Los documentos de Niceto Alcalá-Zamora

En noviembre de 2004 publiqué: El chantaje de la izquierda. Las falsedades de la Guerra Civil española, donde se demostraba paso por paso cómo el Partido Socialista preparó y lanzó la Guerra Civil en octubre de 1934.

Afirmaba en la página 22, que “el 16 de abril de 1939, el ilustre intelectual y liberal doctor Gregorio Marañón escribía desde su exilio y se publicaba en el periódico cubano el Diario de la Marina: “Los políticos españoles que eran liberales cuando empezó nuestra revolución actual –en Asturias, en 1934; y no en Marruecos , en 1936- (…)”. (Gregorio Marañón. Obras completas. El gran sapo. Madrid, 1968, vol. IV, p. 541.). Era una aseveración de peso, de mucho peso; pero faltaban las pruebas».

Exactamente, faltaban las pruebas. Cualquier lector que se tome la molestia de repasar todo lo escrito en el diario El Socialista (Órgano de la Ejecutiva del Partido Socialista), desde que perdieron las elecciones generales de noviembre de 1933 hasta el 3 de octubre de 1934, se dará perfecta cuenta de que el PSOE estaba preparando algo muy importante y definitivo:

Declaración de Indalencio Prieto Tuero portavoz socialista en el Parlamento, 20 de diciembre de 1933. El Socialista, 21 de diciembre de 1933, p. 3: “Decimos, Sr. Lerroux y Sres. Diputados, desde aquí, al país entero, que públicamente contrae el partido socialista el compromiso de desencadenar, en ese caso, la revolución”: Diario de Sesiones de Cortes. Congreso de los Diputados, 20 de diciembre de 1933, p. 25.

El Socialista, 3 de enero de 1934, portada: “¿Concordia? No ¡Guerra de clases! Odio a muerte a la burguesía criminal. ¡Atención al disco rojo!”.

2 de agosto, portada: “Ahora es tiempo. Pero se engañará quien crea que nos limitaremos a escribir. Hacemos algo más. Pero de ello no nos es lícito hablar”.

25 de septiembre, portada: “Renuncie todo el mundo a la revolución pacífica, que es una utopía. Bendita la guerra contra los causantes de la ruina de España”.

Largo Caballero, líder socialista, al frente de una turba de frentepopulistas al comienzo de la guerra

Muy bien, pero eso no eran más que declaraciones amenazantes, o todo lo más indicios; pero faltaban las pruebas. Las pruebas saldrían a la luz en el año 1985, porque la preparación y lanzamiento de la Guerra Civil estaban en las secretas Instrucciones del Comité Nacional Revolucionario elaboradas en febrero de 1934, Instrucciones incluidas en los 1.541 folios mecanografiados y firmados por Francisco Largo Caballero, folios que fueron donados a la Fundación Pablo Iglesias por los hijos del segundo matrimonio de Largo en el año 1976: Francisco Largo Caballero. Notas históricas de la guerra en España (1917-1940). Madrid, 1985.
A lo largo de cientos de páginas uno podrá comprobar cómo el líder socialista Francisco Largo Caballero preparó y lanzó la Guerra Civil española: “En esta acción nos lo jugamos todo y debemos hallarnos dispuestos a vencer o morir. Nadie espere triunfar en un día en un movimiento que tiene todos los caracteres de una guerra civil”. Cómo se creó y quién formaba parte del Comité Nacional Revolucionario; los Comités de cada provincia que sumaban en total más de 24.000 socialistas armados (para al final: ve tú que a mí me da la risa); y así, hasta finalizar con la mentirosa declaración y mofa de Largo ante el tribunal que le juzgó y le absolvió por falta de pruebas.

Alcalá-Zamora

Sobre los 1.248 documentos y escritos de Niceto Alcalá-Zamora, documentos y escritos que fueron robados en 1937 por el Gobierno socialista del Frente Popular, y que han aparecido en diciembre de 2008 y que están siendo retenidos por el Gobierno socialista del nuevo Frente Popular: ¿qué importancia pueden tener?

¿Qué pueden contener esos documentos y escritos que no sepamos? ¿Qué pueden afirmarse en ellos que no hubiera afirmado anteriormente el mismo autor?: nada.

1. Qué en octubre de 1934 se declaró la Guerra Civil: claro, el 7 de octubre de 1934 se publicó el Decreto en el Diario Oficial de la República.

2. Qué las elecciones municipales de abril de 1931 las ganaron los monárquicos y por eso el rey tuvo que irse –es que si las llegan a perder los monárquicos el rey no sale-: sí, pues según el Anuario Estadístico de 1931, en la primera vuelta electoral celebrada el 5 de abril, los concejales monárquicos sumaban 14.018 frente a los 1.832 concejales republicanos, y que al final y con todas las trampas del nuevo gobierno que se había alzado con el poder ilegalmente, los concejales monárquicos serían 40.324; es decir, el 49’72% con trampa y todo, por lo que podría afirmarse que en esas elecciones municipales los monárquicos las ganaron por una amplia y absoluta mayoría.

La Guardia Civil recuperó miles de escritos de Alcalá-Zamora

3. Y sobre la farsa de febrero de 1936, qué van a decir los documentos de don Niceto que no hubiera declarado él mismo al Journal de Genève en la portada del 17 de enero de 1937: “(…) que el Frente Popular obtenía 200 actas de 473, que el jueves 20 reclamó el Poder por medio de la violencia, que se anularon todas las actas de ciertas provincias donde la oposición resultó victoriosa, y que se proclamaron diputados a candidatos amigos vencidos”: Facsímil del Anexo I de Causa General, 1943. El chantaje de la izquierda, pp. 108 y 109.

4. ¿Ampliarán los papeles de don Niceto lo que declaró a finales del verano de 1937 al corresponsal estadounidense Edward Knoblaugh, será más preciso, dará pruebas con nombres y apellidos?: “Los hombres que ahora gobiernan España fueron un día mis mejores amigos -me dijo con tristeza-. Son como satélites míos … Yo les saqué de la nada y los coloqué en puestos de riqueza e importancia. Si no hubiera sido por mí, no habrían llegado a ser nada (…), el actual Gobierno no tiene vigencia legal, y ni siquiera ha procurado mantener una apariencia de legalidad desde el siete de abril de mil novecientos treinta y seis, cuando sin ceremonia alguna, me despojaron del cargo para que no constituyese obstáculo para sus planes”. H. Edward Knoblaugh. Corresponsal en España. (Nueva York, 1937). Madrid, 1967, pp. 252 a 254. El chantaje de la izquierda, pp. 107 y 108.

5. ¿Documentará don Niceto su contubernio de agosto de 1930, el llamado “Pacto de San Sebastián”, conspiración que consistía en cómo poner en la frontera al rey?

6. ¿Se dirá en esa documentación algo nuevo sobre el caso “Gürtel”, quiero decir, ”Straperlo”, algo nuevo que no hubiese escrito en 1937 Edward Knoblaugh , páginas 13 a 16?

7. ¿Contestará don Niceto en sus papeles al “Yo acuso al Presidente”, lanzado a finales de 1935 por el ex ministro Rafael Salazar AlonsoBajo el signo de la Revolución. Madrid, 1935. El chantaje de la izquierda, p. 109.

En definitiva, señores socialistas del Gobierno no tengan miedo en dejar libres los documentos, escritos y desmemorias de don Niceto, pues unos pocos, muy pocos, sabemos desde 1985 que existen pruebas de cómo su partido preparó y lanzó la Guerra Civil en octubre de 1934; y después de eso todos los demás documentos, todos, tienen poca importancia.

PD.- ¡Noticia sensacional! para… desmemoriados: “Se publica el original de las Memorias de Alcalá-Zamora. Los documentos aparecieron en 2008. La principal aportación historiográfica de este primer volumen consiste en documentar los apaños con que el Frente Popular falsificó el resultado de las elecciones del 16 de febrero de 1936, consideradas como las últimas democráticas antes de 1977”: La Gaceta (Intereconomía.com), 12 de noviembre de 2011.

Para angelmanuel-gonzalezfernandez.blogspot


3 respuestas a «Los documentos de Niceto Alcalá-Zamora»

  1. Gracias por publicarlo.
    Con esta declaración se define el sujeto y al sujeto:
    «Los hombres que ahora gobiernan España fueron un día mis mejores amigos. Son como satélites míos … Yo les saqué de la nada y los coloqué en puestos de riqueza e importancia. Si no hubiera sido por mí, no habrían llegado a ser nada».

  2. Los de las fotos , están contentos .Igual venían de asaltar un convento haber violado las monjas y haberlas fusilado después de torturarlas e incendiar el sitio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad