La resolución del Tribunal Constitucional de nada servirá

El Tribunal Constitucional ha frenado in extremis la definitiva toma absoluta del poder por el PSOE –junto con sus aliados de siempre: comunistas y separatistas–; que no por Sánchez, que ya vale con esa manía de personalizar cuando todos los diputados del nuevo Frente Popular le apoyan en todo. Pero la resolución del Constitucional no es más que un claro, y pequeño, en el nublado cada día más espeso que anuncia y precede a la gran tormenta.

Conforme a su ser, a sus esencias, el PSOE y sus aliados seguirán erre que erre y harán lo indecible por hacerse con ese poder omnímodo; única forma de gobernar que entienden desde siempre, que para eso son lo que son: dictadores de verdad a los que la palabra democracia les produce urticaria. Por lo dicho, el Constitucional sólo ha frenado momentáneamente la culminación del proceso revolucionario marxista-leninista (con traje adecuado a las circunstancias de hoy en día) que se extiende imparable cual mancha de aceite. El Régimen del 78, todo él puro y duro engaño, polvo que tenía que traer estos lodos, ya de por sí nefasto, cuya pieza clave, la Constitución, está repleta de trampa saduceas y agujeros negros, va a caer, en realidad ya lo ha hecho, en manos de los mismos que destruyeron la II República; y prácticamente de la misma forma y por los mismos caminos.

El PSOE de González, el de Rodríguez Zapatero y el de Sánchez son el mismo que el de Iglesias Posse, Indalecio Prieto, Largo Caballero y Negrín. La diferencia no existe salvo en la adecuación al momento. González supo que la fruta estaba verde, muy verde. Zapatero la vio ya lista para comenzar a recoger y lo hizo. Sánchez sabe que está más que madura y por ello va a por todas. El Constitucional sólo ha logrado un pequeño alto en tan laborioso quehacer que el PSOE aprovechará para reorganizarse, tomar aliento y… ya no parar hasta alcanzar la victoria definitiva y total.

Pero ojo, porque en la creación de estos lodos ha tenido tanto que ver el PP como el PSOE. Sí, así, tal y como lo decimos. Tan culpable es el PP como el PSOE; en realidad más, porque el PSOE ha llegado a este punto sólo porque el PP no le ha plantado cara y ha retrocedido siempre… qué digo: ha sido su apoyo, su muleta, su cómplice necesario y… entusiasta. Ahora, cuando le ha de llegar su hora –que le llegará, como a todo aquel que no se someta o comulgue con las ruedas de molino socialistas–, que no se queje.

Y que no se queje porque Fraga fue lo que fue. Su sucesor nombrado a dedo (¡cuánta democracia!), Aznar, para qué decir. Rajoy, nombrado a dedo por Aznar, fue ya la releche. Y Feijóo, nombrado a dedo por unos cuantos, será el acabose, porque no hay más que ver su trayectoria gallega y sus actuaciones desde que se mudó a Madrid para saber de qué es capaz.

Por desgracia, o mejor decir por nuestra estupidez, y más aún por la cobardía y traición de tantos, España se encuentra hoy en la misma penosa y terrible disyuntiva, encrucijada, que en 1936. ¿Exagerado? ¡Inocentes! Si no se lo creen es que no conocen al PSOE y a sus aliados; pero tampoco al PP, digna criatura de aquella indigna CEDA. Y por ello, como entonces, y para nuestra desgracia, corrompida e inhabilitada la penúltima razón, que es la del sistema judicial, incluido el Constitucional, hay que apelar a la última que es la que señala el Art. 8º de la Carta Magna; por cierto tan constitucional como todos los demás artículos.

La pregunta es ¿queda alguien o algo en las FFAA capaz de asumir sus tan legales y constitucionales como legítimas responsabilidades que un día asumieron voluntariamente y por las que llevan cobrando toda su vida?

Nuestra opinión es que no, en absoluto, que para eso llevan medio siglo viviendo del cuento y dando la espalda a ellas, porque ya hubo más de una ocasión en que debieron asumirlas, de forma que impidiendo lo poco (aunque tratándose de la Patria siempre es mucho), se hubiera evitado lo de ahora, lo peor.


4 respuestas a «La resolución del Tribunal Constitucional de nada servirá»

  1. Sublime. Esto es lo que hay, ni más ni menos. Desgracia de país y de sociedad que nos ha conducido a esta situación crítica, cuyo reflejo es la chusma inmunda que nos desgobierna y nos lleva a la ruina y la destrucción inminente. De la escoria uniformada sólo se puede esperar lo peor, una horda de cobardes mercenarios sin vergüenza, dignidad, honor, patriotismo, valores, principios ni nada parecido.

  2. De esta España cómoda, acobardada, indolente, débil y egoísta sólo saldrá un pequeño resto que, aún dañado severamente por el bienestar y el alejamiento de Dios, tendrá claro que preferirá sufrir a seguir haciendo concesiones de su conciencia.
    Recen mucho, pero ¡mucho! para que ese pequeño resto sea debidamente iluminado y capaz de contagiar a otros. De lo contrario, seremos triturados todos.

  3. Es nítido el camino constitucional. Sus márgenes es cierto que se difuminan por la accion persistente del nacionalismo patético y cateto que cree que solo la belleza esta en su tierra o que su lengua no tiene los dias contados de forma natural. O por esa izquierda vestida de solidaridad que rebosa de pobreza y muerte a pesar de su cambio de ropas. Y por el torpe de turno, que con su psicopatología y absoluta inmoralidad se apoya en los anteriores para sobrevivir unos años con hechuras ridículas y fraudulentas sin solucionar nada. Nada de nada. No hace falta recurrir a su tesis, mira solo sus andares o su esquivo comportamiento. Es un gañan que será bien retratado por la historia. PERO será el poder judicial quien corte las pretensiones de esos locos infames. Serán castigados con dureza y no hará falta la intervencion de las Fuerzas Armadas. Ya les gustaría hacernos perder la cabeza a todos. La Patria no peligra por esa minoría. Esta irritada y cada vez mas cansada de soportar a esos vividores. Pero la reflexión de la mayoría parara el pucherazo que querrían dar y serán echados democráticamente … luego; a cambiar esas leyes de tiempos nauseabundos. La Patria no esta en peligro solo hostigada … y los españoles pagando el error de votar a esos indecentes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad