Lo que las menores de 18 tienen prohibido hacer mientras se les permite abortar

El Consejo de Ministros ha dado luz verde este martes a la ley del aborto impulsada por Irene Montero que facilita, como nunca antes se había visto, la interrupción del embarazo. Pero si hay un punto especialmente polémico es el relativo a las menores de edad, ya que las chicas de 16 y 17 años –incluso aquellas con alguna discapacidad– no necesitarán consentimiento paterno.

Explicaba Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo que esta nueva ley «permitirá que las mujeres con discapacidad y mayores de 16 años aborten sin el consentimiento de los padres». El Gobierno iba más allá en su perfil de Twitter asegurando que esta nueva norma «acabará con los obstáculos que las mujeres siguen encontrando para acceder al aborto».

Con «obstáculos» el Ejecutivo se refiere al consentimiento informado de los progenitores en aquellos casos de menores de edad, así como la eliminación del periodo de reflexión de tres días incluido en la ley anterior.

La ley del aborto de 2010 establecía que, para las mujeres de 16 y 17 años, «el consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo les corresponde exclusivamente a ellas de acuerdo con el régimen general aplicable a las mujeres mayores de edad». Este artículo fue suprimido en la ley de 2015 «para reforzar la protección de las menores y mujeres con capacidad modificada judicialmente en la interrupción voluntaria del embarazo».

Esta nueva modificación ofrece, de hecho, la posibilidad de que las mujeres de 16 y 17 años tomen de manera unilateral una decisión drástica. Para otro tipo de derechos es fundamental la autorización de los padres si no está directamente prohibido.

«Responsable de todos los actos»

De acuerdo con el artículo 12 de la Constitución española, la mayoría de edad se establece en los 18 años ya que entonces «se obtiene plena capacidad para realizar actos jurídicos válidos y ser responsables de los mismos».

«Es decir, se puede votar y ser votado, firmar cualquier tipo de contrato, comprar o vender cosas, ejercer acciones jurídicas, ser titular de negocios, etc. En consecuencia, ser responsable personalmente de las consecuencias de todos los actos», explica la sinopsis del artículo.

Bajo esta premisa, el ordenamiento jurídico limita o protege las capacidades de los menores en varios supuestos. Uno de los ejemplos más significativos es el sufragio. La ley electoral solo permite el voto a los españoles mayores de edad, algo que grupos como Podemos, ERC o Más País han intentado cambiar sin éxito en los últimos años ya que se han encontrado el rechazo de la mayoría del Congreso.

Trabajo con limitaciones

A partir de los 16 años está permitido trabajar, aunque hasta los 18 necesitarán la autorización de los progenitores. Tampoco pueden realizar trabajo nocturno, ni horas extraordinarias, además de una serie de limitaciones más concretas fruto de esa minoría de edad.

Matrimonio con dispensa

En 2015 se aumentó la edad mínima para contraer matrimonio a los 16 años, aunque los menores de edad necesitan una dispensa judicial o una declaración de emancipación.

Centros de internamiento

Tampoco veremos a un menor de 18 años en prisión. De 14 a 17 años, un menor puede ir a un centro de internamiento en función del delito cometido y solo ingresará propiamente en la cárcel cuando cumpla la mayoría de edad.

Nada de turismos

Aunque a partir de los 16 años se pueden conducir ciertos ciclomotores y motocicletas, en España no se permite obtener el permiso de clase B –el que permite conducir turismos– hasta la mayoría de edad.

Prohibida la venta de alcohol y tabaco

Desde hace varios años se prohíbe la venta de alcohol y tabaco a menores de 18 años, aunque su consumo no está penado. Sí hay sanciones por beber en la vía pública, independientemente de la edad. Tampoco está permitida la entrada de menores en ciertos establecimientos en ellos que se facilite el consumo de bebidas alcohólicas salvo en actuaciones en directo, en los que podrán acceder acompañados de sus progenitores.

Viajar solos al extranjero

Los menores de 18 años que vayan a viajar al extranjero sin estar acompañados de sus progenitores deberán formalizar ante la Policía Nacional o la Guardia Civil un documento con el consentimiento de ambos padres. Además, uno de ellos tendrá que presentarse junto al menor en el momento de la presentación del escrito.

Para El Debate


8 respuestas a «Lo que las menores de 18 tienen prohibido hacer mientras se les permite abortar»

  1. Como en aquellos tiempos fue el ver a Nuestro Señor crucificado, ahora la vista de este grandioso y macabro sacrilegio es la mayor prueba de la fe en Dios. No hace falta un cataclismo planetario o la guerra nuclear para dudar del sentido de la Creación, de la bondad del Creador o de la existencia de un creador bondadoso; el aborto intencionado basta para dar la traste con la «fe» de muchos.
    Pero si resistimos con ayuda de la fe el impulso de arremeter como sea contra los miserables que cometen tan espantoso crimen… ¿qué nos queda? Pura y simple resignación, una tristeza que embarga todo nuestro ser. Observemos cómo realmente es así cuando resistimos la ira pero cómo ésta, por el contrario, aparece cuando no soportamos la tristeza.
    Resistamos, no nos dejemos llevar por el mal, soportemos la aflicción más extrema, la desolación, la tortura del asesino Satanás y de los pobres demonios que le sirven sin renegar de la fe en el Dios verdadero que es el Dios nos enseñó Jesucristo.

  2. El aborto es el crimen más espantoso que un ser humano puede cometer y los que abortan, los médicos, enfermeros y políticos que colaboran son asesinos y a parte del Juicio de DIOS NUESTRO SEÑOR; nosotros también los juzgaremos.
    DIOS MÍO hasta donde ha caído ESPAÑA o es que la ESPAÑA, nuestra ESPAÑA parece que ya no existe.
    Íñigo Caballero
    Donostiarra y carlista desde que nací
    P.D. :hay un vídeo en CrowBunker donde se ve un «descuartizamiento» de un bebé nacido vivo que se corta en pedazos para extraer determinados órganos y células para las criminales y mal llamadas Farmacéuticas. Es la MALDAD y solo la MALDAD del ser humano que realiza y permite estos actos abominables

    1. Precisamente por ser el crimen más espantoso, sorprende la insensibilidad de tantas personas que lo cometen. Y lo de España… le dieron una puñalada en el bajo vientre cuando el rey tonto y malo firmó la ley del aborto.

  3. España, Estado abortista, Estado criminal.
    Por muchas películas del Holocausto que pongan en las televisiones para lavarle el cerebro a la gente. El régimen que tenemos en España, con la complicidad de todos, es un régimen genocida.

    1. «genocida» es poco… es además un régimen cínico, putrefaccto hasta dar nauseas, blasfemo y desnortado, como una bestia ciega, necia y violenta.

    2. Totalmente de acuerdo con usted.
      Y digo más: muchas de esas asesinas acaban luego siendo carne de psiquiatras, port los grandes remordimientos que tienen, dolor cuando van por las calles y ven a niños de la edad del que ellas abortaron, etc.
      En el fondo creo que subyace la «política» del NOM de reducir la población mundial, e inundar la vieja y decadente Europa con moros, africanos, hispanoaméricanos, de color, chinos, etc., creando una una subraza, en la que el único elemento de unión sea la jodienda, los matrimonios mixtos, etc., con lo cual esos hijos de negro y blanca, o de china y europeo, etc., serán personas apátridas, que no saben ni de dónde son, ni cuales son sus raíces.
      Y un árbol sin unas buenas raíces, no llega a ningún sitio.
      Mientras tanto, Israel sigue expulsando a todos los extranjeros, para evitar mezclarse con ellos…

  4. Dejando por sentado que el aborto es un crimen abominable, quiero incidir en el aspecto de la edad que debe tener la mujer -la niña- para tomar la decisión de cometer el crimen.
    Una de las argucias de Torcuato Fernández Miranda en la “Transacción” para demoler el Régimen del 18 de julio y aprobar “el cáncer del 78” fue rebajar la mayoría de edad de los 21 años a los 18 consiguiendo con ello que el derecho de voto alcanzara a un porcentaje importante de una población mucho más manipulable y fácil de influir con canciones, en lugar de con argumentos (habla pueblo habla de Jarcha”)
    La “técnica” quiere ser ahora reeditada, tanto en la batalla ideológica del aborto -el asesinato del nasciturus- como en la del independentismo -el asesinato de España-
    En ambos casos estamos ante la metástasis del cáncer del 78

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad