La soledad de «Occidente»: un conglomerado comandado por Estados Unidos

Occidente es hoy un conglomerado de estados comandados, con mano de hierro, por los Estados Unidos. El bloque más grande y cohesionado lo forma la Anglosfera: los propios Estados Unidos, Canadá, Reino, Unido, Australia, Nueva Zelanda así como numerosas colonias y excolonias británicas, que, siendo pequeñas, pueden ser muy relevantes en el ámbito estratégico, paradisíaco-fiscal, etc.

En un segundo nivel, pero muy integrado con la Anglosfera, se hallan los Estados derrotados en 1945: Alemania y Japón son, de facto, enormes bases militares al servicio de la OTAN y de los Estados Unidos.

En tercer lugar, en constante expansión y fortificación, se hallan los países asiáticos pro-yanquis, llamados a formar la «OTAN del Pacífico», estados cada vez más agresivos que cercan a China, en una actitud de estrangulamiento enteramente similar y paralela a la que la OTAN propiamente dicha exhibe en torno a Rusia.

En cuarto lugar, tenemos lo que el analista Pepe Escobar llama los «chihuahuas europeos»: un pintoresco elenco de estados y microestados que enseñan sus dientes a Rusia, constituyendo estas mascotas un caso insoportable de soberbia y ausencia de realismo. Ahí los tienen: sin contar propiamente con ejércitos ni presupuestos, pero gesticulando «bajo el paraguas de la OTAN»; aquí metan también, entre los perrillos ladradores, al Reino de España.

Todos estos estados juntos forman una parte minoritaria de la humanidad, y representan solamente un trozo del territorio planetario. Menos de la mitad. Todos ellos, haciendo gala de un incurable etnocentrismo, pretenden orientar a sus poblaciones hacia una posible guerra generalizada, previsiblemente nuclear. Orientar a las poblaciones hacia la aceptación de esa guerra, la conveniencia de esa guerra, la posibilidad de vencer en esa guerra… ¿Están locos?

Pero una guerra OTAN-Rusia, directa y generalizada, no por interposición y circunscrita a Ucrania, como ocurre ahora, es una locura. Esa guerra no se puede aceptar, no es conveniente, y es imposible vencerla.

No se puede aceptar porque aquí son los Estados Unidos los que se juegan existencialmente su poderío, sólo ellos. Los europeos solo podemos encontrar lluvia radiactiva, ciudades devastadas, hambre y retroceso a la prehistoria durante siglos. Europa debe incluir a Rusia entre sus aliados y socios. Toda existencia futura a espaldas de Moscú es una quimera.

No es conveniente. Europa está sumida en el caos demográfico y migratorio. De ella se ha ausentado el sentido común, el espíritu crítico, el instinto de la autodefensa. Los capitales extraeuropeos (ya sean yanquis, ya sean árabes) están estrangulando sus posibilidades productivas y reproductivas. A los Estados Unidos les da igual que una Europa concebida como enorme base de la OTAN evolucione en el futuro hacia un Califato de Europistán.

Es imposible vencer esta guerra. Todos los analistas independientes coinciden en señalar que aquí ha muerto el talento, se ha instalado la pereza. Las carencias tecnológicas son ruidosamente evidentes: los universitarios más cualificados de Occidente aprenden hoy lo que en China y Rusia han desarrollado ya hace diez años. Lo más dramático de los europeos y, en general, «occidentales» es esto: por una dosis más de placer, venderían a sus propias madres. Las naciones clásicas defienden sus valores. China, Rusia, Irán son naciones clásicas, dotadas de unos valores que a lo mejor no gustan aquí, pero los poseen y luchan por ellos. En este Occidente de una OTAN de chatarra, peligrosa pero de chatarra, la base social se educa en la lujuria, drogas blandas y molicie.

Es una guerra que no conviene y no se puede ganar. Pero tampoco, y sobre todo, no se puede aceptar. Ese Occidente no tiene razón: tira piedras y luego contrata a matones y bufones para responder a sus propias gamberradas. El gamberro ha sido «pillado in fraganti«, y estará solo, nadie le defenderá.

Para Adarga


4 respuestas a «La soledad de «Occidente»: un conglomerado comandado por Estados Unidos»

  1. Se acerca el día de la votación del tratado de la OMS, si por desgracia sale hacia adelante, la cesión de la soberanía de la salud a la OMS, la próxima plandemia, agendada desde hace tiempo, será militarizada en todos los países. Será un genocidio a gran escala, lo nunca visto en la historia humana. La vida se ha deteriorado demasiado en bien común, pero lo que se avecina, si no se para los planes de gobierno mundial satánico, será peor de lo que se expone en la película LA QUINTA OLA.

    https://www.kla.tv/29086

    LA QUINTA OLA – Tráiler Oficial en ESPAÑOL | Sony Pictures España
    https://www.youtube.com/watch?v=f1pHJ49Gh-k

    Saludos cordiales

    1. Creo que va a volver a ser el pretexto para perder nuevos/más derechos y sufrir nuevas/más obligaciones; incluida la de morirse( pseudo )vacunándonos si o si. Tarde o temprano, recurrirán a las multas impagables/expropiación, y a la reclusión( como ya se está anunciando en Canadá ). El siguiente conflicto correrá un tupido velo de olvido hasta la siguiente plandemia. Así los amos, a base de oleadas, avanzarán hacia la dictadura total/esclavitud comunistoide.

      La justificación con la que arruinan los tres sectores, empezando por el primario… es que viene de Uropa, y no hay más que hablar, por que como la Agenda vonderbrujen, es el evangelio del gallomargallo.
      El bonito cuento de las democracias; que eliges a los que te van a engañar( ya incluso de un día para otro… gracias al famoso derecho del político de cambiar de opinión ), para que estos( botarates de la genuflexión ), elijan a los que te vana arruinar y a matar desde Bruselas o similar.

  2. Vaya, este articulo dice exactamente lo que vengo diciendo de lo que se pretende…, y no es una guerra precisamente, pero se utiliza ese argumento, para sumar a ‘todo lo demás – 20/30’; y es terminar de dividir y enfrentar a la maltrecha y premeditadamente confundida Uropa/UE( el corral ); fase, creo que final, de la destrucción de la vieja Cristiandad, o lo que queda de ella, por parte del algo menos viejo NOS.
    Es que es tan tonto que cuesta creer que sea así, pero cada vez los hechos se muestran más tozudos. Se idiotiza a una gran parte de la población mientras se arruina a todos física y moralmente; los amos proclaman su maldad sin cortarse y claro, se les ubica en la antítesis correspondiente; entre tanto el gendarme ruso se rasga las vestiduras en el casino e, indignado proclama que aquí se juega… Se juega al absurdo, al caos con pretextos que solo se creen los estúpidos; se inunda todo de escoria odiadora islámica esperando una chispa… y al tiempo se van aireando la idea de que la única salvación, la única parte que conserva la dignidad y los valores tradicionales, es justo que reúne a las dictaduras, o pseudo dictaduras, comunistoides: la antítesis de la escoria… Por supuesto, se silenciará ninguna otra posible opción; mas aún si se basa en valores cristianos; perseguidos por ambas antítesis.
    Es de cajón. Artículos como este me llenan de satisfacción, pues ya van proclamando claramente lo que yo suponía hace tiempo. Que yo lo sepa, que pueda haber convencido a alguien, no cambiará nada; en frente está la apisonadora anglosionista con sus lacayos masones de izdas y dchas.
    Nos lo van a hacer pasar cada vez peor, hasta que los rojos de turno «nos salven» de nuestra( provocada )decadencia.

    Si, la OTAN es el anglosionismo, los amos, y todo lo demás; pero Putin, el Chino, Irán, Cuba y demás países hispano hablantes, etc.; son el siguiente corral para las bestias menos aptas/más sacrificables, según ellos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad