La violencia, línea roja de la democracia

La palabra democracia, de la que muchos abusan, no es otra cosa que reconocer que el poder emana del pueblo. Nuestra Constitución, en su artículo primero, parte del reconocimiento de que la soberanía reside en el pueblo español el cual, como todos los pueblos democráticos, elije periódicamente a sus representantes para que lo dirijan. Pero ¿cabe hablar de pueblo si se le tapa la boca? No cabe transferir el poder del pueblo a la raza (o tribu), al partido o a la religión. El pueblo es el conjunto de individuos que lo componen y, hoy por hoy, no se conoce ninguna otra solución mejor que el reconocimiento del voto individual. Durante 75 años no existió el pueblo ruso y ya lleva 63 años sin existir el pueblo cubano. Sus respectivos partidos comunistas lo tuvieron y lo tienen callado. También el nazismo tuvo callado al pueblo alemán durante 12 años. Ambos sistemas tenían, y el comunismo sigue teniendo, ya no oprimido sino aplastado al pueblo. Alguno podrá decir ¿y Franco qué? Y hay que responder a esa pregunta como a cualquier otra. Efectivamente Franco tuvo tras la Guerra Civil callado al pueblo español durante 35 años, aunque en mucha menor medida que lo hicieron el comunismo y el nazismo y que sigue haciendo el comunismo. Además, quien quiso pudo emigrar o vivir fuera, cosa imposible en otros lugares ¿o acaso no nos acordamos del Muro de Berlín? Tampoco hay que olvidar que esa trágica guerra española fue provocada, en gran medida, por la deriva marxista revolucionaria radical de la izquierda en aquellos momentos, que desde el primer mes de la proclamación de la República toleró la violencia y que a continuación tomó un camino que señalaba como modelo social futuro al régimen de Stalin.

Fue ante ello por lo que se dio la guerra civil y, si esta no hubiera ocurrido, probablemente España habría sido el segundo país de Europa en el que se hubiera instalado de forma permanente el sistema soviético. ¿O no nos acordamos que tan sólo en 1979, cuatro años después de la muerte de Franco, renunció el PSOE a su tradicional ideología marxista revolucionaria? ¿Qué hubiera ocurrido si no hubiera tenido lugar el alzamiento de Mola y Franco? Conviene recordar que los principales dirigentes de la república española habían estado tras el golpe de Estado armado, que ellos dieron en 1934 ¡contra la propia República democrática! ¿Qué iban a hacer tras tomar de nuevo el poder en febrero de 1936? Ya vimos su talante: violencia, intimidación, desorden, quema de iglesias, asesinato de Calvo Sotelo. ¿Dónde hubo entre los gobernantes republicanos un firme clamor contra la violencia?  Todo esto, ahora, lo digo yo, que por mi edad fui antifranquista, y que prácticamente viví fuera de España durante los seis últimos años de la época de Franco y tuve así la posibilidad de conocer otros contextos políticos y otras libertades.

La violencia hace callar al pueblo, le suprime su libertad de expresión, de reunión. Es decir, elimina los fundamentos de la democracia. ¿O acaso cree alguno que los cuarenta años de terrorismo etarra permitieron la democracia en el País Vasco? Nuestra democracia de 1978 fue mal dirigida desde su inicio por un error capital: Suárez no debió tolerar nunca la violencia de ETA, debió haber frenado el proceso autonómico vasco hasta que no se garantizara allí la libertad y debería haber mantenido una lucha sin cuartel contra ETA, porque la violencia criminal, y marxista, de ETA era una agresión total contra los principios de la democracia. Estoy convencido de que si Suárez hubiese tenido esa línea de actuación la convivencia en España hubiese sido mucho más lograda y seríamos hoy un país mucho más valorado internacionalmente. Aún queda mucho por hablar de este tema.

Ayer, en Vallecas, el acto de inicio de campaña de VOX, se vio muy afectado por la violencia intimidatoria de grupos de izquierda, que no tienen empacho en ejercer la violencia. Parece mentira que todos los partidos con representación en el Congreso no hagan una condena pura, dura y sin paliativos a las actuaciones violentas de ayer. No hay excusas. La violencia que ayer se vivió en Vallecas por parte de los que iban allí a hablar o escuchar, ejerciendo su derecho inalienable a hacerlo, no es tolerable. Dio miedo hasta el final y después. Menos mal que estuvo allí la Policía Nacional, pero con unas órdenes tan escasas que toleraban que tan sólo hubiera 18 pasos desde la tribuna hasta donde estaban los vociferantes y lanzadores de piedras, palos y otros objetos. Fue el propio Abascal quien se bajó de la tribuna y comprobó esos 18 pasos. A continuación, llamó al ministro Marlaska, que no quiso atender personalmente su llamada telefónica, pero que al menos dio orden a la Policía que hiciera retroceder a la “izquierda democrática” que perseguía, empujaba y golpeaba a quien osara llevar una bandera española.

Lo que pasó ayer en Vallecas no hubiese sido tolerado en Francia, Alemania, Italia ni en ningún otro país democrático porque la violencia es la línea roja que toda democracia, que se digne de serlo, debe erradicar y castigar con penas adecuadas y disuasorias. Es irrisorio hablar de los delitos de odio y no percibir que la violencia de ayer era una expresión indiscutible del odio a las ideas de otros y de una actitud totalitaria. Eso sí, Marlaska destina 10 o 12 vehículos de la Guardia Civil a evitar que a Iglesias le hagan el menor “escrache” en su casoplón de Galapagar.  Tengamos en cuenta estas realidades al votar porque todo ello es de enorme trascendencia para la paz cotidiana y por tanto también para la economía y la libertad de los madrileños y ciudadanos de Madrid.


13 respuestas a «La violencia, línea roja de la democracia»

  1. Este suceso es la prueba evidente de que no estamos en un Estado de Derecho, porque en un Estado de Derecho todos estos grupos de malhechores que han cometido delito electoral, además de otros de agresión y lesiones, o una de dos, o habrían sido detenidos todos ellos sin excepción (art. 14 CE : igualdad ante la Ley) y habrían sido puestos a disposición judicial, o en caso contrario el propio Presidente del Gobierno, en otro pais que no sea España habría cesado inmediatamente al Delegado del Gobierno de Madrid y al Ministro Marlaska.

    Si el lector tiene alguna duda con lo que digo que se pregunte qué hubiera pasado y cuál hubiera sido la reacción de las autoridades, de la policía y de las televisiones si hubiera sido un mitin de la izquierda el que hubiera sufrido un ataque a pedradas de la ultraderecha. Cómo se habrían abierto los telediarios y cómo la Fiscalía en general y la del Odio en particular habrían dejado lo que estuvieran haciendo, y se habrían tirado en plancha a actuar con la mayor severidad.
    VOX se equivoca ponderando tanto a los jueces y tribunales como si ellos no formaran parte también del eje del Mal.

    Por otra parte, estos «paracuellenses» de extrema izquierda ¿cuándo van a las parroquias y a los centros de Cáritas a que les llenen gratis los carritos de la compra?, ¿antes o después de ir a dar pedradas a los «fascistas»?, esta es también la pregunta.

  2. Igualito que en el caso de Blanquerna.
    Y eso que aquí hay delito electoral y agresiones con lesiones claras, incluida a la Policía, y demostración gráfica.
    Efectivamente, si VOX cree a pies juntillas en el sistema y en la Justicia, apaga y vámonos.
    Y eso de irse, echarse al monte, es algo que hay que estar consideranco muy seriamente, pues ya es cuestión de supervivencia personal.

  3. » Marlaska destina 10 o 12 vehículos de la Guardia Civil»
    No creo que Marlasca detalle el número de efectivos. Eso sale del «buen hacer» de la antes benemérita, del General Jefe de Zona y del Coronel de Tres Cantos, que no quieren hacer peligrar ni por un pelo sus «carreras».

  4. «SI GANAN LAS DERECHAS TENDREMOS QUE IR A LA GUERRA CIVIL»

    «LA DEMOCRACIA NO SE CONSTRUYE CON LAS URNAS»
    Francisco Largo Caballero, Secretario general del PSOE año 1936

  5. Ni siquiera son originales en su provocación. Vox inicia campaña en Vallecas? Marketing de provocación, como en otros años hizo Fuerza Nueva. Años en los que “ estos señores” iban armados. Se acuerda usted de Arturo Ruiz? de cómo murió?. Insisto, sin justificar violencia alguna, Marketing gratuito.

    Por qué le cuesta tanto decir que en España hubo un golpe de estado frente a un régimen democrático?
    La versión futurista que usted da sobre lo que habría sido de este país si la República Española hubiera continuado (justificando un golpe de estado) no es la que tenemos muchos ciudadanos de este país. Curioso, que se le llene la boca con la palabra “demócracia” y paralelamente se justifique un golpe de estado y un régimen militar. Muy curioso.

    Podría seguir ante tanto “ Rufo rancio y triste”, pero no lo voy a hacer.
    Sólo aclararle, por la manipulación que hace en su artículo, que el “marxismo” es ante todo una metodología de análisis filosófica, con sus raíces más profundas en la tradición filosófica de la Grecia clásica. Por favor, no mas manipulación ni abuso de la ignorancia.
    Lo suyo es de libro, salvo para los incautos. Tristemente, hay muchos incautos; pero eso ya lo sabe usted, verdad?

    1. Madre mía, cómo andan todavía hoy algunos.
      En absoluto, Julia. Por favor, un poco de… lectura de la buena. Se nota que eres víctima del lavado de cerebro marxista-leninista que hoy invade, cual virus pandémico, a tantos.
      No fue un «golpe de Estado» por múltiples razones, entre otras porque no hay ya Estado por mor de la vesania revolucionaria del PSOE, PCE, CNT y separatistas de ERC y PNV. Sólo hay que ir a las hemerotecas y ver qué al Alzamiento se adelantó sólo unos días a la Revolución.
      Te recomiendo este artículo de esta misma web, entre otros: https://www.xn--elespaoldigital-3qb.com/no-fue-un-golpe-de-estado/
      En cuanto a lo que dices del marxismo, por favor, la ideología más perniciosa de toda la Historia, siempre además fracasada cualquiera que fuera el lugar donde se implantó, y además, fracasada entre toneladas de miseria y ríos de sangre.
      Por favor, Julia. Por favor, a estas alturas del siglo ya XXI.
      Ve a Rusia o a los países de Este de Europa con tu discurso a ver lo que duras.

      1. Héctor? Efectivamente, como andan algunos. Pero es normal, con tanto intrusismo. Yo no hablo de los sulfatos de un terreno, del abono de los tomates, porque no procedo de agrónomos.
        La primera lección en la facultad fue distinguir entre “opinión” y “teoría” ( no te lo pongo en griego porque quedaría muy pedante). Después 5 años de carrera y en n doctorado en teoría e historia de los sistemas sociales, creo que avalan mi opinión.
        El problema es cuando la “opinión” se vende como dogma; pero cuando además ese opinión dogmatizada tiene una dirección clara; como dije en mi intervención anterior dirigida a incautos en poco leídos (respeto a quien no se quiere complicar con lecturas sesudas, pero no a quien busca la manipulación de manera descarada).
        En fin, como dices estamos en el siglo XXI, por eso me choca aún más, Héctor? Un discurso tan rancio. Aquellos que piensan como Vox, no avalaron nuestra Constitución, no lucharon por esta democracia, imperfecta como todas, porque la perfección es una tensionalidad a la que tendemos, pero no existe. Como no existe una realidad unívoca.
        La democracia, la constitución no fue un regalo. Muchos pelearon /peleamos por ella, con pactos y consenso, por el bien común de la ciudadanía. Si hubiera sido por el VOX de entonces..en fin, prefiero no pensarlo.
        Insisto: ese discurso rancio, no es propio del siglo XXI. Es evidente el cambio global el el marco político, marcado por problemas que no podemos negar: cambio climático? Te suena Héctor? Abordarlo va a suponer una auténtica revolución en todos los sentidos; y ya vamos tarde.
        Vale! Fijo que eres/ sois negacionistas.
        Quédate con tu discurso caduco y sectario.
        Pero te insisto, primera Lección: distinguir entre opinión y teoría. Y si es opinión, mejor generosa que tendenciosa. Héctor?

        1. Vaya Julia, qué discurso tan marxista-leninista, tan rancio, el tuyo sí, tan fuera de la realidad como tu fanática y terrible ideología.
          Sales por peteneras porque eres incapaz, lógicamente, de argumentar. Sueltas el mensaje que el partido te impone. Fuiste, según dices a la universidad y sacaste aquello de la teoría y la opinión, pero te dejaste lo de que se va a ella para aprender a pensar por uno mismo, para acudir a las fuentes, para creerse sólo lo que uno comprueba, no lo que le cuentan. Una pena.
          Hablas de marxismo «científico». ¿Era Marx un científico? ¿Si quiera un filósofo? No. Un borrachín, lujurioso, y un vago que vivió toda su vida de su mujer y, más aún, de su «compa», Engles, que era de familia capitalista y que amasó una fortuna jugando a la Bolsa, todo un alarde de capitalismo duro y puro. O sea, ambos dos unos caras incoherentes. Ninguno «científicos».
          Julia, lo siento, pero tu discurso, pleno de palabrería, puede, como el de Marx, embaucar a los que no ven más allá de sus narices, pero es tan hueco y vacío como el de Marx, tu santón.
          La democracia en España es hija del franquismo y de sus sucesivas etapas. Fue preparad por Franco. Aunque tú no lo creas. Aquí nadie luchó por la democracia, porque vino por añadidura. menos lobos, Caperucita. Otra vez sales con la «historia Oficial». Aquí todo hijo de vecino levantó el brazo y fue «luchador por la democracia»… de pandereta. Habla con Sánchez Dragó que lo sabe muy bien, lo vivió y lo tiene escrito.
          Julia: negacionista, no. Tú sí que lo eres, porque niegas la evidencia, la prueba, los documentos, hasta las fotografías, lo que atesoran las hemerotecas, o sea, hasta lo evidente… y es que de alguna forma te tienes que justificar.
          VOX es un partido, que yo sepa, legal y legítimo, como Podemos o el PSOE, herederos d… para qué seguir, sólo es cuestión de que vayas a los archivos, leas sus discursos, su historia, etc. Negar lo evidente te desacredita.
          En fin, una pena que se pueda haber ido a ilustrarse en la «uni» y se salga sin saber discernir, sin haber aprendido a pensar, analizar, investigar y leer.
          De todas formas: saludos.

    2. Julia, observo que ud. no estuvo en Vallecas. Yo sí y lo viví en directo. El ambiente de intimidación era total. Si ud cree en la democracia, imagino que defenderá el derecho a la libertad de expresión ya que sin el la democracia es inviable. Por tanto le debe quedar claro que el clima de intimidación que se ejerció contra VOX en Vallecas y que yo presencié en directo es condenable. El Manifiesto Comunista de 1848 proponía «derogar por la violencia el orden social existente» Si duda de mi palabra léase El Manifiesto. De hecho la violencia ha sido el método que han aplicado los comunistas para implantar su régimen en la treintena de países que lo han implantado y en alguno de los cuales sigue desgraciadamente en vigor (Corea del Norte, China comunista, Cuba, Venezuela…) con todo el contexto de opresión y terror que les acompaña. En esa misma dirección fue el golpe de estado que la izquierda marxista y los separatistas catalanes dieron en 1934 contra el legítimo gobierno de la Republica. Felizmente ese golpe, que causo 1500 victimas mortales, fue sofocado por las fuerzas del gobierno que tuvo que enviar al ejercito. Si hasta aquí comparte ud lo que yo escribo podemos seguir hablando pero si niega estas realidades no vale la pena seguir. Sería imposible llegar a ningún acuerdo. Por cierto ¿estuvo ud en Vallecas?
      L

  6. Tiene usted razón: no vale la pena seguir, creo que quedan claras muchas cosas. Sólo puntualizo:
    -No estuve en Vallecas con Vox. El que usted estuviera, ya dice mucho.
    – No me intimida Vallecas, será porque estoy habituada a ir. Me intimida más la Moraleja.
    -sigo diciendo (sin justificación de la violencia que se desató y que es parte de la publicidad que vox buscaba) que el inicio de la
    Campaña en Vallecas es, una provocación meditada. Publi gratis. Para presentar programa? Qué programa?. Ya vimos el debate económico de los diferentes partidos, donde la señora Monasterio mandó a su marido (estaría haciéndose las uñas o poniéndose un poco más de Botox); y donde este señor quedó en evidencia. Ni idea de economía.
    Hoy nuevo espectáculo de la candidata de Vox, esta vez chabacano y zafio, ante las cartas de amenaza de las que no voy a hablar.
    No me intimida Vallecas, ni los Vallecanos. Me intimida que se arrope a estos neofasciosos y aspirantes a vividores, con versiones de la historia de las que prefiero no opinionar. Siempre insisto: zapatero a tus zapatos.
    Sobre mis lecturas, han sido las propias de mi formación. Claro que leí el manifiesto y la crítica se la razón pura, diálogos, ser y tiempo…siempre con la tutorización debida en la facultad. No le doy mayor peso que a otras obras ( Me quedó con Heideger)Y siempre buenas traducciones y/o versiones bilingües, en algunos casos. Y sigo leyendo y re-leyendo a Cortina, Lledo , Adorno, Platón, Pico y tantos otros; y aún así ni me atrevo a denominarme “filósofa” “pensadora”. Me quedo con las palabras de Zambrano: eterna estudiante de filosofía. Por eso me asombra aún más, tanto intrusismo y tanto descaro. Como dije, no opino de la plantación del tomate 🍅 o terreno apropiado para la alcachofa. En todo caso escucho y aprendo.
    Sólo se puede ser tan vehementemente con una versión de la historia, de una determinada ideología, cuando se busca algo. Esa historia, esa versión ideológica tuvo su tiempo, seguramente ese tiempo fue el suyo. Pero fue, no es.Los fantasmas de cada uno deben quedar para cada uno, cada uno debe asumir su caducidad y su frustración; y a ser posible, sin dañar a nadie, sin mala fe y asumiendo nuestra edad, nuestra vejez (lea o relea Utopía de Moro, que le
    Vendrá bien para esto). Hoy, no es complicado publicar. versiones y subversiones. Le pido que haga un favor a la sociedad y se quede con sus fantasmas del pasado son suyos y en todo caso de sus herederos. INSISTO VERSIONES. Que nada aportan a la mejora social, a la global, a las personas, que tienen problemas más graves ( también lo dije ya). Al futuro de los jóvenes (los de verdad, no de espíritu. Los que no necesitan tratamiento antiedad que acaban dejando al personal una pose de “teleñeco” y tienen un difícil futuro)
    He perdido durante la pandemia a dos personas antagónicas ideológicamente hablando, una de ellas un gran y reconocido intelectual, pero que coincidían en algo: su intransigencia contra el intrusismo.
    Su opinión sobre el marxismo tiene el peso que tiene: “opinión”. Respetable, siempre que no la disfrace como la de un insigne “teoríco”. Y usted, la vende como tal. Ya sabe dónde las vende y a quien. Eso es lo más triste y repudiable.
    Por cierto: religión digital, piden el voto para cualquier partido, menos VOX y PP. Por qué será?
    Al menos una buena noticia de gentes con sentido común, buena gente.
    Nada más que hablar, efectivamente.

    1. Leer no significa digerir. Leer por leer, por satisfacer el ego, tampoco redunda en beneficios. Leer… depende de lo que se la, porque… hay cada cosa…
      Con VOX parece estar pasando lo… lógico: surge con un discurso democrático pero antisistema bipartidista y… tiene a todos asustados… a todos los… PSOE, PP y Podemos, porque puede que, si sigue, haga que muchos hoy dormidos, despierten. La prueba es que todos, todos, están contra ellos. Si fueran de otra forma, hasta les gustaría que existiera.
      Lo del «fascismo» está ya muy gastado; es la clásica y rancia forma en que el marxismo –y más en concreto su aparato de agitprop–, cuya historia y discurso es más fascista que Mussolini, intenta siempre desacreditar a… todo aquel que le puede hacer sombra o destruirle el chiringuito; y el PP igual.
      ¿Por qué es e miedo a BVOX? Porque dice lo que todos callan, porque amenaza con derribar los muros en que nos tiene encerrados, idiotizados. No es nuevo. Ha ocurrido antes y siempre en la historia. En la URSS, en la Alemania nazi y en la Italia fascista. Todos igualitos. Los extremos se tocan. Son los tres mismos perros con distinto collar. Bien que el padre de los tres es el marxismo-leninismo. Los nazis aprendieron todo de Lenin y su revolución… hasta los métodos de tortura, para qué hablar del uso de la propaganda.
      Defender a estas altura el marxismo le deja en evidencia, precisamente por negarla.
      En fin, Anónimo: a ver si encuentra tiempo ara leer… algo bueno, saludable, real, actual y beneficioso.
      Saludos siempre

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad