La pureza de Cristo en el sacerdote casto

El sacerdote es el elegido de Dios. No es un hombre más. No ejerce un oficio cualquiera, no desempeña funciones propias. El sacerdote sabiendo lo que esto significa –que ya no es él- debe obediencia como consagrado de Dios a sus promesas de pobreza, castidad y obediencia. Por lo tanto, aún más definido en sí la presencia del Sumo y Eterno Sacerdote Jesucristo.

Si tuviere en sí un resquicio de hombre habría que restar de sí todo lo que tuviere de hombre.

El sacerdote lleva la cruz hasta en el nombre. Siempre es seguidor acérrimo de Jesucristo. Se debe íntegro a Su Pureza, y esto significa no poder tocar el Santísimo Cuerpo de Jesucristo en impureza.

¿Qué es un sacerdote casto? Es la suma de conocerse como sacerdote, y preservarse íntegramente para Dios; es decir, TODO para Dios. Hasta casto lleva la cruz. Divina pureza llevó el Señor hasta la Santa Cruz. La pureza la mantuvo en SI a Dios Padre Todopoderoso.

He aquí el Sagrario interior del sacerdote. Para que el sacerdote pueda entender su pureza ha de entronizar en sí su propio Sagrario aceptando cruz, sacerdocio y castidad. De esta forma la pureza estaría en el sacerdote sirviendo a Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote.

Todo lo dicho se cumple perfectísimamente cuando el sacerdote oficia la Santa Misa tradicional.

En el discernimiento, el sacerdote es consciente que en las palabras sagradas está la propia cruz.

Para que todo ello se diera en un sacerdote descarriado tendría que llegar a la reparación: sacerdote y casto.

En la reparación se volvería al principio: sacerdote y casto. Reparar lo esparcido intentando darle la primitiva forma.

Sintiéndome sacerdote casto de Dios pido a Dios Padre que mis hermanos sacerdotes que, estando aún a tiempo, cumplan con integridad su pureza ante la Pureza de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote.

Ave María Purísima


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad