Los cálculos de la OTAN

La OTAN, capitaneada por Usa e Inglaterra, hizo unos cálculos muy racionales: su abrumadora fuerza militar después de la implosión de la URSS, debía permitirle imponerse de modo fácil e  indiscutible sobre cualquier país que desafiara sus intereses.  Así ocurrió en Serbia en 1999, cuyas infraestructuras fueron demolidas sistemáticamente, sin declaración de guerra, mediante ataques aéreos sin apenas posibilidad de oposición, hasta provocar la rendición  del país. En 2001 comenzó la invasión de Afganistán, que triunfó también fácilmente… en apariencia, dando lugar a una costosa campaña de veinte años, en que la OTAN terminó finalmente derrotada. Y en 2003, la OTAN invadió Irak, ya derrotada en 1991, también con éxito rápido… transformado nuevamente en un costoso fracaso hasta terminar en retirada,  debido al coste de mantener una ocupación efectiva, dejando un país en el caos, el terrorismo y  la guerra civil.

Estos fracasos obligaron a sustituir la invasión directa por el contrato o dirección de agentes que derrocasen a los regímenes desafectos mediante las llamadas “primaveras árabes”,  protestas al principio pacíficas  inducidas desde el exterior en las que se concentraba la activa atención de los medios de masas de todo el mundo. Así, en 2011 la víctima designada, por razones mal conocidas,  fue el régimen de Gadafi en Libia, un país próspero gracias al petróleo y que no amenazaba a nadie. Grupos de protesta seguramente pagados se  transformaron pronto en pequeños ejércitos que, protegidos por la aviación y el dinero de la OTAN, asesinaron a Gadafi. De ahí una guerra civil permanente que ha dividido al país en dos, aunque, al revés de los dos casos anteriores,  el coste económico para la OTAN ha sido mínimo, y nulo en sangre propia.

En el mismo año, otra “primavera” derrocó en Egipto al presidente Mubarak exigiendo, como siempre, libertades democráticas. El resultado fue doble: un primer triunfo democrático de los Hermanos Musulmanes, un grupos extremadamente integrista, y a continuación un golpe militar más al gusto de la OTAN

También en 2011 comenzó otra “primavera” en Siria, un régimen laico y bastante próspero, con el mismo proceso: manifestaciones “pacíficas” transformadas rápidamente en guerra civil, amparada por la OTAN para derrocar al régimen de El Asad. Solo que en esta ocasión El Asad resistió, con ayuda rusa, mientras el país ha quedado devastado y en guerra permanente hasta hoy.

Bases EEUU-OTAN

Ucrania  ha seguido la misma dinámica: una “primavera”, en 2014, logró derrocar al gobierno prorruso salido de las urnas, imponiéndose otro en extremo agresivo hacia  Rusia y hacia la propia población ucraniana de origen y lengua rusa (en torno al 20% de la población) En este caso, el objetivo claro, perseguido con engaños (falsa firma de los acuerdos de Minsk) ha sido utilizar a Ucrania para desgastar a Rusia, debilitarla y probablemente fragmentarla. Tanto la OTAN como la UE están interviniendo activamente a través de su agente Zelenski, aunque, una vez más, con poco éxito hasta el momento. Esta es la guerra más peligrosa de las emprendidas por la OTAN hasta la fecha, por razones obvias.

Algunas observaciones:

a) La agresión a Serbia tuvo éxito militar y político. Las  invasiones   de Irak y Afganistán, tras su aparente facilidad militar, se convirtieron en operaciones muy largas y costosas, finalmente fracasadas tanto militar como políticamente, generando  fenómenos como el Estado islámico. Las operación de Libia puede considerarse un éxito de la OTAN, y la de Siria un nuevo fracaso. En la de Ucrania el problema se complica extraordinariamente no solo para la OTAN-UE, sino como amenaza al mundo en general.

b) Salta a la vista que la  aplastante superioridad bélica material adquirida por la OTAN-UE tras la implosión de la URSS  ha resultado mucho menos determinante  de lo calculado, incluso contra países económica y militarmente débiles.

c) Las operaciones de la OTAN  llevan causados ya cientos de miles de muertos, en su mayoría civiles,  millones de desplazados y refugiados –con procesos de desestabilización para la propia UE–, caos social y económico, y  guerras civiles. No se ha visto hasta ahora que los jefes de la OTAN y la UE hayan sacado ninguna conclusión, ni política ni humanitaria de todo ello.

d) Las operaciones se han hecho siempre en nombre de una presunta democracia y contra regímenes tildados de dictatoriales y genocidas, incluso poseedores de “armas de destrucción masiva”. En ninguno de los casos ha avanzado la democracia , y a cambio han quedado destrozados países enteros.

e) Las acciones bélicas de la OTAN-UE tampoco han hecho avanzar la democracia en sus países miembros, donde, por el contrario, se marcha hacia un nuevo totalitarismo que aspira a manipular e imponer  desde el poder los sentimientos de las personas,  y proyecta “hacerlas felices”  en una distopía por  gobierno mundial ya parcialmente existente.

f) España, empujada por sus gobiernos PP y PSOE, ha participado directa o indirectamente en esa serie de operaciones al servicio de intereses ajenos, mientras la OTAN invade permanentemente su territorio, lo coloniza culturalmente y apoya a la agresiva  “democracia” marroquí. Obviamente, esos gobiernos de ningún modo representan o defienden los intereses más elementales de España, sino que buscan deliberadamente la pérdida de su independencia o soberanía.


6 respuestas a «Los cálculos de la OTAN»

  1. Análisis muy certero.
    Con el «sello» inconfundible de pío Moa: La capacidad de síntesis.
    Pero falta algo que ni siquiera Pío Moa se atreve a denunciar.
    En lugar de referirse de forma recurrente a la OTAN-UE, debería llamar a las cosas por su nombre: El ANGLO-SIONISMO.
    Claro que, de hacerlo, volverían a resonar las viejas palabras: ¿Qué más pruebas necesitamos? ¡Ha blasfemado!
    ¡¡¡Antisemita!!! ¡¡¡Crucifícalo!!!
    Bueno, en realidad no debería hablarse de «anglosionismo» sino de Sionismo parasitando al mundo anglosajón desde los tiempos de la «Reforma»

    1. Totalmente de acuerdo con Usía, mi Coronel.
      Y respecto al apartado F). de sus observaciones, que suscribo totalmente, los españoles estamos dirigidos -es un decir, más bien pastoreados-, por un puñado de TRAIDORES, que nos llevan directamente a la desaparición como Nación.
      Don Pío, que es un autodidacta, es una clara demostración de que las Universidades sirven para bien poco…
      Y es que, lo que la natura no da, Salamanca no lo presta.
      ¡Gracias, amigo! Es un lujo leerle, y aprender de usted, y se lo dice alguién con tres carreras universitarias, y varios posgrados.

    2. Yo no estaría tan seguro de igualar al Sionismo con la OTAN. Que la OTAN esté controlada por el Sionismo no tengo la menor duda, pero al mismo tiempo considero que el Sionismo controla (no aparentándolo) a Rusia y a China. El Sionismo en teoría tendría que limitarse a recuperar el territorio del antiguo Israel y establecerse como Estado, el problema es que el sionismo es, o debe ser, algo más que supera dicha función pues, sin ocultamiento, están esperando su Mesías que los haga ser el pueblo elegido por encima de los demás.
      La China comunista tuvo un balón de oxígeno excepcional a partir de la visita de Nixon en 1972. Se importaba de China productos, no de baja calidad sino de la peor. Por poner un ejemplo sencillo pero muy ilustrativo, aquí en España los productos todo a cien eran -además de mediocres- de alguna manera protegidos a nivel aranceles e incluso se daba la ANORMAL situación de que se vendía sin IVA por estar exentos, cuando el resto de los comercios se les miraba con lupa. Se castigó a los productos occidentales y nos metieron productos chinos hasta en la sopa. Es decir, a China la hizo crecer occidente con calzador.
      Con todo lo anterior podría darse el caso que el actual conflicto entre la OTAN y Rusia-China esté amañado. Y que lo que se pretenda realmente sea llegar a una hecatombe para dar paso a otro tipo de sociedad. La OTAN de estar con el ojo puesto en Rusia, trataría de llevarse bien con China, no de provocarla con lo de Taiwán. Lo que tratan es llevar al mundo -con lo de Ucrania- a una situación límite en que aparentemente nadie ganará.
      Hablamos de sionismo, de masonería,… y deberíamos pensar que a estos malvados alguien los dirige con un propósito concreto. Me gustaría estar equivocado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad