Los obispos, todos, se suman a la destrucción de España

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española se ha posicionado públicamente en favor del «indultazo», al tiempo que avalan explícitamente lo declarado por la Conferencia Episcopal Tarraconense hace unos días. Sobre el particular, tanto en su forma como en su fondo, hay que dejar constancia para la posteridad, para que nadie se engañe ya más, de lo siguiente:

  • Han estado esperando agazapados a que los indultos fueran un hecho –ellos mismos lo dicen–, ergo la acción, y el momento elegido lo han sido con premeditación y alevosía.
  • El lenguaje utilizado es el mismo al que nos tienen acostumbrados desde hace décadas: ladino, eufemístico, torticero, engañoso, resbaladizo, buenista, empalagoso, blandengue, meapilas y chupacirios, es decir, todo menos evangélico, pues nada más claro, directo y contundente que las palabras de Ntro. Señor.
  • Cuando hablan de los «obispos de Cataluña» se refieren en realidad, aunque no la nombran, a la Conferencia Episcopal Tarraconense (CET), formada ilegalmente por los obispos de Cataluña, que fue la que se posicionó hace unos días en el mismo sentido, pero claro, es que tienen un problema porque dicha «CET» es ilegal al no estar reconocida por la Santa Sede, por lo que no pueden mentarla como tal y lo saben, no obstante no se cortan en respaldar su nota, es decir, que los obispos están reconociendo de facto a esa CET, o sea, reconocen lo que hoy por hoy el Vaticano no, así pues, los obispos se colocan en desobediencia al Papa. ¿Ven un ejemplo el engaño del leguaje utilizado? Más aún: con ello avalan la división de la Iglesia, hasta el momento española, y de la propia Conferencia Episcopal Española. Y más también: avalan la destrucción de la Fe que el separatismo a inyectado en Cataluña al convertirse en religión suplantando a la única verdadera. Avalan todos los escándalos protagonizados por tantos clérigos en Cataluña sin que nadie les haya puesto nunca coto. Ahora se explica tanto silencio durante tantos años. Dividir es característica del Diablo.
  • Militantes del PSOE y del PCE fusilando al Sagrado Corazón de Jesús en 1936

    Se meten en política, opinan sobre algo que nada tiene que ver con sus funciones religiosas o eclesiásticas, ni menos aún con sus responsabilidades, invaden el territorio del Estado. Para esto sí, para otra cosas no. Luego que no digan.

  • Se posicionan a favor de una medida rechazada por todas las instancias jurídicas, se saltan el ordenamiento judicial, la ley vigente. ¿Qué pasa si los recursos contra el «indultazo» prosperan, como muy probablemente será ya que no reúne las condiciones mínimas exigidas por la ley que ampara dicha medida de gracia? Entonces los obispos habrán avalado una acción ilegal.
  • El «indultazo» es una jugada manifiestamente política, politizada, de un dictador, Sánchez, y de un partido, el PSOE, de marcada y acreditada historia criminal, especialmente anticatólica, por lo que los obispos se alían con los enemigos saculares de la Iglesia, ergo, la están traicionando; a ella y a tantos mártires como constan precisamente en España y de no hace tanto.
  • Mons. Argüello, Secretario CEE

    Con su posicionamiento, han provocado el escándalo a una muy importante parte de los fieles a los que deben pastorear, escándalo que es el peor y más grave de los anexos que cualquier pecado puede conllevar. Son pues lobos con piel de cordero, pastores que dispersan y sal sosa.

  • ¿Qué otra cosa se podía esperar de Argüello, evidente marxista-leninista desde su juventud, de Blázquez, de Omella, etc., cuyas infames trayectorias conocemos desde hace mucho. Está también claro que ha llegado su momento tan esperado de destruir España y lo saben.
  • No les quepa la menor duda de que ningún obispo sacará los pies del trasto, o sea, renegará pública y claramente de dicha posición, porque es el corporativismo, vicio opuesto a la virtud del compañerismo, uno de los muchos males que aquejan a nuestros obispos, sacerdotes y religiosos. Así, quien calla, otorga, por mucho que se llame Reig Pla, Munilla, Sanz Montes o… y para de contar si es que había algo que contar.
  • Con su alianza con los que persiguen la destrucción de la Patria, pecan gravemente contra el cuarto mandamiento; máxime en el caso de España, cuyo fundamento e historia son la Iglesia a la cual, en esta tierra de María, van también a destruir, pues una cosa llevará a la otra.

El hecho es gravísimo y definitivo. Traerá sus consecuencias también espirituales. Tendrán que dar cuenta de semejante barbaridad. Allá ellos. Por nuestra parte hace ya años que ayudamos a la Iglesia dando al cura que mejor consideramos directamente y en metálico el 0,7 por ciento de nuestra declaración. También hace ya años que hemos dejado a los curas sólo y únicamente para los Sacramentos. Allá ellos. Y llegado el caso, si llegara, esta  vez no íbamos defenderles.


10 respuestas a «Los obispos, todos, se suman a la destrucción de España»

  1. ¿De qué se puede dialogar, monseñor Argüello, con los separatistas catalanes (con los vascos sería exactamente igual), si estos son decididos partidarios de no dialogar de nada que no sea avanzar en el «Procés», esto es, en el proceso irreversible e inapelable hacia la independencia de Cataluña? Fuera de este asunto, no les interesa particularmente nada, yo diría que ni siquiera los triunfos del Barça.

    A los separatistas catalanes (al igual que a los vascos, canarios, gallegos o «toledanos», si los hubiera) les importa un pimiento el diálogo, la razón, el bien domún, el respeto a la unidad y la historia de España… Les importa un comino que la historia de lo que actualmente es Cataluña y antaño fue un condado o lo que fuera, siempre (y siempre es siempre) haya ido pareja a la de España. Ni tampoco les importa que por el efecto tóxico, maléfico e intrínsecamente perverso que ejercen las doctrinas independentistas en las sociedades que «okupan», las iglesias se hayan ido vaciando, junto con los seminarios, noviciados… Por razones obvias: la idolatría hija del nacionalismo excluyente y exacerbado acaba convirtiéndose en una suerte de credo, de «religión» alternativa a la única religión verdadera.

    Obran como los psicópatas y los narcisistas malignos: solo desean salirse con la suya, imponerse al otro, al precio que sea, utilizando para ello toda suerte de trampas, juego sucio, acoso, técnicas de manipulación y derribo…

    Salvo en las bitácoras progrecatólicas, en que aplauden el separatismo porque aplauden todo aquello que sea contrario al Magisterio bimilenario de la Iglesia (aborto, divorcio, feminismo supremacista, falso ecumenismo, irenismo, relativismo moral, ideología de géner, marxismo cultural…), en el resto de bitácoras que informan y forman sobre la actualidad de la Iglesia desde un deseo de fidelidad a ella esposa del Esposo, hay un clamor de articulistas y foristas que acusan a los obispos españoles de ser oportunistas, acomodaticios, tibios, cobardes, mundanos; vamos, de que han caído en la apostasía.

    ¡Cómo está la Iglesia, madre mía!, haciendo agua por todas partes y como a la deriva, como barco sin timón ni timonel en medio del temporal. ¿Será que se están cumpliendo las profecías que anuncian el final de los tiempos, la Parusía próxima: cfr., por ejemplo, 2 Corintios 2, 1-17?

    El Señor y la Virgen Santísima nos asistan en todo momento.

  2. Así es, desgraciadamente.
    Solo el arzobispo de Toledo y el ordinario de Oviedo han mostrado una suave oposición: nada de mentar el 4º Mandamiento, La Patria, ni siquiera el respeto al ordenamiento legal.
    https://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=40883#formComentario
    https://www.elnacional.cat/es/politica/conferencia-episcopal-arzobispo-toledo-cuestiona-indultos_623306_102.html
    Es decir, mayoritariamente son del Mundo, cosa que han demostrado sobradamente cerrando templos en plandemia, negando la extremaunción, la confesión, la comunión, el cumplimiento pascual y, ahora, en la práctica, la comunión en la boca en la mayoría de los templos. Han mirado a otro lado con el aborto(s), divorcio, reproducción artificial, perversión de costumbres, robo, etc, etc.
    ¿Alguno ha tenido una multa o arresto? ¿Alguna diócesis u organización eclesial ha pleiteado?
    ¿Alguno se ha opuesto a «amoris laetitia», pachamamas y similares aberraciones?
    Claramente: la Iglesia en España está oficialmente muerta
    Dee

    1. ¿Usted cree…?
      En el régimen franquista, los eclesiásticos estaban eximidos de realizar el servicio militar.
      En las postrimerías del régimen, creo que se les suprimió ese privilegio, pero pasaban a ayudar a los capellanes castrenses etc., con lo cual disfrutaban de un «servicio militar2 muy cómodo y relajado.
      * (De cualquier forma, y cómo yo no pase de soldado escribiendo, y me consta que este diario es leído por generales, y numerosos jefes y oficiales, estoy seguro de que alguno podrá precisar y concvretar muchomejor que yo este asunto, si a bien lo tiene).
      Gracias anticipadas por la información, en su caso.

  3. El suceso da para hablar largo y tendido, yo me voy a limitar a hablar de un solo aspecto, de la actitud de los prelados desde el punto de vista de la Justicia como virtud cristiana.
    Estos obispos no se están posicionando a favor de los justos sino de los tunantes, porque estos elementos del separatismo catalán si por algo se caracterizan es por la prepotencia y la chulería con las que se las gastan-

    Estos obispos no se están posicionando con los humildes ni con los pacíficos, porque estos tíos, han destrozado los vehículos de la Guardia civil (la basura de Guardias carentes de ninguna moral militar que se han dejado tomar los vehículos sin oponer resistencia, es ya otra cuestión, y de esas cobardías y otras muchas estamos donde estamos), se han enfrentado a las Fuerzas de Orden Público a los que sólo les ha faltado llevar como medios antidisturbios algodón de azúcar de esos que venden en las ferias, (porque por lo vista la policía en España solo se emplea a fondo cuando hay falangistas de por medio, o cristianos tratando de evitar que arranquen una cruz o mujeres que quieren entrar a misa al Valle de los Caídos, si no, no), han incendiado la ciudad de Barcelona aprovechando la impunidad de la que gozan y la miseria moral y profesional de los mandos policiales que toleran tal impunidad, y han saqueado tiendas , quemado antibuses, arrancado el pavimento y dilapidado a las fuerzas del orden. Y a estos canallas que son la violencia y la impunidad personificadas, a estos los obispos los han blanqueado con su proclama. ¿Dónde quedó aquello que el Cristianismo era una religión de paz?, posicionándose con los violentos.

    Estos obispos no se posicionan con los oprimidos sino con los opresores porque en Cataluña los oprimidos son los que sufren las represalias por ser y sentirse españoles, por querer hablar, estudiar, educarse y expresarse en la lengua materna que es el Español y los persdiguen los insultan los discriminan, les cierran las puertas de la Función Pública etc. etc. y los Obispos que deberían estar del lado de los oprimidos, aunque sólo fuera por razones de Justicia cristiana, sin embargo se han situado de parte de los agresores y abusadores, lo que da idea de dos cosas, lo alejada que está la cúpula de la Iglesia de las virtudes y de los valores cristianos, y de la vileza moral para ser tan miserables y caer tan bajo. Los obispos rojos han cambiado el sentido de la parábola del buen samaritano, ahora el magisterio no es detenerse y ayudar al viajero herido y tendido en el suelo y llevarlo a la posada y dejar pagada su estancia para que se restablezca, sino que el magisterio de estos obispos rojos es acercarse al viajero malherido para robarle la cartera y las sandalias, y dejarlo allí tirado después de desvalijarle.

    Estos obispos se posicionan también con los antiDios, porque todos estos separatistas son militantemente anticristianos, lo fueron en el golpe de Estado de octubre de 1934, lo fueron en los años de Terror de la guerra de 1936 cuando las autoridades rojo-separatistas se dieron a la caza del cura, de las monjas, de las catequistas y colaboradoras parroquiales, y los asesinaron a mansalva, desde el Obispo de Barcelona D Manuel Irurita (asesinado el 3/diciembre/1936 junto a las personas que lo tenían recogido en su casa), o mejor dicho los obispos en plural porque fueron asesinados 13 obispos, 4 de los cuales en Cataluña, porque además del de Barcelona fue asesinado el Obispo de Tarragona, D. Manuel Borrás Ferré, (mutilado y quemado en un descampado el 12 de agosto de 1936 cerca de Coll de Lilla), el Obispo de Lérida D. Salvio Huix Miralpeix, y el Obispo de Teruel D. Anselmo Polanco que fue asesinado en Gerona en 1939 antes de pasar la frontera sus captores huyendo que lo tenían prisionero desde la toma de Teruel en 1937. Como decía, fueron asesinados desde los obispos hasta los monaguillos o colaboradores parroquiales más humildes. Especialmente sangrante es el caso de los casi 300 maristas que se hallaban escondidos en casas particulares de Barcelona y los Superiores de la congregación en Francia pactaron con Luis Companys, presidnete de la Generalidad Catalana y con su Ministro (Conseller) de Hacienda J. Tarradellas el pago de un fabuloso rescate a cambio de que los dejaran embarcar en el puerto de Barcelona y los dejaran marchar a Marsella. Los Superiores de los Maristas pagaron el rescate, y cuando los sacerdotes maristas salieron de sus escondites y se concentraron en el barco del Puerto de Barcelona señalado al efecto, las autoridades separatistas incumplieron lo pactado ya con el dinero del rescate en su poder y asesinaron a los maristas. Con los herederos de estos canallas es con los que el Sr. Arguelles Secretario General de la Conferencia Episcopal se ha posicionado, de lo que tendrá que dar cuentas ante Dios en su momento por mucho que pueda distraer la Justicia terrenal dada la situación de ruina moral e institucional en la que se encuentra España. Y este tremendo holocausto cristiano de 1936, se puede volver a repetir porque este indulto va y contribuye en esa dirección. Si los sacerdotes y obispos asesinados levantaran la cabeza y vieran que los nuevos obispos están aliados con los que fueron sus asesinos, no darían crédito. Tampoco lo darán, tal como están evolucionando las cosas, los futuros mártires y las futuras víctimas de estos asesinos cuando se vuelva a levantar la caza del católico y del catequista, y los maten como a conejos. Algunos se van a dar de bruces con la cruda realidad de las hordas rojas.

    Estos obispos se posicionan también con los partidos políticos de ideología anticristiana, tanto los separatistas como los podemitas de Ada Colau y demás apoyos del Gobierno como los socialistas las políticas públicas que ponen en marcha son políticas ateas de abierta hostilidad hacia Dios y los valores cristianos. La Moral Católica es objeto de mofa pública de estas instancias. Recordemos el escándalo del video de perversión sexual de niños llamado «Sugar baby love», que se hizo y se financió desde la Consejería de Sanidad cuya titular era la socialista Marina Geli i Fàbrega , miembro de la «Crida Nacional per la República», en los Gobiernos de Maragall y José Montilla.
    No me extraña que la iglesia roja actual esté llena de sodomitas y de abusadores, porque la ideología de toda esta gente es la antítesis del verdadero Cristianismo y de la moral cristiana que no se basa en la genitalidad, ni en la degeneración y la hipersexualización de todo, sino justamente en todo lo contrario, la moral, el decoro, la honestidad, y la rectitud.

    Estos obispos se posicionan también con la falta de equidad y la injusticia que supone que hay mucha gente en España cumpliendo condena por delitos de una peligrosidad social muy inferior a la de un golpe de estado separatista que si no fue a más es porque el Gobierno y las Fuerzas del Orden cedieron y se bajaron los pantalones hasta los tobillos (como fue el caso de los Guardias civiles expulsados y perseguidos en varios pueblos de Gerona) para evitar que hubiera muertos, y sin embargo para estos delincuentes de extracción baja, que no forman parte de ningún Lobby ni de ningún entramado para destruir a España, nadie se acuerda de ellos, ni hay perdón que valga, ni si los violan o los agreden otros presos, nadie los ampara en nada, empezando por los Jueces de Vigilancia penitenciaria, y estos obispos de quienes se acuerdan es de estos presos señoritos, que han estado a cuerpo de rey en la cárcel desde el primer día, gozando de toda clase de privilegios mientras que los presos corrientes con cuentan para nadie, porque no tiene padrinos poderosos como los separatistas.

    Estos obispos se posicionan también con los fariseos y los hipócritas, porque el Gobierno habla de magnanimidad y de generosidad de forma falsa, porque se trata de esta gente que son los que le sostienen a él en el poder, pero que esta generosidad, esa reconciliación y esa magnanimidad se demuestra que es una farsa en otras actuaciones como la profanación del Valle de los Caídos y la tumba de Franco, la retirada revanchista de estatuas y hasta de los nombres de las calles, las leyes para tipificar como delito decir la verdad, el arranque de cruces de los caídos , la negación de la tutela judicial efectiva a los franquistas y tantos y tantos ejemplos de sectarismo. Da que pensar que los obispos blanqueen este fariseísmo, en contra de los verdaderos valores de la Religión Cristiana.

    Y podríamos seguir y seguir analizando la actitud intrínsecamente inmoral del posicionamiento de los obispos en este tema.

    En el famoso «Proceso de Burgos» contra una serie de etarras que habían cometido asesinatos en los últimos años del Franquismo, no recuerdo si 3 ó 4 terroristas eran clérigos. Franco en uno de sus errores (de él o de sus colaboradores traidores porque a Franco en los últimos años se le ocultaban muchas cosas) conmutó la pena de muerte a todos ellos menos a 5. A los clérigos se las conmutó a todos. Fue un error garrafal tal conmutación general pero en el caso de los clérigos creo que el error fue más allá de un mero error, fue una tremenda injusticia porque los clérigos lejos de ser «menos responsables» eran moralmente más porque a ellos por su condición de religiosos les era exigible un plus de moralidad y de virtud y tuvieron que recorrer más trayecto de amoralidad desde la virtud cristiana hasta el terrorismo que un terrorista común. Yo no lo veré, ni por edad ni por supervivencia, pero los que sobrevivan si España se salva espero que no caigan en el mismo error del Franquismo de exigir menos a los que habría que haber exigido más, empezando por el propio Tarancón que vivió en impunidad cuando tendría que haber rendido cuentas en el ámbito penal por su conducta. De aquellos polvos de impunidad vienen estos lodos que venimos padeciendo desde hace 45 años.

  4. Los separatistas, tienen sus peones, colocados en todas partes, desde hace muchos años, entonces las noticias, están enfocadas para que parezca que todo es su relato, es decir , ocultar la realidad, el informe del supremo es claro, los indultos atentan contra la unidad de España, y el estado como se conoce, el Rey ha firmado , conscientemente esta traición, pero no nos engañemos, no hay mal que por bien no venga, la situación es insostenible, la partidocracia del 78 es el origen de esta situación gravísima, que Dios nos coja confesados.-

  5. No tengo claro que «todos»:
    * El Arzobispo de Oviedo se ha manifestado en contra.
    * Y en algunos medios he leído que también el Cardenal Arzobispo de Toledo, y Primado de las Españas (pronto, Ex Españas).
    De cualquier forma, «nuestros» Obispos, en términos generales, dejan mucho que desear…

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad