Ley de Memoria Democrática 

Una vez terminada la cruenta guerra que ensangrentó todos los rincones de nuestra nación, se abordó la delicadísima tarea de reconciliar a las dos Españas. Pero frente al enorme esfuerzo y sacrificio llevado a cabo en esa dirección, es obvio que nuestros actuales dirigentes no terminan de comprender y aprender la gran lección que nos dejó el Redentor sobre la superación del odio, y de cómo éste solo se neutraliza con amor y perdón, sin que puedan existir atajos en este proceso. La sublime lección cristiana quedó grabada en cada piedra colocada en el valle que se iba a convertir en “Altar de Sacrificio, Purificación y Reconciliación”, cuando reos, incluso con delitos de sangre, optaran voluntariamente redimir sus condenas ofreciéndose a la culminación de este majestuoso proyecto, junto a otros muchos españoles de toda condición. Sin duda la consecuencia a nivel individual más importante de aquella aportación, fue recibir el ansiado perdón de una maltrecha sociedad que poco a poco iba cerrando heridas, y acogiendo a todos los que buscaban la necesaria convivencia pacífica para beneficio de futuras generaciones.

Habiendo logrado este objetivo los nietos de aquellas víctimas directas de la contienda, hoy se pretende, 80 años después con enorme irresponsabilidad, reescribir la historia vivida por nuestros abuelos, imponiendo desde la fuerza del Estado una única versión manipulada y sesgada, incapaz de sostenerse en cualquier debate riguroso de investigación. Un relato basado en la venganza, el odio y la mentira, tropezando torpemente una vez más en la misma piedra que tanta sangre ha provocado durante siglos. El análisis de los hechos históricos que vertebran la construcción de una nación, debe producirse en un entorno donde el debate y la confrontación abierta de ideas, pueda desarrollarse en libertad, garantizando en todo momento que el relato oficial recoja la pluralidad de los diversos puntos de vista, pero jamás bajo la coacción de ver penalizadas ideas expuestas con rigor académico.

Cualquier parlamento que se considere democrático y a la vez pretenda legislar sobre la Historia, corre el riesgo de subjetivizarla, criminalizando a la disidencia y llegando a forzar con violencia un pensamiento único, que solo se puede imponer cuando precisamente ese Estado renuncia a ser democrático. Y es el caso que nos ocupa; esta ley pisotea derechos fundamentales y amenaza directamente la convivencia entre españoles. Cualquier ciudadano con corazón cristiano percibe la gravedad de su contenido. Sabe que todo discurso basado en el rencor y que enarbole banderas de venganza y exclusión, además de restringir libertades, supone una torpe involución en la ansiada reconciliación. Además, la bastarda intencionalidad de reescribir la Historia con ideas sectarias ideologizadas y revanchistas, constituyen un delito moralmente execrable y reprobable por la directa repercusión que pueda tener al fomentar esa fractura social. La Historia nos enseña que siempre que se reabren heridas, invocando la revancha, éstas solo se cierran con más derramamiento de sangre y un alto precio en vida de inocentes.

Pero esta pretendida fractura social no deja de ser un eslabón más de la cadena que está estrangulando a la nación. Se pretende con denuedo arrodillar a España con esta y otras medidas que están trayendo miseria y hambruna. La inflación desorbitada, la tremenda deuda que hipoteca a nuestros nietos, la  mediocre deriva de la enseñanza hacia una incultura sectaria e ideologizada de la juventud con total renuncia a promover valores, la destrucción desde dentro de las instituciones – Monarquía, Justicia, FAS, Sanidad etc. – y la cada vez más generalizada corrupción política, contribuyen a ese objetivo  orquestado a nivel mundial donde, de no remediarlo, el Mal se acabe imponiendo al Bien.

Los militares tenemos restringido verter opiniones políticas. Pero cuando los políticos incumplen reiteradamente la Constitución y toman medidas que vulneran las libertades fundamentales e incluso la seguridad nacional por dividir y enfrentar a la sociedad, se convierten en amenaza para la ciudadanía  y por lo tanto, se colocan enfrente de los que hemos jurado defenderla. La innombrable ley que se pretende reforzar ahora es un misil a la línea de flotación de la convivencia entre españoles.

¿Si ellos se llegaron a abrazar, quienes somos nosotros para enfrentar a sus nietos?


16 respuestas a «Ley de Memoria Democrática »

  1. ¡¡¡Muy bueno!!!
    Certero en el fondo y nítido en la forma.
    Aunque no se puede añadir algo, ni se debe quitar nada, me tomo la libertad de una hacer una matización:
    “La intencionalidad de reescribir la historia con ideas sectarias ideologizadas y revanchistas, constituyen un delito moralmente execrable”…. y además CRIMINAL
    Mi felicitación más efusiva al autor.

    1. Muchas gracias!! Efectivamente es criminal toda la acción que radicaliza y enfrenta a los españoles. Criminalidad al puro estilo largocaballero que tanto dolor y desgracia provocó y
      nuestros padres padecieron

    2. Siempre me lo he preguntado,si los militares juran defender a su patria ante un peligro y luego no pueden hacer nada ante un peligro cierto,para qué están ? Tal vez para desfilar con banda de música? Han de defender a España cuando esté en peligro,y con estos sinvergüenzas políticos que tenemos,es una de las pocas garantías que tiene el indefenso y sufrido pueblo español

  2. Muy cierto y bien resumido todo lo expuesto. Pero este proceso tiene un fin último: criminalizar todo el proceso de la transición, con el objetivo final de cargarse la constitución y la monarquía que, según este plan, todo viene impuesto por un régimen oprobioso y criminal. Para ello hay que borrar toda memoria que les deja como al rey desnudo.
    No tardaremos (en cuanto vean que pierden el poder) en ver una asamblea nacional constituyente «libre de fascistas, señores con puro y empresarios depredadores
    que devuelva la soberanía al Pueblo»
    De momento están okupando todas y cada una de las instituciones que puedan oponerse a sus intenciones

  3. Gracias Coronel Vara del Rey por recordarnos el sacrificio de nuestros padres y abuelos, que cambiaron el sentido de la Historia de ESPANA, hasta el 19 de julio de 1936 y desde el 14 de abril de 1931 una Historia criminal, masonica, de personajes miserables y partidos asesinos (PSOE, PCE y anarquistas) la mayoria de los cuales continua asesinando y mintiendo.
    Martires de la Tradicion, 76.000 requetés hicieron posible la Victoria por DIOS, por la PATRIA UNA y por la Monarquia Catolica Tradicional.
    Un perjuro, Juan Carlos, otro perjuro Suarez y unos partidos politicos miserables dieron la vuelta al enorme sacrificio de los espanoles del 36, los de la VERDADERA HISTORIA.
    La democracia NUNCA ha existido en NINGUN pais del mundo, ni existira.
    El «creador» del concepto, los masonicos Estados Unidos lo utiliza por medio de la CIA para organizar revoluciones, matar politicos NO afines, implantar regimenes falsamente «democraticos» exportando unas ideas criminales, corruptas y miserables.
    De USA tenemos el «ejemplo» del Maine en 1998, el asesinato de Kennedy y de su hermano, Afganistan, Iraq, SIria, Serbia, el Maidan de Ucrania, el posible asesinato de Shinzo Abe en Japon y una larga historia de crimenes sin fin.
    Gracias Coronel.
    I. Caballero
    Donostiarra y carlista.
    Perdon por las tildes.

  4. Creo que es una opinión muy respetable y con bases de mucha raíz. No le veo ninguna criminalidad en ello… Entonces, que hacemos que permitimos a partidos y políticos que no reconoce a su Rey ni a la España que les ha dado la vida y muchos de ellos sanguinarios-terroristas que incluso forma parte de nuestro gobierno…????

  5. Magnífico análisis del proceso que vivimos : lacónico, preciso, «bordado» con una claridad mental y emocional, cada palabra en su sitio…¡bravo, Coronel! Le agradecemos la defensa de los valores humanos y de la fe cristiana que aquí y ahora brillan por su ausencia…y no estoy hablando sólo de España, desgraciadamente. Muchos militares y no militares piensan como Usted, con toda seguridad, pero prácticamente nadie se atreve a pronunciarse. Muchas gracias, Coronel, por sus valentía y amor por España.

  6. Efectivamente, razón plena tiene usted en todo lo expuesto. Quizá me permitiría matizar que el relativismo imperante en las mentes y corazones hace casi formalmente imposible la capacidad de comprensión para quien no quiere entender (y eso son, por desgracia, los traidores a la Patria, parásitos de instituciones y dinamiteros de todo bien). Recuerde Usía las palabras de Thomas Payne: “Querer dialogar con quien ha renunciado a la lógica es como querer darle medicinas a un muerto”. Y así sucede en los ámbitos civiles, académicos, políticos, religiosos y militares, ¡dolorosamente!

    El análisis (que no “debate”) ha de ser objetivo, no historicista y profundo, porque son muchas las concausas y diversos los significados. Pero aplaudo de corazón su artículo, deseándole toda bendición divina y perseverancia en la fidelidad.

  7. Hey there! I know this is kinda off topic nevertheless I’d figured I’d ask. Would you be interested in exchanging links or maybe guest writing a blog post or vice-versa? My website goes over a lot of the same subjects as yours and I feel we could greatly benefit from each other. If you are interested feel free to send me an e-mail. I look forward to hearing from you! Fantastic blog by the way!

    https://www.bittsecure.com/hire-a-hacker-for-iphone/

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad