Las viejas glorias del PSOE no pueden seguir callando

 Las imágenes que se filtran de Cuba muestran la feroz represión contra el pueblo. No hay datos de muertos ni de torturas ni de detenidos porque es un régimen dictatorial que da a elegir al pueblo entre socialismo o muerte. Por ello cuando, como ahora el pueblo dice “no al socialismo” sólo le ofrece la muerte como alternativo al estilo de lo que intentó Ceaucescu.

La situación es tan brutal después de 62 años de dictadura del proletariado que extraña el silencio de las viejas glorias del PSOE. ¿Qué esperan Felipe González, Joaquín Leguina, Nicolas Redondo, y demás para decir que condenan todo ello y que discrepan de la pasividad de Sánchez?  Recordemos que Felipe, en 1979, justo 100 años después de la fundación del PSOE (marxista) por Pablo Iglesias, le echó un órdago al partido: “o se elimina el marxismo del ideario o me voy”. Como no se le acepto dimitió, lo que dio lugar a que el PSOE que no quería perderlo, convocara un Congreso Extraordinario y renunciara al marxismo, que quedó apenas como un elemento residual en el ideario del partido. El resultado fue que Felipe volvió y con su carisma, y ante los errores de Suárez, logró, tres años después, ser presidente de España, cargo en el que se mantuvo durante catorce años.

Por tanto, ahora, el PSOE no tiene que renunciar al ideario marxista porque ya quedó fuera del partido, pero le queda lo más importante “obras son amores y no buenas razones”. Dado que al partido dirigido por Sánchez ni está ni se le espera en la critica a la dictadura cubana, les toca a las viejas glorias mover ficha o hundirse definitivamente con el Titanic del socialismo marxista. Cuba nos da un ejemplo muy cercano porque hablan español, porque la familia que encabeza la dictadura es de origen gallego y porque el “hasta siempre comandante” romántico y la gorra del Che nos han acompañado durante demasiado tiempo.

Para un español hoy no caben matices. O apoya la lucha por la libertad o está con la dictadura. Quien calla ante la terrible opresión que hay en Cuba carece de autoridad para hablar de justicia social. Pretender descalificar a VOX tildándolo de extrema derecha y guardar silencio ante los crímenes, que se están cometiendo contra el hermano pueblo cubano, no es otra cosa que demagogia. ¿Qué es el socialismo? Es lo que vemos en Cuba. Por ello Sánchez y el PSOE callan.  Zapatero carece igualmente de autoridad moral tras haber dado su apoyo al criminal dictador Maduro. Si Felipe y las “viejas glorias” quieren demostrar que creen en un socialismo democrático no les queda otra alternativa que dar un paso al frente o callar para siempre.


4 respuestas a «Las viejas glorias del PSOE no pueden seguir callando»

  1. Viejas glorias la PSOE?? No olvidemos que estos pájaros son la causa de nuestros presentes males. Sin su ineptitud no hubieran llegado los ZP y los Cumfraude…

    1. no considero acertada esa descalificación, esa denominación hacia los líderes del PSOE a los que en el artículo se hace referencia. Podría decirse con acierto que gracias a Felipe González no entró de forma clara y contundente el marxismo en España en la época en que gobernó. Acaso no habría conseguido el PSOE llegar al gobierno tras la época de UCD y los demás partidos que había entonces?…, pienso que lo hubiera logrado igual, antes o después. Y lo que hubiera supuesto que lo hiciera con una ideología marxista?…, pensemos en ello…

      no me posiciono en el ideario socialista, pero hay que reconocer lo que se hace en política para ir eliminando lo que no vale, y lo que esa eliminación de errores y vías equivocadas aporta a la convivencia que vamos teniendo, y que de no haber sido así las consecuencias habrían sido mucho peores

      1. Disiento totalmente de su ingenua valoración. Pretender «salvar» la hipotética catadura moral de sujetos tan lamentables y oportunistas como Felipe González et alii -es decir la castuza socialista de los 80-, denota un total desconocimiento de las maniobras supranacionales que el Gran Capital proyectó contra España.¿Quién es peor, la serpiente o el huevo?

        1. respondo su última pregunta. No veo que se pueda atribuir maldad absoluta ya previamente juzgada a persona o colectivo alguno. Es tanto como pensar que se está entre las personas que se otorgan el bien o acierto absoluto (nova por usted, es solo un esquema). Los motivos por los que se está o estamos en uno u otro colectivo político tienen mucho de donde y en qué circunstancias nos ha tocado estar y relacionarnos. Si hay acierto o error en los planteamientos se debe más a lo heredado que a lo que traigamos cada uno personalmente. Lo más valorable es el posicionamiento y rectificación de lo erróneo que nos encontremos en el ámbito que nos toque. No existe un matiz moral diferenciador en persona alguna, todos llevamos dentro una misma cualidad, que está sanada en un determinado aspecto. Es una cuestión de grado que ni siquiera está al alcance humano juzgar. La defensa que he hecho en la respuesta anterior la mantengo, por ser acertada. Y no lo hago desde la ingenuidad, que no la hay, no más que el conocimiento de lo que ha sido historia comprobable por todos. Piénsese en 14 años de supuesto gobierno marxista tras la transición y llevado por un figura del nivel de quien gobernó. Eso no pasó porque él no quiso que eso pasara. Si nos otorgamos intención positiva en lo que nosotros plantemos, no prejuzguemos intención negativa en otros, necesariamente. La defensa de los intereses de España está más que demostrada en la persona que nombro en la anterior respuesta

          un saludo

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad