La Resurrección vista por los cuatro evangelistas

La Resurrección de Nuestro Señor es la pieza clave, fundamental, de nuestra Santa Fe. A su estudio y análisis hay que dedicar, por ello, cuanto más tiempo mejor, pues de tal empeño nos vendrán grandes beneficios espirituales. Pues resucitó, nosotros lo haremos también y para la vida eterna. Eso sí, dependerá de cómo hemos llevado la de aquí, así será la de allí: dicha y felicidad o tormento.

Les ofrecemos para descargar en PDF un minucioso, original y exclusivo trabajo de nuestro querido y admirado colaborador el Col. José Mª Manrique, en el cual encontrarán un magnífico trabajo de comparación de lo que los cuatro evangelistas dicen sobre la resurrección de Nuestro Señor; trabajo que aporta datos y enormes posibilidades de conocer tan importantísimo acontecimiento de forma clara, bien estructurada y completa.

Debido a la laboriosidad y detalle del trabajo, se lo ofrecemos en formato PDF y no en HTML propio de las web de Internet, pues en este último caso perdería valor.

No se lo pierdan.

DESCARGAR


4 respuestas a «La Resurrección vista por los cuatro evangelistas»

  1. Los apóstoles, en aquel entonces, fueron testigos de la resurrección del Señor.
    Nosotros, los de ahora, somos testigos de Su Vida entre nosotros.

  2. La resurrección según Mateo, con un lenguaje más coloquial:
    Después del sábado, al amanecer, se acercaron María Magdalena y la otra María a ver el sepulcro. De pronto, se produjo un gran terremoto cuando un ángel del Señor bajó del cielo y, acercándose, apartó la piedra del sepulcro y se sentó sobre ella. Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve. Por el miedo, los guardias se desplomaron y quedaron paralizados. El ángel se dirigió a las mujeres:
    No temáis, se que buscáis a Jesus; no está aquí: resucitó como dejó dicho. Venid y ved el lugar donde estuvo, y después id a anunciar a sus discípulos que ha resucitado de entre los muertos, y que irá delante de vosotros a Galilea. Allí lo veréis.
    Enseguida partieron con temor y alegría, corriendo a dar la noticia a los discípulos. Y he aquí que Jesús les salió al paso y les dijo: ¡ALEGRAOS!.
    Ellas se acercaron, le cogieron los pies y se arrodillaron delante de él. Entonces les dijo:
    NO TEMAIS. ID Y ANUNCIAD A MIS HEMANOS QUE VAYAN A GALILEA, Y ALLI ME VERAN.

    Mientras ellas iban, algunos guardianes fueron a la ciudad a decir a los pontífices lo sucedido. Reunidos los ancianos tomaron la resolución de dar mucho dinero a los guardias, ordenándoles: Decid que, sus discípulos vinieron por la noche mientras dormíais y robaron el cuerpo. No os preocupéis, si llega a oídos del presidente, nosotros le convenceremos para que no os culpe. Tomaron el dinero y obedecieron las instrucciones, y esta mentira se ha propagado entre los judíos hasta hoy.

    Tras escuchar a las dos marías, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado, y al verle, le adoraron, aunque algunos dudaron. Jesús se les acercó y dijo:
    ME HA SIDO DADO TODO PODER EN CIELO Y TIERRA. ID PUES, Y HACED DISCIPULOS A TODAS LAS GENTES, BAUTIZANDOLAS EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL ESPIRITU SANTO, ENSEÑANDOLAS A GUARDAR TODO LO QUE OS HE MANDADO. Y SABED QUE YO ESTOY CON VOSOTROS TODOS LOS DIAS HASTA EL FIN DEL MUNDO

    Al volver al Creador, el Predilecto es uno con él, tal es su deseo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad