Ley de Memoria Democrática (La nueva Revolución de Octubre)

Con la aprobación hoy de la mal llamada “Ley de la Memoria Democrática” (BOE Nº 252 de 20/10/2022) y su entrada en vigor mañana, se he dinamitado la pretendida concordia de la Transición: supone sin duda una declaración de guerra, con la que el Frente Popular en el Gobierno pretende iniciar una nueva contienda civil que le permita volver a su punto de partida; el 14 de abril de 1931

Con la finalidad de recuperar aquella República que, proclamada fraudulentamente, fue precisamente el PSOE y sus socios del Frente Popular los que la hicieron inviable. Tratando primero de derrocarla mediante el golpe de estado de octubre de 1934 con el fin de convertir España en una Unión de Repúblicas Socialistas Ibéricas -remedo exacto de la entronizada en Rusia con la revolución bolchevique- y luego empujaron, de forma inexorable a la media España que pretendían condenar a muerte, a un Alzamiento Nacional que en legítima defensa conjuró el peligro.

Pues bien, esta nueva y abyecta ley, que pretende “perfeccionar” la infame Ley de Memoria Histórica -proveyéndola del instrumento punitivo que demanda su imposición- es una declaración formal de guerra. Una guerra, que como todas, se sabe como y cuando comienza. Pero no se puede vaticinar como y cuando terminará.

Pues de igual forma que el Frente Popular de 1936 pretendió forzar una guerra, en el convencimiento de que la ganarían, pero al ser “madrugado” por el Alzamiento Nacional perdieron, en esta nueva guerra civil que el actual Frente Popular inicia con esta inicua Ley de la Memoria Democrática no es posible predecir el resultado. Si alcanzarán finalmente  su soñado objetivo de proclamar, no una tercera república, sino la Segunda República que por sus yerros hicieron inviable. Pero también pudiera ser que el resultado de la abyecta Ley de la Memoria Democrática sea la definitiva sanación del cáncer que corroe España y cuya metástasis ha permanecido latente a lo largo de dos períodos de cuarenta años cada uno.

Como sobrino nieto de Narcisa Fernández Navarro de los Paños, a quien unos asesinos del PSOE hoy elevados a los altares laicos por este Gobierno del Frente Popular, mataron alevosamente a su marido Marcelino Valentín Gamazo -prócer de la República- y a sus tres hijos de 17, 19 y 20 años, que fueron asesinados en orden inverso a sus edades y en presencia del padre (al que en alarde de inaudita crueldad mataron en último lugar) me declaro públicamente proscrito por esta nefanda Ley.

Cap. Fernández Medrano, padre del autor del artículo, en la División Azul

Y declaro también que gracias a la victoria de Franco estoy vivo.

Pues mi padre se libró por sus agallas de correr la misma suerte que su tío y tres primos. Y de no ser por la victoria del Ejército Nacional hubiera sido también asesinado.

Una Ley cínica, sectaria, parcial y maniquea, hecha ex profeso a mayor gloria de los asesinos y de sus herederos ideológicos. Pero que supone un ENALTECIMIENTO DE LOS ASESINOS y una HUMILLACIÓN Y MENOSCABO DEL HONOR de los asesinados y sus familiares.

Por ello, utilizando el cinismo evacuado en el preámbulo de una ley, que agota todos los adjetivos calificativos denigrantes de la lengua española, vamos a utilizar  los propios términos empleados por ella donde se tiene la impudicia de consignar:

La historia no puede construirse desde el olvido y el silenciamiento de los vencidos

(A lo que sería preciso añadir, y con igual o mayor razón el silenciamiento de los asesinados por el Frente Popular)

El conocimiento de nuestro pasado reciente contribuye a asentar nuestra convivencia sobre bases más firmes, protegiéndonos de repetir los errores del pasado. La consolidación de nuestro ordenamiento constitucional nos permite hoy afrontar la verdad y la justicia sobre nuestro pasado. El olvido no es opción para la democracia.

Po eso la principal responsabilidad del Estado en el desarrollo de políticas de memoria democrática, es fomentar su vertiente reparadora, inclusiva y plural

Las políticas públicas de memoria democrática deben recoger y canalizar las aspiraciones de la sociedad civil, incentivar la participación ciudadana y la reflexión social y reparar y reconocer la dignidad de las víctimas de toda forma de violencia intolerante y fanática.

Se hace más que evidente, a lo largo de toda esta auténtica “ley del embudo” que el legislador piensa exclusivamente, y exclusivamente legisla, para “los suyos” Aunque estos no deban tener la consideración de “víctimas” sino de reos condenados a muerte y ejecutados en aplicación de la legislación vigente y tras el correspondiente juicio. Por su participación en horrendos crímenes como el cometido en la familia de Marcelino Valentín Gamazo y su mujer Narcisa Fernández Navarro de los Paños, en cuyo caso solamente uno de los catorce asesinos, milicianos socialistas, pagó con su vida el crimen cometido.

Pues bien, seguiremos las sabias recomendaciones a la Ley de Memoria Democrática, aunque en este caso será para aplicarlas sobre el Frente Popular y sus víctimas, no sobre el Franquismo; para cuyo “castigo” está exclusivamente promulgada la Ley sancionada de su Real mano por quien será su primera víctima.

Octubre 1936. Casa de Campo (Madrid) Milicianos frentepopulistas asesinando «fascistas»

En virtud de lo expuesto, la Asociación Nacional de Víctimas del Frente Popular, recientemente creada y aprobada, iniciará de acuerdo con sus estatutos la imprescindible tarea de investigar y divulgar las atrocidades cometidas por los ancestros del Frente Popular actualmente en el Gobierno. Conjunción rojo-separatista entonces como ahora, que han promulgado una ley con la que pretenden blanquear su negro pasado en una cínica transferencia de responsabilidades y culpas.

Veamos pues un somero resumen de los objetivos de esta Asociación que,  al recoger el guante de la declaración de guerra que supone la promulgación de una ley revanchista y cainita, espera lograr, mediante el restablecimiento de la verdad histórica, alzarse nuevamente con la victoria. En una contienda no deseada, que surge al haber roto la paz quienes nunca quisieron la reconciliación. Aunque ocultando su odio y rencor satánico -por ello  inextinguible- hicieran creer lo contrario.

Su máxima fue “lame la mano que no puedas morder” y ahora, sintiéndose lo suficientemente fuertes, muerden la mano que de forma tan generosa como imprudente se les tendió en la Transición.

Por ello, al haberse aprobado la nefanda “Ley de la Memoria Democrática”

Se hace más imprescindible aún potenciar la actividad de la

ASOCIACIÓN NACIONAL DE VÍCTIMAS DEL FRENTE POPULAR

De cuyos estatutos consignaremos el preámbulo y sus artículos uno, dos, tres y cuatro.

PREÁMBULO: JUSTIFICACIÓN DE SU NECESIDAD.

El espíritu de reconciliación y concordia, y de respeto al pluralismo y a la defensa pacifica de todas las ideas, que guió la Transición[1] ha sido burlado por la Ley 52/2007 de una Memoria Histórica, parcial, sectaria y  vocación cainita.

La reconciliación nacional ya había tenido lugar durante el Régimen de Franco. Como lo prueba el que a su muerte, los descendientes de los que habían provocado y perdido la Guerra Civil ocupaban puestos relevantes en todo los estamentos sociales. Culturales, económicos y políticos; sin ser discriminados por su ideología.

Esto había sido posible gracias al esfuerzo legislativo del Régimen y a sus iniciativas para fundamentar la concordia con un admirable espíritu de justicia social.

Sin embargo las fuerzas políticas que han promovido la ley 52/2007 nunca quisieron esa reconciliación, que con inaudito cinismo proclaman en su exposición de motivos.

No la quisieron y trataron de impedirla por todos los medios a su alcance. Pues si en los primeros tiempos de la Transición, alguien equivocadamente llegó a pensar en la sinceridad del espíritu de concordia, pronto se puso en evidencia que su falso deseo estaba motivado por el vil aforismo: lame la mano que no puedas morder. Y en cuanto se han creído suficientemente fuertes, han promulgado la Ley 52/2007 para a continuación, con su proyecto “Ley de La Memoria Democrática” morder la mano que de forma tan generosa como imprudente se les tendió.

Paracuellos del Jarama 1941

Por ello pretenden ahora, no sólo ocultar su responsabilidad histórica en la contienda civil, sino trasladar sus culpas a quienes se vieron obligados a defenderse por natural instinto de supervivencia.

Es la ahora, así, de que la democracia española y las nuevas generaciones vivas que hoy disfrutan de ella, conozcan la verdad de aquellos tristes sucesos. Recuperando para siempre la memoria de todos los que directamente padecieron las injusticias y violencias del Frente Popular por motivos políticos, ideológicos o de creencias religiosas en aquel doloroso periodo de nuestra historia reciente. Desde luego promoviendo la reparación moral a quienes fueron torturados y perdieron la vida.

Así pues esta Asociación de Víctimas sentará las bases para que los poderes públicos fomenten el conocimiento de las violencias cometidas por el Frente Popular. Y reconozcan el derecho individual a la memoria personal y familiar, proclamando el carácter radicalmente injusto de las detenciones, torturas y asesinatos cometidos por los gobiernos del Frente Popular. O por las organizaciones que lo sustentaban, con la anuencia o inhibición de dichos gobiernos.

Por ello, una de las misiones de esta Asociación de Víctimas del Frente Popular, será la de implementar y facilitar un procedimiento específico para obtener una declaración personal de contenido rehabilitador y reparador de las víctimas que pueda ser ejercida por sus familiares. Facilitando las administraciones públicas las tareas de localización, y en su caso de identificación, de los desaparecidos. Como una última prueba de respeto hacia ellos.

La asociación de Víctimas del Frente Popular también solicitará el reconocimiento singularizado para los voluntarios integrantes del CTV italiano, de la Legión Cóndor alemana, de los Viriatos portugueses y de todos aquellos otros contingentes que con su esfuerzo y sangre contribuyeron a una victoria que evitó la prosecución de las matanzas en la zona roja. Así como las que hubieran tenido lugar en el caso de haber resultado victoriosas las fuerzas del Frente Popular.

Todo ello con el fin de contribuir a cerrar heridas todavía abiertas en los españoles. Y dar satisfacción a los ciudadanos cuyos familiares sufrieron la tragedia de los gobiernos del Frente Popular. Con el pleno convencimiento de que en esta forma se profundiza en el espíritu de reencuentro y concordia de la Transición, evitando que se repitan las situaciones de intolerancia y violación sistemática de derechos humanos que fueron la causa del Alzamiento Nacional.

Esta Asociación Nacional reconoce y declara el carácter radicalmente injusto de todas las detenciones, torturas, asesinatos y latrocinios cometidos por las fuerzas políticas, sindicatos y organizaciones integrantes del Frente Popular. Así como iguales desafueros cometidos por las propias fuerzas gubernamentales.

Y en definitiva su vocación es que las nuevas generaciones de españoles, que están siendo intoxicadas con la memoria histórica falsa, parcial y sectaria que ha promovido y subvenciona la Ley 52/2007 conozcan la verdad. Que la guerra civil fue inevitable. Que la buscó y promovió el Frente Popular. Que la verdadera reconciliación nacional fue promovida generosamente por el bando vencedor. Y que los herederos ideológicos de aquel Frente Popular, responsable de la contienda, está sentando la base con sus leyes sectarias y la manipulación histórica, de un nuevo enfrentamiento entre españoles.

Es por ello, voluntad declarada de esta Asociación de Víctimas del Frente Popular, el contribuir a evitarlo.

CAPÍTULO I DENOMINACIÓN, FINES, DOMICILIO Y ÁMBITO: 

Artículo 1. Con la denominación de “ASOCIACIÓN NACIONAL DE VÍCTIMAS DEL FRENTE POPULAR” se constituye una ASOCIACIÓN al amparo de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, y normas complementarias, con personalidad jurídica y plena capacidad de obrar, careciendo de ánimo de lucro.

Artículo 2. El régimen de la Asociación se regirá por los presentes Estatutos y los acuerdos válidamente adoptados por su Asamblea General y órganos directivos, dentro de la esfera de su respectiva competencia. En lo no previsto se actuará conforme a lo establecido en las leyes vigentes mencionadas en el Artículo 1.

Artículo 3. Dicha asociación se constituye por tiempo indefinido y con vocación de implantación nacional.

Artículo 4. La Asociación, tiene como fines:

  1. A) Impulsar el estudio y difundir el conocimiento sobre las víctimas de la represión y el terrorismo provocados por los partidos, sindicatos, bandas y grupos terroristas socialistas, comunistas, anarquistas y separatistas (PSOE, UGT, PCE, POUM, ERC, CNT, FAI, Brigadas Internacionales, guerrillas comunistas del Maquis, ETA, FRAP, GRAPO, etc) durante la II República (1931-1939), la Guerra Civil Española (1936-1939), y en la España gobernada por el Generalísimo Franco (1936-1975). Es decir, todas aquellas personas que por motivos políticos o religiosos (odium fidei) fueron asesinadas, torturadas, heridas, secuestradas, robadas, extorsionadas, o lesionados sus derechos en cualquier forma.

En atentados perpetrados a lo largo de la II República por pistoleros marxistas, libertarios y nacionalistas.

Durante la insurrección armada organizada y ejecutada por el PSOE en octubre de 1934.

A manos del Gobierno del Frente Popular y sus brigadistas, sin juicio previo o por medio de juicios farsa, en las terribles checas de Madrid, Valencia y Barcelona, en los barcos-prisión radicados, en ciudades como Bilbao, Santander y Málaga o en los múltiples centros de internamiento y detención que existieron en la mayoría de las ciudades bajo el dominio del Frente Popular hasta su liberación por las tropas nacionales como fue el caso de Gijón Santander etc.

A) Como resultado de la acción armada del bandolerismo del “Maquis” infiltrado en España por el comunismo soviético.

B) Por el terrorismo marxista y separatista de ETA, FRAP y GRAPO, Exército Guerrilleiro, Terra Lliure, etc.

C) La exhumación e identificación de las víctimas de la guerra civil causadas por la represión comunista, socialista, separatista y anarquista

D) La búsqueda de los desaparecidos durante la represión del gobierno republicano del Frente Popular y de las organizaciones que lo compusieron y sostuvieron.

E) Reparar las injusticias infligidas a las víctimas causadas por la izquierda y el separatismo, mediante cualquiera de los medios permitidos por la ley.

F) Esclarecer los más de trescientos asesinatos a manos de la organización terrorista marxista separatista ETA, que siguen sin resolverse.

G) Investigar el incendio del hotel Corona de Aragón para determinar si fue un atentado de ETA.

H) Servir de plataforma de encuentro e información entre investigadores, organismos y entidades nacionales y extranjeras relacionadas con este ámbito de estudio, tales como Defensores de Oviedo, del Alcázar de Toledo, de Santa María de la Cabeza etc. 

I) Reunir todos los archivos, tanto en soporte original como en cualquier soporte reproductor de los mismos, en un sólo archivo dedicado a la investigación pública. A partir de la preservación y custodia de los documentos en el mencionado Archivo, se podrán establecer los mecanismos regulados por las normas y convenios para que puedan ser divulgados.

J) Igualmente hacer un inventario de todas las “checas” poniendo placas conmemorativas y creando un “Museo del Terror Rojo” donde se reproduzca, con el necesario realismo, una checa. Promoviendo su visita por los escolares, .acompañada de la oportuna explicación, para conservar la memoria histórica de tales centros de detención extrajudicial y tortura. En las correspondientes cartelas se indicará si fue una checa “oficial o gubernamental” o pertenecía a alguno de los partidos políticos u organizaciones sindicales que conformaban el Frente Popular.

K) Mantener -y en su caso recuperar- en todos los pueblos y ciudades de España los monumentos donde se relacionaban los asesinados por el Frente Popular; con su correspondiente Cruz y el texto de CAÍDOS POR DIOS Y POR ESPAÑA. Pudiendo ubicarse estos monumentos en las inmediaciones de los memoriales levantados por las llamadas asociaciones de la memoria. Esta recuperación de cruces y lápidas, en recuerdo de los Caídos, deberá ser subvencionada por la Ley 52/2007 de igual forma que ha subvencionado los que recuerdan a quienes pagaron con su vida los crímenes cometidos, tras ser hallados culpables y condenados en los correspondientes procesos judiciales o bien fueron víctimas en Zona Nacional durante los primeros días tras el Alzamiento.

L) Establecer el día conmemorativo de las víctimas del Frente Popular. Pudiendo ser el 7 de noviembre, recordando las matanzas de Paracuellos del Jarama y otros lugares de martirio colectivo como Aravaca y Torrejón de Ardoz. Tal día se considerará de luto, poniendo la bandera de la sede a media asta y organizando misas por el eterno descanso de las víctimas. Se colocarán coronas de flores, o de laurel, con los colores nacionales y un crespón negro al pie de las placas o monumentos conmemorativos del holocausto rojo. En el caso de los “barcos-prisión” así como acantilados y muelles desde donde fueron arrojadas al mar las víctimas, se procederá a lanzar al agua una ofrenda similar a las depositadas al pie de los monumentos.

M) Organización de un Foro para la recuperación de la verdadera Memoria Histórica: AQUÍ 

Silla eléctrica de tortura y celda de castigo de una cheka frentepopulista

A través del cual se pueda mantener contacto con las personas y entidades interesadas en los fines de la Asociación Nacional de Víctimas del Frente Popular. Y en especial para la confección de un fichero donde se reúnan los historiales de las víctimas. Sus identidades, fecha y lugar del asesinato o prisión, circunstancias que rodearon la detención o secuestro, si fueron individuales o afectaron a otros miembros de la familia, identidades de los asesinos si fueran conocidas y si llegaron a pagar por sus crímenes. Causas judiciales donde se estableció su culpabilidad y sentencias recaídas. Y en general todos los datos que sirva para conocer los hechos y sus circunstancias. Por muy abyectas o despiadadas que fueran.

Todo ello que debe formar parte de una imprescindible y verdadera MEMORIA HISTÓRICA y es también es una ineludible obligación de reparación y justicia para con las víctimas y sus deudos.

Así pues esta Asociación Nacional de Víctimas del Frente Popular hace un llamamiento a todos los familiares para que en defensa de la verdad histórica y de la dignidad y honor de sus deudos, y de la suya propia, inicien las acciones legales y de toda índole para oponerse al  ENALTECIMIENTO DE LOS ASESINOS, CON MENOSCABO DEL HONOR Y HUMILLACIÓN DE LAS VÍCTIMAS que consagra la Ley de la Memoria Democrática.

La memoria histórica de un padre y sus tres hijos vilmente asesinados, así me lo exige.

Igualmente deben hacer todos cuantos tengan familiares asesinados o mutilados por el Frente Popular o alguna de los partidos político u organizaciones que lo integraron. E igualmente los de víctimas del “Maquis”, ETA, FRAP, ORT etc.

Es justo y necesario  

El PSOE y sus socios han desenterrado el hacha de guerra, cuando debían ser los más interesados en que se olvidara su negro pasado.

Pero precisamente por ello han promulgado estas “leyes de memoria” con las que pretenden evitar la divulgación de la Verdad Histórica.

Hagamos los familiares de sus víctimas que se arrepientan de haber iniciado esta segunda Revolución de Octubre.

[1] De la Exposición de motivos de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre.


7 respuestas a «Ley de Memoria Democrática (La nueva Revolución de Octubre)»

  1. Os deseo mucha suerte y mucha fuerza para llegar hasta el fin. Sin dejar que el odio o resentimiento se entremezclen en el camino. Y si desde el perdón sincero, andar un camino que considero muy valiente y necesario.
    Vaya por delante mi agradecimiento por iniciar el camino y mi fuerza y ánimo para llevarlo a buen puerto. Gracias.

    1. Muchas gracias.
      El desenmascarar las falacias de las “leyes de memoria” es “justo y necesario” cuando el nuevo Frente Popular está imponiendo el falso relato con el que quiere blanquear su negro pasado y su responsabilidad histórica.
      En cuanto a su acertada recomendación, nos guiaremos por las palabras del Ángel del Alcázar:
      Tirad, pero tirad si odio.
      A lo que añado: pero afinando la puntería, porque es cuestión de vida o muerte.
      Un cordial saludo

  2. Entra en vigor una de las peores normas, infame, falsa, sectaria y criminal, de las que se recuerdan en nuestra Historia.
    Son muchos los que están asombrados y hasta en la propia Prensa liberal no es difícil encontrar artículos en los que su autor se rasga las vestiduras.

    Pero no hay nada de qué extrañarse, pues este nuevo desvarío de un gobierno desnortado y fuera de la leyes morales e históricas ha sido posible, precisamente, gracias a toda esa Prensa, entre otros apoyos.

    Sí hay algo a lo que la izquierda no renuncia jamás es a la revolución. Y así, en 1939 su revolución fue cercenada durante los siguientes cuarenta años. Hay que entender que ellos no perdieron la guerra, sino que vieron paralizada la revolución.
    Han tenido que esperar más tiempo, pues el fundamento del Régimen ha sido capaz de perdurar más tiempo, no por voluntad de los partidos de la derecha liberal, ni por la resistencia del pueblo agradecido. No la resistencia se ha debido a las infraestructuras del Régimen que nadie ha osado desmontar: la Seguridad Social, las pagas extraordinarias, los títulos académicos otorgados a lo largo de aquellos años, son ejemplos entre otros muchos que a cualquiera con un poco de cabeza y de decencia personales les vendrán a la memoria.
    Pero el tiempo es algo que todo lo borra. Durante el régimen de Felipe González, ya hubo quienes creían que el Hospital La Paz de Madrid lo había levantado él, pese a que Franco falleció en dicho centro sanitario.
    Hoy se ignora que el Palacio de La Moncloa es una obra franquista, pues la Quinta que hubo en su lugar quedó totalmente destruida durante la Cruzada. Pero no hay que apurarse, ya que en sus estancias, pasillos y sótanos no se han registrado fenómenos paranormales, ha sido posible darle un uso para-anormales, aunque ya se verá que pasa después, porque en este mundo hay una ley absolutamente inexorable: todo lo que empieza, acaba. Todo lo que sube, baja. Todo lo que tiene un principio, tiene un final.
    Y, consecuentemente, toda la barbarie que se está llevando a cabo, terminará por finalizar y por revertirse su proceso.

    La II República nació, o surgió, de un golpe de Estado, obviamente fue fraudulento su surgimiento pues de unas elecciones municipales repetidas en una sola semana por disconformidad de los perdedores -los partidos rojos y masones-, que surja un cambio de régimen es un fraude monumental. Pero también fue golpe de Estado pues nadie se opuso y hasta se instruyeron órdenes de no intervenir. Y fue golpe de Estado porque tumbó una Constitución en vigor desde 1876, la de Cánovas del Castillo, en cuyo articulado no había ni una sola referencia a un cambio de régimen (se puede consultar en la Biblioteca del Senado y hacerlo virtualmente), y fue golpe de Estado porque no nació de referéndum alguno, sino que el nuevo régimen se impuso a la fuerza.
    Y la ilegítima república fue el canal que la izquierda asesina, la genocida, infectada de masones, aprovechó para cometer toda clase de crímenes. A veces se demuestra en ciertos hechos. Por ejemplo, que en una pretendida democracia, en la capital del régimen que por entonces tenía alrededor de un millón de habitantes, hubiera unas «250 checas» («cárceles del pueblo»), la cifra no es exacta pero sí muy aproximada, ya lo dice todo de semejante «democracia». Ka existencia de una sola checa, UNA tan sólo, ya habría sido suficiente para desmontar semejante farsa.

    Por tanto, y de conformidad con aquella situación, fue normal que se produjese una reacción armada, como acabará por repetirse si continua la actual deriva de España. Los culpables, tal como suena, CULPABLES, fueron única y exclusivamente los abuelos revolucionarios de los revolucionarios actuales. Pero que se recuerde bien: todo lo que tiene un comienzo, se haga lo que se haga, inexorablemente tiene un final, y la hora de éstos ya está marcada.

  3. La psoe es, desde su infausto nacimiento, el cáncer de España, un tumor maligno, una peste que se ha extendido con el tiempo parasitando todas las instituciones de la nación, envenenando a la sociedad y fragmentándola con el fin de enfrentarla y así poder destruirla y convertirla en una «des»unión de repúblicas socialistas, en su origen satélite de la antigua URSS, actualmente bolivariana. Junto con el resto de basura criminal, asesina, traidora y antipatriota – PCE, ERC, PNV, BILDU-ETA, etc. – no han parado de socavar los cimientos de España, desde el exilio durante el Franquismo, y de nuevo en la superficie durante la Transacción y la Timocracia. Lo que hay que hacer es combatir a esta chusma hasta destruirla y erradicarla totalmente, aunque ello nos cueste la vida a muchos españoles de bien. Merece la pena. Es, o ellos, o nosotros. No hay otra. De momento, por donde hay que empezar es por compartir y difundir al máximo este artículo y otros afines y dar la máxima publicidad y visibilidad a esta Asociación. No estáis solos. ¡ARRIBA ESPAÑA SIEMPRE!

    1. Muchas gracias Gaspar por su comentario.
      Efectivamente, el PSOE es una maldición bíblica para España, que hizo inviable la Segunda República y luego ha impuesto la ruptura durante la TRANSACCIÓN, con lo cual también ha malogrado la monarquía que quiso Franco y que podía haber superado los yerros de la Dinastía.
      Siendo la Transacción uno más de los despropósitos de la dinastía borbónica, que tanto sufrimiento y tanta sangre ha costado a España.
      Un cordial saludo.

  4. Todo cuanto dice es muy cierto.
    Me quedo con el aserto que “pide mármol”
    Los culpables de la guerra fueron los abuelos revolucionarios de los revolucionarios actuales.
    Y podría completarse diciendo que son quienes han promulgado las “leyes de memoria” para ocultar la responsabilidad de sus abuelos en la lucha fratricida.
    También quiero hacer una observación sobre otro asunto que apunta.
    La Constitución de 1978 también es un golpe de estado, porque la ley que aprobó el pueblo español en referéndum era para reformar la Constitución de 1966 con el fin de adecuar la democracia orgánica a una democracia inorgánica “homologable” con las europeas.
    Pero era una Ley para la reforma política, como su propio título indicaba.
    Que excluía un proceso constituyente que significaba la RUPTURA que finalmente se llevó a cabo.
    Por ello el proceso no debe designarse como Transición sino como TRANSACCION porque su esencia fue la venta de la España UNA GRANDE y LIBRE a sus enemigos… a cambio de que no cuestionaran la Corona.
    Ahora la cuestionan, porque Roma traditóribus non redere.
    El proceso constituyente que alumbró la Constitución de 1978 fue un golpe de estado legislativo. O si se quiere una descomunal estafa al pueblo español y como tal estafa invalida el acuerdo alcanzado.
    Un cordial saludo y gracias por su comentario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad