«La Trampa del Sexo digital» imprescindible para combatir esa lacra silenciosa

Algunos datos de cómo estamos: a) España se encuentra entre los países con los porcentajes más altos de consumo pornográfico: 41 %, b) el consumo de pornografía ha aumentado un 18,5 %, c) los peores efectos del consumo de pornografía en adolescentes y jóvenes son la distorsión perceptiva y la malformación o deformación de caracteres y actitudes especialmente en grandes consumidores (unas tres horas semanales), d) los jóvenes, más los chicos que las chicas, acceden por primera vez a contenidos pornográficos a partir de los 12 años, e) el porcentaje de jóvenes que han visto pornografía alguna vez es del 62,5%, repartidos entre, los chicos, el 87,5%, y las chicas el 38,9%, f) el 72% reconoce que en la pornografía que han visto había violencia y prácticas de riesgo, y… podríamos seguir con datos terribles ad infinitum, pero baste para terminar con dos testimonios de alguien por desgracia tan autorizado en la materia como fue el conocido asesino en serie norteamericano Ted Bundy –ejecutado en 1989 por habérsele probado el brutal asesinato de 30 mujeres, sospechándose que pudieron ser hasta un centenar–: «Como otro tipo de adicciones, siempre buscaría material más potente, más explícito, más gráfico. Como en cualquier otra adicción, siempre buscas algo que es aún más y más duro, algo que te de un mayor sentido de excitación. Hasta que llegas a un punto en el que la pornografía no es suficiente» y «He pasado en prisión cierto tiempo. He conocido a numerosos hombres que se sintieron motivados a ejercer la violencia, como yo. Sin excepción, todos y cada uno de ellos estaban profundamente relacionados con la pornografía. Sin duda alguna, sin excepción, profundamente influenciados y consumidos por su adicción a la pornografía». Imagínense lo que supone hoy en día para tal adicción, para dicha lacra, Internet.

Gutiérrez Berlinches

Pues bien, para intentar combatirla y, sobre todo prevenirla, se ha escrito y publicado «La Trampa del Sexo digital», cuyo autor es Jorge Gutiérrez Berlinches, libro ambicioso en sus objetivos, que si es usted adicto o cree que está en proceso de serlo, le ayudará; si tiene hijos, le formará para prevenir el problema; si tiene curiosidad para saber qué está pasando, le interesará.

¿Sabía que la pornografía afecta al cerebro de un modo similar a otras sustancias adictivas? ¿Conoce la fórmula para salir de esta adicción? ¿Qué hacer si descubre a su hijo viendo este material? ¿Qué señales ayudan a detectar el problema antes de que suceda?

La pornografía no es lo que era. Niños con doce años que acceden a vídeos eróticos, chicos de veintidós con disfunciones sexuales, mujeres en la treintena con la autoestima destruida por la adicción de su pareja. ¿Qué está pasando? Este libro tiene algunas de las claves para educar sin miedo, con claridad y respeto. No hay preguntas difíciles, sólo hay respuestas equivocadas o en las que no ha pensado. Estas páginas le ayudarán a descubrirlas. Padres, no descuiden la importancia de una educación afectiva de calidad. Enseñar a sus hijos a amar es la principal actividad extraescolar.

«Ver porno de forma constante modifica tu cerebro, tu sistema de recompensa y, a la larga, tu capacidad de concentrarte pudiendo derivar a una sensación de vacío y frustración. Recomiendo este libro a aquellos que quieran saber más sobre la pornografía y sus efectos sobre en el mundo emocional» (Marian Rojas Estapé, psiquiatra y autora de «Cómo hacer que te pasen cosas buenas»).

PD.- Al los consejos del libro hay que unir la esencial importancia de la educación católica propia y de nuestros hijos; en este caso la necesidad de conseguir un amplio y profundo conocimiento de su doctrina moral. también, la practica, o sea, asistir al Santo Sacrificio de la Misa no sólo los Domingos y fiestas de guarda, sino cada día que se pueda; el rezo del Santo Rosario diariamente y la Confesión mensual, todo ello aleja la tentación de la carne, uno de los tres enemigos por excelencia del hombre, y da fuerzas para rechazarla.


Una respuesta a ««La Trampa del Sexo digital» imprescindible para combatir esa lacra silenciosa»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad