La sovietización de los medios y de los poderes «democráticos»

Se dice, nos dicen, que vivimos en libertad y democracia, tanto en Occidente como más aún en España; aquí, como de costumbre, o no llegamos o nos pasamos, no en balde somos nación de extremos, o santos o criminales. Pero no es verdad. Ni libertad ni democracia, sino todo lo contrario. Que los poderes intenten someternos ni es nuevo ni nos puede sorprender. Que los medios de comunicación se hayan convertido en su herramienta más poderosa y eficaz, sí… ¿o tal vez no?.

Podríamos traer a esta humilde palestra un sin fin de ejemplos, y seguro que a ese sin fin nuestros lectores pueden añadir otros muchos más y más importantes. Pero para dar una idea de dónde estamos y de lo peor que vamos a estar, basta con los siguientes cogidos a vuela pluma, sin más esfuerzo que echar un vistazo a esos mismos medios, pues la cosa es tan evidente que tampoco hace falta ser un lince, agente secreto o dedicarle mucho tiempo. Ah, el orden, o desorden, de la lista no altera el producto.

  • Gina Carano

    La actriz Gina Carano, estrella de “The Mandalorian”, exitosa serie de la productora Lucasfilm ligada a Disney fue despedida fulminantemente por de bromear sobre los pronombres con los que se “visibilizan” las nuevas identidades sexuales (¿?), cuestionar la eficacia de las mascarillas frente a la Covid-19, criticar el sistema electoral estadounidense, comparar la «opresión» de los republicanos de Estados Unidos con el sufrimiento de los judíos durante la II Guerra Mundial o expresar sus opiniones supuestamente antisemitas.

  • Médico por la Verdad, asociación formada por diplomados en medicina con amplia experiencia en sus respetivas especialidades, que de alguna forma protagoniza la oposición ante las patrañas y burdas mentiras sobre la «pandemia», siempre con razones y pruebas científicas, es contantemente insultada, apabullada, linchada y silenciada por los medios mayoritarios.
  • Letitia Wright (candidata a protagonizar «Black Panther 2») expresó en Twitter su oposición a las vacunas antiCovid, siendo obligada a borrar su perfil público ante la avalancha de improperios.
  • Los Royuela, familia que lleva varios años denunciando con pruebas documentales la que puede ser la mayor trama de corrupción y crimen de la historia de España, acusando a personajes públicos con nombres y apellidos, tanto ante los tribunales –que archivan las denuncias sistemáticamente cual autómatas teledirigidos sin ni siquiera abrir la preceptiva investigación–, y sin que ninguno de ellos se haya atrevido a interponer demanda por calumnias o injurias, son también silenciados por esos mismos medios mayoritarios.
  • Evangeline Lilly, que animó a sus seguidores a no ponerse la mascarilla y presumió de no hacer cuarentena, acabó siendo obligada por la presión mediática a rectificar y pedir disculpas.
  • El canal católico EWTN ha sido censurado hasta el punto de darle de baja en YouTube por insertar vídeos en contra del aborto y la eutanasia.
  • Nuestro colaborador, José Luis Díez Jiménez, que a través de su productora de vídeos Fidelitas viene desarrollando una intensa y acertadísima labor en defensa de la verdad histórica sobre la más reciente historia de nuestra nación, mantiene una lucha constante con YouTube para evitar que sus vídeos sean o censurados o borrados por dicho canal, siempre con pretendidas «razones», en realidad vulgares excusas, que no soportan el menor contraste con las bases documentales existentes y al alcance de todos.
  • Miguel Bosé, Victoria Abril –quién lo iba a decir de ambos– o el recientemente extinto Kike San Francisco se han convertido en almas en pena tras expresar su desacuerdo con la historia oficial sobre la «pandemia» que no llevan vendiendo, y que tantos ignorantes aborregados compran cada día, desde hace meses.
  • El linchamiento mundial de Donald Trump ha sido evidente, monumental, más que orquestado e indecente, pero eficaz.
  • Nuestros también colaboradores el Col. Diego Camacho y el jurista Grau Morancho, sufren en sus carnes el repudio y la persecución no sólo de autoridades políticas, sino también judiciales, por sus denuncias de corrupción en los medios o en los tribunales.

    Pío Moa
  • La también actriz Liu Yifei, protagonista de ‘Mulan’, poco antes del estreno del film apoyó la determinante actuación de la policial china contra las revueltas en Hong Kong, provocando una oleada de comentarios que llamaban al boicot de la producción.
  • El gran historiador Pío Moa, verdadero adalid de la verdad histórica, así como del patriotismo y sentido común político, ha sido definitivamente apartado, aunque de forma silenciosa y «educada», pudiendo sólo escribir ya en medios minoritarios.
  • La comunidad benedictina del Valle de los Caídos permanece asediada por el Gobierno, que no le abona los fondos a los que está obligado, por los medios que no dejan de zaherirla y por sus propios «colegas» que les han traicionado negándoles el pan, la sal y el apoyo obligado, por defender su estatus legal y más aún la verdad histórica y espiritual de recinto tan emblemático.

Y no seguimos para no aburrir, pidiendo disculpas por los miles de otros ejemplos que nos dejamos en el tintero. Eso sí, por el contrario, la también infinita lista de paniaguados, borregos, sumisos, cobardes y traidores, además de falsos de toda clase y condición que sirven a la tiranía sovietizante que nos ahoga, proliferan y se forran a costa además de nuestros impuestos. Esta es la libertad y democracia que… padecemos; y peor la que nos van imponiendo cada día un poco más.

Cómo se echan de menos aquellos años de verdadera libertad, democracia orgánica, soberanía, independencia y dignidad que vivió, al menos España, con la «oprobiosa».


2 respuestas a «La sovietización de los medios y de los poderes «democráticos»»

  1. Muchas gracias por la aalusión a mi humilde persona.
    Tengo la conciencia tranquila; creo que he cumplido con mi deber, y lo seguiré haciendo, mientras Dios me de fuerzas para ello.
    Graias, de nuevo, por su estupendo artículo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad