La pornografía un cáncer en metástasis

Poco se dice, poco se habla, poco se estudia y menos aún se divulga, pero la pornografía que hoy con los medios electrónicos ha alcanzado niveles de maremoto, corroe nuestra decadente sociedad cual cáncer metastasiado.

Sus terribles efectos, aunque solapados, son cada día más evidentes, aún así, esta sociedad decrépita y podrida intenta mirar para otro lado.

Veamos algunos datos:

  • El los EEUU la edad media de inicio de consumo de pornografía se sitúa ya en los 11 años; 92% en chicos y 63% en chicas.
  • En España el 46% de los chicos entre 14 y 17 años reconocen que ven habitualmente pornografía. El 37% de los chicos una vez por semana y el 14% a diario. El 30% se declaran adictos.
  • La pornografía es adictiva en extremo porque, entre otras cosas, excita ciertas sustancias que poseemos naturalmente en el cerebro que son las mismas, léanlo bien, las mismas, que llevan a la drogadicción si no se las controla “…Cuando la imagen pornográfica llega al cerebro. Estimula el centro de gratificación, que comenzará a bombear dopamina, la cual dispara una cascada de emisiones químicas, incluida una proteína denominada DeltaFosB…” (How porn can become addictive” Fihgt the New Drug).
  • La pornografía, como toda droga, genera efectos despersonalizadores de las relaciones que avocan al adicto a males como a hundirse en parafilias y prácticas sexuales de gran riesgo, rupturas matrimoniales, impotencia sexual, desviaciones sexuales naturales hacia otras anti-natura, etc.
  • Incita al adicto a la promiscuidad por imitación de las fantasías que consume, lo que le produce una inmensa inestabilidad sentimental.
  • Le lleva también a incrementar la búsqueda y práctica de experiencias cada vez más extremas, lo que poco a poco le incita a la violencia, en principio sexual, luego de cualquier tipo. Según un informe del State Police Department de Michigan, entre otros muchos, al menos un 41% de los casos de agresiones sexuales fueron precedidos por el “uso o imitación” de pornografía. El FBI asegura haber encontrado en poder del 80% de los detenidos por agresiones sexuales abundante material pornográfico. En España, la Fiscalía General del Estado en su memoria de este año 2019 avala sin tapujos la directa conexión entre el consumo de pornografía y la violencia sexual.
  • Por último, la pornografía daña también, a veces irreparablemente, a los propios actores de tan repugnante negocio. La imagen de liberalidad que se trasmite sobre ellos, de felicidad y el hacernos creer que lo que hacen porque les gusta es falsa. Los que han logrado escapar de dicho submundo dan fe de su cruda y cruel realidad: es un opresivo lodazal de extorsiones sentimentales –entre otras amenazas con enviar parte del material a las familias si se niegan a seguir o a ir a más– y sexuales, prostitución, drogas, enfermedades venéreas y más de una vez crímenes, además de no pocos casos de violencia con secuelas físicas y psíquicas.

Como colofón a lo dicho, viene bien recordar lo que dijo poco antes de su ejecución Ted Bundy, el convicto y confeso violador y asesino en serie de una treintena de mujeres y niñas “… yo iba buscando material (porno cada vez más exclusivo; necesitaba cosas cada vez más y más duras (…) Llevo mucho tiempo en la cárcel, y he conocido a montones de hombres que fueron motivados a cometer violencia por el mismo proceso que yo. Sin excepción, todos ellos estaban profundamente hundidos en la pornografía, profundamente influidos y consumidos por la pornografía…”.


4 respuestas a «La pornografía un cáncer en metástasis»

  1. J.M., muy bue comentario.
    En los púlpitos ya no se habla de nada, la Iglesia de Tarancón, -que no de Jesucristo-, no sabe no contesta, ni en este tema ni en ningún otro relevante. en tiempos de Franco se metía hasta en los charcos, ahora sin embargo no opina de nada y cuando opina es para hacerle el juego a la extrema izquierda o a la anti-España (valga la redundancia).
    Esta es la triste realidad de una Iglesia que ha cambiado sus derechos de primogenitura por un plato de lentejas, o lo que es lo mismo, ha cambiado traicionar a un paladín del Catolicismo como es Franco por las 30 monedas de que no les cobren el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles).

  2. En este pais puedes ir a la cárcel por escribir un tuit que no le guste a Pablo Iglesias y a los Jueces admiradores de la ideología de Pablo Iglesias, sin embargo parece evidente que la pornografía produce un daño silencioso en las mentes y en las almas de todos los que se dejan irradiar por ella, y aún así ni se impide esta proliferación de ninguna manera ni tampoco esto tiene responsabilidad para nadie, porque entra dentro de la libertad para el Mal que hay en las sociedades izquierdistas y liberales, que libertad para el Bien hay muy poca, pero libertad para el Mal la hay a manos llenas porque toda la libertad es libertad para el Mal.
    También sería interesante que se ampliara un poco la carta, y pasáramos del plato único de los crímenes de los alemanes, mañana, tarde y noche, de lunes a domingo, y saliera información de quienes son los que están detrás del negocio de la pornografía. Si no es delito de odio esta reflexión.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*