Las vacunas COVID-19 del aborto

El gobierno de España, junto con otros gobiernos de todo el mundo, está realizando un despliegue histórico de vacunas contra el Covid-19. En esta carrera frenética para vacunar a la mayor parte de la población, hay varias vacunas disponibles en España ( https://archive.is/whpYg ). Pero observamos con pesar que éstas involucran el uso de líneas celulares fetales obtenidas a partir de partes de bebés abortados, cosa que no se advierte a las personas ni mucho menos es denunciado por los medios de comunicación de masas.

Por eso creemos que se debería dar a los ciudadanos una información transparente y veraz al respecto así como alternativas éticas y con garantías reales sobre las vacunas Covid-19 que se ofrecen actualmente en España.

Esto es especialmente problemático ya que la matanza y posterior extracción legalizada de órganos a bebés abortados sigue cometiéndose actualmente en todo el mundo. En 2015, se “obtuvieron” nueve bebés abortados para la creación de una nueva línea celular fetal, la WALVAX-2. Los embriones humanos y el tejido fetal se vienen utilizando con frecuencia hoy en día para fines de investigación médica y diversas vacunas (no sólo las que se elaboran contra el Covid-19) aquí y en todo el mundo.

Consideramos que esta práctica es brutal y moralmente inaceptable; creemos que los ciudadanos tienen derecho a disponer de una información veraz y a vacunas que ofrezcan garantías reales y que no se hayan desarrollado utilizando líneas celulares de bebés abortados.

El uso de estas líneas celulares no son el único medio para poder producir vacunas eficaces contra el coronavirus, por lo que estamos siendo especialmente agredidos por ese contacto innecesario con material ética y profundamente problemático agravado por la ausencia de un consentimiento informado adecuado.

Además vemos preocupante cómo Bill Gates, una de las personas de más influencia y poder en el mundo, también profundamente partidaria del negocio del aborto y del control poblacional, ha estado años mostrando sus intenciones y movimientos en favor de la reducción de la población mundial utilizando … ¡vacunas!. En ese sentido desconocemos en qué medida estas nuevas vacunas que se han puesto a la disponibilidad del gran público mucho más rápido de lo normal y sin la confianza que ofrece el seguir los plazos normales de comercialización de una vacuna, pueden estar siendo usadas para estos propósitos al margen del conocimiento público.

Pero gracias al prestigioso instituto Charlotte Lozier, al menos podemos disponer de un listado de vacunas contra el Covid-19 acompañado de una valiosa información al respecto de qué vacunas se han elaborado utilizando líneas celulares de bebés abortados y cuáles no.

Para un listado más completo y detallado haga clic aquí.

 

Rogamos de toda la difusión posible para ayudar a otras personas.

Gracias.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad