Las mentiras del sanchismo y la Falange

Motivación principal

En 1971, en encuesta efectuada entre los estudiantes del primer curso de Derecho de la Universidad Autónoma de Barcelona, solamente el 4% de los alumnos conocía perfectamente lo que significaban las siglas FE y JONS, tal como nos revela Salvador de Brocá en su tesis doctoral sobre la Falange y la filosofía[1], defendida en la Universidad de Barcelona por aquel entonces. Lo expuesto nos demuestra de modo fehaciente el grado de desconocimiento que se poesía, incluso en la España de Franco, sobre lo que fue la Falange, precisamente el régimen que había asumido en 1937 la integridad del ideario político del movimiento creado por Ramiro Ledesma Ramos, Onésimo Redondo Ortega, José Antonio Primo de Rivera, Julio Ruiz de Alda y Alfonso García Valdecasas, entre otras personalidades azules. Pues bien, desde el año 1976, en que el citado Brocá publicó su tesis doctoral en formato de libro, poco se ha avanzado, científicamente, sobre el conocimiento del movimiento falangista. Se han publicado, eso sí, muchos libros, pero casi todos, excepto ciertas obras y ensayos poco conocidos, son meros panfletos políticos -y parcialísimos- sobre la ideología e historia de la Falange.

No es extraño, pues, que oigamos muchas estupideces e inexactitudes sobre la Falange histórica; incluso en sede parlamentaria. Lo digo por el ridículo protagonizado por el Presidente del Gobierno en la cámara parlamentaria de Estrasburgo días atrás, al afirmar que su padre y abuelo tuvieron que emigrar a la Europa durante la “dictadura franquista” por causa de la autarquía, conociendo allende de España la sanidad pública y las pensiones. Una mentira más o un infundio salido de los asesores radicalizados del Presidente, pues Sánchez nació en 1972, lo que implica que su padre nacería sobre 1949 y su abuelo, en torno a 1920. Pues bien, en el lejano marzo de 1938, se publicaba en el BOE el Fuero del Trabajo, firmado por el generalísimo Franco, donde se reconocían novísimos derechos, tanto a obreros como agricultores, a propuesta de FET y de las JONS en concordancia con su programa político. De hecho, cuando los ascendientes de Sánchez se hallaban en la Europa occidental, en España un obrero disponía de una buena cobertura médica, para sí y para su prole, y se hallaba muy bien representado en las Cortes, no como ahora; poseía además seguro de vejez, de invalidez, de accidentes, de maternidad, viviendas sociales, vacaciones pagadas y hasta podía disfrutarlas en establecimientos hoteleros especiales; disponía igualmente de economatos, de pluses familiares, de dos pagas extraordinarias, de una participación anual en los beneficios empresariales e incluso tenía derecho a participar en la dirección de la empresa así como obtener un crédito a fondo perdido para convertirse en accionista de la sociedad mercantil donde laborase, entre otras facilidades concedidas por el régimen de Franco, no pudiendo siquiera las entidades financieras subir los tipos de interés sin el visto bueno de la organización sindical de FET y de las JONS. Por lo demás, el despido laboral no se contemplaba en la normativa de entonces, funcionando una magistratura del Trabajo que, generalmente, dictaba sus fallos a favor de los más desfavorecidos. Nos guste o no, esa fue la única revolución social que existió en nuestro país durante todo el siglo XX.

Friedrich Flick, padre de Friedrich Karl Flick
Friedrich Karl Flick

Por tanto, quisiera creer que el padre o el abuelo del Presidente fueron emigrantes, pero me asaltan serias dudas por lo visto en el Parlamento Europeo el día de marras, pues Sánchez desbarraría en el hemiciclo sobre el franquismo y el III Reich; intentando confundir al personal de la Cámara, omitiendo dos motivos relacionados con el nazismo y la historia del PSOE. Lo primero, por el caso de financiación escandalosa del partido en las citas electorales de la Transición[2], por parte del millonario empresario alemán Friedrich Karl Flick, cuyo padre, fundador del emporio industrial, fue condenado en los juicios de Núremberg como criminal de guerra. Y el segundo motivo, porque en agosto de 1938 el socialista Negrín, a la sazón jefe del Gobierno y ministro de Defensa, llegó a reunirse en Suiza con emisarios de Hitler, a los efectos de concertar una nueva alianza bélica que diera al traste con el curso de la guerra, según desvelaría el mismísimo Indalecio Prieto en sus memorias[3].

Pedro Sánchez Fernández

A propósito de emigraciones, he de decir que aquellos miles de compatriotas que salieron de España durante los años sesenta y setenta para trabajar en Francia, Suiza o Alemania, volvían al cabo de pocos años, y con el fruto de su trabajo, abrían talleres, comercios, hoteles o bares en nuestro país y progresaban. Me parece que ese no ha sido el caso del padre del Presidente, un hacendado economista, quien, en 1991, gracias al PSOE se convirtió en gerente del Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música, con la categoría de Director general, como indica el Real-decreto 1515/1991, de 18 de octubre. Curiosamente, los que volvían de la emigración no tuvieron tanta suerte y fortuna como la familia de nuestro Presidente; ni siquiera aquellos poquísimos que en el primer tercio del siglo pasado habían marchado a América en su infancia o juventud y pudieron regresar a su patria pasados muchos años después, siquiera fuera solo de visita. Pues bien, si aquellos emigrantes de antes de la contienda y después de la misma, eran personas sin recursos y sin estudios, estamos observando como ahora mismo existe una emigración distinta y silenciosa; la de miles de jóvenes que, con sus estudios superiores terminados, se ven obligados a marchar hacia Europa para intentar progresar, incluso haciendo camas en el Reino Unido; son, lamentablemente, los nuevos parias de España, en un paraíso artificial donde, si hiciéramos caso a los charlatanes socialistas, no existen ni privilegios ni dictadura. Entre los pocos afortunados, de esta oleada de estudiante formados, que han podido regresar, nos encontramos con el caso insólito del hermano del Presidente del Gobierno, a quien, la Diputación socialista de Badajoz, le ha convertido irregularmente en funcionario, financiándole, además, la puesta en escena de una costosa ópera, obra inédita de este Sánchez Pérez-Castejón, músico de profesión.

Mucho más grave, son las frases proferidas por el ministro Bolaños en las Cortes, cuando para rebatir las acusaciones de la oposición, consideró energúmenos a los que cantaron el Cara al Sol en la calle Ferraz hace unos días. El “superministro”, una caricatura si los comparásemos con la estatura jurídica e intelectual de aquel ministro de verdad, Ramón Serrano Suñer, abogado del Estado, falangista e íntimo de José Antonio, escritor de éxito sin “negro”, gran empresario de la radio (sin apoyo oficial), parlamentario en la II República frente al rodillo frentepopulista pero también en las Cortes franquistas, opuesto al anexionismo territorial del poderísimo Hitler de 1940 (ahí quisiera ver al huidizo Sánchez, que se pliega dócilmente ante la minipotencia de Marruecos…), traductor de la famosa obra jurídica de Roberto de Ruggiero…  Pues bien, si creyésemos las falacias o ignorancia de Bolaños, el señor Serrano Suñer (el superministro español de 1939) sería un inconciliable energúmeno, cuando, curiosamente, los únicos energúmenos que han podido observarse en la calle Ferraz son los antidisturbios dependientes del ministro Marlasca, que han arreado de lo lindo a mujeres y ancianos o perseguido a quienes pacíficamente se hallaban rezando el rosario…

Enrique Puente
Juventudes Socialistas, Madrid, primavera 1936

Con todo, ilustrísimo señor Bolaños, para energúmenos políticos, solo tiene que mirar hacia su partido; y no me refiero, precisamente, al Ursus arctos horribilis de una capital castellana; para mí un personaje más bien propio de un vodevil. En absoluto; aludo a la historia negra y oculta de su partido desde 1931 hasta 1947. Permítame que le recuerde algunas de sus acciones más sangrientas y terribles, para conocimiento suyo y del coro de aplaudidores que le asisten. Su partido político, a partir de los últimos meses de 1930, comienza a armarse, recibiendo armas ilegales desde el extranjero[4]. Las armas llegaban por ferrocarril a manos de Enrique Puente (¿sabe usted quién fue este individuo?), pues quien las distribuía entre los correligionarios más aptos del partido. Ya, en 1932, el partido estaba pertrechado con armas cortas, bombas y dinamita, copiando las artes de lucha terrorista de los anarquistas. Así, se distribuyen centenares de pistolas en la Casa del Pueblo de Madrid y, a finales de 1933, los hombres de Puente organizan los primeros escuadrones de la muerte, siendo sus primeras víctimas los jóvenes e incautos falangistas, pequeño partido político que había sido creado en octubre de 1933. Se intenta atentar contra José Antonio Primo de Rivera en la provincia de Cádiz; no se consigue herirlo, pero días antes se había matado uno de sus seguidores en Daimiel y, seguidamente, a otros más en Madrid, capturando la policía a uno de tales sicarios, precisamente un subalterno del citado Puente (jefe a la sazón de las Juventudes Socialistas madrileñas), que sería condenado por el asesinato del estudiante falangista Matías Montero ocurrido en febrero de 1934… Sigue el terror socialista, pues las JJ.SS. deciden pasar a la lucha armada sin ningún tipo de disimulo, creándose grupos de acción y planificando el trasiego clandestino de armas largas, preparando así el alzamiento revolucionario de octubre de 1934, que fracasa, pero causando más de cuatro mil muertos y heridos, aparte de irrogar millonarias pérdidas. No se amilana el partido y sus radicales juventudes con tal fracaso y ya a finales de 1935 vuelven a organizarse para preparar otro golpe revolucionario, esta vez acompañado por toda la extrema izquierda, incluyendo los grupos revoltosos del vecino Portugal, creando para tal menester un servicio especial de información, encargado de vigilar los adversarios políticos y de pertrecharse del armamento necesario, formando parte de este servicio terrorista, curiosamente, una especie de policía secreta. Estos grupos armados especiales son los que siembran el terror en el territorio nacional, ante la oposición que el triunfo fraudulento de las elecciones generales de febrero había generado en amplias capas de la población, principiando por los falangistas, perseguidos, por cierto, como ratas por los grupos de izquierdistas. De hecho, fueron muy conocidos los múltiples homicidios cometidos por las bandas socialistas durante aquella primavera trágica, siendo una catástrofe la liquidación a sangre fría del ex ministro y diputado nacional, José Calvo Sotelo, arrancado por la fuerza de su casa a altas horas de la madrugada y asesinado seguidamente por los hombres de Enrique Puente.

El levantamiento militar del Ejército de África, días después, no sorprende al partido, preparado ya para tal eventualidad; encargándose los hombres del servicio especial de información del control del orden público en el territorio ocupado por las tropas gubernamentales. Así, los centros de represión y castigo de la zona republicana fueron dirigidos o controlados mayormente por las fuerzas y los individuos socialistas, los cuales participaban en dichos organismos por partida triple: como PSOE, como JJ.SS., y como UGT. De hecho, en los crímenes más abominables de la pasada guerra civil, nos encontramos con la huella indeleble e inconfundible de los socialistas, ya sea en Asturias, crucificando y violando, ya sea en Cantabria, arrojando a infelices maniatados al mar, quemando vivos a los opositores y robando cantidades cuantiosísimas; ya sea en Vizcaya, entrando en las cárceles y cometiendo matanzas indiscriminadas; ya sea Barcelona, haciendo funcionar aquellas checas terribles que incluso sorprendieron por su dureza a los jerarcas de la Gestapo; ya sea en Teruel, degollando y chupando la sangre de los degollados o comiendo asadas las orejas de los asesinados; ya sea en Alicante, seccionando en vertical el cuerpo de aquel jovencísimo falangista de Ibi, para arrancarle el corazón y devorarlo; ya sea en Mahón, ametrallando a decenas de indefensos presos sin permitirles siquiera confesarse ni despedirse de sus deudos. Mención aparte, merece el relato de sus horrendos crímenes en Castilla la Mancha, Extremadura y Andalucía: vaciado de ojos en vida, canibalismo con mujeres y niños, violaciones en masa, crucifixiones, degollamientos, quemados vivos y tantos martirios horrorosos, destacando por su enorme sevicia, los terribles acontecimientos de Granja de Torrehermosa y Baena del año 1936, donde se efectuaron decenas de asesinatos escalofriantes, matando a hachazos a mujeres, ancianos y hasta recién nacidos, violando incluso a pequeñas criaturas…

Granja de Torrehermosa, asesinados por frentepopulistas

No fueron casualidades ni causalidades de la guerra, sino el cumplimiento de un plan de exterminio que incluso algunos dirigentes izquierdistas venían pregonando públicamente desde meses antes al inicio de las hostilidades bélicas. Y ello lo prueban las matanzas planificadas de Paracuellos del Jarama (miles de fusilados), las simas profundas de Toledo y Ciudad Real[5], donde fueron arrojados centenares de infelices procedente de provincias limítrofes o el campo de prisioneros de Turón (Granada), el primer campo de exterminio en Europa… Y es que todas estas barbaridades fueron obra de personalidades socialistas, directamente, o merced al principio culpa in eligendo culpa in vigilando.

Ángel Galarza

Basta con consultar detenidamente la Causa General para darse cuenta de la realidad tremenda de los datos que acabamos de referir; aunque más lamentable es comprobar como hay políticos españoles que esto les tiene sin cuidado, pregonando la destrucción y el silencio administrativo de los recuerdos de estos miles de víctimas, machacados por el odio y el sectarismo destilado por el socialismo y sus afines ideológicos de hace noventa años. Y es que la prepotencia y el poco respeto por estas víctimas silenciosas alcanza al actual Gobierno en pleno, cuando la presentación del libro de Pedro Sánchez se ha efectuado en el círculo de Bellas Artes, lugar donde fue creada, en agosto de 1936, la checa más terrible del Madrid rojo[6]; bajo el control del ministerio de la Gobernación, dirigido desde septiembre por el criminal socialista Ángel Galarza. Ni en esto han tenido siquiera pudor político, cuando el jefe del ejecutivo se ha caracterizado por perseguir con saña los cadáveres de los generales que vencieron a aquella ola de terror y barbarie desatada por el socialismo, que causó más de 150.000 asesinatos, más de seis mil iglesias devastadas, la destrucción y sustracción de incontables bellezas y bienes artísticos y un saqueo generalizado de propiedades privadas y bienes públicos que alcanzaron su clímax con los traslados de las rapiñas a Méjico y los fondos del Banco de España a la antigua Unión Soviética…

Como es conocido el envío oculto de las reservas de oro y plata a la URSS fue obra del ministro socialista Negrín, pero con la autorización del Presidente del Gobierno, el también socialista Largo Caballero, el mayor responsable del inicio de la contienda y el encubridor de los millares de homicidios cometidos durante su mandato en la retaguardia republicana, entre ellos la bárbara matanza del ex fiscal general de la República y tres de sus hijos o el proceso judicial elaborado ad hoc a Primo de Rivera para privarle de la vida.

Por su parte, en el traslado posterior del yate Vita a México, nos volvemos a encontrar con la presencia de Enrique Puente, pero ahora con el grado de coronel, quien terminará convirtiéndose gracias al tesoro transportado en un próspero hombre de negocios, muriendo de cáncer en 1957; su mentor Indalecio Prieto lo haría cinco años más tarde.

El Vita

Por aquel entonces, ya habían desaparecido los escasos maquis que pululaban por los montes, merced a la labor de la Guardia Civil, los cuales habían atemorizado a las gentes de los lugares montañosos, donde se habían refugiado estos ex combatientes del ejército republicano y algunas docenas de extremistas. En tales partidas de rebeldes, participaron también los socialistas del interior, cometiendo delitos execrables y cientos de atracos en las comarcas del noroeste y en las regiones de Extremadura, Andalucía, Levante y Castilla la Nueva, principalmente. Pero como digo, a principios de la década de 1950, apenas quedaban atisbos de resistencia en el país, habiéndose aprobado en 1947 por referéndum la jefatura de Franco y la convalidación popular de las Leyes Fundamentales.

Hasta tal punto fue así que hubo conversaciones entre los restos de las centrales UGT-CNT y los dirigentes sindicales de FET y de las JONS, para que aquellas participaran en las elecciones sindicales, principalmente cuando José Solís fue Delegado Nacional de Sindicatos (1951-1969), circunstancia que refieren tanto el periodista Emilio Romero[7] como el general auditor José María García Escudero[8]. 

¿PSOE y de las JONS?

La tranquilidad social de finales de los cincuenta -corroborado por la escasísima comisión de delitos políticos-, la libertad de pensamiento y expresión -reconocidas en el Fuero de los Españoles de 1945-, así como la promulgación en los años sesenta de las nuevas leyes de prensa, libertad religiosa y asociaciones, por citar ejemplos bien conocidos, permitirían que las nuevas generaciones manifestasen a menudo sus propias opiniones, siquiera contradijeran la labor ministerial y persistiese aún la prohibición de organizar partidos políticos. Lo digo porque un servidor vivió aquella época del franquismo, no procediendo, por tanto, que los centuriones gubernamentales pretendan instruirnos con añagazas y falsedades.

González, Gerra y su grupo en 1974

Precisamente, la ciudad de Sevilla, que la verdad no era muy franquista, pero sí falangista, fue un ejemplo de lo que acabamos de decir. No en vano las banderas sevillanas de Falange durante la guerra movilizaron la cifra impresionante de 25.000 voluntarios para combatir en primera línea[9]; curiosidad que convirtió a la capital hispalense en la principal ciudad azul del país, mucho más que la jonsista Valladolid o la conservadora Burgos, lo que no fue óbice para que, a principios de los sesenta, ciertos jóvenes andaluces, siquiera influidos por esa atmósfera sureña, tan peculiar y aperturista, comenzaran a hacer sus primeros pinitos políticos alejados de la línea ortodoxa del Movimiento. Esa es la razón por las que los Chávez, los González, los Guerra o los Griñán procedieran de las familias del régimen o participasen alguna vez en sus instituciones juveniles, docentes o sindicales. Repasemos, pues, su currículo azul, sin ánimo de ofender a nadie por su pasado.

JOSE ANTONIO GRIÑÁN, ex Presidente de la Junta de Andalucía, su padre era comandante de infantería y miembro del cuarto militar de Franco, siendo su tío Martínez Emperador, falangista, procurador en Cortes y consejero de DYRSA, la editorial del periódico El Alcázar, órgano de la Confederación Nacional de Excombatientes. MANUEL CHAVES GONZÁLEZ, ex Presidente de la Junta de Andalucía, es hijo de un coronel franquista de Artillería y su madre fue directiva de la Sección Femenina en Ceuta, mientras que el padre de aquella fue alcalde de dicha ciudad durante el directorio de Primo de Rivera. JOSÉ BARRIONUEVO PEÑA, ex ministro de Interior, de familia aristocrática, fue miembro de la Asociación de Estudiantes Tradicionalistas y jefe de gabinete del vicesecretario general del Movimiento, Ortí Bordás.

Comentario particular merece la singladura azulada de Felipe González, ex Presidente del Gobierno, y Alfonso Guerra, ex vicepresidente del mismo gabinete gubernamental, auténticos alma mater del PSOE, tras el congreso celebrado en Suresnes en 1974; a los que tanto deben las nuevas generaciones de dirigentes socialistas, en lo que respecta a su estabilidad político-económica, aunque ahora prescindan de ellos y, sobre todo, de sus consejos.

Pues bien, empezando por Alfonso Guerra, este era hijo del auxiliar de Obras y Talleres de la Fábrica de Artillería de Sevilla, Julio Guerra Apresas, habiendo desempeñado esta labor desde 1930, siendo confirmado en su puesto por las tropas de Queipo de Llano, lo que demuestra inequívocamente su solidaridad con los alzados, respetándole su primer quinquenio por orden de la Secretaria de Guerra franquista (BOE, Burgos, 13 de noviembre de 1936), contribuyendo incluso en 1938 a la suscripción voluntaria organizada en la capital hispalense en memoria del general Mola[10]. No obstante, el joven Guerra parece no haberse relacionado con las instituciones juveniles del Movimiento, si bien su familia debió aprovechar los beneficios de la ley franquista de subsidios familiares de 1939 y demás normativa aplicable, al tratarse de una saga de trece hermanos, recibiendo mientras terminaba sus estudios superiores el auxilio del SEU[11]. Por lo demás, su primer trabajo estable sería como profesor en la Universidad Laboral de Sevilla, sin duda una de las joyas falangistas del régimen, permaneciendo en dicho centro educativo varias temporadas.

No ocurre lo mismo con Felipe González, cuyo paso por el Frente de Juventudes ha sido precisado por ciertas fuentes orales y escritas[12]; incluso por los comentarios públicos de uno de los considerados “padres” de la Constitución, Miquel Roca Junyent[13]; siendo también conocida la estancia de aquél en las milicias universitarias, cuyo emblema, hasta la extinción de las mismas en 1976, incluía las flechas yugadas de la Falange. Nadie debiera escandalizarse por ello, cuando el que fuera primer presidente de la Generalidad valenciana, el socialista Joan Lerma, también se había relacionado fluidamente con el Movimiento Nacional, como denunciaba la prensa de la ultraderecha en plena Transición.

Otro político de la época felipista fue el caso conocido de José Bono Martínez, presidente de Castilla la Mancha desde 1983 hasta 2004, hijo del alcalde de Salobre y jefe local del Movimiento, habiendo el hijo participado en un curso de los mandos de las Falanges de Franco. De la misma comunidad autónoma, era Manuel Marín González, lamentablemente ya fallecido, hijo del que fuera jefe de los alféreces provisionales en la provincia de Ciudad Real. Pues bien, pese al origen falangista de su progenitor, Marín se había unido al partido clandestino en 1974, llegando a ser Presidente interino de la Comisión Europea en 1999 y ocupando además la Presidencia del Congreso de los Diputados desde 2004 hasta 2008, siendo sustituido por el mencionado Bono en abril de dicho año.

Lo expuesto no debiera interpretarse como una cosa meramente episódica, habida cuenta que el trasvase del personal de los distintos servicios de la Secretaría General del Movimiento al socialismo de los años setenta fue bastante curioso, no en vano, el socialismo democrático constituía la moda política del momento, por todo lo que estaba acaeciendo en la Europa libre. Con todo, había pasado un año desde la muerte de Franco y el PSOE ni siquiera llegaba a los ocho mil afiliados; pero, tras el XXVII Congreso celebrado en la capital de España[14], con presencia de líderes socialistas extranjeros, la afiliación empezó a crecer hasta totalizar cincuenta mil fichas un año más tarde[15]. Empero, en el referéndum nacional de diciembre de 1976, la postura abstencionista propugnada por el PSOE fue ampliamente rechazada en las urnas, quizás porque en aquel congreso del 76 estaban representados radicalismos mal vistos por la opinión pública, como el Frente Polisario, el partido comunista cubano y hasta el socialismo argelino.

Los servicios de inteligencia de Presidencia del Gobierno[16], según el sagaz periodista Ismael Medina[17], habían barajado la posibilidad de que, tras la desaparición de Franco, la democracia subsiguiente pivotaría sobre tres corrientes políticas: un partido socialdemocrata, similar al laborismo británico; un partido de derecha democrática, parecido al planteamiento gaullista del país vecino; y una agrupación política que recogiera los principios del Movimiento y que podría ser el colectivo que se agrupaba alrededor de la revista Fuerza Nueva[18], plan que no se apartaba mucho de las intenciones de Washington[19]. No obstante, esta vía de actuación quedó postergada tras el magnicidio del almirante Carrero Blanco, primer Presidente del Gobierno disociado de la jefatura de Franco, y tras publicarse el Estatuto Jurídico del Derecho de Asociación Política de diciembre de 1974, ya que esta norma facilitaba la germinación de varios partidos de orden lo que, a la postre, implicaba disputas dentro del mismo nicho o clivaje político[20].

Pues bien, por razones de adaptación al modelo político occidental[21], el SECED se interesó por el grupo de Felipe González, entrevistándose sus funcionarios con los líderes de este socialismo sevillano, Me refiero, especialmente, a la labor desarrollada por los jefes militares Andrés Cassinello, José Faura o, mismamente, Juan María de Peñaranda, quien recordaba estos contactos a partir de 1972[22]. El Servicio optaría, definitivamente, por el grupo de Sevilla, como prototipo de socialismo de interior, y por González Márquez como máximo líder[23], facilitándoles incluso el viaje al congreso de Suresnes[24]. Y es que estos universitarios ya habían destacado con anterioridad[25], estando además protegidos por la Policía desde años atrás[26].

Cassinello, Faura y Peñaranda

Nos guste o no, el socialismo y el progresismo de entonces eran valores en alza, merced a las actuaciones públicas de los líderes europeos Olof Palme, Willy Brandt o Harold Wilson, lo que sin duda tenía gran influencia en los círculos intelectuales y estudiantiles del país, siquiera fuesen minoritarios, circunstancia que despertó el interés de los militares adscritos al SECED, el verdadero organismo que monitorizó el cambio político. Peculiaridad que también tendría en cuenta el falangista del Movimiento, Manuel Cantarero del Castillo, publicando un tratado en el que aborda la conexión teórica habida entre el nacionalsindicalismo y el socialismo[27], siquiera se conciba este último en términos muy amplios. Pero el tiempo político de la Falange había ya pasado, como para impedir que las capas jóvenes de la sociedad simpatizasen con ese socialismo artificial, constatándose que se incorporaron a los cuadros de ese novísimo PSOE hijos de dirigentes franquistas más o menos notorios y sectores radicales del Frente de Juventudes y del SEU[28].

Ejemplo de ello, lo hallamos en los nuevos militantes socialistas, como fue el caso de Rafael Vera o incluso de algunos dirigentes de la época de Rodríguez Zapatero, el propulsor de la memoria histórica: Leire Pajín, María Teresa Fernández de la Vega o Mariano Fernández Bermejo, todos ministros y descendientes directos de adheridos de pleno al Movimiento Nacional. Incluso, en una época tan “antifranquista” como la de Pedro Sánchez, nos encontramos con que la presidencia del partido socialista está ocupada por Cristina Narbona, hija de un famoso falangista sevillano de la época de la guerra[29] y de una corresponsal del diario nacionalsindicalista Pueblo.

Lo expuesto no quiere decir que todos los socialistas procedieran del franquismo político; pero es evidente que tampoco venían del acérrimo antifranquismo, como los memorialistas de partido pretenden convencernos a todas horas, manipulando la rehabilitación política de los represaliados de la guerra, la novedosa espada de Damocles del progresismo. No en vano, en el análisis sociológico que el partido efectuaría a mediados de 1979, tras la celebración del XXVIII Congreso, se comprobó que el 70% de los delegados concurrentes tenían menos de cuatro años de antigüedad en el partido[30]; es decir era un partido claramente de aluvión, como había sucedido con la Falange en la contienda de 1936-1939.

Antón Saavedra

Lo mostrado tampoco difiere de lo escrito por el antiguo parlamentario socialista Antón Saavedra, quien, al presentar su monografía Secuestro del Socialismo, referiría lo siguiente sobre el PSOE moderno: No es más que un felipismo que se nutrió de gente del tardofranquismo, de la Falange y de organizaciones clericales, de donde salió el propio Felipe González; todo ello orquestado desde los servicios de inteligencia de Carrero Blanco[31].

El aparataje doctrinal y propagandístico: argumentarios y formación socialistas

El partido se sirve de argumentarios periódicos para defender una opinión política determinada, los cuales se transmiten a los militantes[32]; lo que propicia que los cargos socialistas repitan como papagayos las instrucciones ideológicas de la cúpula del partido; pero, con ello y a fuer de repetir el argumento moldean sibilinamente la opinión pública, como ha ocurrido con la llamada memoria histórica o democrática (sic). Este modelo de convicción y propaganda tiene mucha importancia en la estrategia del partido, hasta el punto que la Presidencia del Gobierno acaba de crear en su seno el Departamento de Discurso y Mensaje, que contará con una unidad de mensaje a cargo de un Subdirector General.

Los futuribles dirigentes socialistas son preparados a conciencia por el partido, como demuestra el objeto principal del llamado Instituto Jaime Vera, cuyas directrices[33] transcribo a continuación:

El Instituto Jaime Vera, integrado en la Fundación IDEAS el 1 de enero de 2010, es una escuela progresista enfocada a proveer de formación corporativa a agrupaciones socialistas, áreas CEF y otras entidades, así como de formación superior en colaboración con universidades. Es un espacio consolidado de debate e intercambio de experiencias donde se trabaja tanto con formación presencial como on line en las áreas de liderazgo y comunicación política, e incide en otros ámbitos de política general como economía, igualdad y derechos sociales. Entre sus objetivos destacan mejorar las capacidades de los cargos orgánicos, militantes y simpatizantes del PSOE; contribuir a la modernización y gestión de la organización; atender a las necesidades formativas de los cargos públicos; suministrar y socializar el conocimiento y las innovaciones en el ámbito de la Acción Electoral; desarrollar contenidos formativos a través de la red (e-learning); generar debates y reflexiones sobre la actualidad política; investigar en el campo de las técnicas y métodos psicopedagógicos; formar y prestar apoyo a los equipos de formación territoriales o colaborar con otras instituciones.

Este sistema de adoctrinamiento ha resultado ser muy eficaz electoralmente, siquiera desde una perspectiva moral sea reprobable in integrum, habida cuenta el retorcimiento de la historia y el subjetivismo de la realidad que ello comporta. Pero ha sido el instrumento valioso con el que la cúpula socialista ha domesticado a su fiel militancia en los últimos años, merced a una agitación constante. El plan de instrucción se asemeja a los cursillos que reciben el personal de las grandes compañías, con la finalidad de preparar bien a sus ejecutivos o comerciales; si bien, por su contenido ideológico, debiera compararse con las academias estrictas de partidos totalitarios, como fueron el caso de la Universidad Comunista Sverdlov, la Universidad Comunista de los Trabajadores del Este o la Escuela Internacional de Lenin; esta última fue una institución de la Internacional Comunista para preparar adecuadamente a los cuadros comunistas de los diversos países y que estaría operativa hasta la disolución de la III Internacional en 1943. A diferencia de lo que podía suceder con las academias nacionales ‘José Antonio’ e ‘Isabel la Católica’ de 1941, donde se instruían los futuros mandos del Frente de Juventudes, las academias comunistas no exigían una conducta intachable para acceder a la escuela de formación, observándose que antiguos terroristas, como el español Ramón Casanellas[34], podían convertirse en agentes internacionales del Komintern con categoría militar.

Conclusión

El actual partido socialista pontifica sobre nuestra Historia reciente, ignorando bastante de sus vicisitudes y falseando no pocas de las situaciones vividas, con el fin de mantener su tinglado particular; sirviéndose para ello de un sistema totalitario de adoctrinamiento y comunicación social, asaz tergiversador y repulsivo. El método referido pretende obtener rápidos rendimientos mediático-propagandísticos, mas lo rudimentario de los argumentos y la escasa altura moral de los voceros presagian a corto plazo un agravamiento de la polarización ideológica y la instauración de una tiranía de facto. De hecho, el uso torticero del mensaje, convirtiendo hasta los malvados en héroes, permite que se mire con nostalgia aquella época, años ha, cuando un novel gobierno de socialistas no impedía las reuniones pacíficas en recuerdo de figuras históricas ni perseguía a nadie por ello. Cosas veredes…

Por último, se cumple ahora el medio siglo del asesinato de aquel almirante franquista, presidente del Gobierno, que tanto hizo por algunos, incluso por el PSOE de los tiempos modernos. Circunstancia completamente olvidada por las terminales mediáticas del poder político.

20 de diciembre de 2023.

[1] Falange y Filosofía, UNIEUROP, 1976, Granollers, página 1.
[2] “Caso Flick, 1984”, véase Historia criminal del Partido Socialista, Javier García Isac, Editorial Actas, San Sebastián de los Reyes, p. 278; “Paseo por Venezuela-Tierra de nadie”, Público, Juan Carlos Escudier, (31.05.2016), Madrid, httpss://blogs.publico.es>
[3] Convulsiones de España, tomo II, 1967, México, D. F., pp. 224 y 225.
[4] Consúltese 18 de Julio de 1936; entre el Mito y la Realidad, SND Editores, 2023, Fuenlabrada, páginas 193.
[5] Consúltese Víctimas del Odio; la Memoria Silenciada 1936-1939, Ediciones Esparta, Madrid, 2021, páginas 225.
[6] Oficialmente denominada “Comité Provincial de Investigación Pública”.
[7] “Tengo la documentación de una propuesta de Muñoz Alonso, que era uno de los mandos sindicales con Solís, que era ministro secretario general del Movimiento y delegado de Sindicatos, por la que se producen una serie de conversaciones entre los sindicatos: Muñoz Alonso, Emilio Romero y algunos otros dirigentes en diálogo con la UGT y con la CNT del interior, que eran clandestinas. Se reunieron y alcanzaron un acuerdo: en las elecciones sindicales que se producen salen elegidos una serie de procuradores sindicales procedentes de la UGT y de la CNT, subsumidos dentro del sindicalismo porque incluso ellos encontraban en esa representación sindical una vía de representación y participación en la elaboración de la legislación, en la creación de leyes de un estado jurídico que permita y consolide las avances justos de los trabajadores dentro del mundo de la organización económico-social”. Entrevista a Antonio Gibello, por Gustavo Morales, en Actualidad FNFF, (28.11.2011); https://www.fnff.es>
[8] Historia política de las dos Españas, Editora Nacional, tomo IV,1976, Madrid, pp. 1920 y 1921.
[9] Hasta siete banderas de 1ª línea se organizaron en la provincia. Ver Payne, S. G. (1986), Los militares y la política en la España contemporánea, Sarpe, Madrid, pp. 489 y 490.
[10] “Gloria a la memoria de Mola”, ABC, Sevilla, (07.07,1938), p. 8.
[11] “Ocultamientos y falsificaciones”, Ismael Medina, 22-06-2007, archivo personal; http://desdeelparedo.blogspot.com.es>
[12] Fuerza Nueva, (27.05.1978), Madrid, p. 7.
[13] “Nos acusan de tener muchos franquistas en nuestro partido. No lo sé, pero de lo que estoy seguro es de que no hay «franquistas» como el señor Barrionuevo, ministro del Interior, que fue secretario de Ortí Bordás en la época en que dirigía el SEU, o como el propio presidente del Gobierno, Felipe González, que fue jefe de centuria del Frente de Juventudes”, El País, Madrid (03.04.1983); https://elpais.com>
[14] “Finalizó el XXVII Congreso del PSOE”, Arriba, Madrid, (09.12.1976), p. 13.
[15] Selección de líderes y candidatos a la Presidencia del Gobierno (1976-2016), “El jardín secreto del PSOE”, tesis doctoral de Ernesto M. Pascual Bueno, 2016, Universitat Autònoma de Barcelona, p. 42.
[16] Servicio Central de Documentación (SECED), operativo entre 1972 y 1977, tras la disolución del OCN (Organización Contrasubversiva Nacional) de 1968.
[17] Ismael Medina Cruz (1923-2011) desarrolló su labor periodística en los siguientes medios: agencia Mencheta, Patria, El Español, Gaceta Literaria, Juventud, Arriba, Radio Nacional de España, TVE, El Alcázar… Fue corresponsal en Roma desde 1966 a 1970, enviado espacial a Grecia, Guinea Ecuatorial y el Sáhara español, así como subdirector de la agencia EFE.
[18] “El esquema de partidos para el postfranquismo diseñado en tiempos de Carrero Blanco se ahormaba, como ya expliqué, sobre dos grandes partidos, uno de corte gaullista, es decir, neofranquista, y otro socialista del interior de corte socialdemócrata, a los que darían crédito democrático Fuerza Nueva, por la derecha, y alguna minoría pseudomarxista, como la de Tierno Galván, por la izquierda”. “Golpismo continuado, I, II, III” Ismael Medina, vistazoalaprensa, 19-09-2008, archivo personal.
[19] “Después hablamos de las actividades de la CIA en el mundo occidental y especialmente en relación con España (…) Su obsesión es conseguir que nuestro Estado tolere primero y legalice después la acción de dos partidos, uno de carácter socialista y otro democrático, que deberán tener su expresión en dualidad similar en el campo universitario y en el sindical. Para conseguirlo no vacilarán en financiar sistemáticamente a grupos de activistas (…) Por ahora no se proponen como objetivo derribar el Estado sino importunarlo, preocuparlo, no dejarle en paz para que se arranque al Partido el compromiso de una coexistencia entre lo legal e ilegal, con aspiraciones de suceder al régimen una vez desaparezcas (…) La CIA cree que con estas actividades cumple el deber de prever el futuro, pues de lo contrario al régimen débil sucedería el caos, y a éste el comunismo”. Información suministrada a Franco por su primo, el teniente general Franco Salgado-Araujo, en mayo de 1967; Mis conversaciones privadas con Franco, Planeta, 1976, Barcelona, p. 507
[20] “Golpismo continuado, I, II, III” Ismael Medina, vistazoalaprensa, 19-09-2008, archivo personal.
[21] “Antecedentes de la Reforma, las élites militares favorables a la reforma (1953-1976)”, en El regreso a los cuarteles; militares y cambio político en España (1976-1981). Tesis doctoral de Carlos Barrachina Lisón, 2002, RESDAL; fuente: https://www.resdal.org>
[22] “Juan María de Peñaranda: todos los secretos se acaban conociendo”, https://www.larazon.es; (12.03.2012).
[23] Felipe González, cabecilla del llamado «socialismo del interior», creado por el SECED a instancias de Carrero Blanco, para disponer de un PSOE doméstico frente al histórico en el exilio… “La acción institucional del 23 de febrero de 1981”, por Ismael Medina, publicado en la web vistazoalaprensa, archivo personal.
[24] Comunicación militar inédita, año 2023. Por su parte, el general Manuel Fernández-Monzón desveló que en Suresnes había casi más militares españoles que socialistas de igual nacionalidad… Entrevista a Alfredo Grimaldos por Alex García, en relación con su monografía “La CIA en España”, grabación de ivoox, (08.08.2011).
[25] Felipe González, mismamente, había recibido una beca demócrata-cristiana de la Fundación Adenauer para viajar a la República Federal de Alemania. “Ocultamientos y falsificaciones”, Ismael Medina, 22-06-2007, archivo personal; http://desdeelparedon.blogspot.com.es>
[26] Comunicación personal del comisario de Policía Benedicto Laso Rodríguez, años 2004-2010. Refiere el periodista Ismael Medina que cuando González fue detenido en Sevilla por primera vez, la comisaría recibió orden de su inmediata puesta en libertad (“Ocultamientos y falsificaciones”, 22-06-2007, archivo personal; http://desdeelparedon.blogspot.com.es).
[27] Falange y Socialismo, Dopesa, 1973, Barcelona, 366 páginas.
[28] “Ocultamientos y falsificaciones”, Ismael Medina, 22-06-2007, archivo personal; http://desdeelparedo.blogspot.com.es>
[29] Narbona González, Francisco; Diccionario Biográfico, Real Academia de la Historia.
[30] Selección de líderes y candidatos a la Presidencia del Gobierno (1976-2016), “El jardín secreto del PSOE”, tesis doctoral…, p. 51.
[31] “El secuestro del Partido Socialista por el felipismo” La Nueva España, Gijón, (04.04.2005).
[32] “Argumentarios actualidad”; https://www.psoe.es>
[33] “Ya están disponibles las nuevas páginas Web de los Institutos Jaime Vera y Ramón Rubial de la Fundación IDEAS”; https://www.psoe.es>
[34] En 1921, participó en el asesinato de Eduardo Dato, presidente del Consejo de ministros.

14 respuestas a «Las mentiras del sanchismo y la Falange»

  1. Que violenta la calma con la que los empachados nos dicen que agradezcamos las migajas, que la gracia del espíritu esté presente cuando se termine la calma para los hombres que la merecen.

    Saludos cordiales

  2. LA FALANGE era, y es, un movimiento que amaba a España, la religión católica, y nuestras tradicion es y cultura.
    EL SANCHISMO son una banda de traidores, ladrones y corruptos.
    Así de claro.

    1. El socialismo español es, y ha sido siempre, una organización mafiosa de ladrones, asesinos, psicópatas y traidores cuyo único objetivo es enriquecerse a costa de arruinar al Pueblo y someter o aniquilar toda resistencia a su credo totalitario y criminal. Sus dirigentes son arribistas y oportunistas sin escrúpulos procedentes muchos de ellos de las capas altas de la sociedad y del régimen franquista, ya se encargan de ocultarlo, disfrazarlo o tergiversarlo para engañar a los borregos descerebrados, ignorantes y adoctrinados de cuyos votos se nutren para arruinar y destruir España.

  3. Lo que sigue, sí es la Historia de la Falange andaluza. Completamente olvidada y ninguneada.
    Los que lucharon como voluntarios en primera línea; auténticos héroes y caballeros de la guerra civil.
    Sin ninguna duda.
    Fuente: Confederación Nacional de Excombatientes.

    SEVILLA
    1ª Bandera de Falange: 3200 alistados, 25 muertos y 210 heridos.
    2ª Bandera de Falange: 4000 alistados, 81 muertos y 315 heridos.
    3ª Bandera de Falange: 3450 alistados, 75 muertos y 360 heridos.
    4ª Bandera de Falange: 4300 alistados, 183 muertos y 681 heridos.
    5ª Bandera de Falange: 3600 alistados, 59 muertos y 304 heridos.
    6ª Bandera de Falange: 2750 alistados, 17 muertos y 45 heridos.

    CÓRDOBA
    1ª Bandera de Falange: 1750 alistados, 192 muertos y 382 heridos.
    2ª Bandera de Falange: 850 alistados, 30 muertos y 119 heridos.
    3ª Bandera de Falange: 1120 alistados, 50 muertos y 220 heridos.
    4ª Bandera de Falange: 2100 alistados, 290 muertos y 395 heridos.
    5ª Bandera de Falange: 1450 alistados, 2 muertos.

    GRANADA
    1ª Bandera de Falange: 2000 alistados, 56 muertos y 70 heridos.
    2ª Bandera de Falange: 1900 alistados, 42 muertos y 70 heridos.
    3ª Bandera de Falange: 2100 alistados, 22 muertos y 31 heridos.
    4ª Bandera de Falange: 1800 alistados, 6 muertos y 17 heridos.
    5ª Bandera de Falange: 2000 alistados, 40 muertos y 52 heridos.
    6ª Bandera de Falange: 2000 alistados, 29 muertos y 41 heridos.

    HUELVA
    1ª Bandera de Falange: 763 alistados, 9 muertos y 27 heridos.
    2ª Bandera de Falange: 698 alistados, 30 muertos y 93 heridos.
    3ª Bandera de Falange: 668 alistados, 66 muertos y 52 heridos.
    4ª Bandera de Falange: 640 alistados, 5 muertos y 23 heridos.
    Bandera “Virgen de la Cabeza”: 916 alistados, 12 muertos.
    Tercio de Requeté “Virgen del Rocío”: 801 alistados, 47 muertos y 142 heridos.

    MÁLAGA
    1ª Bandera de Falange: 809 alistados, 47 muertos y 130 heridos.
    2ª Bandera de Falange: 755 alistados, 18 muertos y 33 heridos.
    3ª Bandera de Falange: 761 alistados, 20 muertos y 42 heridos.

  4. Y ahora las legendarias unidades de voluntarios de Cádiz, Badajoz y Cáceres. –

    CÁDIZ
    1ª Bandera de Falange: 3212 alistados, 193 muertos y 389 heridos.
    2ª Bandera de Falange: 2500 alistados, 19 muertos y 8 heridos.
    3ª Bandera de Falange: 3100 alistados, 123 muertos y 385 heridos.
    4ª Bandera de Falange: 3500 alistados, 91 muertos y 372 heridos.

    BADAJOZ
    1ª Bandera de Falange: 1384 alistados, 24 muertos y 103 heridos.
    2ª Bandera de Falange: 1374 alistados, 18 muertos y 97 heridos.
    3ª Bandera de Falange: 1202 alistados, 48 muertos y 236 heridos.
    4ª Bandera de Falange: 1342 alistados, 6 muertos y 59 heridos.
    5ª Bandera de Falange: 1250 alistados, 20 muertos y 167 heridos.

    CÁCERES
    1ª Bandera de Falange: 2500 alistados, 234 muertos y 726 heridos.
    2ª Bandera de Falange: 1500 alistados, 19 muertos y 69 heridos.
    3ª Bandera de Falange: 1300 alistados, 45 muertos y 143 heridos.
    4ª Bandera de Falange: 1700 alistados, 55 muertos y 180 heridos.
    5ª Bandera de Falange: 1000 alistados, 112 muertos y 348 heridos

    Todas estas unidades de miles de voluntarios, que conformaron el meritorio Ejército del Sur (capitaneado por el Excmo. general Queipo de Llano), hoy son ninguneadas y maldecidas por aquellos a quienes estos excelentes combatientes defendieron con su sangre. Lamentable.

  5. Me faltan algunas unidades de voluntarios, sobre todo del heroico Requeté andaluz, así como mencionar la 7ª Bandera de Falange de Sevilla, con 3700 alistados, 43 muertos y 259 heridos.
    Del Sur, también hay que recordar la insigne Bandera de Falange de Marruecos, con 3864 alistados, 252 muertos y 965 heridos; así como las banderas de Falange de Canarias, de Las Palmas y de Tenerife, sin olvidar las centurias de Guinea y Sáhara español, totalizando aproximadamente unos cinco mil voluntarios.

    Saludos cordiales.

  6. Con esta gentuza que nos desgobierna, las cosas nunca son lo que parecen. Siempre son mucho más que retorcidos.
    Decir que Carrero ayudo al socialismo de Felipe González es para partirse de la risa. El tal Saavedra sería como los cuatro socialistas antiguos desplazados por el socialismo nuevo financiado desde Alemania por la CIA/USA vía Alemania/Billy Brand. El «amigo americano», como siempre prometiendo la solución (trampa) para combatir a la izda; en este caso la trampa para Carrero/Franco/España para acabar con el socialismo en el exilio, creando uno nuevo «inofensivo», manejable, al efecto. El anzuelo estaba echado; el nuevo iba a ser mucho peor (lacayos vía directa del anglo sionismo nazi) como ha quedado más que demostrado; y suma y sigue. Según esa teoría (que podría interpretarse malintencionada respecto al almirante y Presidente del Gobierno), Carrero ayudo… a los que le liquidaron (encima); y efectivamente lo haría, pero sin él saberlo, pues creía estar destruyendo el socialismo real del exilio (incipiente amenaza con Franco en sus últimos tiempos) con otro creado al efecto por capital (anglosionista Rockefeller) que solo podía provenir de liberalismo USA de dchas; los presuntos amigos de siempre, la otra antítesis oculta de los amos.
    El régimen de Franco y su media España se previno contra la antítesis revolucionaria, pero fue engañado y destruido por la otra, en la que confió (y porque, fijo, que le pusieron entre la espada y la pared varias veces de modo que tuviera que confiar si o si) que sirve al mismo titiritero/mal.
    Toda la conspiración relativa a la España de la Transición tenía un cerebro único que es el mismo que nos lleva el NOS/M desde hace siglos.
    Con Franco anciano, esto ya era un asilo de lacayos masones. A través de las Universidades sobre todo, los hijos de los ganadores fueron » trabajados » a base de bien en las aulas, con rectores tipo Carrillo hijo. Fue un acierto perdonar, pero un error garrafal olvidar. Y en general es muy malo asociar perdón con olvido… Así, se puso la educación en manos del enemigo oculto; cuando debería haberse mantenido fresco el ideario que movió esa respuesta, esa revolución de los españoles cristianos. De la universidad salió toda la escoria sembradora de escoria Ferrer y Guardia/masona progre.
    No es de extrañar la abundante cosecha de cizaña, sembradora de cizaña. Incluso y especialmente entre los familiares vinculados al Régimen, por su cercanía al poder.

    Manuel Guerra Gómez: «Masonería, religión y política. Los Protocolos III»; Cap.XVI-8. La masonería y los partidos políticos españoles del siglo XXI. El partido socialista:
    «El partido de la masonería», es el título de uno de los capítulos del libro «Los amos del PSOE, informe confidencial», de M. Bonilla Sauras. En él pueden verse nombres, escisiones, la protección de la socialdemocracia extranjera al grupo de Felipe González. En 1972-73, se produjo el enfrentamiento entre los socialistas españoles exiliados, liderados por el masón R. Llopis; y los socialistas residentes en España (González, Guerra, N.Redondo, E.Mugica, etc). La (masónica) Internacional Socialista homologó a los de Felipe González respaldados por el Club anglosionista Bilderberg (al que fue invitado posteriormente); apartando a Llopis. Dicha decisión se consolidó con la financiación del anglosionismo a través de la socialdemocracia de Willy Brandt.

    De la pág. 270: Dicen que no hay peor cuña que la de la misma madera. La Internacional Socialista haría cuña para reventar a la URSS (evolucionando al progresismo/comunismo chino). Se formarían después la Comisión Palme (masón del Bilderberg) y la Comisión del masón W.Brandt… todos los miembros más importantes de estas dos comisiones son de (organizaciones supranacionales anglo sionistas para el gobierno mundial): Pilgrim´s Society, BilderbergClub y la Trilateral; de las que el PSOE es deudor.

    De la pág. 277: Felipe González asistió al impenetrable Bilderberg en 1989. Fue invitado antes, en el 76 celebrado en Inglaterra. Pero lo reusó en esta ocasión, por lo que le sustituyó Fraga. El nuevo PSOE destruyó al tradicional del exilio. En la reunión de septiembre de 1975, dos meses antes de la muerte de Franco (que claro tenían lo de la muerte, ¿no?), se trató: La necesidad en España de un grupo nuevo para tomar el poder tras Franco.

    Buhigas, «Los Protocolos, memoria histórica»; Cap. VIII 5. el Fraude de la Transición pág. 170: La democracia en España ha sido tomada por un núcleo de poder surgido tras la muerte de Franco: con J.Carlos I como (engañabobos popular) garante institucional; Felipe González en el poder y J.Polanco en el control mediático/ideológico; y los dos últimos sometiendo la judicatura (El negocio liberal, J.Cacho). Así fue aparentemente: Polanco, infiltrado en el Régimen con Franco, se hizo socialista y murió millonario. Felipe, infiltrado en el Régimen de Franco, se hizo socialista y vive millonario. Juan Carlos, infiltrado en el Régimen de Franco, de izquierdas, ha acumulado una fortuna inédita en la corona española. Todos ellos, lacayos masones serviles al anglosionismo Rothschild y cia.

    Muchos testimonios indican los manejos de Juan Carlos para incluir en la Constitución y en muchos aspectos de la nueva democracia, pautas que sentaran las bases para la ofensiva (NOS/M) que ahora padecemos. En ellos destaca el invento (timo) autonómico, que solo deseaban unas minorías masónicas; cáncer para España. La legalización de la Ikurriña antes de existir la autonomía de las provincias vascongadas. El apresurado retorno del masón Tarradellas; condicionando la futura Constitución con el reconocimiento histórico de tan criminal institución; y hurtándole al pueblo español su opinión. El lacayo masón se rodeó así mismo de reconocidos masones. A nadie se le escapa que el anagrama ERC, su partido político, es el triángulo masónico con las cuatro barras y la estrella de cinco puntas.
    Se silencia que Tarradellas en el 37 como Consejero de Economía de la Generalidad, colectivizó ilegalmente 500 fábricas, de cuyo beneficio obtendría un exilio desahogado. Así mismo, se dedicó a depurar como Consejero de Cultura de la Generalidad, a los docentes que no se sometieran a su ideario de adoctrinamiento.

    Carrero fue un español y un patriota, envuelto en un mar de conspiradores interiores (A.Navarro, Fraga, Mellado, etc) y exteriores (Kissinger: judío marrano, masón, director de la Fundación Rockefeller, miembro permanente del Pilgrim, del Bilderberg, de la Trilateral, del Bohemian, destructor del Libano cristiano, premio novel de la paz). El último muro de contención frente a la basura que hoy nos asfixia. Fraga (que por cierto, fue el último que habló con Kissinger en la embajada USA la noche anterior al asesinato de su Presidente) y demás, fueron tan, sino más, culpables y vendidos como Felipe y demás.
    Fraga, inductor del separatismo (como Feijo) del Grupo Forja, masónico, de los Servicios Secretos españoles extramilitares, vinculado al anglosionismo. La infiltración tecnocrático masona en el Franquismo, llevaría el regionalismo hacia el radicalismo separatista.

    Pág. 174 A la sensibilidad falangista (o a una parte de ella) se la hizo derivar (el engaño citado al principio) hacia el nuevo PSOE felipista (como el antecedente el infiltrado/adoctrinado Felipe era azul, se pensaba que era una buena estrategia para terminar con el socialismo en el exilio inventarse este nuevo socialismo azul… la trampa anglosionista). Esto ocurrió tras el golpe del Congreso de Suresnes en el 74; (acabando efectivamente con los socialistas de Llopis, pero resultó que el PSOE era el germen del desastre; mucho peor que el destruido… o sea, los buenos, le hicieron el trabajo sucio a los amos y metieron el enemigo, el cachorro Rothschild, en casa).
    El nuevo estaba en manos de hijos o protegidos de franquistas; pero (adoctrinados en las universidades) no eran sino, lacayos del anglosionismo.
    La sensibilidad tradicionalista monárquica (o una parte de ella) fue desviada/etiqueta financiada, hacia el centrismo autonomista suarista (es decir, mediante los medios y su machaqueo se fue etiquetando a todo el mundo asociándolo a sus intereses).
    Se etiquetó como peligrosos y antisociales a aquellos que no asumían las nuevas premisas impuestas sin consultar al pueblo, como Fuerza Nueva.
    Al tiempo se situaba en todos los puestos clave a los agente masones serviles al anglosionismo.

    Franco lloró por Carrero porque en su vejez sabía e intuía la trampa/conspiración de que fue víctima mediante engaño de los próximos.

    Sugerir que Carrero se trajo a Felipe y su PSOE malintencionadamente, sabiendo lo hoy sabemos de él, es a su vez malintencionado y un calumnia digna de masones. Carrero dio su vida por evitar los que nos trajo Felipe de mano de los amos. Era la última barrera y la echaron abajo violentamente, como suelen, los que hoy nos matan y arruinan con la Agenda del NOS/M, mediante sus partidos farsa PSOE y PP, entre otros.

  7. SUBVERSIÓN IDEOLÓGICA CON LAS PUERTAS ABIERTAS DESDE LOS AÑOS 60

    La Movida madrileña fue un movimiento contracultural surgido en Madrid durante los primeros años de la Transición de la España posfranquista, que se extendió a otras provincias con el nombre genérico de la Movida, hasta su finalización a mediados de la década de 1980. La noche madrileña siempre fue muy activa; su primer cronista fue a principios de siglo Ramón Gómez de la Serna, un devoto de El Rastro y de lo kitsch; existía desde siempre un interés inusual en las llamadas «culturas alternativas» o underground. Todo ello había estado germinando desde los movimientos culturales juveniles que anteriormente, a través del boom turístico, habían llegado del resto de Europa en los 60 y 70 y que, con el cambio de régimen, encontrarían ya un terreno abonado para desenvolverse completamente los intereses extranjeros en su colonización de España, hasta la tragedia que tenemos hoy día, la España irreconocible. Los dolores del parto que tiene España, los vamos a sentir a lo grande a partir del año que viene, un engendro nacerá de la subversión ideológica de todo este tiempo.

    Saludos cordiales

  8. Ni calumnias ni falsedades intencionadas, sino, simplemente, que cada palo aguante su vela. Y aquí el “palo” de verdad es esa sociedad irregular de lucro, que atiende ahora mismo al nombre de PSOE, creada artificialmente por los servicios militares de información. Y lo que se dice en artículo, totalmente documentado y hasta acreditado oralmente. Por favor, que no tire de más información…
    Ello no quiere decir que no esté de acuerdo con lo que dicen los anteriores comentaristas; pero que existió el SECED es indudable; que este fue creado por el almirante Carrero es incuestionable; que la participación de los socialistas felipistas en Surenes fue facilitada por el SECED, también; y que los militares de este servicio militar que más se relacionaron con los socialistas de Sevilla, a partir de 1972, preparando el cambio político, han terminado todos de generales y muy arriba, ídem…
    De Carrero se han dicho muchas cosas: si era antifalangista, si juancarlista, si monárquico, etc. Quizás. En realidad, Carrero era un militar apolítico, pero que estaba muy interesado en la profundización de los ideales del Movimiento; los cuales hasta los falangistas de entonces habían postergado en un lugar secundario, por citar un ejemplo conocido. Me refiero en dar cima a aquella aspiración revolucionaria de José Antonio, en el sentido de configurar la empresa mercantil como una comunidad efectiva de capital y trabajo. Nuestro Carrero pensaba así en los años cincuenta; y esos ideales no fueron olvidados en los años sucesivos, como lo demuestra que, sobre esa aspiración de empresa comunitaria y verdaderamente revolucionaria, todavía se hablara en la prensa y en las Cortes durante los últimos años del franquismo.
    No obstante, permítanme que, necesariamente, hable sobre quién mató a Carrero. No lo puedo asegurar al cien por cien, pero los macarrillas de ETA, en absoluto, pues carecían de conocimiento técnicos y logísticos para efectuar una operación de tanto calado. Un artefacto militar de alta precisión, como fue aquel, solamente podía ser entendido y empleado correctamente por expertos militares, pertenecieran o no a los servicios de información. Se necesitaba tener altos conocimientos en artillería y armamento; cosa de la que carecían en aquel momento los etarras. Por lo demás, en un país extranjero, solo se mueven con desenvoltura los miembros y agentes de una embajada amiga o neutral; y para dicha operación se requería moverse con bastante facilidad por el país. En el Madrid de 1973, sólo había tres embajadas establecidas que reunieran tales condiciones, siendo, por lo demás, tres potencias militares con capacidad de realizar esta operación militar con éxito: USA, Reino Unido y Francia. Y solamente una de ellas tenía acuartelamientos militares independientes de la soberanía española; y, curiosamente, a escasos kilómetros del barrio madrileño de Salamanca.
    Sabemos también que días antes del atentado llegó a la base norteamericana de Torrejón, vía aérea, varios artefactos explosivos de gran potencia, procedentes de Fort Bliss (Texas), saliendo seguidamente parte de estas bombas de la base de Torrejón por vía terrestre… perdiéndoles la pista a partir de entonces. Esto ya se sabía desde 1979, cuando el agente secreto Alcázar de Velasco lo desvelara en un libro editado por Plaza & Janés. Actualmente, los estudios del coronel Ibáñez Inglés y del coronel Manrique aún lo ponen más claro, de tal guisa que tendrá que ser la agencia norteamericana de marras la que nos demuestre de forma convincente que no fueron ellos. Hasta ahora no ha dicho ni pío.
    Y que nadie se confunda cegado por sentimentalismos: el artículo es un recuerdo de la figura del almirante don Luis Carrero Blanco, un marino de los pies a la cabeza. No en vano, mi familia estuvo en Santoña, en un día lluvioso de la primavera de 1978, en la inauguración del monumento en honor del almirante, que había sido olvidado lamentablemente por las nuevas autoridades. Allí estaban Blas Piñar y miles de sus seguidores.

  9. El germen de ETA fue creado en el Castillo hacienda Rothschild en el sur de Francia por el ejercito USA con material de este país: Se les formó, entre otras muchas cosas, en el uso de explosivos. Recibían paga y saludaban a la bandera USA. El objetivo inicial era ir contra España, al comenzar la guerra fría se abandonó, y se disolvió con el nuevo presidente USA, pero el germen ya estaba creado y a la espera. Con esos se captaron los primeros grupos armados (Buhigas)
    Siempre estuvo(y está) detrás de ETA(y de los separatismos en general) el anglo sionismo nazi tras la máscara de USA. La ETA fueron los tontos útiles de turno a los amos de la granja.

  10. Que ETA fuera creada por la CIA, pues hasta Alcázar de Velasco lo sostiene en ese libro de 1979, donde expone el documento sobre la posible responsabilidad de EE.UU. en el asesinato de Carrero. No se olvide que el PNV, tras la guerra civil, colaboró estrechamente con la OSS, antecedente de la CIA; y así puede consultarse en los archivos desclasificados de la misma.
    Pero la elaboración de un artefacto explosivo, tan sofisticado como el de 1973, que eleva bastante metros un Dodge 3700 en horizontal, prácticamente como si fuera un cohete espacial o un Harrier; y por encima de los tejados de la calle Claudio Coello, eso, como digo, ni los Argala ni demás macarrillas separatistas, podían hacerlo. Imposible. Para matar por la espalda a pacíficos guardias civiles y poner una bomba rudimentaria en los bajos de un coche, vale; pero para poco más; y menos, en diciembre de 1973.
    Y que la CIA metía el hocico en muchas cosas en la España de entonces, financiando incluso actividades de izquierda, tampoco puede discutirse cuando en esa conversación privada de 1967, entre el general Franco Salgado-Araujo y su primo, en el Pardo, el primero le dice al generalísimo, lo siguiente: “(…) Para conseguirlo no vacilarán en financiar sistemáticamente a grupos de activistas (que han creado la ASO y la FUDE) (…) la CIA con toda tranquilidad, a la luz del día, financiando las huelgas de Asturias o los tumultos de Madrid y Barcelona”… Contestando Franco lo que sigue: “El gobierno está bien informado de estas actividades que sigue de cerca…”
    Saludos cordiales.-

  11. La CIA se llamó al principio OSS efectivamente, y fue creada por el anglosionismo marrano, más concretamente por el Rockefeller de turno. El ejército, la CIA, el FBI y cualquier otra organización en USA está, en último término, a las órdenes de los que controlan la Reserva Federal y la banca mundial. El mundo entero ya es suyo, solo les queda que los pueblos lo acepten, cosa complicada, pues supone su esclavitud con apariencia de comunismo. Pero es tal la trama creada (desde hace mucho más de lo que la mayoría de la gente cree), que parece imposible que pueda evitarse. Ya están hablando de la próxima plandemia a corto plazo, esta vez con los estados vendidos a la OMS. La Agenda consiste en los plazos para avanzar en su plan/conspiración.
    Creo que España fue el último estado (de los importantes) realmente independiente; y para colmo, cristiano. Y Carrero fue, posiblemente, el último obstáculo importante (porque representaba dirigía un país importante históricamente) del NOS/M.

    La CIA es una organización jerárquica, y como tal, lo que viene de «más arriba», «va a misa». Este tipo de organizaciones desde fuera y los masones de izdas y dchas desde dentro, hacen que las cosas «pasen», si o si; a veces pasan sin ruido, a veces mejor disimuladas, y a veces a trancas y barrancas burdamente, como lo de Atocha. Cuando no consiguen llevar a cabo sus ordenes a base de presiones sobre sujetos, entidades, naciones o grupos de ellas, se recurre al atentado. O a una combinación de todo ello.
    Felices fiestas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad