados; bien por si misma, bien facilitando el terrorismo autóctono de turno, incapaz de sobrevivir por si mismo. Así el asesinato de Carrero (que como el del 11M, el de Bolonia y tantos, adoleció del más mínimo rigor en la investigación), tras el cual se vació la caja fuerte del Almirante. Ni se declaró estado de excepción, ni cortes de carreteras, ni controles en fronteras ni en aeropuertos por parte del Ministro del Interior Arias Navarro (el heredero del puesto). Como dijo la hija del Almirante, matan a un Presidente del Gobierno y aquí como si no hubiese pasado nada.

    Fernando Herrero Tejedor, fiscal del Tribunal Supremo envió informe a Franco en el cual no descartaba la participación de organizaciones ajenas a ETA en el magnicidio de Carrero; informe que ha desaparecido. Herrero, tras ser nombrado Ministro, muere «oportunamente» en accidente de trafico cuando un camión le salió al paso saltandose un stop. Herrero sustituía a Utrera Molina, Ministro de la Vivienda con Carrero, contrapeso falangista colocado por Franco para contrarrestar al gobierno «liberal» de Arias Navarro. Como Utrera no se fiaba de este, le espió. Así Arias, que fuera Azañista de la II Republica, pretendía disolver el Movimiento según grabaciones de Utrera: ¡Franco es un viejo! Y aquí no hay más cojones que los míos. Se le escucha decir al lacayo masón «lagrimas de cocodrilo». Y el Caudillo responde: Si, si, es él. El es el traidor… pero debemos actuar con cautela. Franco debía algo a alguien, posiblemente al «amigo americano»; por algún tipo de presión o trato anterior. Porque la cautela fue mantener al traidor en su puesto y cesar al que le denunció. Pagando Herrero, el sustituto, con la vida por denunciar también; y todo para que le sustituyera el lacayo masón Suarez, factótum del timo / crimen de la Transición de las Autonosuyas.

    Pero volviendo a la OTAN (aunque nunca estuvo ausente), en el 81 la agencia soviética Tass denunció que la CIA había intervenido en el magnicidio de Carrero porque este se negaba a cumplir ciegamente las órdenes para España (que el Soros de turno, Kissinger, le transmitió la víspera de su atentado) de Washington: «Agentes de la CIA supervisaron el atentado para que no fallara». Estaba en juego la entrada de España en la OTAN (que llevaron a cabo después los masones Calvo Sotelo y Felipe González), la firma del tratado de no proliferación nuclear, la negociación de las bases USA en España cuyo tratado estaba próximo a expirar; pero sobre todo, estaba en juego algo de lo que no se podía hablar con el enviado de la élite anglo sionista, la muerte del propio Presidente del Gobierno y hombre de confianza de Franco, necesaria para el crimen de la Transición que nos habría de llevar al NOM, al lamentable estado de la Autonomías disgregadoras y dentro de organizaciones supra nacionales pantalla masonas, el plan Kalergi, la ruina pre esclavitud, plandemia genocida, degeneración moral, etc. El Fin del Tiempo de las Naciones, para el que le suene.

    Igualmente después, el teatrillo del 23F no fue un fracaso. Gestionado por el comandante del CESID JLCortina de la máxima confianza del Rey y vinculado a la CIA, fue desmontado por le propio Cortina cumplida su masónica función. Todo había venido de corrido.
    El Azañista republicano anticristiano Arias de Presidente del Gobierno, sustituyendo a Carrero (como el masón Lyndon a JFK). Y este sustituyendo al católico López Rodo por Cortina Mauri, el embajador que desobedeciendo al Ministro, había impedido la detención de los terroristas etarras tras el magnicidio, y que, «casualmente», sería el ejecutor del vergonzoso abandono (de la vergonzosa traición) del Sahara español (de aquellos españoles) a la barbarie marroquí, tal como estaba previsto por la CIA. Tal como fue previamente desgajándose todo el cristianizante Imperio Español, tal como se sigue haciendo con el resto de España.

    No hay que olvidar al hermano «Mellado», que servil resolvió rápidamente lo de las bases a conveniencia de sus amos, (cimiento de la entrada y sometimiento a la OTAN), y sin sacar nada a cambio.

    La soterrada Red de la OTAN actuó igualmente con Aldo Moro y las Brigadas Rojas, que recibió el ultimátum del Kissinger, como Carrero, acabando del mismo modo.
    Los miembros de Gladio están vinculados a las masonerías y a la mafia (pues son perros de un mismo amo). Están detrás de ETA, del GRAPO, de Montejurra, de los Abogados de Atocha, del 11M, etc. Pero también en Italia y más allá, así dice Umberto D´Amato: El Club de Berna integra todos los servicios secretos europeos y americanos. Y el General Gerardo Serravalle: Los gladiadores enrolados recibían pequeños paquetes de información. Se les contaba solo lo que necesitaban saber para su cometido, sin mostrarles ningún lazo con la OTAN. Solo saben de la Red los ministros del interior y algunos elementos del ejercito y de la policía.
    Notas de:
    Guillermo Buhigas Arizcum, «Sionismo, iluminados y masonería». Capitulo XIII – La P2 y Gladio

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad