La toma de Irún

La batalla de Irún fue un combate crucial en el conjunto de operaciones de la campaña de Guipúzcoa durante la Guerra Civil Española, antes de que comenzara la ofensiva del Norte.  Cuando los republicanos finalmente abandonaron la ciudad, varios grupos de milicianos anarquistas incendiaron un gran número de edificios para destruir cualquier cosa que pueda ayudar al esfuerzo bélico de los nacionales, aplicando la política de Tierra quemada. Esta medida destructiva usada por los llamados republicanos, fue en adelante la forma habitual usada por la barbarie roja en numerosas poblaciones del resto de ciudades antes de su cobarde huida.

El 6 de septiembre de 1936, la caída de Irún supuso un duro golpe para la República, ya que no solo cerró toda comunicación terrestre con Francia, sino que también dejó aislada la zona roja del norte. Por ende, con la huida de los gudaris por el puente internacional de Hendaya al son de “Eusko  gudariak”, se decidió  la defensa de San Sebastián, viéndose condenada, el 12 de septiembre 1936,  a que los cuarenta de Artajona entraran en la Capital Guipuzcoana sin pegar un solo tiro.

Compartir

2 thoughts on “La toma de Irún”

  1. Muy interesante.
    La infame ley 52/2007 «de la revancha histórica» ha desenterrado el hacha de guerra confiados en el dicho «a la tercera va la vencida» tras la derrota de 1934 y la de 1939.
    Pero olvidando ese otro refrán que dice «no hay dos sin tres»
    La izquierda española, capitaneada por el PSOE, jamás quiso la reconciliación nacional.
    Llevados de un odio y rencor inextinguible lamieron la mano que no podían morder y ahora, con su nefanda ley 52/2007 creen llegada la hora de su revancha.
    Estos documentos deben servirles de advertencia….
    Y a los que les entregaron la victoria, conseguida a costa de tanta sangre sudor y lágrimas, debe servirles de «toque de generala»
    Porque el eterno enemigo se prepara para un nuevo asalto.

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*