La preocupación de Franco por los reclusos

Pocas veces, por no decir ninguna, un gobierno, en este caso el del Generalísimo, ya durante la guerra, que es decir, y más tras su inmediato final, se ha preocupado tanto por legislar en relación con los reclusos que, entonces, en un noventa por ciento, quitando algunos comunes, lo eran debido, precisamente, a la propia guerra, o sea «enemigos». Tal gesto de humanidad sólo es comparable al de los Reyes Católicos, en especial a la Reina Isabel, en relación con los indios de América. Lo del Generalísimo en este aspecto, como en tantas otras cosas, tuvo su base en su profunda fe católica, pero también en su gran humanidad y en su de siempre obsesión por lo social, por los más desfavorecidos, por los obreros, incluido lo que atañía a los reclusos. Y recuérdese que lo dicho lo fue en medio e inmediatamente después de una guerra civil de proporciones y crueldad por parte del bando frentepopulista, o sea, del enemigo y además único causante de ella, indescriptible aún hoy.

Y nada que ver con lo que esos enemigos hicieron con sus presos en la zona que tuvo la desgracia de caer bajo su cruel, injusta y férrea dominación durante la guerra. Para qué decir de lo que hicieron los aliados, sobre todo los soviéticos, con sus enemigos durante y aún más después de la II Guerra Mundial.

Les relacionamos a continuación las disposiciones más importantes –ni mucho menos todas– de dicha legislación, con su fecha de publicación, dato esencial que avala lo dicho. Les sugerimos leerlas con atención y ver las fechas: les aseguramos que van a sorprenderse. Hemos preferido el orden cronológico en vez de por materias por creerlo más ilustrativo. Hemos resaltado algunas por su importancia. Por supuesto que este tipo de legislación continuó ampliándose profusamente, sólo que nos hemos limitado a presentar la de los años 1937, 1938, 1939 y 1940 por su interés al ser los años de la guerra y el inmediato tras su final. Que lo disfruten.

1937.-

28.05.1937 (B.O. 01.06.1937) Decreto.- Concediendo a los reclusos el derecho al trabajo.

1938.-

30.08.1938 Orden.- Autorizando la celebración de contratos con las Comunidades Religiosas para la asistencia en los Establecimientos de reclusión.

01.09.1938 Circular.- Creando el registro-índice. Normas para el funcionamiento del mismo y carácter secreto de sus antecedentes.

05.10.1938 (B.O. 06.10.1938) Orden.- Organizando la asistencia religiosa en las prisiones.

07.10.1938 (B.O. 11.10.1938) Decreto.- Creando el Patronato Central para la Redención de Pena por el Trabajo.

26.11.1938 Circular.- Haciendo extensivo a las obras particulares las normas para el trabajo de los reclusos.

22.12.1938 Circular.- Sobre vacunación antivariólica de toda la población penal.

22.12.1938 Circular.- Sobre ingresos de cantidades en la cuenta corriente del patronato para atender al pago de los reclusos-trabajadores y sus familias.

27.12.1938 Orden.- Dictando normas de preferencia para el trabajo de los reclusos.

1939.-

03.01.1939 Circular.- Previniendo que no trabaje ningún recluso sin previa consignación de la cantidad necesaria para el pago de su jornal en la cuenta del Patronato.

19.01.1939 Circular.- Contra la blasfemia.

23.01.1939 Circular.- Sobre los «destinos» en las Prisiones que por su intenso trabajo deban tenerse en cuenta a los efectos de proponer la reducción de condena.

03.02.1939 (B.O. 11.02.1939) Orden.- Beneficio de redención de pena a reclusas lactantes.

14.03.1939 (B.O. 18.03.1939) Orden.- Privando de los beneficios de la redención de pena a los reclusos por  intento de evasión o reincidencia.

23.03.1939 Circular.- Ordenando la vacunación de todos los reclusos que ingresen en Establecimientos penitenciarios, salvo si proceden de otra prisión o llevan  consigo el certificado de vacunación.

14.04.1939 Circular.- Ordenando la vacunación antitífica con carácter urgente, de acuerdo con las autoridades sanitarias de la localidad.

17.04.1939 (B.O. 26.04.1939) Orden.- Haciendo extensivo en determinados casos a los hijos mayores de quince años inútiles para el trabajo los beneficios de asignación familiar.

27.04.1939 Circular.- Sobre la designación de un médico recluso como ayudante del de la Prisión, con derecho a redimir pena.

27.04.1939 B.O. 02.05.1939) Orden.- Instituyendo a Ntra. Señora de la Merced como Patrona del Cuerpo de Prisiones y del Patronato.

04.05.1939 Circular.- Sobre la supresión de los talleres explotados por particulares dentro de las Prisiones.

11.05.1939 (B.O. 20.05.19399 Orden.- Disponiendo que en ciertos casos se proceda a designar por las Juntas locales, o los Alcaldes en su caso, la persona a que haya de hacerse entrega de la asignación que deben percibir los hijos de los reclusos-trabajadores.

31.05.1939 Circular.- Indicando las sanciones que han de imponerse a los reclusos encargados del fichero por envío de datos falsos o por negligencia.

31.05.1939 Circular.- Dando instrucciones sobre liquidación de condenas de cada recluso en relación con el cómputo de días de penas redimidas por el trabajo.

09.06.1939 (B.O. 13.06.1939) Decreto.- Sobre la conexión de la redención de penas por el trabajo y la aplicación de la libertad condicional.

14.06.1939 Circular.- Dictando normas para la asistencia de los reclusos que están en Capilla por Capellanes interinos.

05.07.1939 (B.O. 03.08.1939) Orden.- Sobre tramitación de propuestas de libertad condicional y libertad definitiva.

09.08.1939 Circular.- Recordando la prohibición absoluta de que trabajen reclusos sin autorización del Patronato.

08.09.1939 (B.O. 18.09.1939) Ley.- Creando las Colonias Penitenciarias Militarizadas.

11.09.1939 (B.O. 18.09.1939) Orden.- Facultando al Patronato  Central para la Redención de Penas por el Trabajo para que en los trabajos a destajo o en horas extraordinarias pueda hacerse propuesta extraordinaria de redención de penas.

15.09.1939 (B.O. 24.09.1939) Orden.- Sobre asignación a familiares de reclusas-trabajadoras.

03.11.1939 Circular.- Estableciendo en todas las Prisiones la obligación inexcusable de enviar a la Dirección General un parte sanitario de las bajas de enfermería, especificando las enfermedades, y ordenando que se dé cuenta telegráfica urgentemente de cualquier caso que surgiere de tifus exantemático y viruela.

09.11.1939 (B.O. 15.11.1939) Decreto.- Otorgando a los Gobernadores Civiles determinadas funciones en los Servicios de Prisiones.

24.11.1939 Orden.- Elevando la asignación diaria para la alimentación de los reclusos.

29.11.1939 Circular.- Ordenando que se exija a los visitantes de los reclusos la presentación del certificado de vacunación antivariólica.

15.12.1939 Orden.- Dictando normas sobre el lugar en que han de cumplir las penas los penados dementes.

27.12.1939 Circular.- Ordenando que se exija a los visitantes de los reclusos la presentación del certificado de vacuna antitífica.

1940.-

03.01.1940 Circular.- Sobre desinfección y desinsectación de la población penal.

11.01.1940 (B.O. 16.01.19040) Orden.- Prohibiendo desempeñar «destinos» a pertenecientes a sectas secretas.

25.01.1940 (B.O. 26.01.1940) Orden.- Constituyendo en cada provincia una Comisión que se denominará de «Examen de Penas».

31.01.1940 Circular.- Sobre entrega por los arquitectos a los reclusos-trabajadores de las cantidades correspondientes por sobrealimentación.

03.02.1940 (B.O. 06.02.1940) Ley.- Sobre prescripción de penas en los delitos sancionados con privacidad de libertad inferiores a doce años y un día.

17.02.1940 Circular.- Interesando a los Gobernadores Civiles que estimulen el celo y rapidez de los Alcaldes en su ayuda al Patronato.

17.02.1940 Circular.- Dando instrucciones para el pago de asignación de la familias de los trabajadores-reclusos en relación con el Instituto Nacional de Previsión.

26.03.1940 Circular.- Sobre remisión al Patronato de la relación de reclusos médicos, farmacéuticos y practicantes.

30.03.1940 (B.O. 06.04.1940) Orden.- Dictando normas sobre la permanencia en las Prisiones de los hijos de las reclusas.

30.03.1940 Circular.- Sobre instalación en local adecuado de los reclusos tuberculosos.

02.04.1940 Circular.- Disponiendo que la Junta local de cada población investigue la vida y medios de subsistencia de los familiares de los reclusos de la localidad.

05.04.1940 (B. O. 14.04.1940) Decreto.- Beneficio de libertad condicional a penados de más de sesenta años.

18.05.1940 (B.O. 30.05.1940) Decreto.- Por el que se crea la Escuela de Estudios Penitenciarios.

04.06.1940 (B.O. 06.06.1940) Ley.- Autorizando a hacer aplicación de los artículos 101 y 102 del Código Penal a los condenados a penas inferiores a seis años y un día.

11.06.1940 Circular.- Trasladando escrito del Director General de Ferrocarriles sobre expedición de billetes a reclusos indigentes que salen de la Prisión.

11.09.1940 Circular.- Albergues para reclusa liberadas.

27.09.1940 (B.O. 09.10.1940) Orden.- Otorgando derecho a trabajar a los condenados a reclusión temporal.

01.10.1940 (B.O. 01.10.1940 Ley.- Por la que se hace extensiva a los condenados a doce años y un día la libertad condicional que el artículo 2º de la Ley de 4 de junio de 1940 concede en determinadas circunstancias a los reclusos condenados a la pena comprendida entre seis años y un día y doce años.

11.10.1940 Circular.- Ordenando a los Directores de las Prisiones envíen relación nominal de reclusas enfermas de tuberculosis.

14.10.1940 Circular.- Remitiendo a los Maestros de las prisiones un impreso, que deben rellenar, sobre la enseñanza en las mismas.

23.11.1940 (B.O. 19.11.1940) Decreto.- Por el que se concede el beneficio de redención de pena a los condenados que durante su estancia en la Prisión logren instrucción religiosa o cultural.

23.11.1940 (B.O. 29.11.1940) Decreto.- Sobre aplicación de beneficios extraordinarios de la libertad condicional otorgados por la Ley de 4 de junio último a los condenados a penas no superiores a seis años, en situación de libertad condicional o de prisión atenuada durante la tramitación del proceso.

09.12.1940 Circular.- Recordando prohibición de utilizar reclusos para el trabajo sin autorización del Patronato.

26.12.1940 (B.O. 30.12.1940) Orden.- Disponiendo que no se interrumpa el beneficio de redención de pena en el lapso de tiempo comprendido entre el cese del recluso en la anterior situación y la fecha en que comience a trabajar en el nuevamente destinado.

27.12.1940 (B.O. 30.12.1940) Orden.- Disponiendo que la cuarta parte de los ingresos de fondos del Economato de las Prisiones pueda dedicarse a confección de prendas de vestir para familiares de reclusos necesitados.

30.12.1940 (B.O. 01.01.1940) Orden.- Sobre redención de pena en casos de accidente de trabajo y de cesación transitoria de éste por acusa mayor.

30.12.1940 (B.O. 11.01.1941) Orden.- Sobre arbitrio de fondos para crear albergues destinados a los hijos de reclusos necesitados.


4 respuestas a «La preocupación de Franco por los reclusos»

  1. Brillante exposición, por la que siento la obligación moral de felicitar al autor, y a El Español Digital, por publicarla.
    El Caudillo era… mucho Caudillo.

  2. Yo he conocido dos tipos de delincuentes, la gente que es mala que son unos miserables y unos canallas, sean violentos o no, y luego gente que por circunstancias de la vida han cogido el mal camino y han arruinado sus vidas, pero no eran malos tipos, si la vida les hubiera dado una oportunidad hubieran sido personas completamente normales o incluso excelentes.

    Aunque en esta sociedad solo se hable de la violencia de género, que parece que no hay otro tema para tratar en las televisiones, éste y el forzar a la gente a que se vacune del coronavirus, está por escribir esa generación perdida de jóvenes de la finales de los 70 y los 80 que los políticos de la Transición arrastraron a la droga, a ser carne de cárcel, de empresas de trabajo temporal y del SIDA, y a su perdición (la suya y las de sus madres que han pasado también lo suyo viendo a sus hijos de aquella manera). Hay toda una generación perdida en estos 15 años que van de 1976 a 1991 o quizás un poco más. En el barrio de casa de mis padres de los chavales de la edad de mi hermano de fecha de nacimiento 1959 (más de 60 chavales que ahora tenga en mente) sólo quedaron vivos dos, mi hermano y un chaval que no sé cómo se llamaba, pero que tenía de mote «Garzón» , que tuvo la «suerte» de tener un gravísimo accidente de moto que lo mantuvo en el hospital años, con muchas operaciones sucesivas y esto lo retiró de la calle, muchos años después llevaba a su hijo al mismo colegio que el mío y coincidimos en la puerta, me saludó y me lo contó, pero salvo ellos el resto, que eran un montón, el que no murió de sida murió en un atraco, o en un accidente de coche huyendo de un robo o directamente acabaron en la cárcel por décadas o murieron de sobredosis.
    Cuento esto porque no quiero que parezca que desprecio a los delincuentes (porque lo que voy a decir después al respecto de estos presos a los que se refiere el artículo) sin más distinción, sino que en este «gremio» había de todo, había gente despreciable, y había gente que si hubieran tenido unos padres o una situación económica medio normal no habrían tenido el final que tuvieron. Mi madre que era muy buena ayudó y alimentó a muchos de ellos. He tenido la suerte de pisar la cárcel sólo de visita (de momento al menos), pero aun de visita te das cuenta lo que es una cárcel, con toda su miseria.
    Es decir, hay gente que merece una segunda oportunidad y que merecen ser salvadas, y si en mi mano estuviera los salvaba sin dudar; y hay también gente que colgándolos de un árbol no sería suficiente para que pagaran lo malos que eran. Por tanto yo también estoy a favor de la reinserción de los presos cuando estos merecen tal reinserción, pero solo cuando lo merecen, para los canallas no.
    Sin embargo en el caso de los criminales rojos que salieron de la guerra, creo que Franco lo hizo bastante mal porque esos canallas no se merecían tanta generosidad.
    No se puede generalizar, y habría que analizar caso por caso, porque en eso reside la verdadera Justicia, para hablando en términos generales, Franco con estas medidas en realidad lo que hizo fue echarle margaritas a los cerdos. No descarto que hubiera algunos que hubieran merecido un trato compasivo, pero en general los rojos que estaban encarcelados (y otros muchos que ni siquiera pisaron la cárcel porque no dejaron testigos de sus crímenes) eran una panda de canallas que habían cometido toda clase tropelías o las habían presenciado riéndose mientras otros las cometían. Entre el exterminio que ellos cometieron sobre las personas decentes, mas los mejores que murieron en la guerra o en la División Azul, España se descapitalizó, y estos canallas que habían quemado las iglesias, que en los pueblos habían exigido a los vecinos la llave de sus casas para entrar en ellas y llevarse lo que les apeteciera a cualquier hora del día o de la noche, que habían hecho de la iniquidad y el crimen la forma de Gobierno, habían violado a las catequistas, habían paseado a los curas y los habían linchado en la plaza del pueblo con todo tipo de martirios, en 1945-46 estaban la mayoría en la calle y además eran mayoría sociológica porque mientras ellos habían exterminado apenas habían sufrido merma.
    Da verguenza ajena pensarlo, cómo se mancilló la memoria y el sufrimiento de los mártires tratando a esta gentes con una benevolencia que no se merecían, y mientras tanto en el bando contrario miles de esposas de falangistas vestidas de negro viudas y de huérfanos que se habían quedado sin padres asesinados en las chekas o en los descampados, y mientras se otorgaban estos privilegios en España a los rojos, los prisioneros de la División Azul y de las Naciones hermanas contra el bolchevismo, cautivos en los campos de concentración de Stalin, pasando mil calamidades y muriendo a miles de frío, de desnutrición, de disentería, de extenuación por los duros trabajos o directamente de un tiro en la nuca.
    Franco hizo muchas cosas buena, pero ésta no fue una de ellas, la Justicia como ideal ético y jurídico exige «darle a cada uno lo suyo» y la mayoría de estos canallas lo que merecían aun en el mejor de los casos es que los hubieran colgado de un árbol y los hubieran dejado allí a que los pájaros se los comieran. La Justicia exige proporcionalidad, y esto es lo que hubieran merecido como mínimo en justa correspondencia con sus crímenes y sevicias, de tantas buenas personas que asesinaron con toda impunidad, niñas de corta edad incluidas, (ocasionándoles los peores suplicios, porque la crueldad de toda esta gente no tuvo límites), todo lo demás son cuentos. Máxime como luego demostraron los años, que no había arrepentimiento, ni dolor de corazón, sino mofa pública por los asesinados, y en muchos pueblos estos canallas se movían con el moto de «el mata curas» con total normalidad. Lo podemos ver hoy con los etarras y su masa sociológica en el país vasco, de la gente que mataron no se acuerda nadie.
    Muy mal Franco, muy mal.
    Es mi punto de vista.

    1. Estimado seguidor: a modo de complemento de la primera parte de su magnífico comentario, conocemos a un magistrado, de los de antes, ya jubiladísimo, que nos ha testimoniado muchas veces lo siguiente que conoció, claro, de primera mano: «En 1982 no había tráfico de drogas en Madrid y había sólo un juez de guardia para toda la capital, el cual era capaz de ventilar sin problemas los asuntos que le entraban». Saludos cordiales

    2. Me ha gustado mucho su razonado comentario .Como nieto de mis dos abuelos republicanos que estuvieron dos años en prisión después de la guerra y que uno de ellos falleció al poco de salir y que no conocí .El otro que murió en el 75 me pareció siempre una buena persona.Curiosamente ,tanto mi abuela, como mi padre, jamás comentaron por lo que fue condenado y por la parte de mi madre decían que cuando venía el coche de la calavera a ver quienes sobraban en el pueblo ,les decía que allí no había ningún problema (era alguacil ) También se ha comentado de que, si ,estuvo en la iglesia a hacer los sacrilegios de rigor republicano ,pero sin atacar al cura. Lo justificaba diciendo que si no seguía el rollo le podía traer problemas.Yo que en las primeras elecciones , pegué carteles a favor de Felipe Gonzales ,por influencia de mi padre que me hizo creer que era un partido que defendía al pueblo y los trabajadores ,ahora ,después de haber leído mucha historia e historias y a nivel mundial ,estoy en las antípodas .Lo que los SOCIAL-COMUNISTAS llaman fascistas ,ignorando que fue una política de izquierdas ,totalitaria liberticidas y anti-capitalista o que el partido nazi era nacional SOCIALISTA OBRERO alemán. ,Totalmente homologable en formas y maneras a la URSS y todos los países del éste bajo las botas de su INFERNAL BOTA imperialista.Coincido con vd en un odio y desprecio a las personas SINIESTRAS y MALIGNAS que son capaces de barbaridades y crueldades despreciables y me cuesta mucho perdonar a esos inhumanos ,por eso veo que si Franco fue capaz de perdonar ,lo engrandece.Una cosa que mi abuelo valoró de Franco es que instauró las jubilaciones para todos sin haber cotizado. Y otra cosa que veo yo, es que NO CONFISCÓ sus bienes a los vencidos .Cosa que éste RÉGIMEN SOCIALCOMUNISTA BILDUETARRA y el PP ,SI ,quieren ROBARNOS todos los bienes para que NO tengamos NADA para ser feliz ,como los animales de granja (primer punto de la MASÓNICO SATÁNICA agenda 2030. Yo me he pasado toda la vida hipotecado para poder transmitir mi vivienda a mis hijos y temo que les cueste más de lo que vale por lo que mi esfuerzo vital habrá sido vano. Un saludo a todas las personas de bien.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad