La partida africana

Como un dominó. Así está cambiando África cuando menos en la gran franja que denominamos el Sahel (y en alguna más), constituida por países muy pobres pero ricos en las materias primas que tanto precisamos, de dura climatología y que hasta el momento, o mejor decir hasta hace algún tiempo, eran feudo occidental, sobre todo francés. Mali, Burkina Faso y ahora Níger; y ni que decir tiene que a pesar de las bravatas de la CEDEAO africana, países tan importantes como Argelia, Mauritania (o Irán) se han posicionado rápidamente a favor de las por ahora nuevas autoridades de Níger, por lo que esa amenaza de intervención militar habrá que  verla para creerla. Y todo ello de la noche a la mañana y ante la perplejidad de Occidente, especialmente de París, pero también de un aluciando Borrell –cuidado con él– que hace tan sólo un mes estuvo en Níger haciendo lo de siempre, mentir y tomar el pelo, pero sin enterarse de nada; un poco más y le pilla el toro allí.

¿Qué pasa en al menos esa parte de África?

La cosa no viene de ahora, sino ya de hace tiempo.

Por un lado, el rencor por la dura colonización europea de aquellas tierras ha brotado con fuerza. Porque allí se colonizó, es decir, se rapiñó todo lo que se pudo y se sometió a los nativos a toda clase de abusos, discriminaciones y crímenes durante décadas. Y es que al contrario de lo que hicimos los españoles que fuimos por el mundo civilizando, allí los europeos fueron colonizando con las formas y hechos que hemos citado.

Terminada la colonización, fue sustituida por una neo-colonización en forma de constante injerencia con idénticos resultados para sus habitantes que la terrible colonización, porque los países occidentales, con Francia a la cabeza, siguieron chupándoles la sangre a los de allí, fuera por medio de dictadores o de «demócratas» igual de corruptos, sin que obtuvieran beneficio alguno.

Con ambas cosas, y tras el paso del tiempo, se ha generado un odio contra los europeos más que evidente; por no decir que justificado.

La situación de pobreza y corrupción generalizada de los países de dicha zona, unido a ese odio contra lo occidental, han propiciado desde hace algunos años el surgir de una fortísima corriente islamista que predica lo que en tan penosas condiciones muchos de los habitantes de por allí quieren oír; a pesar de que no sea solución, sino peor aún, pero eso aún no lo ven. Lo dicho, unido a que dichas prédicas van de la mano de la espada, es decir, del terrorismo endémico que pone en tela de juicio la capacidad y autoridad de los varios gobiernos que se han sucedido, han aumentado el odio contra los europeos debido a las siempre incumplidas promesas de ayuda contra tal lacra y la demostrada ineficacia para acabar con ella de los contingentes militares allí desplazados, españoles incluidos, nos han dejado en evidencia una vez más, así como nos han hecho perder credibilidad, autoridad, influencia, y todo mientras seguimos chupándoles la sangre. Por demás, la decadencia propia de Occidente, cada día más difícil de ocultar, hace que llueva sobre mojado.

Por todo ello, que como decimos viene de hace años, el terreno está abonado para la penetración de China, Rusia, India, Irán, Turquía y algún otro, países que vienen experimentando un considerable desarrollo con la consiguiente necesidad de materias primas y de nuevas vías comerciales. ¿Y cómo lo consiguen? Pues muy fácil: vendiendo, al menos por ahora, el producto opuesto al nuestro, es decir, que ellos va allí no como imperialistas, no como colonizadores, no como chupópteros, sino de tú a tú, en igualdad, como socios, sin injerirse en sus asuntos internos, corruptelas incluidas, y sobre todo ofreciendo y demostrando eficacia, inversiones inmediatas contantes y sonantes, y soluciones militares eficaces, expeditivas, sin complejos «humanos» para acabar con la inseguridad.

Que detrás de los golpes de Estado en los países citados esté la mano de Putin, puede ser verdad en un tanto por ciento, bien que difícil de valorar. Pero que está en posición, junto con China, de aprovecharse de ellos está claro que sí y en mucho. Que lo va a hacer, o al menos intentar con todas sus fuerzas, por supuesto y… hace bien, porque además de los potenciales grandes beneficios comerciales y económicos, asestaría un golpe estratégico monumental a su enemigo EEUU/OTAN/UE que tanto daño le ha hecho provocando la guerra de Ucrania. Cuando ahora vemos ciertas críticas en Occidente acusando a Putin por ello, sólo queda en evidencia nuestro cinismo, porque los EEUU han guarreado a su gusto durante décadas en casi todo el planeta, luego no tienen, ni tenemos, autoridad moral para dichas críticas –como tampoco para las acusaciones contra Rusia por su operación militar en Ucrania–; tampoco para quejarnos si la población de por allí parece apoyar no sólo los golpes, sino también que miren a Rusia, porque de nosotros ya saben muy bien lo que pueden esperar, por lo que no es de extrañar que busquen en otros lugares. Por último, hay que recordar, más bien recordarnos, que donde las dan las toman, regla de la vida que se cumple siempre; bueno, menos en España donde nuestro borregismo hace que los que las dan, los que las hacen, nunca las tomen ni las paguen.

Así pues, lo que está ocurriendo en el Sahel, con posible extensión a otras zonas de África, nada tiene de extraño, pues cada cual busca su beneficio y juega sus cartas también en esta partida africana. Además, no deja de ser una prueba más de que el mundo unipolar estadounidense impuesto tras la Segunda Guerra Mundial, empezando por los europeos, camina hacia su final que, aunque aún tarde décadas, no parece que vaya a tener remedio… ¿gracias a Dios? y dé paso a otro multipolar, cuyas características, virtudes y defectos, están por ver.


5 respuestas a «La partida africana»

  1. Excelente trabajo, Sr. Alvarado, enhorabuena.
    Desconocia que mi «amigo» Borrell hubiera pasado por Niger, una pena que los patriotas mal llamados «golpistas» no se lo hayan merendado.
    Todas las naciones del Sahel son ex-colonias francesas, HOY su emperador, Maquereau, – y mariconazo – se encuentra perdido por sus errores e incoherencias.
    Los franco-Otanistas- anglosionistas han perdido la partida, afortunadamente para los «conspiranoicos».
    Saludos
    DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

  2. No queda mas q una alianza Madrid+París+Roma+Berlín+Moscú y olvidarnos de la talasocracia al estilo de Cartago de Usa+Uk. Una reversión de alianzas como la, q paso a mediados s XVIII en Europa.

  3. Lo que pasa en Africa no es más que la conjunción de lo que «de pronto» viene pasando en el mundo. Como una armoniosa composición orquestal, cada grupo de instrumentos se expresa en el momento oportuno. El grupo de los, auténticamente (modelo anglo sionista) o propagandísticamente (modelo cristiano español… agraviados, explotados, ofendidos, se libera de sus cadenas acudiendo a la oxidada bandera roja, a la aún más bregada bandera negra o a la nueva multicolor… recogiendo/agrupando todo tipo de escoria dispersa. Los «malos» (amos) se refugiarán entre sus murallas y misiles a la espera de tiempos mejores (a gestionar la explotación/tragicomedia). Esa es la peli aparente; la que todos ven y verán.
    Mano dura y dictaduras eficientes es lo que espera a estos colectivos deseosos de ello, pues por primera vez creerán, cual cubanos, que son dueños de su propio destino… Es simplemente llevar el paripé a nivel mundial; sin fisuras.
    Quizás se termine por establecer una contienda perpetua entre los dos bandos, como se ha visto/¿anunciado?, en algún film, pues sin un conflicto periódico quizás se podría llegar a uno real; cosa que en un gobierno mundial, resultaría del todo inapropiado y antieconómico, pues ya no hay nada que decidir, sino la mejor explotación de la granja.

  4. Todo lo que suene y tenga que ver con el llamado occidente, en realidad una mínima parte de la humanidad, y sobre todo si lo relacionamos con África, es sencillamente asqueroso; y ahí está para demostrarlo la reciente visita de esa puerca innombrable de la Nuland con sus amenazas que lo confirma. Da asco y, a poco que se profundice, el único sentimiento que produce es el del odio. ¡Qué un asqueroso ladrón condenado por insider trading, uso de información privilegiada, lameculos destacado de un malnacido de la tribu de los innombrables como Soros y su puta dinastía! ¡Qué un puerco degenerado racista sobre imbécil! Porque en España sabemos desde los Reyes Católicos, por lo menos, que quien es un racista convencido de su supremacía es además un imbécil y si me apuras un estúpido criminal, dijera como dijo, ¡ese perro sarnoso destacado solo entre los más bajos y despreciables agentes de los anglos!, aquello de que nosotros, refiriéndose a él claro está, «hemos hecho un jardín» -en esta mierda degenerada en que se ha convertido la que una vez fue llamada «Cristiandad»-, «y lo demás es la selva». ¡Qué ese puerco avaricioso, por muchos moños que se ponga como dizque ministro de asuntos exteriores de la mierda la UE, siga trincando y siga mostrando su repugnante arrogancia a la vez que incitando a la guerra! ¡Qué semejante cabronazo, siga triunfando de la manita de la von der mierda! Lo único que a uno le impulsa a decir es que ha sido un lástima que no le haya pillado el fregado de Níger, -con las manos en la masa de la patraña y la arrogancia que gasta-, allí, porque bien podría haber sucedido que alguno de los que se han sublevado hubiera tenido la ocurrencia de sacarlo a la rastra y a patadas del hotel de lujo en el que estuviera, que seguro que allí también los hay para cerdos como ese, y con todo cuidadín, ya si eso, hubiera aprovechado para ponerlo contra alguna de las muchas tapias que seguro por allí sobran. Y de haber sido así:¡Que gran favor nos hubiera hecho a todos!

  5. El golpe de estado en Níger ha sido como consecuencia de la ineficacia de las tropas francesas para luchar contra los terroristas islámicos que se están extendiendo por todos los paises del Sahel; eso mismo es lo que ha ocurrido en Mali y en Burkina Faso, dos paises que expulsaron a las tropas francesas y contrataron los servicios del grupo de mercenarios Wagner. Pero al nuevo Gobierno de Níger le interesa seguir exportando uranio a Francia y a otros paises porque es la única forma de que entren divisas en el país.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad