Las bombas del deshonor (Del 6 al 9 de agosto de 1945)

Julius Openheimer

Julius Openheimer fue el creador de la bomba atómica. Mira que casualidad era judío derivando materialmente en causalidad catastrófica a todos los efectos con un resultado que se deriva: Causa= efecto. En términos aristotélicos. La casualidad es la ignorancia de la causalidad. La lanzadera fue el avión de guerra militar denominado: Enola Gay que responde al nombre de la Madre del piloto: Paul Tibets que «la buena mujer» se ve que lo parió en el barrio del paralelo o en el barrio chino. Una mujer de dudosa reputación, dio a luz a un Gran Bastardo que arrojó la bomba atómica asolando por completo las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki. Desde el periodo que comenzó, el día 6 de agosto hasta el 9 de agosto, sin cesar la escalada de violencia con una magnitud de impacto severa cayendo la bomba atómica en la población civil que derivó en daños colaterales a terceros, lo que siempre ha hecho EEUU y Gran Bretaña en territorio y Soberanía extranjera con el beneplácito de la ONU y de la UE y OTAN. Japón, Vietnam, Irán, Irak, Siria, Afganistán y posicionando bases militares extranjeras en España como la de Rota, Morón, Torrejón de Ardoz y en Zaragoza también disponía de una.

Robert Oppenheimer fue un físico teórico de gran relevancia. Desde joven se destacó en su campo, estudió con los mayores referentes de su época y realizó varios aportes a la física. Pero, sin duda, su recuerdo siempre quedará ligado a la creación de la bomba atómica

El avión tiene el nombre de la madre del piloto, curiosamente como se llama la hija de Helen, interpretada por la actriz; Jeanne Tripplehorn en la cinta protagonizada y dirigida por Kevin Costner (Waterworld) pues bien, la realidad una vez más, supera la ficción. A día de hoy 77 años más tarde, siguen naciendo niños con deformidades, tullidos y lisiados por un genocidio que está bien visto como el de la ciudad de Dresde (Alemania) porque está perpetrado por «los buenos» que son la caballería del Tío Sam. A los que los liberalotes y demás piara socialdemócrata aplauden, emulan y repiten cual mantra que Gran Bretaña, EEUU, Francia y Canadá son modelos a tomar en cuenta y patrones a trazar. Japón, el Imperio del sol naciente, se ha plegado a un horizonte no muy lejano. El capitalismo, la globalización y la subcultura material del patrón oro, anulando la tradición por la que Yukio Mishima crítico hasta la extenuación.

La medalla del deshonor. Conviene tener en cuenta en la retina estas imágenes, muy especialmente estos días que abarcan desde el 6 al 9 de agosto de como la Historia, los vendedores que vencieron con deshonor se lo cobraron con vidas inocentes. Preferible, ser hijo de la derrota, morir con dignidad o vivir conforme a tu filosofía e idealismo teniendo como enemigo declarado directo al marxismo y al anarquismo que siendo una pata más del liberalismo en el que lo secundan son sólo una caricatura de charanga pachanguera patriotera de chiringuito de la playa con olor a Espeto y a Águila Amstel filtrada. Que no se borren jamás las víctimas japonesas. Hoy en día sumido Japón como ariete del capitalismo internacional sionista.


5 respuestas a «Las bombas del deshonor (Del 6 al 9 de agosto de 1945)»

  1. No verán nunca que ninguno de estos que llama asesinos a los alemanes y «bestia» al N-S o a Hitler, llame asesinos a los norteamericanos, infinitamente menos a los judíos norteamericanos que organizaron la guerra y tomaron las decisiones del exterminio de poblaciones enteras mediante los bombardeos terroristas con bombas atómicas en este caso de Hiroshima y Nagasaki, pero también con bombas incendiarias y de fósforo/gasolina como fue el caso del bombardeo de Tokio en la noche del 9 al 10 de marzo de 1945 cuando 334 superbombarderos B-29 lanzaron 2000 toneladas de bombas incendiarias que contenían una mezcla de gasolina, fósforo y napalm, sobre los núcleos residenciales de una ciudad cuyas casas y edificios estaban construidos principalmente de madera y papel.
    La orden vino del Presidente sionista y masón Franklin Delano Roosevelt (y la del ataque nuclear de Hiroshima y Nagasaki de su sucesor Harry Truman, Mason tambien como él) su gabinete sionista y su General de la Fuerza Aérea Curtis Emerson LeMay, con su famoso puro, como organizador de los bombardeos sobre Japón, cuyo nombre no le sonará a la mayoría porque de eso se ha encargado la propaganda y los medios de comunicación al servicio de los asesinos para que el Doctor Menguele le suene a todo el mundo pero el General Curtis Lemay no le suene a nadie, como tampoco los ingleses responsables de los bombardeos terroristas sobre la población civil alemana Arthur Harris y Charles Portal.
    Ni que decir tiene que Curtis Lemay murió plácidamente en 1990 sin temer jamá que ningún Tribunal títere lo molestara lo más mínimo por sus crímenes de guerra lo mismo ocurrió con los criminales de guerra ingleses.

    El resultado de arrojar 2000 toneladas de bombas de fósforo gasolina y napalm sobre una capital y sus barrios residenciales cuyas viviendas estaban construidas de papel y madera fue una tormenta de fuego de tal magnitud que las personas que se tiraron a un canal, río o arroyó (numerosos en la zona), con intención de protegerse de la lengua gigantesca de fuego que todo lo abarcaba, en realidad murieron hervidos vivos en agua porque el agua de tales canales y arroyos fue tal la temperatura que alcanzó, que las aguas entraron inmediatamente en hebullicion, lo que da idea de la temperatura infernal que devastó la ciudad.
    Naturalmente a los pilotos americanos se les había ordenado que volarán bajo y bombardearan las zonas residenciales para causar la máxima mortandad y devastación posible, (como en los bombardeos sobre Alemania se bombardeaban las zonas residenciales para matar a los obreros que trabajaban en las fábricas, y para desmoralizar e terminando a las familias) y esto no es genocidio ni crímenes de guerra, solo lo es cuando las víctimas son judías o se puede aprovechar por la propaganda roja para sus fines de lavado de cerebro, al resto que los zurzan que esto es como la corrupción, cuando quien roba es el PSOE los ladrones son personas honorables, -lo han dicho Zapatero y todos los demás respecto de Chavez, Griñan y toda la banda-, corrupción es sólo cuando roba el PP cuando quien roba es el PSOE a manos llenas y muchísimo más, entonces no vale, entonces es honorabilidad y «100 años de honradez» (?), (que algunos nos vamos a morir y no vamos a ver empezar el año 1 de esos 100 años de honradez), con los crímenes de guerra ocurre exactamente lo mismo y para que nadie pueda hablar más de la cuenta se ha creado la Fiscalia del odio y los delitos de ídem para que nadie vaya a decir lo que piensa sobre estos criminales de guerra «pata negra» , con licencia para exterminar, o se vaya alguien a atrever a indicar las incongruencias del montaje oficial de la Segunda guerra mundial.
    Misma Fiscalia de odio que cuando un diputado de Podemos echa en falta la guillotina «mata monarcas» en España, o gritan «ETA matalo», el Fiscal del odio no mueve ni el dedo meñique, él está únicamente si alguien se atreve a cuestionar la versión oficial del holocausto o dice algo malo sobre ciertos judíos, aunque sea verdad, porque la verdad respecto de ellos esta prohibida, y ahora, además, a partir de las nuevas leyes de falsificación histórica, si alguien se atreve a decir algo positivo de Franco, que entonces sí, deja el Fiscal de comer para tirarse en plancha contra alguien porque lo primero es lo primero. Luego si a este Fiscal se le inhabilita, sus nietos dirían dentro de 70 años que su abuelo fiscal era muy bueno, que él no hizo nada y que lo represaliaron pirque Franco era muy malo.

    En este bombardeo de Tokio perecieron abrasadas más de 200.000 personas, en su mayoría mujeres y niños, porque los hombres estaban movilizados para la guerra, aunque el historiador izquierdista norteamericano Richard Rhodes calcula que murieron un millón de personas, más los que se quedaron sin hogar, más el colapso que tal bombardeo de debastacion provocó en los servicios públicos que carecían de capacidad ni para extinguir los incendios de esa magnitud ni para atender a la avalancha de los heridos cuando precisamente los hospitales habían quedado también volatilizados por las bombas. El lector puede buscar en Internet el cuadro de la pintora japonesa Fukushima Yasusuke, que tenía 6 años cuando se produjo el bombardeo que ella presenció, y el lector se puede hacer idea de la ola gigantesca de fuego que invadió a toda la piblacion. Las calles se llenaron de cadáveres carbonizados.

    La Fuerza aérea norteamericana había llevado «pequeños» bombardeos sobre Tokio y otras ciudades japonesas desde 1942, pero en 1944 la industria militar americana tuvo listo un nuevo bombardero, el B-29 con mayor capacidad destructiva y de vuelo. A ello se unía que la fuerza aérea japonesa a esas alturas de la guerra estaba ya prácticamente aniquilada como para oponer una defensa aérea eficaz contra este tipo de incursiones de bombardeo terrorista. Entre 1944 y 1945 casi todas las ciudades japonesas sufrieron bombardeos norteamericanos masivos. Unas 67 ciudades japonesas fueron bombardeadas de esta forma. El primer ataque contra Tokio usando bombas incendiarias tuvo lugar un mes antes, en febrero de 1945, y devastó 3 kilómetros cuadrados de la ciudad, este bombardeo, más los que se habían realizado sobre Alemania, sirvió para preparar el del 9-10 de marzo, que recibió el nombre de «Operación Meetinghouse» en alusión al «recibimiento» que las bombas de gasolina, fósforo y napalm le iban a dar a las gentes en sus casas. Todo esto hay que recordarlo de vez en cuando para que los lameculos de los angloamericanos, mayoría también en los ambientes no comunistas, y por supuesto en la Foscalia y en el Poder judicial salgan de su ignorancia.

    Centrándonos en el ataque nuclear contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki (6 y 9 agosto 1945) decir que tales ataques se produjeron mientras hipócritamente en Londres en esos mismos días los aliados se reunían para ponerse de acuerdo cómo iban a acusar a los alemanes de crímenes de guerra y a definir los delitos que les iban a imputar tipificándolos a pisteriori, lo que da idea de cómo se instrumentalizó la puesta en escena de una pretendida justicia que en realidad era una parodia porque en esos precisos días, los mismos en que planeaban cómo acusar a los alemanes ellos mismos masacraban y dejaban echas un solar de devastación a 2 ciudades enteras japonesas, los rusos incluso llegaron a acusar a los alemanes de la masacre de Katyn que ellos mismos, los soviets, y no los alemanes, habían perpetrado.

    También hay que decir que estas ciudades de Hiroshima y Nagasaki, de unos 400.000 habitantes entonces, se eligieron no por motivos estratégicos o militares sino por albergar al mayor número de cristianos.
    La cristianizacion del Japón la había iniciado en 1549 el misionero español San Francisco Javier. Desde entonces se había hecho una enorme labor, de hecho cuando cayó la bomba el Padre Arrupe, luego General de los Jesuitas, estaba allí (lo cuenta en su libro Un Japón increíble) y como era médico organizó el primer hospital para atender a los heridos.
    En 1945 de los más de 100.000 católicos que había en Japón, más de 60.000 católicos japoneses eran de la ciudad de Nagasaki, y por eso se eligió esta ciudad, lo mismo que Hiroshima. Pero nadie llamará criminales a los masones que tomaron esta decisión.
    También decir 5 cosas, ya para terminar y no hacerme muy pesado :
    – La primera que la ayuda médica norteamericana fue nula en estos primeros y cruciales momentos y meses, los japoneses sin medios, sin medicinas, sin conocimiento de los efectos de la radiación etc, pirque no fueron alertados PIR los norteamericanos que estaban experimentando con ellos los efectos de sus bombas, con un país devastado y donde los hospitales habían quedado desintegrados por las explosiones atómicas, se tuvieron que apañar con lo poco que tenian.

    -Segundo, que para que el mundo no conociera lo que habían hecho, los efectos que la rediacion y las quemaduras atómicas habían provocado en los «supervivientes» (que mas les hubiera valido haber muerto y haberse ahorrado el hórror de como habían quedado sus cuerpos y el sufrimiento al que se vieron abocados desde entonces), prohibieron a los japoneses que filmaran a los heridos e incautaron las filmaciones que se clasificaron como secretas. Es decir mientras hipócriitamente preparaban el juicio de Nuremberg contra los alemanes, ellos tapaban las pruebas de sus propios crímenes para que nadie las viera. Esto es lo que ocurre cuando el Tribunal en lugar de quedar en manos de jueces imparciales lo constituyen los propios asesinos de no picos crímenes de guerra.

    – Tercero, que cuando en los años 60 se publicaron algunas fotos de los efectos de las bombas sobres las personas, y también por el auge del turismo y los viajes, los norteamericanos en lugar de pedir perdón lo que hicieron fue mentir manifestando que el bombardeo atómico se hizo para salvar la vida de miles de soldados americanos. Semejante argumento, diseñado para engañar a los incautos no se sostiene si se tiene en cuenta que existen informes cuando se preparaban los bombardeos atómicos sobre estas ciudades que señalaban que no era preciso provocar tal devastación porque los japoneses estaban ya colapsados y era cuestión de días o semanas de que se rindieran.

    – Cuarta, no contentos con el dolor y muerte que los bombardeos nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki provocaron, que después de ver sus efectos, todavía los norteamericanos organizaron una liga de fútbol americano en Japón a la que denominaron liga atómica. Se imagina que los alemanes de haber ocurrido realmente y hubieran ganado la guerra, hubieran organizado una competición de fútbol en Auswitch llamada «Campeonato quema de judios».
    Incluso los jefes militares norteamericanos se fotografiaron con una gran tarta en forma de hongo nuclear que la bomba forma al explotar, para celebrarlo. Yo poseo esa fotografia.

    – Y en quinto lugar, piense el lector qué cosas no se dirían si las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki las hubieran tirado los alemanes. Cómo se cargarán las tintas, pero como fueron los sionistas, aquí no pasa nada y la cosa no tiene la menor importancia. No sé pierda de vista que no es sólo la gente que murió o que resultó enferma o herida y murió más tarde, es el sufrimiento sobrehumano de los enfermos quemados y envenenados por generaciones por la radiación nuclear y las malformaciones que desde entonces se producen y se siguen produciendo en los nacimientos hasta el momento presente.
    Ni que decir tiene que el Papa glotón no ha dicho nada como no sea la estupidez pacifista para distraer la atención de la responsabilidad que el Gobierno belicista de los EEUU, tiene al respecto, y el grupo étnico e ideológico que lo perpetró

    Asi funciona la propaganda y unos medios de comunicación al servicio de los asesinos.

  2. Se me ha olvidado felicitar a El Español Digital por acordarse de esta fecha de infamia que fue el bombardeo nuclear sobre dos ciudades japonesas indefensas: Hiroshima y Nagasaki.

    1. Y qué tiene que ver que el proyecto Manhattan pudiera ser un fracaso, con el hecho de que en cualquier caso las ciudades japonesas de mayor población católica fueran masacradas con el Holocausto Nuclear
      El tema del articulo, coincidiendo con las fechas en las que estamos, es el bombardeo nuclear sobre estas ciudades los días 6 y 9 de agosto de 1945, no el Proyecto Manhattan o sin el submarino alemán que iba a Japón y que su capitán traidora ente entregó a los norteamericanos, estos jamás habrían tenido los conocimientos para tener preparada la bomba atómica en esa fecha
      Algunos comentarios parecen absurdos

      1. No se enoje, el revisionismo histórico se debe relatar desde lo imparcial, si es que se quiere llegar al agujero de la madriguera, donde reside la verdad, de lo que a usted tanto le duele y sufre. Somos una civilización de cosecha humana más, ¿acaso las demás no han sufrido lo mismo? Cuesta entender que estamos en una cárcel planetaria y el espíritu es explotado a soñar en el motor de la creación material, que es el signo espiral del dolor. Lo importante es el presente comprensivo que nos orienta a resolver el laberinto de la psique postora de sentido en los entes creados.
        Saludos

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad