«La penúltima opinión»: reflexiones para acrecentar nuestra Fe

Parafraseando a Spengler, vivimos tiempos decisivos. Vivimos tiempos vertiginosos ¿hacia un cambio o hacia el colapso de la civilización? En medio de esta turbulencia y confusión hay que recordar de dónde venimos y dónde están nuestros fundamentos espirituales, culturales y nacionales, los fundamentos que los enemigos de la fe, de la civilización y de España intentan destruir bien de forma abierta o bien con la seducción de un «progreso» que no es sino parte de las estrategias del poder para someter al ser humano a una esclavitud como no ha habido en la Historia.

Isabelino Ruiz del Valle

Isabelino Ruiz del Valle es el autor de «La penúltima opinión. Reflexiones sobre le fe, la civilización y España (para que consten en el acta de la historia)», publicado por Punto Rojo (Sevilla), 512 págs., un libro sorprendente para los tiempos que corren, pero que no debería pasar desapercibido, sino todo lo contrario, para aquellos que hoy más que nunca estamos preocupados, y mucho, por el devenir, más bien desbarre, de nuestra Iglesia y de los católicos en general que, según parece, se rinden en masa al mundo… guiados, poco y mal, por la mayoría de sus pastores que andan peor que ellos.

El libro recoge los artículos escritos y publicados por Isabelino Ruiz a lo largo de una década sobre todo en la Gaceta de Castilla y León y en otras publicaciones regionales, como Cruce de Castilla o Diario Palentino, que constituyen luces resplandecientes de hondo catolicismo que se diría de otras épocas y hoy en extinción, si no extinguidas por el derrumbe y crisis que sufre y padece la Iglesia.

El libro es toda una joya que sorprende y que, más aún nos anima por mostrarnos la luz al final de este cada día más largo y oscuro túnel. Las reflexiones de Isabelino son profundas, al tiempo que sencillas, muchas nada nuevo bajo el Sol a no ser que por olvidadas parecen novedosas, por eso mismo hay que recordarlas una y mil veces sobre todo al católico de hoy, tan olvidadizo, tan ignorante, tan creído de que antes de ahora no hubo nada.

Termino con algunos párrafos para animar a la compra y degustación de este «producto», rara avis, que, por ello, no pueden perderse si no quieren… perderse como parece que ocurre con tantos católicos de esta época:

  • «…seguir el ejemplo que de palabra y obra nos enseñó Nuestro Señor Jesucristo, venido a este mundo como Salvador de la humanidad…»
  • «… en este mundo lleno de tinieblas y maldad, donde se ha prescindido de Dios y todo lo basamos en la materia, el dinero y la comodidad…»
  • La «modernidad» ha traído consigo «la apostasía» y sus lobos «…han penetrado en el redil de la Iglesia» propugnando una «religión de plastilina» para que todos se encuentren a gusto en ella: «Ellos los primeros, naturalmente…»
  • «La tentación que acabó con el paraíso terrenal surgió de una aviesa utilización de la mentira queriendo endiosar a las criaturas», y hoy «seguimos siendo objeto de la misma manipulación satánica…»
  • «…vencida la serpiente por Nuestra Señora la Virgen María, la herramienta utilizada por el Mal es el hombre ambicioso de riquezas y poder que se hace político de profesión, no de vocación…»
  • Ese hombre «…cree mandar, sin darse cuenta de que sólo es la voz de su amo revestido con manto en apariencia noble, un simple títere del Espíritu Inmundo para imponer la fuerza represora de los Estados y la mentira permanente para destruir con ella la Verdad y la Libertad del hombre…»
  • «Sin Dios no somos nada y la vida es regalada por Él…»
  • «El hombre sin fe no puede conocer el verdadero bien ni la justicia…»
  • «Lo primero es expulsar a Dios de nuestras conciencias, lo siguiente es mantener sojuzgado al pueblo…»
  • «¿Qué podemos hacer ante lo que se avecina? Sólo nos queda rezar y confiar en la divina providencia…»

2 respuestas a ««La penúltima opinión»: reflexiones para acrecentar nuestra Fe»

  1. Pues como lo único que hagas es rezar…
    Como dijo Santa Teresa «A Dios rogando y con el mazo dando». Si piensas que Dios va a darte todo sin tú hacer nada…
    En fin.

  2. La gran confusión que se tiene entre alma y espíritu, el alma sacraliza lo que no puede comprender, la CONFUSIÓN en la tribulación del alma, es la manifestación del colapso de la matriz arquetípica de Satanás, el gran engañador ilusionista. El espíritu que ha despertado del ALMA, se ríe en GRACIA, ha recordado y no tiene dudas de lo que es, su guía es el HONOR y su sangre pura le es suficiente para retornar a su ORIGEN, EL VERDADERO REINO DE DIOS, cuando la batalla final termine.

    El proceso del Arquetipo familiar apunta hacia el futuro, allí está su entelequia. En cambio, el camino inverso de la reintegración equivale a invertir el proceso y marchar hacia el Gran Antepasado Hiperbóreo, aquel que conoce el secreto de la Caída porque ha sido el protagonista, quien también se llama «El Gran Engañado».

    Con él habrá de enfrentarse, tarde o temprano, el virya que siga el camino de la Sangre pura. Y de esta confrontación suprema surgirá la Verdad Primordial. Entonces el virya, como un volcán de emoción, derramado en una cascada de pasiones milenarias, se arrojará a sus pies para quitar las cadenas del Engaño, los grillos de la Traición y restaurará en sí mismo el linaje extraterrestre de los Siddhas Hiperbóreos. «Recuerda siempre que tu familia es Árbol y Río a la vez».

    Saludos cordiales

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad