Los extremos se tocan: el marxismo capitalista

Parece mentira, pero es verdad: los extremos se tocan o terminan tocándose. La simbiósis entre marxismo y capitalismo, teóricamente enemigos acérrimos, está cada día más cerca.

La buena sintonia con la que las ideologías de izquierdas simpatizan con el capitalismo globalista nos ha atrapado… Las izquierdas y el capitalismo se han aliado.

Las izquierdas han renunciado al proceso revolucionario, lo han sustituido por los procesos de ingeniería social, pero conservan sus objetivos y han encontrado un gran aliado en el capitalismo globalista de Soros y otros como él….

Es algo asi como si hubieran asumido la vía lenta del Marxismo… Marx decía que el final de el Capitalismo es el Comunismo, y ellos, los comunistas antiguos, solo estaban anticipando el resultado natural a través de un proceso revolucionario….; pues los actuales lo han hecho suyo y ahora ya no pretenden la anticipación revolucionaria si no solamente acelerar un poco el proceso histórico a través de la implementación de políticas de ingeniería social que destruya la familia, la Fé, y todas las demás cosas que arraigan al individuo, le dan una identidad propia y le ubican en el tiempo y en el espacio…

Nos han atrapado entre dos muros convergentes y a medida que avanzamos cada vez se estrechan más…

 


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*