Los españoles no somos racistas, pero Pedro Sánchez y los comunistas nos están obligando a serlo

No, no voy a hablar de Vinícius, salvo de pasada, y para hacer constar mi total desprecio a las personas que actuaron como  auténticos racistas, dejando la marca España a los pies de los caballos…

Son comportamientos miserables, que solo se explican desde el odio al  diferente, la antipatía al Real Madrid, y la envidia a uno de los mejores jugadores de fútbol del mundo, sino el mejor.

Los españoles no somos racistas, ni nunca lo hemos sido.

Cuando llegamos a América,  que evangelizamos con la Cruz y la espada, nuestros compatriotas se casaron, sin ningún problema,   con las nativas, y engendraron hijos, con toda naturalidad, creando numerosas Universidades, dándoles nuestra fe,  el  catolicismo, enseñándoles la lengua española, y embridándonos con ellos en un mestizaje integrador.

Ahora, que somos un simple remedo de lo que fuimos, con una población  envejecida, casi un geriátrico, lógicamente queremos que los que vengan a vivir con nosotros, no de nosotros, respeten nuestros usos y costumbres, tradiciones, y Derecho.

¿Es pedir mucho…?

Creo que no.

Ya lo dice el  refrán: dónde quiera que fueres, haz lo que vieres.

Pero Sánchez y sus secuaces, la banda de “socialistos” del partido sanchista, los comunistas de Podemos, los separatistas catalanes y vascos, etc., nos están volviendo racistas, pues hoy por hoy, tiene más derechos un extranjero que un español de cuarta generación (que es lo que había que acreditar, como limpieza de sangre, para poder obtener la hidalguía, es decir, la nobleza).

¿Cómo es posible que un okupa le dé una patada a la puerta de tu casa, se instale allí, y tú tengas que ir al juzgado para poder desahuciarte, después de haber conseguido tener esa propiedad, después de décadas de trabajo y ahorro…?

Y, ¿por qué las ayudas sociales van más a extranjeros que a los españoles de origen, de forma que tienen prioridad para todo, mientras que los españoles de origen, que somos los que mantenemos nuestro escuálido  Estado de Bienestar, somos consideramos ciudadanos de segunda?

Los nativos, con nuestras virtudes y defectos, somos los que hemos levantado España, la hemos servido, mediante el  servicio militar obligatorio, hemos pagado impuestos y cotizado a la seguridad social durante décadas, para que “otros” vengan a disfrutar de todo ese patrimonio acumulado,  con nuestro esfuerzo.

Ayer leí que hemos pasado de los cuarenta y ocho millones doscientos mil extranjeros, registrados, que previsiblemente habrá varios cientos de miles más.

Pero tal es el  descontrol administrativa, y la entrada de auto invitados, por tierra, mar y aire, que nadie sabe, o quiere decir, cuantos millones de extranjeros hay en España, muchos de ellos ya nacionalizados, pues somos uno de los países del mundo dónde más fácil es adquirir la nacionalidad…

Y una nación que no se respeta a sí misma,  no  conseguirá que la respete nadie.

¡Gracias, Pedro Sánchez, por llevarnos a la  miseria, generando inseguridad y toda clase de delitos en nuestras calles!

Te estamos muy agradecidos, y lo demostraremos el día 28, si Dios quiere.

https://www.graueditores.com


7 respuestas a «Los españoles no somos racistas, pero Pedro Sánchez y los comunistas nos están obligando a serlo»

  1. Si la sociedad en masa no se mete en la cabeza de una vez que tenemos en el poder a una mafia de hijos de puta criminales degenerados, asesinos y antiespañoles que no sirven a los intereses de sus nacionales sino a unos psicópatas globalistas genocidas masónico-satánicos, y que lo único que podemos hacer es levantarnos en masa contra ellos, o en breve no habrá vuelta atrás. Esto no pasa por las urnas, ya sabemos que son todos la misma mierda, unos a calzón quitado sin el menor pudor, otros más despacio y con más disimulo.

  2. Pienso lo mismo que usted, señor Grau.
    Esta banda de inútiles e incompetentes piensan que el feminismo nació con ellos, que las libertades nacieron con ellos (cuando, simplemente, las han heredado), etc.
    Y no respetan ningún derecho de los demás, desde derechos fundamentales, asesinando a niños y ancianos indefensos, hasta el derecho de propiedad, ocupando casas ajenas o, simplemente, el derecho a opinar lo que creamos conveniente.
    Creo que dentro de poco nos prohibirán que pidamos pensar…

  3. Creo que es un problema de educación. Siempre hubo personas así, pero recuerdo en mi juventud que eran muy pocas y la gente a su alrededor, con la simple mirada de desaprobación les acallaban. Hoy se han sembrado extremismos de todo tipo y se ha descuidado la educación hasta extremos pasmosos. Y lo que antaño tendía a la calma espontáneamente, ahora por el contrario, induce a las masa a imitar esas conductas.
    Lo mismo sucede con otros tantos problemas, que siempre existieron, pero que hoy se alientan, so pretexto de rechazarlos, se magnifican, se retroalimentan en una sociedad adormecida y desorientada, en medio del relativismo, sembrado hasta la saciedad. Todo esto está en los Protocolos de 1900.

  4. Cada vez veo menos personas por las calles, y más zombies, sin carácter, sin personalidad, sin educación, sin formación…
    ¡Son los nuevos españolos, los botontos que, sin duda, apoyan a la PSOE y a Podemos!

  5. Sí. Espero con gran emoción al 28/5, es decir, mañana, darle la despedida más fuerte que se pueda. Nps está dejando tirados al abismo y bien colocados a los que vienen sabiendo que aquí hay «uno» que les acoge mejor que a los españoles de toda la vida.

  6. No se si será esta vez, pero en un momento dado dejarán que gobierne su antítesis liberal, y será para montar una buena, como lo de Atocha o peor, quizás con Marruecos o que se yo, y poder culparles; la marioneta de turno del PP hará como que lo siente, pero los que lo sentiremos seremos todos. La Marcha Verde se hizo con el gobierno de Franco, y con toda seguridad contra su voluntad, si es que aún la tenía. Es todo un teatrillo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad